RESOLUCIÓN 3333 DE 1991 

(Diciembre 6)

"Por medio de la cual se establece el procedimiento relativo al tránsito aduanero''''.

El Director General de Aduanas,

en uso de las facultades conferidas por el artículo 3º literal e) del Decreto 2649 de 1988, y en concordancia con lo previsto en el Decreto 2402 de 1991, imparte las siguientes instrucciones:

CAPÍTULO I

Tránsito aduanero

1. Definiciones. Para efectos de la presente resolución se utilizarán las siguientes definiciones:

Aduana de ingreso: Es aquella por la que entran mercancías al territorio aduanero colombiano procedentes de otros países o de zonas francas industriales.

Aduana de salida: Es aquella por la que salen mercancías del territorio aduanero colombiano a otros países.

Declarante: Cualquier persona que pueda demostrar el derecho a disponer de la mercancía, tal como el consignante o consignador, transportista, consignatario o destinatario y agente de aduanas.

Carga a granel: Toda carga sólida, líquida o gaseosa, transportada en forma masiva, homogénea, sin empaque, cuya manipulación usual no deba realizarse por unidades.

2. Características de la garantía. Las garantías se constituirán por la finalización del régimen y/o para asegurar el valor de los derechos de importación y demás impuestos comprometidos.

2.1 Garantía por finalización del régimen. Toda mercancía que se movilice en tránsito en el territorio aduanero colombiano, en vehículos de compañías de transporte no inscritas ante la Dirección General de Aduanas, deberá estar amparada por una garantía constituida conforme a lo establecido en el artículo 288 del Decreto 2666 de 1984, teniendo en cuenta adicionalmente las siguientes condiciones:

Clase: global o específica

Tipo: Bancaria, de compañía de seguros o prenda industrial sobre el medio de transporte. Monto: 35% del valor de la mercancía.

Término: quince (15) días.

2.2. Garantía por los derechos de importación y demás impuestos suspendidos. Cuando las mercancías, unidades de carga y/o unidades de transporte no puedan ser precintadas o selladas, o cuando no vayan custodiadas por funcionarios aduaneros, deberá constituirse garantía conforme a lo establecido en el artículo 288 del Decreto 2666 de 1984, teniendo en cuenta además las siguientes condiciones:

Clase: global o específica.

Tipo: Bancaria, de compañía de seguros o prenda industrial sobre el medio de transporte.

Monto: 100% del valor de los derechos de importación y demás impuestos suspendidos.

Término: Quince (15) días.

2.3. Garantía para tránsito procedente de los Países Miembros de la Junta del Acuerdo de Cartagena. Cuando se trate de tránsito procedente de Países Miembros de la Junta del Acuerdo de Cartagena, la garantía será la establecida por el artículo 47 de la Decisión 257 de la Comisión de la Junta del Acuerdo de Cartagena, o de la norma que la reglamente o modifique.

En los casos en los cuales se constituya garantía global, cada aduana deberá establecer un mecanismo de control que asegure que la suma de las operaciones garantizadas no exceda el valor total asegurado.

Una vez terminado el régimen, se procederá a cancelar la garantía de conformidad con las normas establecidas para tal propósito.

3. Trámite en la aduana de partida

3.1. Presentación de la declaración. El declarante presentará ante la división operativa de la aduana de partida, personalmente o por intermedio de un auxiliar debidamente registrado ante dicha jefatura, la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA), en formato impreso por él, de acuerdo con el modelo y especificaciones que se presentan en el Anexo 1 de la presente resolución.

La Declaración de Tránsito Aduanero (DTA) se presentará acompañada de los siguientes documentos:

a) Copia del documento de transporte (guía aérea, conocimiento de embarque o carta de porte internacional), debidamente endosado al declarante;

b) Factura comercial o proforma que señale valor y naturaleza de la mercancía.

Este documento no se exigirá en los casos en los cuales el tránsito se realice en vehículos de compañías de transporte autorizadas por la Dirección General de Aduanas.

Así mismo, cuando vengan consignadas mercancías a varios destinatarios, al amparo de un mismo contrato de transporte, no se exigirán las facturas, siempre y cuando el tránsito se realice en vehículos de compañías de transporte autorizadas por la Dirección General de Aduanas;

c) Copia o fotocopia autenticada de la garantía, en los casos en que se requiera;

d) Vistos buenos, permisos previos, certificados, etc., en aquellos casos en que se requiera por razones de seguridad, sanidad, o naturaleza del producto, y

e) Certificación de una empresa transportadora inscrita ante la Dirección General de Aduanas en la que conste que el transporte se hará bajo su responsabilidad.

3.2. Radicación de la declaración. La división operativa de cada aduana dispondrá un libro radicador, a efectos de llevar el control de las operaciones de tránsito que se autoricen y de la finalización del régimen.

Para el efecto, el libro deberá contener mínimo los siguientes datos:

— Número y fecha de radicación de la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA).

— Número y fecha de aceptación de la Declaración de Tránsito

Aduanero (DTA).

— Número y fecha del manifiesto de carga.

Nombre del declarante.

— Cantidad y clase de mercancías.

— Descripción de la mercancía.

— Fecha de autorización del tránsito.

— Garantía, clase e identificación.

— Fecha de cancelación del régimen.

3.3. Comprobación de la solicitud. La división operativa de la aduana de partida revisará de inmediato, máximo dentro del día hábil siguiente, la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA) efectuando las siguientes verificaciones:

a) Constatar que la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA) este correctamente diligenciada, conforme con las instrucciones que se presentan en el Anexo Nº 1, y que se fundamente en la información de los documentos anexos;

b) Revisar que las mercancías no tengan prohibido el tránsito por razones de seguridad, públicas, ambientales, sanitarias u otras, conforme con las normas vigentes. En caso de ser así no se tramitará la solicitud y se dará aviso de inmediato al administrador o jefe regional de la aduana para que adopte las medidas a que haya lugar;

c) Constatar si las mercancías para las que se solicita tránsito están sometidas a vistos buenos previos o autorizaciones, de acuerdo con lo establecido por los Ministerios de Salud, Agricultura, Defensa, etc., caso en el cual deberá comprobarse que el declarante haya adjuntado la correspondiente autorización expedida por la autoridad competente;

d) Verificar que las empresas transportadoras con las cuales se va a realizar el tránsito estén inscritas ante la subdirección operativa de la Dirección General de Aduanas, conforme a los requisitos establecidos en el Anexo 2 de la presente resolución.

Para el efecto, la subdirección operativa remitirá periódicamente los listados actualizados de las compañías de transporte autorizadas.

Las empresas que a la fecha cuenten con inscripción vigente, serán homologadas previa constitución de la garantía establecida en el Anexo 2 de la presente resolución, para lo cual contarán con un plazo de treinta (30) días;

(Nota: El anexo 2 literal d) del numeral 3.3. de la presente resolución, fué modificado por la Resolución 1676 de 1994 artículo 1º de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

e) Comprobar que la garantía este constituida conforme a lo establecido en el numeral 2 del Capítulo 1 de la presente resolución.

Cuando se trate de vehículos constituidos en prenda de garantía, en los casos en los cuales el declarante sea el transportador, deberá verificar que las empresas estén debidamente inscritas y autorizadas por la Dirección General de Aduanas, de acuerdo a los listados que para tal efecto se suministrarán, y

f) Constatar la identidad del declarante.

Si encuentra de conformidad las verificaciones anteriores, el funcionario encargado procederá a asignar número y fecha de aceptación de la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA), ratificando la actuación con su firma y sello en la casilla No 26, y remitirá una copia a la sección de importaciones, grupo cancelación o quien haga sus veces, para efectos de control del manifiesto único de carga.

Si el comprobador encontrare inconsistencias, devolverá la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA) al solicitante anotando todas las observaciones del caso.

Una vez autorizado el tránsito, se llevará la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA) al depósito o lugar donde estuviere el cargamento, con el fin de que el funcionario asignado realice los trámites señalados en los numerales 3.4 y 3.5 del Capítulo 1 de la presente resolución.

Para efectos de agilizar el procedimiento la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA) podrá ser llevada directamente por el declarante.

3.4. Reconocimiento externo de los bultos o unidades de carga. El jefe de la división operativa asignará un funcionario para que constate el número de bultos, y haga reconocimiento externo de ellos, con el fin de estimar si existe correspondencia con lo declarado.

Si una vez realizado el reconocimiento el funcionario asignado concluye que no hay correspondencia con lo declarado, comunicará este hecho al jefe de la división operativa, con el propósito de que decida si procede el reconocimiento interno de la mercancía, en presencia del declarante o su representante.

Si realizada la verificación externa de los bultos o de las unidades de carga el funcionario asignado encuentra conformidad con lo declarado, procederá a colocar los precintos de acuerdo con lo establecido en el numeral 3.5 del Capítulo 1 de la presente resolución, y anotará en la casilla 25 de la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA), "reconocido externo conforme'''', ratificando la actuación con su firma y sello.

Igualmente, el funcionario asignado deberá revisar la unidad de carga con el propósito de determinar si se encuentra en las condiciones máximas de seguridad para realizar el tránsito aduanero.

De acuerdo con lo establecido en el Decreto 2402 de 1991, las mercancías en tránsito no serán aforadas por la aduana de partida; sin embargo, en los casos señalados a continuación el administrador o jefe regional de aduana ordenará que se practique aforo físico:

a) Cuando en la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA) no se identifique plenamente la mercancía;

b) Cuando la aduana tenga dudas de la fidelidad o corrección de la información suministrada en la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA), y

c) Cuando se haya presentado denuncia escrita que indique que existe alguna irregularidad de la mercancía.

Si el aforador concluye que existe conformidad con lo declarado, se continuará con el trámite del numeral 3.5 del Capítulo 1 de la presente resolución, dejando constancia de su actuación en la casilla 25 de la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA) o, el declarante podrá solicitar el despacho para consumo de las mercancías, si así lo considera necesario.

En caso contrario, se negará el tránsito y se ordenará la anulación de la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA).

3.5. Colocación de precintos. Toda mercancía, unidad de carga y/o unidad de transporte que se movilice en tránsito aduanero deberá ser precintada, salvo cuando no sea posible, debido a condiciones de peso, volumen, características especiales, tamaño de los bultos, etc., en cuyo caso el declarante deberá demostrar este hecho ante el administrador o jefe regional de la aduana de partida y solicitar por escrito la custodia de la mercancía, de acuerdo a la forma documental presentada en el Anexo 3 de la presente resolución, o constituir garantía por el valor de los derechos suspendidos.

Los precintos aduaneros deberán permanecer bajo control de la administración o jefatura regional de aduana, única entidad autorizada para su manejo y control. Su distribución se hará en forma gratuita.

Cuando se trate de mercancías, unidades de carga y/o unidades de transporte que requieran la utilización de precintos especiales, el administrador o jefe regional de aduana homologará los precintos suministrados por los usuarios siempre y cuando reúnan los requisitos exigidos para realizar las operaciones de tránsito aduanero, establecidos en el artículo 2º del Decreto 2402 de 1991.

Una vez efectuado el reconocimiento externo o cuando proceda el aforo físico, y la revisión de la unidad de carga, de acuerdo a lo estipulado en el numeral 3.4 del Capítulo 1 de la presente resolución, el funcionario aduanero encargado procederá a colocar los precintos, teniendo en cuenta las siguientes observaciones:

3.5.1. Inspeccionará la unidad de carga o bultos, con el fin de determinar el número de precintos que deberán ser colocados, teniendo en cuenta que se aseguren todas las puertas de acceso, de tal manera que garanticen el transporte de la mercancía en las condiciones máximas de seguridad.

3.5.2. Procederá a colocar los precintos, cerciorándose que queden debidamente asegurados, en forma tal que no puedan ser abiertos sin romperlos.

3.5.3. Anotará en la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA), los números preimpresos de los precintos homologados o aduaneros, colocados.

3.5.4. Una vez colocados los precintos, el funcionario asignado autorizará el tránsito de las mercancías hacia la aduana de destino o de salida.

3.6. Plazo. El tránsito deberá finalizarse dentro de los quince (15) días siguientes a la fecha de su autorización.

4. Continuación de viaje

4.1. Presentación documentos. Cuando las mercancías vengan de otro país al amparo de un contrato de transporte multimodal o de cualquier otro contrato de transporte, la aduana de ingreso permitirá la continuación del viaje con la presentación del documento de transporte en el que se señale la naturaleza de la mercancía y el lugar final de entrega.

Así mismo, deberá constituirse garantía conforme a lo establecido en el numeral 2º del capítulo 1 de la presente resolución.

4.2. Comprobación de los documentos. El funcionario encargado verificará que el documento de transporte multimodal o el documento de transporte, contengan los datos mínimos de identificación de las mercancías y el destino final de ellas y que la garantía se encuentre constituida en debida forma y vigente, y procederá a estampar sobre dicho documento el sello que certifique el ingreso de la mercancía al territorio aduanero colombiano.

El sello deberá colocarse en forma tal que no impida la visibilidad de la información del documento de transporte. En el Anexo 4 se presenta el diseño del mencionado sello.

El sello representará la autorización del tránsito por el territorio aduanero colombiano, y para todos los efectos hará las veces de la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA).

Cuando las mercancías provengan de Países Miembros de la Junta del Acuerdo de Cartagena, se aceptará la Declaración de Tránsito Aduanero Internacional (DTAI), y en consecuencia no se requerirá estampar el sello en el documento de transporte.

4.3. Verificación de precintos del exterior. Cuando exista continuación de viaje, la aduana de ingreso deberá verificar la unidad de carga y los precintos del exterior, realizando las siguientes actuaciones:

4.3.1. Comprobará que los números de identificación de la unidad de carga y de los precintos del exterior, correspondan con los anotados en el documento de transporte o en las Declaraciones de Tránsito Aduanero Internacional (DTAI).

4.3.2. Verificará en el documento de transporte o en otro documento, que los precintos hayan sido aceptados por la aduana o autoridad competente del país de procedencia.

4.3.3. Examinará que los precintos no muestren signos de alteración o violación y que presenten la suficiente seguridad.

Si existe conformidad en las anteriores verificaciones se aceptarán los precintos del exterior y se colocarán sus números en la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA), o en el sello estampado sobre el documento de transporte.

Si existe discrepancia, se ordenará la ruptura de los precintos y se procederá en la forma descrita en el numeral 3.5 del capítulo 1 de la presente resolución.

Si los precintos no ofrecen las condiciones de seguridad requeridas, se colocarán nuevos precintos, dejando constancia en la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA), o en el sello estampado sobre el documento de transporte.

5. Trámites en la aduana de salida del país.

Si se trata de tránsito internacional, una vez finalizado el trayecto de las mercancías dentro del territorio nacional, la aduana de salida luego de la constatación del estado de los precintos, procederá a hacer las observaciones respectivas o a manifestar su conformidad para la continuación del tránsito internacional mediante su firma y sello en la casilla correspondiente.

La división operativa de la aduana de salida del país deberá dar aviso vía fax, télex o por radiograma, al administrador o jefe regional de la aduana de partida o de ingreso, sobre la finalización del tránsito en el territorio aduanero colombiano.

6. Trámites en la aduana de destino

6.1. Presentación en la aduana de la mercancía en tránsito. Las mercancías en tránsito deberán ser presentadas en la aduana de destino dentro del plazo establecido, junto con los siguientes documentos:

— Declaración de Tránsito Aduanero (DTA), original, 2ª y 3ª copia.

— Documento de transporte.

6.2. Recepción de la mercancía. El funcionario asignado realizará las siguientes actuaciones:

— Verificará la correspondencia de los datos consignados en la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA) y los documentos anexos con los de la unidad de carga y/o medio de transporte.

— Examinará que los precintos aduaneros y las marcas de identificación estén intactos y que no presenten huella de alteración.

— Dispondrá el almacenamiento de las mercancías de conformidad con lo previsto en los capítulos VI, VII y VIII del Decreto 2666 de 1984 y demás normas vigentes sobre la materia.

— Avisará al administrador o jefe regional de la aduana de partida sobre la llegada de las mercancías, vía fax, télex o por radiograma.

7. Finalización del régimen. El régimen de tránsito aduanero se dará por finalizado en los casos previstos en el artículo 9º del Decreto 2402/91, modificatorio del artículo 119 del Decreto 2666 de 1984.

Una vez finalizado el régimen, el funcionario asignado entregará la tercera copia del formulario Declaración de Tránsito Aduanero (DTA) a la empresa transportadora, y la segunda copia original al declarante, el original será archivado en la aduana.

La tercera copia deberá conservarla la empresa transportadora por un lapso no inferior de cinco (5) años y podrá ser constatada por la aduana cuando a bien lo considere.

8. Cancelación de la garantía. La aduana de ingreso o de partida cancelará la garantía cuando se pruebe a satisfacción la terminación del régimen. En caso contrario, se hará efectiva dicha garantía, sin perjuicio de las demás sanciones que corresponda conforme a lo establecido en las normas aduaneras.

9. Otras disposiciones

9.1. Descargue directo. El administrador o jefe regional de aduana podrá permitir el descargue directo de mercancías del medio de transporte que las trajo al país, a los vehículos en que se realizará el tránsito aduanero.

9.2. Cambio de la unidad de transporte. En los casos de accidente o daños del vehículo, las mercancías amparadas por una Declaración de Tránsito Aduanero (DTA), o un contrato de transporte multimodal, podrán ser trasladadas a otra unidad de transporte, bajo la vigilancia de las autoridades aduaneras del país, sin que haya necesidad de extender una nueva declaración; sin embargo, cuando proceda, deberán colocarse nuevos precintos. De este hecho se dejará constancia en el documento respectivo.

9.3. Destrucción parcial. Cuando las mercancías transportadas bajo el régimen de tránsito aduanero se hayan destruido parcialmente por causa de fuerza mayor, caso fortuito o causa extraña, o se presenten faltantes por causas inherentes a su naturaleza, hechos que deberán demostrarse debidamente ante la administración de aduana bajo cuya jurisdicción se encuentren las mercancías, el declarante podrá solicitar que los restos de las mercancías destruidas se sometan a una de las siguientes modalidades:

a) Continuación del tránsito, si no se modifica la naturaleza de la mercancía;

b) Reexportación;

c) Despacho para consumo;

d) Abandono voluntario a favor de la Nación, siempre que el Fondo Rotatorio de Aduanas apruebe la recepción de la mercancía, y que la autorización este precedida del pago por parte del interesado, de los gastos que demande la disposición de los bienes, tales como los de almacenamiento y transporte, y

e) Destrucción bajo control de la aduana.

El administrador o jefe regional de la aduana bajo cuya jurisdicción se encuentre la mercancía ordenará la realización del aforo físico de las mercancías, con el fin de resolver lo pertinente.

9.4. Destrucción total. Cuando las mercancías transportadas bajo el régimen de tránsito aduanero se hayan destruido totalmente, deberá ponerse en conocimiento del administrador o jefe regional de la aduana de la jurisdicción, a más tardar dentro de los cinco (5) días calendario siguientes al hecho constitutivo de fuerza mayor, caso fortuito o causa extraña, debiendo acompañar a la comunicación certificación expedida por la policía vial, o de autoridad competente sobre la causa de la destrucción total de la mercancía.

El administrador o jefe regional de la aduana ordenará la realización del aforo físico de la mercancía destruida, con el fin de establecer sus características, estado de la misma, porcentaje de destrucción, peso y valor, y en general la situación en la cual quedaron los bienes.

Si el procedimiento anterior se realiza por aduana distinta de la de partida o de la de destino, dicha aduana deberá notificar, vía fax, télex, o por radiograma, de tal hecho tanto a la aduana de partida como a la de destino, y remitirá copia autenticada de la actuación del aforador para efectos del control de las garantías constituidas.

9.5. Despachos urgentes y de socorro. Las mercancías de despacho urgente y las de socorro, en tránsito, tendrán un trato preferencial y se atenderán con prioridad. Las mercancías de socorro no requerirán fianza ni documentos originales y los datos del documento de transporte serán prueba suficiente de tal condición. En el tránsito al interior la administración de la aduana de partida elaborará de oficio la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA).

CAPÍTULO II

Disposiciones finales

3.1. En cumplimiento de lo establecido en el artículo 14 numeral 2 del Decreto 2402 de 1991, la Dirección General de Aduanas homologará la habilitación del operador de transporte multimodal realizada por el Ministerio de Obras Públicas y Transporte o quien haga sus veces.

3.2. Las mercancías que se embarquen por aduana diferente a la de trámite (tránsito al exterior) se regirán por lo establecido en la Resolución 3492 del 24 de agosto de 1990, salvo en lo relacionado con el valor de los precintos, los cuales no serán cobrados al usuario. En consecuencia, las operaciones de tránsito al exterior sólo requerirán la presentación de la solicitud de autorización de embarque.

3.3. La autorización de tránsito no suspende los términos de almacenamiento ni los de presentación de la declaración.

3.4. Se prohíbe el tránsito de productos utilizables en el procesamiento de cocaína y demás sustancias sicotrópicas.

3.5. De conformidad con lo señalado en el artículo 6º del Decreto 2402 de 1991, la autoridad aduanera es la única competente para inspeccionar eventualmente la mercancía durante el desarrollo del tránsito y sólo en casos estrictamente necesarios. Cuando autoridad diferente requiera de su inspección deberá obtener autorización expresa del administrador o jefe regional de aduana de la jurisdicción donde se encuentre la mercancía, y contar con la presencia de un funcionario aduanero asignado por él.

3.6. Dentro de los cinco (5) primeros días de cada mes, las aduanas de partida y de destino, deberán rendir informe a la subdirección de infracciones, establecida por el Decreto 1644 de 1991, sobre los tránsitos aduaneros que se han autorizado y recibido. Esta dependencia deberá elaborar inmediatamente el informe consolidado de las mercancías que no hayan llegado a la aduana de destino con el fin de que se adelanten las correspondientes averiguaciones a través de la subdirección de investigación y represión del contrabando o de la subdirección de investigaciones aduaneras.

Esta resolución rige a partir de la fecha de su publicación y deroga las normas que le sean contrarias, en especial los artículos 1 al 13 inclusive, y 20 al 24 inclusive, de la Instrucción 02 de 1986.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., 6 de diciembre de 1991.