Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada

RESOLUCIÓN 20167100080457 DE 2016

(Octubre 13)

“Por medio de la cual se modifica el Código de Ética y Buen Gobierno de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada”

El Superintendente de Vigilancia y Seguridad Privada,

en uso de sus atribuciones legales y en especial las que le confiere los decretos 2355, 235 6 de 2006, y

CONSIDERANDO:

Que conforme a lo establecido en el artículo 209 de la Constitución Política, “La función administrativa está al servicio de los intereses generales y se desarrolla con fundamento en los principios de igualdad, moralidad, eficacia, economía, celeridad, imparcialidad y publicidad, mediante la descentralización, la delegación y la desconcentración de funciones.

Las autoridades administrativas deben coordinar sus actuaciones para el adecuado cumplimiento de los fines del Estado. La administración pública en todos sus órdenes, tendrá un control interno que se ejercerá en los términos que señale la ley”.

Que en el Manual técnico del modelo estándar de control interno para el Estado colombiano MECI 2014, expedido por el Departamento Administrativo de la Función Pública, se establece que las entidades deberán tener acuerdos, compromisos y protocolos éticos, a través de los cuales se planteen las declaraciones explícitas que, en relación con las conductas de los servidores públicos, sean acordadas en forma participativa para la consecución de los propósitos de la entidad, manteniendo la coherencia de la gestión con los principios consagrados en la Constitución Política, la ley y la finalidad social del Estado. Se requiere que los mencionados protocolos éticos sean un parámetro del comportamiento que oriente la actuación de todos los servidores, genere transparencia en la toma de decisiones y propicie un clima de confianza para el logro de los objetivos de la entidad y de los fines del Estado.

Que la gestión ética es la actuación autorregulada de los agentes públicos, orientada a asumir sus responsabilidades frente a los grupos con los que interactúa.

Que se determinó la necesidad de actualizar el Código de Ética y Buen Gobierno modificado y aprobado mediante Resolución 6926 del 30 de septiembre del 2011, de acuerdo a los fundamentos conceptuales y manual metodológico del modelo de gestión ética para entidades del Estado con el fin de gestionar el fortalecimiento de la ética pública en el ejercicio de la función administrativa.

Que la nueva versión del Código de Ética y Buen Gobierno, fue presentada y aprobada por el Comité Interinstitucional en reunión efectuada el día 23 de agosto de 2016, por tanto es preciso su adopción y publicación en el Sistema de Control de Calidad.

Que la Supervigilancia como ente de control, inspección y vigilancia sobre el servicio público de vigilancia y seguridad privada en Colombia, asumió su responsabilidad social y el compromiso de guiar y encaminar todas sus actuaciones con integridad, transparencia y orientación hacia el bien común.

Que mediante Resolución 20163100040977 del 14 de junio de 2016 se crea y se conforma el comité de ética y sus agentes como instancia organizacional encargada de promover y liderar el proceso de implementación de la gestión ética, encauzado hacia la consolidación del ejercicio de la función pública en términos de eficiencia, transparencia, probidad y servicio a la ciudadanía por parte de todos los servidores públicos de la Supervigilancia.

En mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Adóptese el Código de Ética y Buen Gobierno de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada como el documento que define el marco de referencia de comportamiento, valores y prácticas éticas en las relaciones laborales de la entidad. Este código, es por tanto de obligatorio cumplimiento para todas las personas vinculadas a la Supervigilancia, quienes deberán actuar de conformidad con sus lineamientos y firmar un compromiso de conducta y comportamiento responsable en el momento de su vinculación laboral.

ART. 2º—El Comité de ética y sus agentes serán los encargados de promover y liderar las estrategias para la difusión e interiorización del Código de Ética y expandir la dimensión ética a otros grupos de interés (contratistas y proveedores).

De igual forma, el Código de Ética debe incluirse dentro de los procesos de inducción y reinducción a los funcionarios, como mecanismo de profundización de los valores éticos de la entidad.

ART. 3º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación.

Comuníquese, publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D. C., 13 de octubre de 2016.