Superintendencia de Industria y Comercio (Superindustria)

RESOLUCIÓN 1800 DE 1993 

(Octubre 25)

“Por la cual se dictan medidas sobre adquisición de bienes y prestación de servicios mediante sistemas de financiación”.

El Superintendente de Industria y Comercio,

en ejercicio de las facultades legales, en especial de las que le confieren los literales g y h del artículo 43 del Decreto-Ley 3466 de 1982 y

CONSIDERANDO

Primero: Que el literal g) del artículo 43 del Decreto-Ley 3466 de 1982 faculta a la Superintendencia de Industria y Comercio para establecer, según la naturaleza de los bienes y servicios, normas sobre plazos y otras condiciones que rijan como disposiciones de orden público en los contratos de adquisición de bienes y de prestación de servicios mediante sistemas de financiación o sometidos a la adquisición o prestación de otros bienes o servicios;

Segundo: Que corresponde a la Superintendencia de Industria y Comercio, de conformidad con el literal h) del artículo 43 del Decreto-Ley 3466 de 1982, ejercer el control y vigilancia de todas las personas naturales o jurídicas que vendan o presten servicios mediante sistemas de financiación o bajo la condición de la adquisición o prestación de otros bienes o servicios;

Tercero: Que el literal d) del artículo 43 del Decreto-Ley 3466 de 1982 faculta a la Superintendencia de Industria y Comercio para establecer, según la naturaleza de los bienes o servicios, si la fijación de precios máximos al público debe hacerse por el sistema de listas o en los bienes mismos;

Cuarto. Que con el propósito de garantizar la transparencia en las ventas de bienes o servicios que se realicen mediante sistemas de financiación así como una adecuada información al consumidor, se hace necesario establecer las condiciones mínimas bajo las cuales se celebrarán este tipo de transacciones,

RESUELVE:

ART. 1º—En los contratos de venta al detal de bienes muebles o de prestación de servicios mediante el sistema de plazos o instalamentos, los comerciantes podrán señalar libremente las tasas de interés que cobrarán a sus clientes, dentro de los límites establecidos por la ley para las operaciones mercantiles. En los porcentajes señalados se entienden incluidos los gastos por concepto de estudio de crédito y los costos de administración.

De igual forma podrán señalarse libremente las tasas de interés aplicables a los contratos de préstamo al consumidor sometidos a la condición de la adquisición o prestación de bienes o servicios, mediante sistemas de financiación y para las operaciones financiadas mediante el sistema de tarjetas de crédito emitidas directamente por entidades no financieras.

ART. 2º—En los contratos de compraventa a plazo o de prestación de servicio con pago diferido, se calcularán los intereses sobre el precio de contado menos la cuota inicial, si la hay.

ART. 3º—Con el propósito de que el público cuente con toda la información indispensable para tomar conscientemente sus decisiones de endeudamiento, en las mejores condiciones que ofrezca el mercado, los comerciantes destinatarios de la presente resolución deberán disponer, de manera permanente, de una cartelera o tablero, que se situará en los lugares de atención al público, en forma tal que atraiga su atención y resulte fácilmente legible. En la misma, deberán presentarse las tasas de interés que éstos cobren a sus clientes bajo la modalidad de tasas efectivas anuales, independientemente de la posibilidad de expresar su equivalencia en tasas nominales; así mismo, deberán consignarse los siguientes aspectos: precio de venta al público de cada uno de los bienes muebles que se expendan por el establecimiento bajo la modalidad de plazos o instalamentos, plazos que se otorgan, descuentos que se ofrezcan para cada bien en los casos en que se realice la venta de estricto contado, así come las promociones u ofertas especiales que realice de manera esporádica o habitual el establecimiento.

ART. 4º—Los contratos a que se refiere la presente resolución deberán constar por escrito y contener en detalle, además de los requisitos generales propios de su naturaleza, los siguientes:

1. Lugar y fecha de celebración del contrato;

2. Nombre o razón social y domicilio de las partes;

3. Descripción del bien o servicio, con las características necesarias para facilitar su identificación;

4. El precio de venta del bien o servicio al contado, así como los descuentos concedidos por cualquier concepto;

5. El valor de la cuota inicial y su forma de pago, o la constancia de haber sido cancelada;

6. El saldo del precio de lo vendido, o saldo que financia, con indicación del número de cuotas periódicas y su fecha de vencimiento;

7. La tasa de interés que se cobrará en la venta del bien o servicio, la cual no podrá variar durante el período de amortización;

8. La cuantía del valor de la financiación por el crédito concedido y la descripción clara de la fórmula utilizada para su cálculo, discriminando la tasa de interés aplicada;

9. La tasa de interés de mora, la cual deberá ajustarse a los límites indicados en el artículo 884 del Código de Comercio;

10. Si come medio de pago se extendieran títulos valores, deberá indicarse su número, valor y fecha de otorgamiento y vencimiento.

ART. 5º—Los intereses se causarán exclusivamente sobre los saldos insolutos del crédito concedido y su pago no podrá solicitarse por adelantado, es decir únicamente podrá exigirse por períodos vencidos.

La norma contenida en el presente artículo se aplicará mediante el sistema de cuotas uniformes de amortización gradual.

ART. 6º—En el evento en que se cancele anticipadamente el total de la deuda, se deben descontar para este pago los intereses pactados por financiación, del período restante.

ART. 7º—Cuando los intereses sobrepasen cualquiera de los montos a que se refiere la presente resolución, el acreedor perderá todos los intereses cobrados en exceso, remuneratorios, moratorios o ambos, según se trate, aumentados en un monto igual. En tales casos, el consumidor podrá solicitar la inmediata devolución de las sumas que haya cancelado por concepto de los respectivos intereses más una suma igual al exceso, a título de sanción.

PAR.—La Superintendencia de Industria y Comercio velará por que los comerciantes cumplan con entregar las sumas que, de conformidad con el presente artículo, deben devolverse.

ART. 8º—En todos los contratos de venta de bienes muebles y prestación de servicios mediante el sistema de financiación, excepción hecha de los relativos a vestuario, alimentos, toallas, sábanas y otros artículos de uso personal, drogas, atención hospitalaria y educativa, se entenderá pactada la facultad de retractación de cualquiera de las parles, dentro de los dos (2) días hábiles siguientes a su celebración.

En el evento en que cualquiera de las partes haga uso de la facultad de retractación, se resolverá el contrato y, por consiguiente, las partes restablecerán las cosas al estado en que se encontraban antes de su celebración. La facultad de retractación es irrenunciable.

ART. 9º—Conforme a lo previsto en el artículo 17 del Decreto 2153 de 1992 corresponde al superintendente delegado para la protección del consumidor, la inspección y vigilancia de las operaciones de que trata la presente resolución, así como sancionar de oficio o a solicitud de parte la violación de las normas de la misma.

ART. 10—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación en la Gaceta del Ministerio de Desarrollo Económico y deroga la Resolución 1190 de julio 23 de 1986, así como aquellas otras disposiciones que le sean contrarias.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 25 de octubre de 1993.