CIRCULAR 36 DE 1993

(Junio 24)

El Gobierno Nacional con fundamento en la facultad conferida por el artículo 20 transitorio de la Constitución Política vigente expidió el Decreto 2127 de 1992 que restructuró el Ministerio de Educación Nacional.

Al proferirse el Decreto 2127 de 1992, este ministerio tenía a su cargo el manejo administrativo de algunos docentes y administrativos de colegios nacionales y nacionalizados, cuya administración no se había entregado a los alcaldes y/o gobernadores de conformidad con la Ley 29 de 1989. Así mismo por estar vigentes en esa fecha los artículos 6º y 13 del Concordato celebrado con la Santa Sede, el ministerio en virtud a lo dispuesto por el Decreto 2155 de 1987 tenía la administración del personal docente y administrativo de la llamada educación contratada.

Por las razones expuestas anteriormente el Decreto 2127 de 1992 en sus artículos 3º, numeral 23 y 5º, numeral 28, fijó como función del Ministro de Educación Nacional, trasladar el personal docente y administrativo de la educación entre departamentos y entre éstos y el Distrito Capital de conformidad con las normas que regulan los traslados.

Significa lo anterior, que la función asignada sólo podrá ejercerla el ministerio en relación con el personal docente y administrativo cuya administración continúa a su cargo.

Los gobernadores y/o alcaldes deben continuar efectuando los traslados del personal que le fuera entregado por mandato de la Ley 29 de 1989, conforme al procedimiento establecido en el Decreto 1706 de 1989 y demás normas concordantes.

Esta interpretación se fundamenta en el principio de la autonomía regional consagrada en la nueva Constitución y en ese sentido debe entenderse lo dispuesto sobre el particular por el Decreto 2127 de 1992.

__________________________