CIRCULAR MINISTERIAL 50 DE 1996 

(Noviembre 15)

De conformidad con las funciones que le fueron otorgadas por la Ley 115 de 1994 y con lo dispuesto en el artículo 2º del Decreto 2253 de 1995, el Ministerio de Educación Nacional considera pertinente dar instrucciones en relación con las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional, en el Decreto 2064 de 1996, en relación con el cobro de tarifas de matrículas y pensiones por parte de los establecimientos privados de educación formal, como una medida que responde a parámetros de la política macroeconómica y social.

El contenido general del decreto

El espíritu general de esta norma es el de ratificar cómo el proceso de adecuación del establecimiento a la normatividad de la ley general de educación, implica en un corto plazo, una mayor graduación del crecimiento en calidad y la reducción en buena medida de los correspondientes incrementos en los costos educativos que afectan directamente la canasta familiar, dadas las condiciones macroeconómicas y sociales reinantes en el contexto nacional.

El mencionado decreto modifica parcialmente el Decreto 1203 de 1996, disponiendo reducir el incremento de las tarifas de matrículas y pensiones por mejoras propuestas en calidad hasta dos y tres puntos porcentuales, respectivamente, según se trate del régimen de libertad vigilada o del régimen de libertad regulada.

Se continúa reconociendo, por otra parte la necesidad de un incremento superior al índice de inflación proyectado para el componente tarifario, relacionado con el costo laboral docente.

Lo anterior implica que las secretarías de educación departamentales y distritales, en el momento de autorizar las tarifas para el año académico que comience en 1997, deben prestar una especial atención a las proyecciones de inversión que presenten los establecimientos educativos privados y ordenar los correspondientes ajustes al plan operativo que como bien se sabe, forma parte del proyecto educativo institucional.

El texto de este decreto, no desconoce el proceso de autoevaluación cumplido por los establecimientos educativos, sino que establece la regla de puntos de calidad mencionada anteriormente para que, de manera obligatoria, sea tenida en cuenta por las secretarías de educación, en el momento de proceder a la autorización de tarifas, de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 9º y 15 del Decreto 2253 de 1995.

En consecuencia las instrucciones impartidas por el Ministerio de Educación Nacional, mediante la Circular 28 del 22 de julio de 1996, continuarán siendo de utilidad para las secretarías de educación para efectos de las evaluaciones de las propuestas que presenten los establecimientos educativos privados de su jurisdicción, claro está, teniendo en cuenta los ajustes porcentuales que ordena el Decreto 2064 de 1996.

Instrucciones especiales

a) Tarifa efectiva y legalmente cobrada (D. 2064/96, art. 1º, inc. 1º).

Las secretarías de educación deben tener en cuenta que la tarifa que servirá de base para aplicar las reglas del decreto que se comenta, es la tarifa anual efectivamente cobrada por los establecimientos educativos privados en 1996, siempre y cuando la misma se haya ajustado a las disposiciones legales y reglamentarias, es decir, que no supere la tarifa anual autorizada por las secretarías de educación en el respectivo acto administrativo de adopción del régimen.

Para efecto del cálculo financiero se entiende por beca la exoneración del pago total de la matrícula y de las pensiones durante el año académico en la respectiva vigencia por alumno, y

b) Parámetros de ajuste en los costos.

Primer momento

Para la iniciación del proceso de matrículas y mientras la Junta Directiva del Banco de la República determina la meta de inflación y el Gobierno Nacional define oficialmente el incremento salarial docente, condiciones indispensables para que las secretarías de educación expidan el acto administrativo de autorización de tarifas para 1997, los establecimientos educativos privados sólo podrán incrementar en un 15% el valor de la tarifa anual autorizada por la respectiva secretaría, para el año académico de 1996, en calendario A. El valor de la matrícula no puede ser superior al 10% de esta tarifa.

Segundo momento

Una vez conocida la meta de inflación y expedido el decreto de salarios de los docentes para 1997, las secretarías de educación expedirán los actos administrativos antes de iniciar las clases regulares, observando los siguientes criterios:

• Tarifa anual efectiva y legalmente cobrada, autorizada por la secretaría de educación, para el año académico de 1996.

• Meta de inflación fijada por el Banco de la República.

El porcentaje equivalente a la participación del costo salarial docente, multiplicado por el ajuste porcentual de los salarios docentes que por norma legal deben realizar los establecimientos educativos, disminuido en la meta de inflación.

• El incremento porcentual derivado de las mejoras de calidad que son: para libertad vigilada 2 puntos porcentuales y para libertad regulada 3 puntos porcentuales, máximos.

La tarifa anual que autorice la secretaría de educación, incluirá el reajuste de la matrícula

c) Revisión del manual. El Ministerio de Educación Nacional, de inmediato iniciará la revisión del manual de evaluación y clasificación de establecimientos educativos, de acuerdo con lo dispuesto en el último inciso del artículo 5º del Decreto 2253 de 1995, para lo cual las secretarías de educación departamentales y distritales deben enviar una evaluación de dicho manual a la secretaría técnica de este ministerio antes del 20 de febrero de 1997, y

d) Los cobros periódicos. En el caso de cobro por concepto de transporte escolar, se considerará debidamente justificado, un incremento que no sea superior al porcentaje de aumento para el servicio público de transporte, autorizado en la jurisdicción en donde se encuentre ubicado el establecimiento educativo privado.

Para alojamiento escolar, alimentación y otros cobros periódicos, debidamente incorporados al manual de convivencia, se considerará debidamente justificado, un incremento que no sea superior al porcentaje de la meta de inflación definida por la Junta Directiva del Banco de la República para la vigencia de 1997.

Para uniformes y textos escolares se deberá atener a los acuerdos del pacto social de productividad, precios y salarios y a lo dispuesto en la Circular ministerial número 004 del 5 de febrero de 1996.

El Ministerio de Educación Nacional, a través de su oficina de inspección y vigilancia de la calidad de la educación, brindará el apoyo y la orientación que sean requeridos, en los teléfonos 2224710 y 2220228.

Las medidas comentadas en esta directiva quieren igualmente convocar a la solidaridad nacional, por parte de los establecimientos educativos privados, en relación con el cobro de tarifas de matrículas y pensiones.

N. del D.: Esta circular está dirigida a gobernadores, alcaldes distritales y secretarios de educación departamentales y distritales.

_____________________