ACUERDO 2 DE 1998 

(Febrero 11)

“Por el cual se establece la metodología y criterios de valoración de los planes, programas y proyectos de cooperación internacional técnica y financiera no reembolsable”.

La Junta Directiva de la Agencia Colombiana de Cooperación Internacional,

en uso de las facultades legales que le confiere el numeral 10 del artículo 8º de la Ley 318 de 1996, y los numerales 10 y 11 de los artículos 4º y 10 del Decreto 2807 de 1997, y

CONSIDERANDO:

Que conforme al numeral 10 del artículo 8º de la Ley 318 de 1996, corresponde a la agencia colombiana de cooperación internacional cumplir con la función de “estudiar, con precisa observancia de las metodologías de valoración establecidas por la junta directiva, los planes, programas y proyectos de cooperación técnica y financiera no reembolsable que le presenten las instituciones nacionales a través del comité intersectorial de cooperación internacional establecido en el artículo 16 de la mencionada ley”;

Que de acuerdo con el Decreto 2807 de 1997 es función de la junta directiva de la ACCI “adoptar las metodología y procedimientos que deberán observar las dependencias correspondientes de la agencia para dar cumplimiento a los numerales 8º al 14 del artículo 4º de los estatutos”,

ACUERDA:

ART. 1º—Campo de aplicación. Los criterios y metodología que se establecen en el presente acuerdo, se aplicarán en el estudio y aprobación de los planes, programas y proyectos de cooperación internacional técnica y financiera no reembolsable, en los casos en los cuales el país es solicitante ante los cooperantes internacionales, y de conformidad con la política exterior del país.

ART. 2º—Criterios de valoración. Son criterios de valoración los siguientes:

1. De viabilidad para la cooperación internacional. 2. Metodológicos y 3. De viabilidad técnica; los cuales se aplicarán de conformidad con la definición que para cada uno de ellos se establece en los artículos 3º, 4º y 5º del presente acuerdo.

ART. 3º—Criterios de viabilidad para la cooperación internacional. Se establecen los siguientes criterios de viabilidad para la cooperación internacional que se deben aplicar en el análisis y valoración de los planes, programas y proyectos.

1. Los planes, programas y proyectos deberán permitir, promover o facilitar la transferencia o el intercambio técnico, científico y tecnológico de países con un mayor desarrollo o experiencia en los temas a que se refiere cada propuesta.

En este sentido, se observará que incluyan el aporte de nuevas tecnologías, conocimientos y experiencias al país.

2. El apoyo solicitado a la cooperación internacional debe estar dirigido principalmente a la inversión en asistencia técnica, capacitación o entrenamiento de nacionales, equipo y demás material técnico requerido, con un equilibrio entre estos rubros.

3. La asistencia técnica a que se refiere el punto anterior, se debe especificar, en lo posible, con la inclusión de expertos internacionales en el desarrollo de ciertas actividades. Estos expertos deben reforzar la capacidad nacional y en ningún momento sustituirla.

4. Los recursos internacionales solicitados, no podrán estar concebidos o dirigidos a llenar vacíos del presupuesto de la entidad solicitante.

5. (Modificado)* El aporte extranjero solicitado no debe incluir la financiación de gastos locales de funcionamiento, compras de terreno, adecuaciones o construcciones locales. En los casos en que estos gastos sean necesarios en iniciativas de cooperación internacional, deberán financiarse con cargo a los recursos de contrapartida nacional de las entidades.

(Nota: Modificado por el Acuerdo 10 de 1998 artículo 1º del Departamento Nacional de Planeación).

6. Los planes, programas y proyectos deberán incluir y garantizar aportes de contrapartida nacional. La contrapartida nacional debe incorporar recursos en efectivo o en especie, e incluir entre otros, el personal técnico y administrativo nacional requerido para recibir la cooperación y participar en la respectiva ejecución. Para esto se debe tener en cuenta que exista estrecha complementariedad con los aportes técnicos y financieros del país, como una verdadera conjunción de esfuerzos colombianos, ya sean nacionales, departamentales o municipales, para cooperar junto con los recursos internacionales.

ART. 4º—Criterios metodológicos. En el estudio y valoración de los planes, programas y proyectos de cooperación internacional se deberán tener en cuenta los siguientes criterios metodológicos:

1. Aplicación de la metodología para la identificación, formulación y presentación para la cooperación internacional, de los planes, programas y proyectos, aprobada por la junta directiva de la ACCI. Tales documentos deberán incluir, como mínimo, un desarrollo de los puntos establecidos en dicha metodología.

2. Observar una adecuada formulación, esto es, plantear con claridad, concreción y en la forma conceptualmente definida en la metodología, cada uno de los puntos exigidos en la misma.

3. Presentar coherencia e integración entre cada uno de los puntos desarrollados.

ART. 5º—Criterios de viabilidad técnica. En el estudio y valoración de los planes, programas y proyectos de cooperación internacional se deberán tener en cuenta los siguientes criterios de viabilidad técnica:

1. Responder a las prioridades y políticas del Gobierno Nacional, y enmarcarse dentro de los programas del plan nacional de desarrollo, y de los planes departamentales o municipales.

2. Asegurar unidad de criterio frente a las orientaciones de política sectorial establecidas por el Gobierno Nacional, para lo cual se deben tener en cuenta los criterios técnicos establecidos por los ministerios y en los programas de desarrollo sectorial.

3. Estar en concordancia con las líneas estratégicas y programas sectoriales de cooperación internacional establecidos por la ACCI en coordinación con las entidades sectoriales.

4. Evitar la duplicidad de esfuerzos en la asignación de recursos, con acciones similares que se estén realizando.

5. Ser pertinente y oportuno para el desarrollo sectorial, nacional y regional, para la entidad ejecutoria y para la población beneficiaria o participante. En la verificación del cumplimiento de este criterio se estudiará que los resultados y actividades tengan una adecuada concepción técnica y operativa.

6. Los objetivos establecidos en la propuesta deben presentar claridad en su planteamiento y posibilidad de cumplimiento, de manera que se garantice la efectividad de las acciones planteadas para el mejoramiento de las necesidades o problemas identificados.

7. Los resultados deben estar claramente identificados y guardar coherencia con los objetivos específicos. Debe asegurarse que las actividades previstas permitan alcanzar los resultados planteados y que exista una adecuada formulación de indicadores que permitan medir el cumplimiento de dichos resultados.

8. La entidad ejecutora deberá poseer capacidad técnica, financiera y operativa para la ejecución de los proyectos y para la captación de los conocimientos que se generen con la propuesta de cooperación internacional. Las acciones previstas deben ser congruentes con las funciones de la entidad ejecutora.

9. Se debe asegurar la sostenibilidad de los resultados, de manera que la entidad colombiana ejecutora tenga la capacidad de continuar por sí misma los logros obtenidos, una vez terminada la cooperación internacional.

10. De acuerdo con la naturaleza de las propuestas, contar con perspectiva de equidad de género, o evitar las inequidades existentes al respecto. Se tendrá en cuenta que la mujer, al igual que el hombre, debe participar en el desarrollo de las acciones de cooperación y beneficiarse de sus resultados.

11. Considerar el impacto ambiental, en los casos en que sea necesario. Se observará que se cumplan las regulaciones de protección ambiental.

ART. 6º—Las oficinas de cooperación técnica internacional o de planeación de los ministerios, colaborarán en la recepción y análisis de los programas y proyectos formulados por sus entidades adscritas y vinculadas, y enviarán a la ACCI aquellos que consideren pertinentes para el sector.

Igualmente, los programas y proyectos de los entes territoriales podrán ser analizados y remitidos a través de la oficina de cooperación internacional y en su defecto por la oficina de planeación del Ministerio del Interior.

ART. 7º—Corresponde a la subdirección de proyectos de la ACCI el estudio y la valoración de los programas y proyectos, para asegurar su adecuada presentación desde el punto de vista del interés para la cooperación internacional. Por lo tanto, observará la aplicación de los criterios de viabilidad para la misma, así como los criterios metodológicos. Los proyectos que cumplan estos criterios serán objeto de la evaluación desde el punto de vista técnico en los comités sectoriales.

ART. 8º—El presente acuerdo rige a partir de la fecha de su expedición.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Santafé de Bogotá, D.C., a 21 de febrero de 1998.

______________________________________________