RESOLUCIÓN 1032 DE 1994 

(Octubre 19)

Publicada en el Boletín Nº 30 de octubre 20 de 1994.

“Por la cual se modifica la Resolución 1394 de 1993”.

(Nota: Véase la Decreto 1120 de 2008 artículo 2° del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

La Sala General de la Superintendencia de Valores,

en ejercicio de sus atribuciones legales, en especial de las que le confieren los artículos 1.1.0.5, 4.1.2.2, numerales 8º y 15, y 4.1.3.5 del estatuto orgánico del mercado público de valores, y

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

CONSIDERANDO:

Que, de conformidad con los numerales 8º y 15 del artículo 4.1.2.2 del estatuto orgánico del mercado público de valores, corresponde a la Sala General de la Superintendencia de Valores determinar los documentos que estarán sujetos al régimen del mercado público de valores, así como establecer los requisitos que deben llenar los valores que se creen en el futuro para que puedan ser inscritos en el registro nacional de valores e intermediarios y en las bolsas de valores;

Que mediante Resolución 1394 del 4 de noviembre de 1993 la Sala General de la Superintendencia de Valores fijó los requisitos para la creación de valores procedentes de procesos de titularización, las vías jurídicas, los activos, las partes intervinientes, los mecanismos de cobertura y, en general, los procedimientos inherentes a la creación de los nuevos valores;

Que una vez autorizado el desarrollo de la actividad de calificación de valores el mercado cuenta con instrumentos de medición del riesgo idóneos que permiten avanzar en la flexibilización de los mecanismos de cobertura inherentes a los procesos de titularización, propendiendo así por dinamizar la diversificación del riesgo;

Que para promover el desarrollo y fortalecimiento del mecanismo de la titularización se hace necesario modificar la Resolución 1394 de 1993,

RESUELVE:

ART. 1º—Modificar el artículo 1º de la Resolución 1394 de 1993, el cual quedará así:

“ART. 1º—Creación de valores y oferta pública de los mismos. Sólo podrá realizarse oferta pública sobre valores con sujeción a las disposiciones contempladas en la Resolución 1242 de 1993 o a través de los mecanismos especiales previstos en la Resolución 1394 de 1993 para la creación de nuevos valores.

La inscripción en el registro nacional de valores e intermediarios y la oferta pública de dichos valores se ceñirá a las disposiciones contenidas en la Resolución 1242 de 1993, expedida por esta superintendencia y en las normas que la modifiquen o reformen.

PAR.—De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 2.2.0.3 del estatuto orgánico del mercado público de valores no podrá realizarse oferta pública de títulos valores u otros instrumentos sin la previa autorización de la Superintendencia de Valores”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 2º—Modificar el artículo 2º de la Resolución 1394 de 1993, el cual quedará así:

“ART. 2º—Vías jurídicas. De conformidad con lo dispuesto en el artículo anterior, la titularización puede llevarse a efecto a partir de las siguientes vías:

1. Contratos de fiducia mercantil irrevocables, utilizando o no el mecanismo de fondos comunes especiales.

En el caso de entidades sometidas al estatuto general de contratación de la administración pública, los procesos se sujetarán al mecanismo de fiducia previsto en el parágrafo 2º del artículo 41 de la Ley 80 de 1993.

2. Constitución de fondos de valores”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 3º—Modificar el artículo 4º de la Resolución 1394 de 1993, el cual quedará así:

“ART. 4º—Bienes o activos objeto de la titularización. Podrán estructurarse procesos de titularización a partir de los siguientes activos o bienes: títulos de deuda pública, títulos inscritos en el registro nacional de valores e intermediarios, cartera de crédito, documentos de crédito, activos inmobiliarios y rentas y flujos futuros de caja determinables con base en estadísticas de los últimos 3 años o en proyecciones de por lo menos 3 años continuos.

No obstante lo anterior, la Superintendencia de Valores, previo concepto de la Sala General, podrá autorizar la estructuración de procesos con bienes o activos diferentes de los anteriormente señalados, así como abstenerse de autorizar procesos de titularización, esto último en los siguientes casos:

1. Cuando existan circunstancias de las cuales se derive un temor fundado de causar un daño al mercado.

2. Tratándose de entidades emisoras de valores o de establecimientos de crédito que actúen como originadores, cuando la operación afecte la solvencia o estabilidad financiera de la entidad.

3. Cuando la Superintendencia de Valores abrigue dudas fundadas sobre el impacto negativo que la operación pueda tener sobre el establecimiento de crédito originador, comunicará tal circunstancia a la Superintendencia Bancaria para que en el término de treinta (30) días se pronuncie al respecto. Vencido el término sin pronunciamiento la Superintendencia de Valores decidirá sobre el particular.

4. Cuando las condiciones financieras y económicas del mercado así lo ameriten.

PAR. 1º—Los procesos de titularización podrán iniciarse a partir de la conformación de fondos o patrimonios con sumas de dinero destinadas a la adquisición de cualesquiera de los bienes arriba enunciados.

PAR. 2º—Sólo en los procesos de titularización efectuados para el desarrollo de la actividad energética, obras públicas de infraestructura y presentación de servicios públicos, adelantados por entidades públicas o privadas, se podrán utilizar proyecciones de flujos futuros como base de la estructuración del proceso”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 4º—Modificar el artículo 5º de la Resolución 1394 de 1993, el cual quedará así:

“ART. 5º—Nuevos instrumentos financieros. Los valores emitidos como resultado de procesos de titularización podrán adoptar las siguientes modalidades:

1. Títulos corporativos o de participación. En los cuales el inversionista adquiere un derecho o alícuota en el patrimonio conformado por los activos objeto de movilización. El inversionista no adquiere un título de rendimiento fijo sino que participa en las utilidades o pérdidas que genere el negocio objeto del contrato.

Los títulos de participación podrán prever su redención parcial o total con antelación a la extinción del patrimonio o fondo, por razón de la liquidación de parte de sus activos.

2. Títulos de contenido crediticio. Los cuales incorporan el derecho a percibir la cancelación del capital y de los rendimientos financieros en los términos y condiciones señalados en el título. Los activos que integran el patrimonio autónomo respaldan el pasivo adquirido con los inversionistas, correspondiendo al agente de manejo adoptar las medidas necesarias para obtener el recaudo de los flujos requeridos para la atención oportuna de las obligaciones contenidas en los valores emitidos.

3. Títulos mixtos. Son aquellos que de manera adicional a los derechos que confiere un título de participación pueden ser amortizables, o pueden tener una rentabilidad mínima o límite máximo de participación”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 5º—Modificar el artículo 8º de la Resolución 1394 de 1993, el cual quedará así:

“ART. 8º—Plazo. El plazo de redención final de los títulos no será inferior a un (1) año, salvo autorización excepcional otorgada por la Superintendencia de Valores cuando las condiciones particulares del proceso así lo requieran. No obstante podrán efectuarse amortizaciones parciales a término inferior a un año, siempre que la sumatoria de las mismas no supere el 30% del valor del capital del título.

El plazo máximo de redención de los títulos no podrá superar el plazo del contrato que dio origen a la conformación del patrimonio o fondo de valores”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 6º—Modificar el artículo 10 de la Resolución 1394 de 1993, el cual quedará así:

“ART. 10.—Calificación de los nuevos valores. Los valores emitidos como resultado de procesos de titularización deberán estar calificados para su inscripción en el registro nacional de valores e intermediarios, salvo que se trate de títulos avalados por establecimientos de crédito sujetos a la inspección y vigilancia de la Superintendencia Bancaria, de títulos de participación en fondos comunes especiales, fondos de valores y de títulos emitidos respecto de patrimonios constituidos con acciones o títulos de deuda pública emitidos o garantizados por la Nación o por el Banco de la República”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 7º—Modificar el artículo 15 de la Resolución 1394 de 1993, el cual quedará así:

“ART. 15.—Las partes intervinientes en el proceso de titularización. En un proceso de titularización participan las siguientes partes:

1. La originadora. Se considera como tal una o más personas que transfieren los bienes o activos base del proceso de titularización, cuya presencia no resulta esencial en los procesos estructurados a partir de la conformación de fondos comunes especiales o fondos de valores.

Así mismo, pueden tener la calidad de originador entidades financieras del exterior, al igual que entidades públicas y privadas extranjeras.

2. El agente de manejo es quien como vocero del patrimonio autónomo emisor de los valores, recauda los recursos provenientes de dicha emisión y se relaciona jurídicamente con los inversionistas en virtud de tal vocería, conforme con los derechos incorporados en los títulos. Previa verificación del cumplimiento de los requisitos contenidos en esta resolución, el agente elevará la solicitud de autorización respectiva ante la Superintendencia de Valores.

El agente propenderá por el manejo seguro y eficiente de los recursos que ingresen al patrimonio o fondo como producto de la colocación de los títulos o procedentes de flujos generados por los activos.

3. La administradora. Es la entidad encargada de la conservación, custodia y administración de los bienes o activos objeto de la titularización, así como del recaudo y transferencia al agente de los flujos provenientes de los activos. Puede tener esta calidad la originadora misma, el agente de manejo o una entidad diferente. En cualquier caso, la actuación de la administradora no exonera de responsabilidad al agente en la realización diligente de los actos necesarios para la consecución de la finalidad del proceso de titularización.

4. La colocadora. Es la entidad que, facultada por su objeto social, puede actuar como suscriptor profesional o underwriter, conforme al régimen legal pertinente. La existencia de esta entidad no es esencial en los procesos de titularización, toda vez que la emisión puede ser colocada directamente por el agente de manejo o celebrando al efecto un contrato de comisión”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

“CAPÍTULO III

Titularización de cartera de créditos y otros activos generadores de un flujo de caja”.

ART. 8º—Modificar el artículo 16 de la Resolución 1394 de 1993, el cual quedará así:

“ART. 16.—Características de los bienes o activos. Los procesos de titularización de cartera de créditos se ceñirán a las siguientes reglas especiales, además de las generales establecidas en el capítulo I, cuyo cumplimiento será previamente verificado por el agente de manejo de la titularización:

1. Debe establecerse matemática o estadísticamente el flujo de caja generado por los bienes o activos titularizables.

2. Tratándose de cartera de crédito deberá especificarse la categoría o combinación de categorías a la que corresponden los créditos, conforme con las normas sobre evaluación de cartera expedidas por la Superintendencia Bancaria. El cumplimiento del requisito se acreditará mediante certificación del revisor fiscal de la respectiva entidad financiera.

Tratándose de cartera de entidades no vigiladas por la Superintendencia Bancaria, la calidad de los créditos deberá corresponder a las condiciones de dichas categorías, según certificación del revisor fiscal de la empresa”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 9º—Modificar el artículo 17 de la Resolución 1394 de 1993, el cual quedará así:

“ART. 17.—Índices de siniestralidad. Factores. Para efectos de la autorización del proceso de titularización se deberán adjuntar los análisis que permitan establecer el índice de siniestralidad general de la cartera a la cual corresponden los créditos objeto de movilización. Al efecto se considerarán las variables que puedan incidir en eventuales pérdidas del patrimonio constituido para el efecto de la titularización, como en la desviación del flujo financiero esperado. Dentro de tales variables se considerarán parámetros tales como:

1. Porcentaje de cartera castigada durante los últimos tres años, excluyendo la cartera recuperada.

2. Porcentaje de cartera no castigada que haya presentado morosidades de 30, 60 y 90 o más días a partir de su vencimiento, durante los últimos tres años.

3. Consideración de la existencia de garantías y coberturas que amparen los bienes objeto de titularización e idoneidad de las mismas.

4. Ponderación de otros factores indicativos de riesgo dependiendo de la clase específica de cartera, tales como el tiempo de vinculación del cliente con la entidad.

5. La metodología ponderará tanto el comportamiento promedio de la cartera como los casos extremos de siniestro.

6. Consideración de riesgos previsibles en el futuro, tales como máxima pérdida posible en escenarios de depresión económica.

PAR.—Las variables señaladas en los numerales 1º y 2º deberán considerarse necesariamente en todo proceso de titularización de cartera de créditos”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 10.—Modificar el artículo 19 de la Resolución 1394 de 1993, el cual quedará así:

“ART. 19.—Mecanismos de seguridad o de apoyo crediticio. En desarrollo de los esquemas de titularización de cartera o de otros activos generadores de un flujo de caja deberán incorporarse mecanismos de seguridad o de apoyo crediticio, a través de los cuales se cubra en un 300% el índice de siniestralidad o coeficiente de desviación del flujo de caja esperado.

PAR.—Los procesos de titularización cuyos títulos se negocien en el segundo mercado no tendrán que incorporar mecanismos de cobertura, debiendo en todo caso ser calificados por una entidad autorizada al efecto o avalados por establecimientos de crédito sujetos a la inspección y vigilancia de la Superintendencia Bancaria.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 11.—Modificar el artículo 20 de la Resolución 1394 de 1993, el cual quedará así:

“ART. 20.—Mecanismos internos de seguridad o de apoyo crediticio. Dentro de los mecanismos de seguridad o de apoyo crediticio internos se podrán utilizar alternativamente o en forma combinada los siguientes:

1. Subordinación de la emisión. Implica que la entidad que transfiere o entrega los activos suscriba una porción de los valores emitidos. A dicha porción se imputarán hasta agotarla, los siniestros o faltantes de activos, mientras que a la porción colocada entre el público se cancelarán prioritariamente los intereses y el capital.

2. Sobrecolateralización de la cartera. Consiste en que el monto de los activos fideicometidos o entregados a la sociedad que obra como agente de manejo de la titularización, exceda el valor de los títulos emitidos en forma tal que cubra el índice de siniestralidad en un 300%. A la porción excedente se imputarán los siniestros o faltantes en cartera.

3. Exceso de flujo de caja. Este mecanismo es factible cuando existe un margen diferencial o excedente entre el rendimiento generado por la cartera y la tasa de interés pagada al inversionista. Con dicho exceso se constituirá un fondo que cubrirá el índice de siniestralidad en el porcentaje establecido.

4. Sustitución de cartera. Es el mecanismo de sustitución de créditos que en curso del proceso varíen de categoría en forma tal que se incremente el riesgo de su normal recaudo. La obligación de sustitución que asume el originador deberá cubrir el índice de siniestralidad en el porcentaje señalado.

5. Contratos de apertura de crédito a través de los cuales se disponga, por cuenta del originador y a favor del patrimonio autónomo, de líneas de crédito para atender necesidades de liquidez de dicho patrimonio, las cuales deberán ser atendidas por el establecimiento de crédito a solicitud del agente de manejo, quien en representación del patrimonio autónomo tomará la decisión de reconstituir el flujo con base en el crédito.

6. Aval del originador. Las entidades originadoras de procesos de titularización podrán avalar las emisiones de nuevos valores emitidos en desarrollo de tales procesos, cuando se acredite capacidad patrimonial para ello. Ésta se determinará estableciendo el excedente sobre los siguientes factores: la sumatoria del capital, la prima en colocación de acciones y las reservas, disminuidas las pérdidas y el valor de las emisiones de bonos y de papeles comerciales en circulación, cuando sea del caso.

Tratándose de entidades financieras tal aval se conferirá conforme a la normatividad que regula dichas operaciones”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 12.—Modificar el artículo 21 de la Resolución 1394 de 1993, el cual quedará así:

“ART. 21.—Mecanismos externos de seguridad. Dentro de los mecanismos externos se podrán utilizar los siguientes, siempre y cuando tengan permanentemente la cobertura señalada en el artículo 19.

1. Avales o garantías conferidos por instituciones financieras y aseguradoras en los casos en que procedan conforme a las disposiciones de la autoridad competente.

2. Seguro de crédito.

3. Depósitos de dinero a que se refiere el artículo 1173 del Código de Comercio.

4. Contratos irrevocables de fiducia mercantil de garantía en los cuales el patrimonio autónomo a cuyo cargo se emiten los títulos tenga la calidad de beneficiario y siempre que:

a) Los bienes fideicomitidos sean títulos de deuda, emitidos, aceptados, avalados o garantizados en cualquier otra forma por la Nación, el Banco de la República, los establecimientos de crédito vigilados por la Superintendencia Bancaria; o bonos o papeles comerciales inscritos en bolsa avalados o calificados. La Superintendencia de Valores podrá autorizar en cada caso otros títulos que reúnan similares características de seguridad y liquidez a los anteriormente enunciados;

b) El valor presente de los bienes transferidos no sea inferior al cubrimiento del 300% de que trata el artículo 19 de la presente resolución, y

c) Se prevean en forma inequívoca y objetiva las condiciones para la enajenación del bien en caso de incumplimiento de las obligaciones incorporadas en los títulos emitidos en el proceso de titularización”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 13.—Modificar el artículo 22 de la Resolución 1394 de 1993, el cual quedará así:

“ART. 22.—Titularización de un inmueble. Consiste en la transferencia de un activo inmobiliario con el propósito de efectuar su transformación en valores mobiliarios. El patrimonio autónomo así constituido puede emitir títulos de participación de contenido crediticio o mixtos.

En ningún caso el valor de la emisión excederá del 110% del avalúo del inmueble tratándose de títulos mixtos o de participación.

La emisión de títulos de contenido crediticio no podrá exceder del 80% del valor comercial de realización de los activos, salvo que se respalde la atención de capital y rendimientos de los títulos mediante cualesquiera de los mecanismos externos de seguridad, caso en el cual el valor de la emisión podrá corresponder al 110% del valor comercial del inmueble”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 14.—Modificar el artículo 25 de la Resolución 1394 de 1993, el cual quedará así:

“ART. 25.—Inscripción en el registro nacional de valores e intermediarios y en las bolsas de valores. Los valores que en forma serial o masiva se emitan en desarrollo de procesos de titularización inmobiliaria para efectuar oferta pública de los mismos, deberán inscribirse en el registro nacional de valores e intermediarios.

Los citados valores podrán ser inscritos en las bolsas de valores.

PAR.—Se entiende por valor todo documento, certificado o título que incorpore derechos de participación, de contenido crediticio o mixtos y cuya emisión se efectúe en forma serial o masiva, de conformidad con lo previsto en el Decreto 1168 de 1993, reglamentario del artículo 1.1.0.1 del estatuto orgánico del mercado público de valores”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 15.—Modificar el artículo 26 de la Resolución 1394 de 1993, el cual quedará así:

“ART. 26.—Reglas particulares. La realización de esta clase de procesos se sujetará especialmente al cumplimiento de los siguientes requisitos, además de las disposiciones generales contenidas en el capítulo I.

1. Existencia de un avalúo, cuando menos, elaborado de acuerdo con métodos de reconocido valor técnico, expedido por un miembro de una lonja de propiedad raíz, o certificado por tal agremiación, o efectuado por un avaluador inscrito en el registro nacional de avaluadores.

Se entenderá como avalúo actualizado aquel que no tenga más de seis meses de antelación a la fecha de radicación de la solicitud ante la Superintendencia de Valores.

El avalúo deberá ser efectuado por avaluadores independientes del originador y del agente de manejo.

2. El activo inmobiliario objeto de titularización deberá estar libre de gravámenes, condiciones resolutorias o limitaciones del dominio diversas a las derivadas del régimen de propiedad horizontal. Lo anterior se acreditará mediante el certificado de matrícula inmobiliaria, acompañado del estudio de títulos respectivo.

3. Tratándose de esquemas en los cuales el flujo de caja constituya factor preponderante en la rentabilidad ofrecida al inversionista deberán incorporarse mecanismos de cobertura internos o externos que permitan cubrir en el 300% el coeficiente de desviación de flujo ofrecido.

4. Los inmuebles objeto de la titularización deberán permanecer asegurados contra riesgos de incendio y terremoto, durante la vigencia del contrato de fiducia mercantil.

5. El monto de la emisión de títulos de participación, mixtos o de contenido crediticio se sujetará a los respectivos límites establecidos en el artículo 22”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 16.—Modificar el artículo 27 de la Resolución 1394 de 1993, el cual quedará así:

“ART. 27.—Títulos de deuda con garantía inmobiliaria. Podrán emitirse títulos de contenido crediticio a partir de la conformación de patrimonios autónomos con bienes inmuebles. Los recursos para atender oportunamente el pago de los intereses y el capital de los títulos podrán originarse de las siguientes formas:

1. Flujo externo. La fuente de pago proviene directamente el originador.

2. Flujo interno. El flujo de caja se origina en un contrato mediante el cual se explota comercialmente el inmueble que conforma el patrimonio autónomo.

La atención de los derechos de crédito se respaldará mediante cualesquiera de los mecanismos externos de seguridad contemplados en la presente resolución, pudiéndose prever la liquidación del patrimonio para atender con su producto a la redención de los títulos”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1. de la Superintendencia de Valores).

ART. 17.—Modificar el artículo 29 de la Resolución 1394 de 1993, el cual quedará así:

“ART. 29.—Valor de la emisión. En ningún caso el monto de la emisión podrá exceder el 100% del presupuesto total de costos del proyecto inmobiliario, incluidos los costos inherentes al proceso de titularización”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 18.—Modificar el artículo 30 de la Resolución 1394 de 1994, el cual quedará así:

“ART. 30.—Reglas particulares. La realización de esta clase de procesos se sujetará especialmente al cumplimiento de los siguientes requisitos, cuya existencia será verificada por el agente de manejo:

1. Existencia de un avalúo actualizado sobre el lote de terreno en el cual se realizará la construcción. Dicho avalúo deberá ser emitido por un miembro de una lonja de propiedad raíz, o certificado por esta, o efectuado por un avaluador inscrito en el registro nacional de avaluadores.

Se entenderá como avalúo actualizado aquel que no tenga más de seis meses de antelación a la fecha de radicación de la solicitud ante la superintendencia de valores.

El avalúo deberá ser efectuado por avaluadores independientes del originador y del agente de manejo.

2. El lote deberá estar libre de gravámenes, o limitaciones de dominio.

3. Estudio técnico económico detallado que concluya razonablemente la viabilidad financiera del proyecto.

4. En el presupuesto total del proyecto deberá incluirse el valor del terreno y el costo de los diseños, estudios técnicos y de factibilidad económica, programación de obras y presupuestos, así como los valores correspondientes a administración, imprevistos y utilidades.

5. El costo de los diseños, estudios técnicos y de factibilidad económica, programación de obras y presupuestos de los estudios que sean equivalentes se valorarán hasta por el 20% del presupuesto total del proyecto.

6. La sociedad constructora deberá acreditar trayectoria superior a 5 años en el sector de la construcción y experiencia en obras de similar envergadura.

7. Se requerirá de la vinculación de una sociedad interventora, cuya trayectoria, experiencia y objetividad deberá verificarse por parte del agente de manejo.

8. El constructor deberá constituir pólizas de cumplimiento y de manejo del anticipo.

9. Se determinará claramente el punto de equilibrio para acometer la ejecución del proyecto. En la determinación de este factor no se considerarán las ventas o enajenaciones proyectadas, pero si las promesas de compraventa formalmente celebradas.

10. El contrato de fiducia mercantil que da origen al proceso de titularización deberá incluir cláusulas de condición resolutoria a través de las cuales se prevea el reembolso del dinero a los inversionistas en el evento de no alcanzarse el punto de equilibrio establecido para iniciar la ejecución del proyecto.

11. Se presentará el método o procedimiento de valuación del patrimonio autónomo con cargo al cual se emiten los valores.

PAR.—Podrá contemplarse el endeudamiento como vía de financiación complementaria a la titularización siempre que el valor del crédito no exceda en ningún caso el 30% del valor de los activos movilizados, sin incluir los recursos procedentes de la colocación de los títulos y que la garantía que llegue a otorgarse no comprometa los bienes o activos que conforman el patrimonio autónomo. Adicionalmente se requerirá que el reglamento de emisión y colocación de los títulos contemple las condiciones del endeudamiento.

El monto total de la emisión y el endeudamiento no podrá superar el límite del 100% a que hace referencia el artículo 29 de la Resolución 1394 de 1993 modificado por el artículo 17 de la presente resolución”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 19.—Modificar el artículo 35 de la Resolución 1394 de 1994, el cual quedará así:

“ART. 35.—Reglas particulares. La emisión de nuevos valores a través de los fondos inmobiliarios se sujetará a las siguientes reglas particulares:

1. La inversión de los recursos del fondo se hará en bienes inmuebles, proyectos de construcción, valores emitidos en desarrollo de procesos de titularización inmobiliaria, títulos emitidos en procesos de titularización de créditos hipotecarios y otras inversiones que autorice el gobierno nacional.

2. Las inversiones a que se refiere el numeral anterior, por parte de los fondos inmobiliarios, deberán realizarse previa su evaluación por el agente de manejo, siguiendo para ello los parámetros que sobre el particular se señalen.

3. Los fondos podrán determinar la garantía interna o externa necesaria para proteger los activos adquiridos, previo estudio técnico.

4. Los excedentes de liquidez y el manejo temporal de recursos se invertirán en activos de alta seguridad y liquidez.

5. Sólo pueden emitirse títulos de participación.

6. Los títulos no tienen redención primaria, salvo al vencimiento del fondo.

7. La inversión en esta clase de títulos no se sujetará al monto mínimo establecido en el artículo 28 de esta resolución”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 20.—Modificar el artículo 36 de la Resolución 1394 de 1994, el cual quedará así:

“ART. 36.—Construcción de obras públicas de infraestructura y de servicios públicos. A partir de la existencia de flujos futuros de fondos determinados con base en estadísticas de los tres años anteriores a la fecha de solicitud de autorización de la respectiva titularización, o determinables con apoyo en proyecciones de tres años, podrán emitirse títulos de participación, de contenido crediticio o mixtos para la financiación de proyectos de obras públicas de infraestructura y de servicios públicos. Se observarán los siguientes requisitos mínimos:

1. Estudios de factibilidad financiera de retorno de la inversión.

2. Estudio de costos del proyecto.

3. Plazo de retorno de la inversión a los potenciales adquirentes de títulos.

4. Inscripción de la sociedad constructora en el registro que determine el Estatuto de Contratación de la Nación.

5. Presencia de una firma interventora inscrita como tal en el registro que determine el Estatuto de Contratación de la Nación.

6. La existencia del flujo proyectado debe ser respaldada por cualesquiera de los mecanismos de cobertura previstos en esta resolución. Para el cálculo del índice de desviación del flujo esperado se considerará la eventual existencia de garantías otorgadas por el Estado y su cubrimiento.

7. La inversión mínima en esta clase de títulos será el equivalente a 60 salarios mínimos por inversionista, salvo tratándose de inversiones realizadas por los fondos de obras contemplados en el artículo 38 o por inversionistas institucionales, conforme con la normatividad que para el efecto imparta el gobierno nacional”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 21.—Modificar el artículo 37 de la Resolución 1394 de 1994, el cual quedará así:

“ART. 37.—Construcción de obras públicas de infraestructura vial. La emisión de títulos de participación, mixtos o de contenido crediticio para coadyuvar a la financiación de proyectos de obras públicas de infraestructura vial se sujetará a los requisitos dispuestos en el artículo anterior y, adicionalmente, requerirá:

1. Estudios de potencial demanda de tráfico vehicular para la vía en construcción o en reparación.

2. Estudio de tarifas de peaje proyectadas para la vía objeto de la obra”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 22.—Modificar el artículo 41 de la Resolución 1394 de 1993, el cual quedará así:

“ART. 41.—Procesos estructurados sobre acciones . En los procesos estructurados sobre acciones inscritas en el registro nacional de valores e intermediarios sólo podrán emitirse títulos de participación, en los cuales el inversionista conoce y asume el riesgo de mercado. Estos procesos no requerirán de mecanismos de apoyo crediticio ni de calificación previa”.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

ART. 23.—Régimen transitorio. De conformidad con lo previsto en el parágrafo del artículo primero del Decreto 1168 de 1993 forman también parte del mercado público de valores los documentos y títulos valores emitidos en desarrollo de procesos de titularización, que sean objeto de oferta pública. Por consiguiente, a partir de la vigencia de la presente resolución, en aplicación de las facultades previstas en el numeral 7º del artículo 4.1.2.4 del estatuto orgánico del mercado público de valores, el superintendente de valores podrá disponer un programa de ajuste a través del cual los valores a que se ha hecho referencia y la oferta pública de los mismos, cuando no se hayan sometido a los requisitos establecidos en la Resolución 1394 de 1993, se sujeten al régimen previsto en la misma.

Al autorizar el plan de ajuste para cada proceso, se ordenará la inscripción provisional de los respectivos valores, la cual se mantendrá hasta tanto culmine satisfactoriamente dicho plan, caso en el cual se ordenará su inscripción definitiva.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1. de la Superintendencia de Valores).

ART. 24.—Vigencia. La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1 de la Superintendencia de Valores).

Publíquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 19 de octubre de 1994.

(Nota: Véase la Decreto 1120 de 2008 artículo 2° del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

__________________________