INSTRUCCIÓN ADMINISTRATIVA 11 DE 1995 

(Agosto 1º)

Código. La subdirección de fiscalización de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, en uso de las facultades conferidas por el artículo 52 del Decreto 2117 de 1992 y de conformidad con lo establecido en el Decreto 1909 de 1992, imparte la presente instrucción administrativa relacionada con el control posterior, a partir del análisis documental aduanero y cambiario en fiscalización.

1. Dependencias que intervienen

1.1. Nivel central

— Subdirección general

Oficina de planeación

— Subdirección de fiscalización

División de análisis y programación

División de supervisión y control

1.2. Nivel regional

— Unidades ejecutoras

Despacho del administrador

División de fiscalización

División de liquidación

— Unidades de apoyo

División de documentación o administrativa

División de informática

2. Objetivos

2.1. Generales

— Determinar un procedimiento de control posterior que permita a los funcionarios obtener una herramienta básica para realizar el análisis documental a fin de detectar el incumplimiento de la norma.

— Mantener control administrativo permanente para que se declare correctamente.

— Fortalecer el control posterior.

2.2. Específicos

— Detectar casos constitutivos de infracciones aduaneras y cambiarias.

— Poner en conocimiento de las áreas ejecutoras los casos detectados para que se investigue y sancione.

3. Fundamento legal

Decreto 2116 de diciembre 29 de 1992 

Decreto 2117 de diciembre 29 de 1992 

Decreto 1909 de noviembre 27 de 1992 

Decreto 2615 de diciembre 23 de 1993 

Decreto 1746 de julio 4 de 1991 

Decreto 2531 de noviembre 16 de 1994 

Resolución 5624 de diciembre 9 de 1994

Resolución 2962 de junio 9 de 1995 

Resolución 0932 de marzo 10 de 1994 

Resolución Externa Nº 21 de septiembre de 1993 de la Junta Directiva del Banco de la República

Circular Reglamentaria DCIN-23 de marzo 29 de 1994 de la Junta Directiva del Banco de la República

Y demás normas concordantes.

4. Cobertura

Esta instrucción se adelantará en todas las administraciones de impuestos y aduanas nacionales y será de carácter permanente.

5. Selección

La subdirección de fiscalización será encargada de llevar a cabo la selección de declaraciones de importación, en consideración a criterios que se ajustarán a las necesidades coyunturales o a los riesgos que presenten las modalidades de importación.

La división de fiscalización podrá seleccionar adicionalmente otros casos, de acuerdo a la información obtenida de la división operativa y otras fuentes teniendo en cuenta los siguientes criterios:

— Importadores a los cuales se les haya iniciado investigación a partir del año 1993.

— Infracciones aduaneras más usuales, teniendo en cuenta la subpartida arancelaria y modalidad de importación.

— Denuncias de terceros (particulares, gremios, autoridades públicas o depósitos autorizados y habilitados).

— Mercancías más sensibles al contrabando, respecto a la ubicación geográfica de la respectiva administración, en consideración a la experiencia y estudios estadísticos que se posean para el efecto.

— Análisis de la información que contengan las actas de aprehensión y resoluciones de decomiso.

— En general, la información y conocimiento que se posea y considere fundamental para la selección.

Determinados los seleccionados por parte de la división de fiscalización, se seguirá el procedimiento contenido en la presente instrucción, previa autorización de la división de análisis y programación de la subdirección de fiscalización.

El administrador y el jefe de la división de fiscalización asignarán los recursos técnicos y humanos para la ejecución de la presente instrucción.

6. Procedimiento

División de fiscalización:

— Recibe listados de seleccionados enviados por la subdirección de fiscalización y efectúa su reparto.

— El funcionario asignado será encargado de enviar los requerimientos de información a los importadores seleccionados, solicitando fotocopia de la declaración de importación y de los siguientes documentos:

1. Declaración del valor.

2. Registro o licencia de importación.

3. Factura comercial.

4. Certificado de origen y fitosanitario si se requiere.

5. Documento de transporte.

6. Declaración de cambio y documentos contables que comprueben el pago al exterior, o en su defecto documentos que demuestren el registro del endeudamiento externo ante el Banco de la República.

Si el pago se realizó a través de una cuenta en moneda extranjera, enviar copia del extracto de cuenta, constancia de su registro ante el Banco de la República y declaración de cambio interna vinculada a la operación respectiva.

7. Certificado de inspección, si es del caso

En el evento que el importador no suministre los anteriores documentos, lo haga en forma extemporánea o los aportes en forma incompleta o inexacta, procederá a aplicarse la sanción de que trata el artículo 13 del Decreto 1800 de 1994, sin perjuicio de continuarse con la investigación a fin de establecer si existen hechos constitutivos de infracciones aduaneras y aplicarse las sanciones pertinentes.

En el estudio de los documentos relacionados se tendrá en cuenta:

La declaración de importación debe estar debidamente soportada con los documentos aduaneros al momento de su presentación, para verificar el correcto cumplimiento de los requisitos legales, los cuales reflejan las circunstancias del régimen acogido por el importador.

Para el análisis formal de los documentos, es indispensable precisar su contenido, naturaleza jurídica y los datos a tener en cuenta en su comprobación individual y conjunta, a fin de determinar los hechos, la obligación o responsabilidad y la norma infringida.

Los aspectos más relevantes a verificar en cada documento y que deben cruzarse con la declaración de importación son:

Del registro o licencia de importación. Subpartida arancelaria, importador, proveedor en el exterior, precio por unidad comercial, vigencia del documento, cupos autorizados, saldos, adiciones o modificaciones, condiciones de reembolso, moneda de la negociación y tasa de cambio, así:

— Que esté vigente en el momento de la presentación de la declaración de importación.

— El nombre del importador debe coincidir con el registrado en la factura comercial y en el documento de transporte como consignatario, o ser el mandante, poderdante o endosante, según el caso.

— El detalle de la mercancía, para lo cual se exigen descripciones mínimas, debe corresponder a los bienes relacionados en los documentos donde se identifique la mercancía.

Cuando el declarante se acoge a un tratamiento especial, en la casilla correspondiente a la descripción de la mercancía debe citar la norma que lo beneficia y comprobar el cumplimiento de los requisitos que otorgan el tratamiento preferencial.

— Previo análisis crítico de la subpartida arancelaria, se compara con el arancel para determinar que coincida con la descripción de la mercancía amparada y con los tributos aduaneros correctamente aplicados.

— Los precios unitarios deben corresponder a los consignados en la factura comercial y en la declaración del valor.

— Los vistos buenos de otras entidades deben verificarse cuando existan mercancías que tienen restricciones administrativas.

— Verificar la moneda de la negociación, tasa de cambio utilizada y condiciones de reembolso consignadas, para comparar con la correspondiente declaración de importación y declaración de cambio.

— Se debe tener en cuenta que al momento del giro exterior se podrá girar cualquier moneda de reserva distinta a la expresada en el registro o licencia de importación.

De la factura comercial. Valor, proveedor, precio por unidad comercial, país de origen, fecha de expedición y otros gastos.

— Verificar la correcta asignación del país de origen cuando el declarante se acoge a un pacto o convenio.

— Que la fecha de expedición guarde relación con la fecha de presentación de la declaración.

— El valor registrado de la mercancía debe ser acorde con el valor FOB declarado.

— Si el proveedor está concediendo algún tipo de descuento, debe estar especificado en la factura.

Si el valor FOB es igual o superior a US$ 5.000 el importador debe diligenciar y presentar la declaración del valor, tal como lo exige el Decreto 2615 de 1993.

De la declaración del valor. Descripción de la mercancía, posición arancelaria, valor FOB, gastos proveedor y país de origen.

— Verificar las condiciones de la transacción en cuanto a vinculación comercial, restricciones a la mercancía, cánones, derechos de licencia, y utilización posterior.

— Determinar el correcto valor según lo registrado en la factura comercial, la moneda de transacción y la tasa de cambio utilizada.

Del documento de transporte. País de origen y de embarque, cuenta de fletes, peso del cargamento, número de unidades de empaque, consignatario o endoso.

— Si el declarante se acoge a un tratamiento especial en virtud del origen de la mercancía, debe verificarse que sea originaria y procedente del país que se trata y a la vez que el país sea parte contratante del convenio respectivo.

— Si figura la cuenta fletes, debe verificarse que aparezca correctamente trasladada a la casilla correspondiente de la declaración de aduanas, para comprobar que la liquidación se haya hecho sobre la base CIF.

— Debe contener el número asignado por la oficina de registro llamado manifiesto, el cual, junto con el número preimpreso del documento, deben corresponder al registrado en la declaración de importación.

Del certificado de origen. Declarante, descripción de la mercancía, cantidad, subpartida arancelaria, país exportador, nombre, firma y sello de la entidad que lo expide, original para cada cargamento, formato y norma de origen.

— Verificar que el código del convenio asignado en la casilla de la declaración de importación en relación con la modalidad, corresponda a los consignados en la cartilla del declarante.

— Confrontar los datos registrados en la factura, registro o licencia y documento de transporte, con el certificado de origen, para comprobar si la mercancía es originaria y procedente del país declarado.

— Debe estar diligenciado en el formulario autorizado, verificar que sea original, y estar firmado y sellado por autoridad competente.

De la declaración de cambio

— Verificar que la fecha del reembolso de divisas se encuentre dentro de los plazos establecidos en el artículo 10 de la Resolución 21 de 1993 de la Junta Directiva del Banco de la República, el cual deberá canalizarse a través de un intermediario cambiario autorizado por la Superintendencia Bancaria.

Si el reembolso se efectúa con posterioridad al término establecido se deberá verificar que se anexen documentos que demuestren el haber constituido una operación de endeudamiento externo, previa la constitución del depósito de que trata el artículo 30 de la Resolución 21 de 1993 y sus modificaciones, exceptuando de lo anterior los bienes de capital definidos con base en la nomenclatura nandina y financiación de importaciones por un valor inferior a US$ 5.000.

— El valor reembolsado debe corresponder al anotado en la declaración de importación, la factura comercial y registro aprobado, en caso de que su pago sea total.

— Comprobar que la información registrada en la declaración de cambio sobre declarante, registro y conocimiento de embarque o guía aérea, corresponda a lo inicialmente consignado en los documentos de importación.

— Si el pago se efectuó a través de una cuenta de compensación, verificar que esté debidamente registrada en el Banco de la República y se hayan cumplido las demás normas cambiarias (registro financiación, declaración de cambio).

Del certificado de inspección. Fecha, país de procedencia, número de la factura, número y fecha del documento de transporte, nombre del exportador e importador, embalaje, número de bultos, sellos y número de los contenedores, tipo de inspección, clasificación arancelaria, descripción de la mercancía, estado, precio de venta, cantidad, origen, calidad y precio certificado. El funcionario responsable de llevar a cabo el análisis documental, verificará:

— Que el número, fecha y valor consignados coincidan con los datos de la factura comercial.

— Que el número y fecha del levante corresponda al anotado en la declaración de importación.

— Que el tipo de inspección sea acorde con el legalmente permitido, teniendo especial cuidado para aquellas mercancías a las cuales se establezca su presentación obligatoria (D. 2531/94, art. 2º, inc. 3º; Res. 2962/95, art. 7º).

— Que la descripción de las mercancías sea completa, señalando los elementos que la caracterizan, tales como marcas, números, modelos, seriales u otras especificaciones que permitan su individualización.

— La clasificación arancelaria certificada debe obedecer a las reglas generales y notas interpretativas del arancel de aduanas de Colombia, así como las notas explicativas del sistema armonizado de designación y codificación de mercancías.

— El precio de venta debe ajustarse a lo dispuesto en el numeral 4º, del artículo 7º de la Resolución 2962 de 1995, sin perjuicio de la obligación del importador o sociedad de intermediación aduanera, de determinar el valor en aduanas de las mercancías, en consonancia con el acuerdo del valor del GATT, la Decisión 326 de la Comisión del Acuerdo de Cartagena, el Decreto 2615 de 1993 y demás normas que los adicionen, modifiquen o reglamenten.

— Si por disposición legal, se exige la obligatoriedad de la práctica de pruebas o exámenes químicos o de laboratorio, se evidenciará la existencia de la copia del documento expedido por el laboratorio que realizó dicha práctica, que consigna los resultados de las pruebas o exámenes realizados, ya que constituye anexo del certificado de inspección (Res. 2962/95, art. 1º).

— Que el certificado de inspección esté emitido en papel de seguridad; su contenido mínimo se ajuste al señalado en el anexo dos de la Resolución 2962 de 1995; la codificación aparezca a trece dígitos en la casilla 79 del formulario declaración de importación, de acuerdo a la configuración establecida en el artículo 1º; ibídem, los nombres, firmas y sellos utilizados por los representantes o personas autorizados por éstos de la sociedad de certificación, correspondan a los aportados en la subdirección operativa, para lo cual deberán consultarse y cotejarse en esta dependencia a fin de establecer su autenticidad.

El estado (nueva o usada), cantidad, calidad y origen de la mercancía se confrontará con los datos que contenga el documento de transporte, factura comercial y el certificado de origen.

De la declaración de importación. Los parámetros que determinan los tributos aduaneros como: subpartida arancelaria, tipo de cambio, valor aduanero, fletes, seguros y cantidad de mercancías.

— Verificar el correcto registro de los números del manifiesto de carga y el documento de transporte.

— El importador debe ser declarante, de lo contrario, debe existir poder, mandato o endoso.

— Que se cumplan todos los requisitos referentes a la modalidad de importación declarada.

— La subpartida arancelaria debe corresponder a la mercancía descrita y verificar con el arancel de aduanas la correcta aplicación del IVA y gravamen.

— Verificar el detalle de la mercancía, de tal manera que se individualice de acuerdo con su modelo, marca, serial, composición química, etc.

— Revisar que se haya aplicado la tasa de cambio correcta.

— Comprobar el levante otorgado: automático o con inspección física.

— Revisión de la autoliquidación.

Efectuado el anterior análisis, el funcionario responsable de la investigación puede encontrar una o varias de las siguientes inconsistencias constitutivas de infracciones aduaneras y/o cambiarias:

1. Incorrecta clasificación arancelaria.

2. Subfacturación.

3. Incumplimiento de requisitos legales en cuanto a la existencia de convenios para obtener exenciones arancelarias, o incumplimiento de formalidades de aquellos casos que impliquen menor pago de tributos (evasión).

4. Declarar menor cantidad de la realmente importada.

5. Violación al régimen cambiario en cuanto a:

5.1. Intermediario autorizado.

5.2. Debida canalización de las divisas.

5.3. Registro de la financiación o extemporaneidad en el mismo.

5.4. Divisa autorizada (cualquiera de reserva).

5.5. Giros superiores a los montos nacionalizados.

5.6. Inconsistencias de la declaración de cambios.

De acuerdo con las infracciones encontradas, se procederá así:

En los casos relacionados en los primeros tres numerales, el funcionario encargado enviará al importador investigado un requerimiento especial aduanero en el cual se proponga lo que se debe corregir o revisar, señalando los tributos aduaneros, sanciones y multas que se pretendan imponer con las explicaciones que el caso amerita, cumpliendo con lo dispuesto en el artículo 3º del Decreto 1800 de 1994.

Además, en los casos de subfacturación, se deberá analizar lo correspondiente a fletes y seguros de acuerdo a la información que exista sobre estas tarifas, determinadas y aplicadas por Fasecolda a efecto de determinar el correcto valor en aduanas como lo establece el Decreto 2615 de 1993.

Si la infracción corresponde a la descrita en el numeral cuatro, se aplicará una multa del 50% del valor de la mercancía y se aprehenderá siguiendo el procedimiento definido en los artículos 1º y 2º del Decreto 1800 de 1994. En caso de no ser factible su aprehensión se aplicará una sanción equivalente al 200% del valor de la mercancía, de conformidad con lo establecido en el artículo 12 ibídem.

Para la situación contemplada en el numeral quinto, el funcionario encargado del expediente procederá a proferir pliego de cargos, señalando además las sanciones al presunto infractor, de conformidad al régimen sancionatorio y procedimiento administrativo cambiario establecido en el Decreto 1746 de 1991.

Si culminada la investigación, el funcionario determina que los hechos no configuran infracción aduanera o cambiaria, emite auto de archivo debidamente motivado, anotando en el mismo el número y fecha del auto de apertura de la investigación correspondiente.

División de liquidación. En los casos a que haya lugar, conforme lo establecen los artículos 70 y 71 del Decreto 1909 de 1992, en concordancia con lo dispuesto en el artículo 3º del Decreto 1800 de 1994, si se encuentra mérito para practicar la respectiva liquidación oficial de corrección o de valor según el caso.

Una vez proferida la formulación de cargos por la división de fiscalización, se impondrá la multa correspondiente por violación del régimen cambiario mediante resolución motivada firmada por el jefe de la división de liquidación. Contra la decisión que impone la respectiva sanción, procede el recurso de reposición, el cual se decidirá por la división jurídica de la correspondiente administración.

Contra las liquidaciones oficiales mencionadas procede el recurso de reconsideración interpuesto ante la división jurídica de la correspondiente administración.

Control administrativo. Los jefes de división de fiscalización y liquidación serán los responsables directos de la oportunidad, confiabilidad y consistencia de la información, incluyendo en el sistema de control de gestión los informes que para este programa se establezcan. Mientras subsistan los informes manuales, éstos deberán diligenciarse con la periodicidad y oportunidad establecida.

El administrador de impuestos y aduanas nacionales, realizará control permanente de la adecuada ejecución de esta instrucción.

_____________________