Banco de la República

RESOLUCIÓN EXTERNA 2 DE 2010 

(Diciembre 17)

“Por la cual se expiden regulaciones en materia cambiaria”.

La Junta Directiva del Banco de la República,

en ejercicio de sus facultades constitucionales y legales, en especial de las que le confieren los artículos 371 y 372 de la Constitución Política, el articulo 16 literales h) e i) de la Ley 31 de 1992, y en concordancia con el Decreto 1735 de 1993,

RESUELVE:

ART. 1º—El artículo 1° de la Resolución Externa 8 de 2000 quedará así:

“ART. 1º—Definición. Los residentes y no residentes que efectúen en Colombia una operación de cambio, deberán presentar una declaración de cambio en los términos y condiciones que disponga el Banco de la República.

Las calidades de representante legal, apoderado o mandatario especial se presumirán de quienes se anuncien como tales al momento de presentar la declaración de cambio.

PAR.—El Banco de la República adoptará mediante reglamentación general los términos, condiciones y procedimientos aplicables a la dec1aración de cambio y a las operaciones de que trata la presente resolución. Así mismo, podrá solicitar la informaci6n que considere pertinente para el seguimiento de las operaciones de cambio”.

ART. 2º—El artículo 2º de la Resolución Externa 8 de 2000 quedará así:

“ART. 2º—Diferencias. No podrán canalizarse a través del mercado cambiario sumas superiores o inferiores a las efectivamente recibidas, ni efectuarse giros por montos diferentes a las obligaciones con el exterior.

Podrán canalizarse a través del mercado cambiario sumas diferentes al valor de las operaciones de cambio obligatoriamente canalizables, siempre y cuando estas diferencias se presenten por causas justificadas”.

ART. 3º—Se adiciona el siguiente parágrafo al artículo 7º de la Resolución Externa 8 de 2000:

“PAR.—El Banco de la República mediante reglamentación de carácter general podrá establecer excepciones a la canalización de estas operaciones”.

ART. 4º—El artículo 10 de la Resolución Externa 8 de 2000 quedará así:

“ART. 10.—Canalización. Los residentes deberán canalizar a través del mercado cambiario los pagos para cancelar el valor de sus importaciones. Las importaciones podrán estar financiadas por el proveedor de la mercancía, los intermediarios del mercado cambiario y las entidades financieras del exterior”.

ART. 5º—El artículo 14 de la Resolución Externa 8 de 2000 quedará así:

“ART. 14.—Pagos anticipados. Los residentes podrán adquirir divisas en el mercado cambiario para pagar futuras importaciones de bienes.

Los pagos anticipados podrán financiarse previa constitución del depósito de que trata el artículo 26 de esta resolución. El depósito no se exigirá en el caso de pagos anticipados de futuras importaciones de bienes de capital definidos en el artículo 84 de la presente resolución”.

ART. 6º—El artículo 15 de la Resolución Externa 8 de 2000 quedará así:

“ART. 15.—Canalización. Los residentes deberán canalizar a través: del mercado cambiario las divisas provenientes de sus exportaciones. Los exportadores podrán conceder plazo a los compradores del exterior para pagar las exportaciones”.

ART. 7º—El artículo 16 de la Resolución Externa 8 de 2000 quedará así:

“ART. 16.—Pagos anticipados y prefinanciación de exportaciones. Las exportaciones podrán estar financiadas bajo la modalidad de pagos anticipados provenientes del comprador del exterior, o bajo la modalidad de prefinanciación de exportaciones en la forma de préstamos en moneda extranjera concedidos por los intermediarios del mercado cambiario o por entidades financieras del exterior.

1. Pagos anticipados. Las divisas recibidas de compradores extranjeros por concepto de futuras exportaciones de bienes no constituyen una obligación financiera con reconocimiento de intereses ni generan para el exportador obligación diferente a la entrega de la mercancía.

2. Prefinanciación de exportaciones. Como requisito para el desembolso y canalización de los préstamos en moneda extranjera concedidos por los intermediarios del mercado cambiario y las entidades financieras del exterior para prefinanciar exportaciones deberá constituirse un depósito en el Banco de la República en las condiciones, monto y plazo que determine de manera general la Junta Directiva.

El exportador que compruebe la realización de la exportación podrá pedir la restitución anticipada del depósito conforme al procedimiento y a la tabla de descuento que para el efecto establezca el Banco de la República.

El capital del crédito deberá pagarse con el producto de la exportación. No obstante, si por efecto de haber financiado parte o la totalidad del depósito con el producto del préstamo, el valor de la exportación es inferior al valor del préstamo, el exportador podrá adquirir divisas en el mercado cambiario hasta por el valor financiado del depósito, con el fin de completar el valor de amortización del préstamo.

En todo caso, el exportador podrá acudir al mercado cambiario para adquirir las divisas necesarias para el pago del capital y los intereses correspondientes.

PAR.—No habrá lugar a la constitución del depósito del artículo 26 de la presente resolución en el caso de exportaciones de bienes de capital definidos en el artículo 84 de la presente resolución”.

ART. 8º—Se deroga el parágrafo 3º del artículo 26 de la Resolución Externa 8 de 2000.

ART. 9º—El artículo 38 de la Resolución Externa 8 de 2000 quedará así:

“ART. 38.—Avales y garantías otorgados por residentes. Los residentes podrán otorgar avales y garantías en moneda extranjera para respaldar cualquier obligación en el exterior”.

ART. 10.—El artículo 39 de la Resolución Externa 8 de 2000 quedará así:

“ART. 39.—Otorgamiento de avales por no residentes. Deberán canalizarse a través del mercado cambiario los ingresos y egresos de divisas correspondientes a avales y garantías otorgados por no residentes para respaldar el cumplimiento de obligaciones derivadas de operaciones de cambio y operaciones internas.

PAR.—Las operaciones de que trata el presente artículo deberán informarse al Banco de la República en los términos y condiciones que señale dicha entidad”.

ART. 11.—El capítulo XI del título I de la Resolución Externa 8 de 2000 quedará así:

“Cuentas en moneda extranjera

ART. 55.—Autorización. Los residentes podrán constituir libremente depósitos en cuentas bancarias en el exterior con divisas adquiridas en el mercado cambiario o a residentes en el país que no deban canalizarlas a través del mercado cambiario.

Con cargo a los recursos depositados en estas cuentas se podrá efectuar cualquier operaci6n de cambio distinta a aquellas que deban canalizarse a través del mercado cambiario conforme al artículo 7º de esta resolución. Los rendimientos de las inversiones o depósitos que se efectúen con cargo a estas cuentas también se podrán utilizar para los mismos propósitos.

Lo anterior, sin perjuicio del cumplimiento de las normas tributarias aplicables.

ART. 56.—Mecanismo de compensación. En adición a lo previsto en el artículo anterior, los residentes que utilicen cuentas bancarias en el exterior para operaciones que deban canalizarse a través del mercado cambiario deberán registrarlas en el Banco de la República bajo la modalidad de cuentas de compensación.

El registro de las cuentas de compensación deberá efectuarse a más tardar dentro del mes siguiente a la fecha de la realización de una operación que deba canalizarse a través del mercado cambiario.

El Banco de la República reglamentará los términos y las condiciones aplicables para el registro, la presentación de las declaraciones de cambio, el suministro de información y el uso de las divisas de estas cuentas.

ART. 57.—Manejo de recursos en moneda extranjera del Fondo Nacional del Café. El Fondo Nacional del Café podrá mantener recursos en un fondo de moneda extranjera con el objeto de atender los egresos que se causen en el exterior por concepto de inversiones y gastos de comercialización del café, publicidad, funcionamiento de oficinas y empréstitos que adquiera en moneda extranjera, de acuerdo con el presupuesto que se elaborará anualmente y que será sometido a la aprobación del Comité Nacional de Cafeteros y de la Junta Directiva del Banco de la República, a más tardar el 31 de diciembre del año inmediatamente anterior. La aprobación de la Junta Directiva se limitará a su incidencia en el mercado cambiario y no en cuanto a los montos que constituyen dicho presupuesto.

La Federación Nacional de Cafeteros presentará mensualmente al Banco de la República la declaración de cambio de conformidad con lo previsto en el artículo anterior”.

ART. 12.—El numeral 1º del artículo 60 de la Resolución Externa 8 de 2000 quedará así:

“1. Exigir la presentación de la declaración de cambio en los términos y condiciones que señale el Banco de la República. Para aquellas operaciones que requieran el depósito deberán verificar que se haya acreditado el cumplimiento de dicha obligación como condición previa para la canalización de las divisas a través del mercado cambiario”.

ART. 13.—El artículo 76 de la Resolución Externa 8 de 2000 quedará así:

“ART. 76.—Utilización de las divisas. Las divisas que reciban los residentes por concepto de operaciones que no deban canalizarse a través del mercado cambiario solo podrán utilizarse para su venta a otros residentes y, según se convenga. para pagar en el país compras de mercancías a los depósitos francos, fletes y tiquetes de transporte internacionales, gastos personales efectuados a través de tarjetas de crédito internacionales, primas por concepto de seguros denominados en divisas de que trata el Decreto 2821 de 1991 y normas concordantes y para el pago de obligaciones provenientes de reaseguros con el exterior o para efectuar pagos en el exterior o en el país del valor de los siniestros que las empresas de seguros establecidas en Colombia deban cubrir en moneda extranjera, de conformidad con lo que determine el Gobierno Nacional en desarrollo de lo previsto por el artículo 14 de la Ley 9ª de 199. Así mismo, podrán utilizarse para realizar en el exterior inversiones financieras y en activos, y cualquiera otra operación distinta de aquellas que deban canalizarse a través del mercado cambiario, o canalizarlas voluntariamente a través de dicho mercado.

ART. 14.—El parágrafo 5º del artículo 79 de la Resolución Externa 8 de 2000, quedará así:

“PAR. 5º—Los residentes podrán cumplir en moneda extranjera obligaciones derivadas de operaciones internas, si así lo acuerdan, mediante el giro o recepción de divisas en cuentas de compensación abiertas para el efecto.

Estas operaciones estarán sujetas a las siguientes condiciones:

a) Las cuentas a través de las cuales se giren las divisas para el cumplimiento de las obligaciones entre residentes únicamente podrán constituirse con recursos provenientes de operaciones obligatoriamente canalizables a través del mercado cambiario.

Estas divisas deberán utilizarse para cumplir las obligaciones entre residentes. Los saldos podrán venderse a los intermediarios del mercado cambiario o a los titulares de otras cuentas de compensación.

b) Los recursos de las cuentas a través de las cuales se reciban divisas provenientes del cumplimiento de obligaciones entre residentes solo podrán utilizarse para realizar operaciones obligatoriamente canalizables a través del mercado cambiario. Así mismo, los saldos podrán venderse a los intermediarios del mercado cambiario o a los titulares de otras cuentas de compensación.

c) Las cuentas a que se refiere el presente parágrafo estarán sometidas a las obligaciones previstas en el artículo 56 de esta resolución.

d) Las cuentas a las que se refiere el presente parágrafo podrán presentar ingresos o egresos por concepto de gastos de administración y manejo, errores bancarios y constitución o redención de inversiones financieras efectuadas con recursos de la misma cuenta”.

ART. 15.—Régimen transitorio. La financiación de importaciones con documentos de transporte expedidos a partir del 1º de septiembre de 2010, asi como la financiación de exportaciones con documentos de exportación expedidos a partir del 1º de marzo de 2010 que no hubieren sido informadas como endeudamiento externo, se sujetarán a las reglas de esta resolución y de la circular del Banco de la República que la reglamente.

Los pagos anticipados por exportaciones canalizados desde el 1º de noviembre de 2010 que no hubieren sido informados como endeudamiento externo, se sujetarán a las reglas de esta resolución y de la circular del Banco de la República que la reglamente.

ART. 16.—Vigencia. La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación. Los artículos 4º, 6º y 7º de la presente resolución rigen a partir del primero (1º) de marzo de 2011.

Dada en Bogotá, D.C., a 17 de diciembre de 2010.