RESOLUCIÓN 1 DE 1991 

(Mayo 30)

El Comité Nacional de Cafeteros,

en uso de sus atribuciones y en especial las que le confiere la Ley 09 de 1991 y el Decreto 1173 del mismo año, y

CONSIDERANDO:

a) Que el Decreto 749 de 1990, modificatorio del artículo 10 del Decreto 1538 de 1986, autorizo la exportación de café tostado y molido;

b) Que de conformidad con el artículo 23 de la Ley 9ª de 1991, corresponde al Comité Nacional de Cafeteros dictar las medidas conducentes a garantizar la calidad de café de exportación, y a la Federación Nacional de Cafeteros vigilar el cumplimiento de estas medidas;

c) Que es necesario asegurar que el café tostado destinado a la exportación llegue al consumidor final conservando todas sus características de calidad,

RESUELVE:

ART. 1º—Para la elaboración de café tostado, molido o en grano, con destino a la exportación, únicamente se podrá utilizar como materia prima café fresco de calidad excelso.

ART. 2º—El fabricante de café tostado para exportación deberá contar con licencia sanitaria y de funcionamiento clase I actualizada, y cumplir además, con lo establecido en el Decreto 2333 de 1982 del Ministerio de Salud Pública y demás reglamentaciones establecidas en materia sanitaria.

ART. 3º—Cuando se trate de café tostado, molido o en grano que sea exportado para su distribución al detal, los empaques individuales deberán ser al vacío y garantizar la conservación de las características organolépticas originales de calidad, aroma, sabor y frescura por un período no menor de nueve (9) meses y su contenido de humedad no superior al tres por ciento (3%).

Cuando se trate de exportaciones de café tostado a granel, que no hagan necesario la utilización de empaques para el consumidor final al momento de la exportación, el producto sólo podrá ser exportado en grano sin moler y con empaques al vacío que garanticen igualmente la conservación adecuada de sus características organolépticas por un período no inferior a cuatro (4) meses. En estos casos, también se exigirá que la humedad sea menor o igual al tres por ciento (3%).

ART. 4º—Para hacer uso del logotipo de propiedad de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, los exportadores de café tostado, molido o en grano, deberán someterse a los criterios establecidos por dicha entidad y presentar el diseño y arte final de los empaques o recipientes a utilizar, así como los proyectos de promoción y publicidad del producto.

Por consiguiente, la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, se reserva el derecho de autorizar o no el uso de dicho logotipo, así como el uso de cualquier otro símbolo, marca o contramarca que ella tenga debidamente registradas, de acuerdo con las normas y procedimientos que sobre el particular viene aplicando la federación.

ART. 5º—La Federación Nacional de Cafeteros podrá verificar que el café tostado para su exportación en su prueba de taza, tenga el sabor característico del café excelso fresco y estar libre de sabores extraños, impurezas y defectos en el sabor o aroma, como moho, vinagre, fermento, sucio, producto químico y otros similares.

ART. 6º—La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia podrá verificar el cumplimiento de las normas sanitarias en las instalaciones de procesamiento; así mismo, controlará la calidad de la materia prima y del producto terminado en fábrica, bodegas, puertos y canales de distribución.

ART. 7º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su expedición y deroga todas las disposiciones que le sean contrarias.

Comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D. E., a 30 de mayo de 1991.

_________________________________________