ACUERDO 2 DE 1993 

(Mayo 6)

“Por el cual se dictan medidas para la protección del suelo”.

El Concejo de Santafé de Bogotá, Distrito Capital,

en ejercicio de las atribuciones que le confieren la Constitución, las leyes y las disposiciones vigentes, especialmente las contenidas en los numerales 7 y 9 del artículo 313 de la Constitución Nacional, y

CONSIDERANDO:

1. Que el descenso o hundimiento del suelo ha generado además muchos problemas en estructuras cimentadas superficialmente y amenaza con convertirse en un mal de proporciones inmensas para las edificaciones y vías;

2. Que la preservación y manejo de los recursos naturales son de utilidad pública e interés social, debiendo por lo tanto el Estado y los particulares participar en su conservación, mejoramiento y uso racional;

3. Que es deber del concejo de la ciudad dictar normas para la protección del suelo, particularmente aquellas que están orientadas al sector de urbanismo y construcción, a efecto de que los constructores en la cimentación de edificaciones acojan sistemas que obedezcan a rigurosas normas técnicas;

4. Que el concejo de la ciudad debe dictar igualmente medidas tendientes a garantizar a la ciudadanía que las viviendas que adquieren deben tener la debida cimentación; diseñadas conforme a las características del suelo, especialmente aquellos inmuebles de propiedad horizontal de altura,

ACUERDA:

ART. 1º—El Alcalde Mayor de la ciudad de Santafé de Bogotá, D.C., en el término de seis meses, a través del Departamento Administrativo de Planeación Distrital, la Secretaría de Obras Públicas y la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, elaborará y presentará al concejo un estudio técnico, científico del suelo de Santafé de Bogotá, D.C., que determine la situación real actual del mismo y su grado de deterioro, consecuencias ecológicas y de cimentación, así como de las medidas de prevención para la preservación del suelo de la ciudad.

PAR. 1º—Corresponde a la junta de planeación distrital evaluar el estudio mencionado en este artículo y adoptar las disposiciones necesarias con normas de urbanismo y construcción, exigiendo fundamentalmente sistemas de cimentación de las edificaciones, garantizando el desarrollo urbano sin detrimento del suelo, la ecología, la estabilidad futura de las edificaciones y construcciones.

La junta de planeación distrital tendrá diez (10) meses de plazo para expedir la normatividad pertinente, contabilizado a partir de la sanción del presente acuerdo.

PAR. 2º—A partir de la promulgación del presente acuerdo la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, debe exigir para nuevas urbanizaciones y de todas las entidades del orden nacional y del distrito capital un estudio hidráulico y geotécnico para la implementación de sistemas de recolección de aguas lluvias y mantenimiento de éstas para infiltración al subsuelo, llevando a los alcantarillados de lluvias únicamente las aguas sobrantes o de rebose. Este estudio para cada urbanización se requiere únicamente hacia el norte de la calle 13 y al occidente de la carrera 7ª, con excepción de la zona centro (calle 13 a 34 entre carreras 7ª y Caracas) y de los cerros de Suba. La Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá en sus nuevos proyectos y en las reparaciones adicionales deberá aplicar las normas de que habla este artículo.

PAR. 3º—Prohíbese la desecación o relleno de lagunas y pantanos existentes. Prohíbese igualmente la construcción de filtros y sótanos en los que se extraiga agua por debajo de tres (3) metros de profundidad bajo el nivel del andén o del terreno de cada sitio. Los sótanos por debajo de esta profundidad contarán con muros y placas de fondo impermeables, aptos para soportar la subpresión resultante. Esta norma rige sólo en la zona del depósito lacustre al norte de la calle 13, al occidente de la carrera 7ª y se excluye el centro de Bogotá entre calles 13 y 34 y entre carreras 7ª y Caracas, además la zona de suelos de los cerros de Suba.

Se evitará la construcción de filtros a más de tres (3) metros de profundidad bajo las tuberías de alcantarillado en la zona blanda del depósito lacustre, esto es, al norte de la calle 13, al occidente de la carrera 7ª con las exclusiones que aparecen en el parágrafo anterior.

PAR. 4º—La junta de planeación distrital deberá tener en cuenta a todas las recomendaciones de la exposición de motivos.

ART. 2º—Autorízase al Alcalde Mayor de Santafé de Bogotá, D.C., para que en un término de sesenta (60) días, contados a partir de la vigencia del presente acuerdo, constituya e instale el “comité de protección y vigilancia del suelo”, adscrito al Departamento de Planeación Distrital el cual deberá integrarse así:

— El director de planeación distrital quien lo presidirá.

— El gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá.

— El director del DAMA.

— El secretario de obras públicas.

— El director del IDU.

— Un delegado de la Sociedad Colombiana de Arquitectos.

— Un delegado de la Sociedad Colombiana de Ingenieros.

— Dos delegados de las facultades de ingeniería de universidades con sede en Santafé de Bogotá, D.C., cuyos candidatos serán presentados por las instituciones universitarias y su designación al comité corresponderá al alcalde mayor de la ciudad.

El comité tendrá como función principal la de promover ante las autoridades del distrito capital la adopción de políticas de protección al suelo; deberá evaluar periódicamente la aplicación de medidas de prevención y corrección, presentar propuestas e informes al alcalde mayor y al concejo de la ciudad. La presentación de informes será anual y a partir de la expedición del presente acuerdo. El comité será presidido por el director de planeación distrital.

PAR. 1º—Prohíbese la tala de árboles nativos en todo el territorio del distrito capital, y de cualquier otra especie sin la debida autorización de la CAR.

ART. 3º—Las autoridades de Santafé de Bogotá, D.C., en general, velarán por el cumplimiento de este acuerdo y corresponderá a las autoridades de policía vigilar e imponer las sanciones del caso.

En urbanizaciones nuevas de la zona blanda del depósito lacustre definida al norte de la calle 13, al occidente de la carrera 7ª, se prohíbe la siembra de eucaliptus, urapanes, acacias, sauces, pinos y otras variedades sin la aprobación previa de la CAR, como parte de la arborización de las urbanizaciones y en todas las zonas libres de las propiedades privadas.

ART. 4º—Los alcaldes locales vigilarán estrictamente estas disposiciones e informarán trimestralmente al secretario de gobierno y a la CAR sobre el estado en que se encuentran los humedales, chucuas, lagunas, canales, vallados, zonas de río, lagunas de amortiguación, y cañadas en cada una de las jurisdicciones.

ART. 5º—Este acuerdo rige a partir de la fecha de su publicación.

Comuníquese y cúmplase.

Dado en Santafé de Bogotá, D.C., a 6 de mayo de 1993.

————————————————