ACUERDO 20 DE 1997 

(Noviembre 28)

“Por el cual se ajustan las normas urbanísticas distritales a los principios enunciados en el artículo 100 de la Ley 388 del 18 de julio de 1997, siguiendo los criterios de prevalencia expresados en el capítulo III de la misma ley”.

El Concejo del Distrito Capital de Santafé de Bogotá,

en uso de sus atribuciones constitucionales y legales en especial de las que le confieren los artículos 313 ordinal 7º de la constitución nacional 133 de la Ley 388 de 1997 y 12 ordinal 5º del Decreto Ley 1421 de 1993,

ACUERDA:

ART. 1º—Objeto. El presente estatuto tiene como objetivo primordial ajustar las normas urbanísticas vigentes para el Distrito Capital de Santafé de Bogotá, a los principios de concordancia neutralidad simplicidad y transparencia, previstos en el artículo 100 de la Ley 388 de 1997, siguiendo los criterios de prevalencia estipulados en el capítulo III de dicho ordenamiento.

ART. 2º—Criterios de prevalencia. De conformidad con los criterios de prevalencia establecidos en el artículo 15 de la Ley 388 de 1997, las normas urbanísticas distritales estarán jerarquizadas así:

1. Normas urbanísticas estructurales: están referidas a la consecución de los objetivos y estrategias adoptados en el estatuto de ordenamiento físico del Distrito Capital (Ac. 6/90) y demás normas concordantes. Prevalecen sobre las demás normas, en el sentido de que las regulaciones de los demás niveles no pueden adoptarse ni modificarse contraviniendo lo que en ellas se establece. En esta modalidad se incluyen, entre otras, las disposiciones que regulan los aspectos relacionados en el ordinal 1º del artículo 15 de la Ley 388 de 1997.

2. Normas urbanísticas generales: están constituidas por todas aquellas disposiciones que regulan los siguientes aspectos:

Usos e intensidad de usos del suelo.

Actuaciones tratamientos y procedimientos de parcelación, urbanización e incorporación al desarrollo de las diferentes zonas comprendidas dentro del perímetro urbano y suelo de expansión.

Las regulaciones enumeradas en el ordinal 2 del artículo 15 de la Ley en comento.

Las demás disposiciones que por su propia naturaleza quedan contenidas en el concepto de norma urbanística general establecida en la referida ley.

3. Normas complementarias: son todas aquellas regulaciones relacionadas con las siguientes materias:

Actuaciones, programas y proyectos adoptados en desarrollo de las previsiones contempladas en los componentes general y urbano del plan de ordenamiento. Para el caso del Distrito Capital tales regulaciones hoy se asimilan a las contempladas en el estatuto de ordenamiento físico distrital (Ac. 6/90), sus decretos reglamentarios comunes y de asignación de tratamiento definidos en el artículo 385 del mismo y demás normas concordantes.

Decisiones sobre acciones y actuaciones que por su propia naturaleza requieren ser ejecutadas en el corto plazo.

Las regulaciones que se expidan para operaciones urbanas específicas y casos excepcionadas.

Las relacionadas de manera concreta en el ordinal 3 del artículo 15 de la Ley 388 de 1997.

ART. 3º—Clasificación de las normas urbanísticas distritales según los anteriores criterios de prevalencia. Los niveles de prevalencia de las normas urbanísticas vigentes en el Distrito Capital de Santafé de Bogotá se encuentran contenidos en el cuadro adoptado para el efecto, distinguido como anexo único el cual forma parte integrante del presente acuerdo.

Para todos los efectos legales, en cuanto a la clasificación de las normas urbanísticas distritales de que trata el presente artículo prima lo estableció en el artículo 15 de la Ley 388 de 1997, el cual deberá aplicarse preferencialmente para definir la prevalencia de una norma no contenida en el cuadro anexo, o en caso de controversia sobre la aplicación de los parámetros establecidos en dicho artículo con relación a la clasificación adoptada en dicho cuadro.

PAR. 1º—Los niveles de prevalencia de las normas urbanísticas distritales, adoptadas a través del presente acuerdo se establecen con el fin exclusivo de dar cumplimiento al artículo 133 de la Ley 388 de 1997. En consecuencia no operará con respecto a dicha clasificación la vigencia establecida en el artículo 28 de la citada ley, la cual fue prevista para los planes de ordenamiento de que habla el artículo 23 de la misma ley.

PAR 2º—Las resoluciones reglamentarias de las urbanizaciones y desarrollos, los decretos originados en procesos de concertación, los decretos y resoluciones de legalización y en general todas aquellas disposiciones que definan situaciones urbanísticas específicas, se identificará como normas urbanísticas generales sin perjuicio de lo establecido en el artículo 15 de la Ley 388 de 1997.

No obstante la clasificación adoptada en el cuadro anexo para las áreas con tratamiento de conservación dichas reglamentaciones urbanísticas participarán del nivel de prevalencia referido a las normas urbanísticas generales, con respecto a aquellas disposiciones que regulen los aspectos contenidos en el ordinal 2º del artículo 15 de la citada ley.

ART. 4º—Principios del régimen normativo. Las urbanísticas generales y complementarias que rige en el Distrito Capital de Santafé de Bogotá denominadas normas generales y normas específicas, según la clasificación contenida en los artículos 379 y 380 del Acuerdo 6 de 1990, se fundamentan en los principios de condordancia neutralidad, simplicidad y transparencia, definidos en el artículo 100 de la Ley 388 de 1997, tal como se determinará en los artículos subsiguientes del presente acuerdo.

ART. 5º—Principio de concordancia. Las normas urbanísticas vigentes para las diferentes áreas o zonas del Distrito Capital, se encuentran en armonía con el estatuto de ordenamiento físico de la ciudad y con las leyes, demás acuerdos distritales y reglamentaciones que regulan las materias que componen los planes de ordenamiento territorial de que trata el capítulo III de la Ley 388 de 1997.

Para efecto de la aplicación de las normas urbanísticas expedidas para una determinada área o zona de la ciudad, se seguirán los principios concernientes a la jerarquía normativa y los criterios de prevalencia establecidos en el artículo 15 de la referida ley.

ART. 6º—Principio de neutralidad. A la luz de este principio, los propietarios de inmuebles ubicados en el Distrito Capital de Santafé de Bogotá tendrán el mismo trato que cualquier otro frente a la normatividad urbana, si las características urbanísticas de una misma zona o área de la ciudad son iguales.

En cumplimiento de este principio, se ha tenido en cuenta las diferentes categorías de tratamientos a que aluden el Acuerdo 6 de 1990 y sus decretos reglamentarios, de tal forma que los propietarios de predios ubicados en el mismo tratamiento y en igual polígono de reglamentación, reciben el mismo trato de las autoridades en la aplicación de las normas urbanísticas.

ART. 7º—Principios de simplicidad. En virtud de este principio las normas urbanísticas vigentes en el distrito capital deben se de fácil comprensión, aplicación y control.

Para dar cumplimiento a tal principio, el departamento administrativo de planeación distrital dentro de los treinta (30) días siguientes a la expedición del presente ordenamiento pondrá a disposición del público una cartilla que contenga la información básica sobre la normatividad urbanística vigente para Santafé de Bogotá D.C., así como una orientación general sobre el manejo de dicha reglamentación.

Dentro del mismo término, el departamento administrativo de planeación distrital deberá consignar en medio gráfico, mediante la incorporación en los planos de zonificación y tratamientos adoptados por los decretos reglamentarios del Acuerdo 6 de 1990, todas las modificaciones de los polígonos de reglamentación que se haya realizado o se realicen durante la vigencia de dicho acuerdo.

ART. 8º—Principio de transparencia. Este principio ordena que el régimen normativo debe ser explícito y público para todas las partes involucradas en la actuación urbanística y para los usuarios.

Las normas generales (Ac. 6/90, art. 379) han sido objeto de la publicidad ordenada por la Ley 57 de 1985, y las normas específicas denominadas “Decretos de asignación de tratamiento” (Ac. 6/90, art. 380) han seguido el procedimiento de publicidad consignado en los artículos 388 y 389 del Acuerdo 6 de 1990.

La anterior reglamentación regula de manera completa los aspectos normativos, administrativos y financieros relacionados con el desarrollo urbano de la Capital de la República contenidos en los artículos 9º 10 y 11 del Acuerdo 6 de 1990.

ART. 9º—Vigencia. El presente acuerdo rige a partir de la fecha de su publicación y deroga las disposiciones que le sean contrarias.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Santafé de Bogotá, D.C., 28 de noviembre de 1997.

________________________