Nota del director

Delitos contra la administración tributaria

Revista Nº 199 Ene.-Feb. 2017

Con la reforma tributaria, (L. 1819/2016) se incorpora al Código Penal el artículo 434A con un nuevo delito tributario “Omisión de activos o inclusión de pasivos inexistentes” y se modifica la conducta delictiva ya existente del artículo 402 de este código “omisión del agente retenedor o recaudador”.

Si bien por primera vez en nuestra legislación tributaria se crea un delito por omisión de activos o inclusión de pasivos inexistentes, en la práctica será muy difícil que un contribuyente pueda incurrir en el mismo por los elementos que exige el tipo penal: a) debe ser de manera dolosa que omita activos o presente información inexacta en relación con estos o declare pasivos inexistentes, b) la cuantía “del olvido” o de la inexactitud debe ser de un valor igual o superior a 7.250 salarios mínimos legales mensuales vigentes, c) que con lo anterior se afecte su impuesto sobre la renta y complementarios o el saldo a favor de cualquiera de dichos impuestos, si todo lo anterior se presenta, este contribuyente será sancionado con pena privativa de libertad de 48 a 108 meses y multa del 20% del valor del activo omitido, del valor del activo declarado inexactamente o del valor del pasivo inexistente.

Además, se le da una vía de escape al tipo penal, ya que la acción penal se extinguirá cuando el contribuyente presente o corrija la declaración o declaraciones correspondientes y realice los respectivos pagos, cuando a ello hubiere lugar.

La otra conducta delictiva, “omisión del agente retenedor o recaudador” se modifica en la pena, anteriormente era de 4 a 9 años de prisión ahora de 3 a 6 años, se extiende al responsable de impuesto nacional al consumo pero la norma tiene una falencia porque el tiempo para que se incurra en el delito sólo se cuenta desde la presentación de la declaración de IVA, y no incorpora la del impuesto nacional al consumo.