RESOLUCIÓN 433 DE 1999 

(Enero 26)

“Por la cual se declara la urgencia manifiesta con el fin de contratar las obras que se estimen necesarias para reparar las averías de los despachos judiciales y superar la situación de parálisis que afronta la rama judicial en los departamentos del Quindío y Risaralda, ocasionadas por el movimiento telúrico ocurrido el día veinticinco (25) de enero de mil novecientos noventa y nueve (1999)”.

La Sala administrativa del Consejo Superior de la Judicatura,

en ejercicio de sus atribuciones constitucionales y legales, en especial de las conferidas por el artículo 42 de la Ley 80 de 1993, el numeral 15 del artículo 85 de la Ley 270 de 1996 y el Acuerdo 314 de 1996,

CONSIDERANDO:

Que en los términos del artículo 42 de la Ley 80 de 1993 (estatuto general de contratación administrativa), la declaratoria de urgencia manifiesta procede, entre otros casos, cuando la continuidad del servicio exige la ejecución de obras en el inmediato futuro, y faculta al ordenador del gasto para prescindir de los procedimientos ordinarios de contratación establecidos por las normas respectivas y efectuar los traslados presupuestales que se requieran para tal fin;

Que es un hecho notorio que como consecuencia del movimiento telúrico ocurrido el día veinticinco (25) de enero de mil novecientos noventa y nueve (1999), resultaron gravemente afectadas las instalaciones donde funcionan algunos despachos judiciales de los departamentos de Quindío y Risaralda, en contra de la normal prestación del servicio público esencial de administración de justicia;

Que esta Sala basada en las peticiones de varios de sus magistrados, con sujeción al procedimiento establecido en el parágrafo del artículo primero del Acuerdo 314 de 1996, en sesión del 26 de enero del año en curso, concluyó que efectivamente se requiere con carácter urgente solucionar el problema antes descrito, para superar traumatismos en el normal desempeño de las labores judiciales;

En consecuencia, se debe declarar la urgencia manifiesta para contratar las obras que se estimen necesarias para superar la situación de parálisis que afronta la rama judicial en los departamentos del Quindío y Risaralda, como resultado del movimiento telúrico premencionado;

Los soportes documentales de esta decisión, se incorporan como anexos a la presente resolución, para todos los efectos legales,

RESUELVE:

ART. 1º—Declárase la urgencia manifiesta para contratar las obras físicas, hidráulicas, eléctricas y mecánicas para remover escombros, retirar paredes, muros, fachadas, losas, cielo rasos y hacer los cerramientos provisionales que sean necesarios para reparar las averías de los despachos judiciales ubicados en los departamentos del Quindío y Risaralda, ocasionadas por el movimiento telúrico ocurrido el día veinticinco (25) de enero de mil novecientos noventa y nueve (1999), y con ello permitir la inmediata continuidad del servicio de administración de justicia.

ART. 2º—Autorízase a la directora ejecutiva de administración judicial para que adelante el proceso de contratación directa respectivo a través de sus delegados.

ART. 3º—La interventoría y el seguimiento a todos los contratos que se celebren, la ejercerá la unidad de recursos físicos e inmuebles de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura.

ART. 4º—La dirección ejecutiva de administración judicial deberá cumplir con los procedimientos y exigencias establecidos en el Acuerdo 314 de 1996, en especial lo preceptuado en el artículo quinto.

ART. 5º—Aprópiense las partidas y efectúense los traslados presupuestales requeridos para la suscripción de los contratos.

Comuníquese, publíquese y cúmplase.

Dado en Santafé de Bogotá, D.C., a 26 de enero de 1999.

_____________________________________________