Fiscalía General de la Nación

RESOLUCIÓN 3162 DE 2017

(Noviembre 10)

“Por medio de la cual se modifica el artículo 26 de la Resolución 0-2417 de 2017 y se centraliza la respuesta a las solicitudes de conversión y reversión en un grupo de nivel central”.

El Fiscal General de la Nación,

en uso de sus facultades constitucionales, legales y reglamentarias, en especial las conferidas en los artículos 250 de la Carta Política y 554 de la Ley 906 de 2004, adicionado por el artículo 32 de la Ley 1826 de 2017, y

CONSIDERANDO:

Que el Congreso de la República de Colombia, mediante la Ley 1826 de 2017, creó un procedimiento penal abreviado y reguló la figura del acusador privado, estableciendo que “[c]uando se autorice la conversión de la acción penal pública a privada, y entre tanto esta perdure, la investigación y la acusación corresponderán al acusador privado”;

Que en cumplimiento del artículo 32 de la Ley 1826 de 2017, se expidió la Resolución 0-2417 del 11 de junio de 2017 “[p]or medio de la cual se establece el procedimiento interno para garantizar un control de la conversión y reversión de la acción penal” en la Fiscalía General de la Nación;

Que con el fin de unificar el ejercicio de la conversión y reversión en la entidad y de armonizar su práctica con el funcionamiento de la política criminal, la resolución mencionada estableció, en su artículo 26, disposiciones transitorias en las que centraliza la respuesta a las solicitudes de conversión y reversión de la acción penal y determina tres etapas para su descentralización gradual, de la siguiente forma:

“Primera etapa: Nivel central.

Entre el 13 de julio y el 13 de septiembre de 2017 la delegada para la seguridad ciudadana conformará un grupo que decidirá sobre las solicitudes de conversión y reversión que se presenten en todas las dependencias misionales.

Cuando se reciba una solicitud de conversión, o se estime necesario ordenar la reversión, el fiscal que conozca el caso deberá remitir en medio magnético y de forma inmediata la solicitud, junto con la carpeta del caso, al grupo designado para resolverla dentro de los términos exigidos por la ley.

La delegada para la seguridad ciudadana emitirá y divulgará una circular indicando los funcionarios de enlace para estos fines.

Segunda etapa: Nivel seccional.

A partir del 13 de agosto de 2017, el grupo destacado de nivel central tendrá un mes para, con la información que haya recogido y las directrices que haya formulado, capacitar a un servidor por dirección seccional. Si alguna dirección nacional tiene a su cargo casos que sean susceptibles de conversión, también deberá capacitarse a uno de sus funcionarios.

Entre el 14 de septiembre de 2017 y el 14 de febrero de 2018, los fiscales que reciban una solicitud de conversión proyectarán su respuesta y la remitirán de inmediato al servidor capacitado por dirección seccional o nacional para que este verifique su concordancia con los lineamientos dados por la entidad. En esta etapa, el fiscal correspondiente responderá la solicitud de conversión después del visto bueno de su dirección. Lo anterior también será aplicado a la decisión de reversión, la cual será proyectada por el fiscal del caso y verificada por la respectiva dirección.

Tercera etapa: Nivel base.

El 14 de febrero de 2018 la dirección de políticas y estrategia expedirá la “Guía para responder solicitudes de conversión y reversión”. Esta estará fundamentada en los insumos aportados por los servidores de las direcciones seccionales y nacionales y de la delegada para la seguridad ciudadana encargados de resolver la conversión y reversión en las etapas anteriores.

A partir del 15 de febrero de 2018, y con base en esta guía, los fiscales que tengan asignado el caso objeto de conversión o reversión decidirán autónomamente sobre estas”;

Que en cumplimiento de la primera etapa del plan de descentralización gradual y mediante la Resolución 126 del 28 de julio de 2017, el delegado para la seguridad ciudadana conformó el “grupo central para atender temporalmente las solicitudes de conversión y reversión de la acción penal, presentadas en todas las dependencias misionales de la Fiscalía General de la Nación”;

Que el 14 de septiembre de 2017 comenzó la segunda etapa del plan de descentralización gradual, luego de que en la primera etapa el grupo central de conversión y reversión resolvió únicamente 12 solicitudes de conversión;

Que en tanto esta cantidad es insuficiente para cumplir con el objetivo de unificar el ejercicio de la conversión de la acción penal de pública a privada y de formular directrices para el desarrollo y aplicación de la figura del acusador privado al interior de la entidad, es necesario suspender el plan de descentralización gradual y adoptar mecanismos para centralizar nuevamente la función de decisión sobre las solicitudes de conversión y reversión de la acción penal que se reciban en la entidad;

Que en mérito de lo expuesto, el Fiscal General de la Nación

RESUELVE:

ART. 1º—Modificar el artículo 26 de la Resolución 0-2417 del 11 de julio de 2017, el cual quedará así:

“ART. 26.—Centralización de la respuesta a solicitudes de conversión y reversión. La delegada para la seguridad ciudadana conformará un grupo que decidirá sobre las solicitudes de conversión y reversión que se presenten en todas las dependencias misionales de la entidad.

Cuando se reciba una solicitud de conversión, o se estime necesario ordenar la reversión, el fiscal que conozca el caso deberá remitir al grupo central de conversión y reversión, en medio magnético y de forma inmediata, la siguiente documentación para que emita la decisión correspondiente:

a) La solicitud de conversión o reversión;

b) El poder allegado por el peticionario;

c) Un breve resumen del caso que contenga al menos: (i) una reseña de los hechos; (ii) los actos de investigación realizados y los resultados obtenidos con estos; (iii) un concepto sobre la procedencia de autorizar la conversión o reversión solicitada, junto con la información de conocimiento que resulte pertinente para determinar la aplicación de los criterios de negación de la conversión, incluyendo los de política criminal e interés del Estado;

d) La carpeta del caso, solo cuando sea requerida por el grupo central de conversión y reversión.

Una vez resuelta la solicitud de conversión de la acción penal por parte del grupo central, el fiscal a cargo del caso deberá asumir las actividades relacionadas con las notificaciones y comunicaciones al acusador privado; la entrega de la orden de conversión y la contraseña para el acceso a la plataforma que alimenta el sistema de información misional de la entidad; el traslado de la custodia de los elementos materiales probatorios, evidencia física e información legalmente obtenida; y demás requerimientos relacionados con el caso, cuando correspondan.

PAR. 1º—Las direcciones seccionales y nacionales designarán un funcionario que facilite la articulación y coordinación con el grupo central de conversión y reversión de la delegada para la seguridad ciudadana. Este funcionario actuará como conducto para remitir al nivel central la documentación de los casos a la que hace referencia el presente artículo.

PAR. 2º—Una vez se cuente con información suficiente para unificar criterios, armonizar su práctica con el funcionamiento de la política criminal y garantizar el control efectivo de la conversión y reversión de la acción penal, se determinará el procedimiento para descentralizar la función de decisión de las solicitudes de conversión y reversión, así como la necesidad de capacitar a los servidores de las dependencias misionales en las directrices formuladas.

Adicionalmente, la dirección de políticas y estrategia expedirá la “Guía para responder solicitudes de conversión y reversión”, con base en la cual los fiscales decidirán sobre las solicitudes que reciban”.

ART. 2º—Las direcciones seccionales y nacionales deberán resolver las solicitudes de conversión y reversión que se hayan recibido entre el 14 de septiembre del año en curso y la fecha de entrada en vigencia de esta resolución, conforme al procedimiento vigente para ese momento. El fiscal del caso proyectará su respuesta y la remitirá de inmediato al servidor capacitado por la dirección seccional o nacional para que este verifique su concordancia con los lineamientos dados por la entidad.

Las direcciones seccionales y nacionales harán llegar al grupo central de conversión y reversión copia de todas las decisiones que hayan sido adoptadas durante este periodo.

ART. 3º—La presente resolución rige a partir de su expedición y deroga las demás disposiciones que le sean contrarias.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 10 de noviembre de 2017.