CIRCULAR EXTERNA 4 DE 1988 

La Superintendencia de Sociedades ha considerado necesario emprender una política preventiva en materia de inspección y vigilancia, con miras a evitar comportamientos que puedan inducir a error sobre la verdadera actividad de las sociedades comerciales. Por lo anterior y para dar aplicación al artículo 606 del Código de Comercio, la entidad no otorgará permiso de funcionamiento a sociedades cuyos nombres sugieran comportamientos financieros.

Es decir que en aquellos casos en que, por vía de ejemplo, se incluya la palabra financiera, esta superintendencia se abstendrá de otorgar el permiso para funcionar (obviamente que con excepción de las sociedades de leasing, art. 1º, lit. d) del D. 2059/81).

Con relación a los objetos sociales, me permito recordarles que el artículo 110 ordinal 4º del Código de Comercio es enfático en cuanto a que el objeto de las compañías debe pactarse “haciendo una enunciación clara y completa de sus actividades principales”.

También deben tener presente la ineficacia de las estipulaciones en las que dichos objetos se extiendan a actividades enunciadas en forma indeterminada. En ese orden de ideas y atendiendo el mandato del artículo 266 del Código de Comercio en virtud del cual la entidad debe vigilar que las sociedades en su formación y funcionamiento se ajusten a la ley, verificará que las cláusulas del objeto social cumplan estrictamente con los lineamientos legales.

Igualmente, a las sociedades comerciales que vengan funcionando con los nombres objeto de esta circular o que tengan pactado dentro de sus actividades principales comportamientos no claros ni completos, se les dará en cada caso un plazo para que dentro del mismo se ajusten a los términos del ordinal 4º del artículo 110 del Código de Comercio.

Este pronunciamiento tiene por objeto informarles de la necesidad de realizar una política preventiva en materia de inspección y vigilancia utilizando los mecanismos que nos brinda la ley, para lo cual se adoptarán las medidas que se estimen convenientes.

Con la política preventiva, buscamos que las sociedades comerciales vigiladas no actúen poniendo en peligro los intereses de terceros y que nuestros permisos de funcionamiento no sirvan para aparentar un marco de legalidad a comportamientos, que como los financieros, deben estar sometidos a un régimen especial.

___________________________________