CIRCULAR EXTERNA 19 DE 2000 

(Noviembre 27)

Asunto: Alcance del artículo 44 de la Ley 21 de 1982.

El Superintendente del Subsidio Familiar en uso de las facultades legales otorgadas por el numeral 4º del artículo 7º del Decreto 2150 de 1992 de “Instruir a las entidades vigiladas sobre la forma como deben cumplir las disposiciones que regulan su actividad, fijar los criterios técnicos y jurídicos que faciliten el cumplimiento de tales normas y señalar los procedimientos para su cabal aplicación”, les recuerda la importancia de los recursos que recaudan y administran las cajas de compensación familiar.

Las cajas de compensación familiar son entes de especial naturaleza, que manejan una prestación social que surge de la relación entre empleadores y trabajadores y que benefician a estos últimos y a sus familias, como lo expresa la honorable Corte Suprema de Justicia en Sentencia 32 de marzo 19 de 1987, Sala Plena, “que las cajas de compensación familiar son instituciones para las que se ordena asignar los recursos necesarios con el fin de satisfacer las necesidades de las familias de los trabajadores”. Por ende, el destino de los recaudos que realizan las cajas de compensación familiar se encuentran perfectamente delimitados por la ley no pudiendo modificar la especial destinación de dichos recursos, sólo podrán distribuirlos, destinarlos o invertirlos en los términos de las disposiciones legales vigentes.

Por ello, dentro de esa normatividad, igualmente deberá tenerse en cuenta que los recursos del 4% que administran las cajas de compensación familiar, tienen una naturaleza especial de la cual la Honorable Corte Constitucional en Sentencia C-675 de fecha 29 de octubre de 1992, demanda D-066, ha dicho: “... las cotizaciones de los empleadores son aportes de orden parafiscal, que no son impuestos ni contraprestación salarial”.

Siendo dichos recursos de orden parafiscal, pertenecientes a la seguridad social, se advierte igualmente a los entes de dirección, administración y fiscalización de las cajas de compensación familiar sobre la responsabilidad que les asiste de velar por su adecuado manejo y administración, debiendo garantizar que cumplan con la finalidad prevista por el legislador, es decir que se invierta en la comunidad afiliada al sistema del subsidio familiar primordialmente a los trabajadores de medianos y menores ingresos.

Por lo tanto se recuerda a los directores administrativos, consejo directivo y revisores fiscales dar estricto cumplimiento a lo preceptuado en el artículo 44 de la Ley 41 de 1982 que señala:

“Las cajas de compensación familiar no podrán salvo cuando se haga el (sic) pago del subsidio familiar o en virtud de autorización expresa de la ley, facilitar, ceder, dar en préstamo o entregar a título gratuito o a precios subsidiados, bienes o servicios a cualquier persona jurídica o natural”.

Así las cosas, les reitero nuestra invitación para que las cajas de compensación cumplan de manera estricta el conjunto normativo vigente.

N. del D.: Esta circular externa está dirigida a los consejos directivos, directores administrativos y revisores fiscales de las cajas de compensación familiar, directores administrativos.

_________________________________