Superintendencia de Notariado y Registro

RESOLUCIÓN 10387 DE 2017

(Septiembre 26)

“Por la cual se fijan las directrices del concurso de méritos para la designación de curadores urbanos”.

El Superintendente de Notariado y Registro (e),

en ejercicio de las facultades que le confiere el artículo 20 de la Ley 1796 de 2016, el artículo 2.2.6.6.3.2 del Decreto 1203 de 2017, y

CONSIDERANDO:

Que mediante la Ley 1796 de 2016 se establecieron medidas enfocadas al fortalecimiento de la función pública que ejercen los curadores urbanos y se asignan unas funciones a la Superintendencia de Notariado y Registro, entre otras disposiciones.

Que el artículo 20 de la citada ley establece como una de las funciones de la Superintendencia de Notariado y Registro en relación con los curadores urbanos, la de fijar las directrices del concurso para la designación de curadores urbanos, en cuanto a la forma de acreditar los requisitos, la fecha y lugar de realización del concurso y el cronograma respectivo.

Que el artículo 2.2 .6.6.3.1 del Decreto 1077 de 2015, Único Reglamentario del Sector Vivienda, Ciudad y Territorio, modificado por el Decreto 1203 de 2017, estableció las reglas para adelantar el concurso de méritos para la designación de curadores urbanos.

Que el artículo 2.2.6.6.3.2 del Decreto 1203 de 2017 estipuló que le corresponde a la Superintendencia de Notariado y Registro establecer los términos de la convocatoria pública al concurso de méritos antes del vencimiento del periodo individual de los curadores urbanos.

Que tanto la Ley 1796 de 2016 y el Decreto 1203 de 2017 establecieron que los gastos que demande el concurso para la designación de curadores urbanos se harán con cargo al presupuesto de la Superintendencia de Notariado y Registro y al Fondo Cuenta de Curadores.

Que con el fin de salvaguardar los principios de publicidad, objetividad y transparencia y de garantizar la participación pública y objetiva en el concurso de méritos para la designación de los curadores urbanos, es necesario fijar las directrices para adelantar el citado concurso.

En consideración de lo expuesto.

RESUELVE:

ART. 1º—Calidades para ser designado curador urbano. Para ser designado curador urbano deben cumplirse los requisitos legales establecidos en el numeral 1º del artículo 101 de la Ley 388 de 1997, modificado por el artículo 9º de la Ley 810 de 2003 y el artículo 22 de la Ley 1796 de 2016.

ART. 2º—Requisitos para concursar. Los aspirantes, en el término de inscripción, deberán acreditar el cumplimiento de los siguientes requisitos·

a) Ser ciudadano colombiano en ejercicio, o extranjero residente legalmente en el país, no mayor de 70 años y estar en pleno goce de los derechos civiles, de acuerdo con lo estipulado en la Constitución Nacional y en las leyes civiles.

b) Poseer título profesional de arquitecto, ingeniero civil, abogado o en área de las ciencias sociales, económicas o de la administración y posgrado en derecho urbano, urbanismo, políticas de suelo, planificación territorial, regional o urbana. En el caso de las profesiones reglamentarias se debe presentar la correspondiente matrícula, tarjeta o licencia profesional.

c) Acreditar experiencia laboral mínima de diez (10) años en el ejercicio de actividades de desarrollo o la planificación urbana

d) No estar incurso en alguna de las causales de inhabilidad determinadas en la ley.

e) Acreditar la colaboración del grupo interdisciplinario especializado que apoyará la labor del curador urbano.

f) Inscribirse y aprobar el concurso de designación de curadores urbanos de que trata la ley.

ART. 3º—Concurso de méritos para la designación de curador urbano. El curador urbano será nombrado de la lista que resulte del concurso de méritos adelantado para la designación de curadores urbanos.

Los gastos que demande el concurso para la designación de curadores urbanos se harán con cargo al presupuesto de la Superintendencia de Notariado y Registro y al Fondo Cuenta de Curadores.

El concurso de méritos en todas sus etapas deberá realizarse atendiendo a criterios de objetividad, transparencia, imparcialidad y publicidad.

ART. 4º—Etapas del concurso. El concurso público de méritos para la designación de curador urbano, tendrá, como mínimo, las siguientes etapas:

1. Convocatoria. La convocatoria es norma reguladora de todo el concurso y obliga tanto a la administración como a los aspirantes. Contendrá el reglamento del concurso, las etapas que deben surtirse y el procedimiento administrativo orientado a garantizar los principios de igualdad, moralidad, eficacia, economía. Celeridad, imparcialidad y publicidad.

La convocatoria debe contener, por lo menos, la siguiente información: fecha de fijación; lugar de trabajo; lugar, fecha y hora de inscripción; fecha de publicación de la lista de admitidos y no admitidos, trámite de reclamaciones y recursos procedentes; fecha, hora y lugar de la prueba de conocimiento; pruebas que se aplicarán indicando el carácter de la prueba, el puntaje mínimo aprobatorio y el valor dentro del concurso; fecha de publicación de los resultados del concurso; los requisitos para ser curador urbano, que en ningún caso podrán ser diferentes a los establecidos en la Ley 1796 de 2016; y funciones y condiciones adicionales que se consideren pertinentes para el proceso.

2. Reclutamiento. Esta etapa tiene como objetivo atraer e inscribir el mayor número de aspirantes que reúnan los requisitos para ser curador urbano.

3. Pruebas. Las pruebas o instrumentos de selección tienen como finalidad garantizar el análisis y evaluación de experiencia y capacidad demostrada en relación con la función del curador urbano, como también de los estudios de pregrado y de postgrado. Asimismo, las pruebas permitirán la clasificación de los candidatos en relación con las calidades requeridas para desempeñar con efectividad sus funciones.

El proceso del concurso público de méritos para la designación de curadores urbanos, comprenderá la aplicación de las siguientes pruebas:

a) Prueba de conocimientos sobre normas nacionales, municipales y distritales en materia de desarrollo y planificación urbana y territorial y marco general de sismo resistencia, normas urbanísticas del plan de ordenamiento territorial o los instrumentos que lo desarrollen y lo complementen. Los valores de esta prueba serán fijados en la convocatoria.

b) Evaluación o revisión de los títulos académicos y la experiencia profesional requeridos para el cargo. Los estudios y experiencia que sobrepasen los requisitos del cargo, tendrán el valor que se fije en la convocatoria. En la reglamentación se fijarán los parámetros y los criterios de evaluación.

c) Entrevista. Será colegiada conformada por el alcalde municipal o distrital respectivo y un representante de la superintendencia delegada de curadores urbanos de la Superintendencia de Notariado y Registro, la entrevista tendrá el valor que se fije en la convocatoria.

PAR.—Para la ejecución del proceso y todas las etapas del concurso de méritos, la Superintendencia de Notariado y Registro contratará un operador técnico y científico.

ART. 5º—Mecanismos de publicidad. La publicidad de las convocatorias se realizará a través de los medios que garanticen su conocimiento y permitan la libre concurrencia, según lo señalado en el Código de Procedimiento Administrativo de lo Contencioso Administrativo, en lo referente a la publicación de avisos, distribución de volantes, inserción en otros medios, la publicación en la página web, por bando y a través de un medio masivo de comunicación de la entidad territorial.

PAR.—Con el fin de garantizar la libre concurrencia, la publicación de la convocatoria deberá efectuarse por lo menos diez (10) días calendario antes del inicio de la fecha de inscripciones.

ART. 6º—Lista de elegibles. Con los resultados arrojados por las pruebas de conocimiento, el Departamento Administrativo de la Función Pública elaborará en estricto orden descendente la lista de elegibles.

PAR.—La lista de elegibles que se conforme de acuerdo con los resultados del concurso, tendrá una vigencia de tres (3) años contados a partir del momento en que quede en firme y servirá para proveer el reemplazo de los curadores urbanos en el caso de faltas temporales y absolutas señaladas en la Ley 1796 de 2016.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 26 de septiembre de 2017.