ACUERDO 4 DE 2004 

(Mayo 28)

“Por el cual se expide el Código de buen gobierno del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte”.

(Nota: Derogado por el Acuerdo 4 de 2010 artículo 2° del Consejo Nacional de Técnicos Electricistas)

El Consejo Nacional de Técnicos Electricistas, “Conte”,

en ejercicio de sus facultades legales y en especial las que le confiere el artículo 4º de la Ley 19 de 1990 y el artículo 5º del Acuerdo 6 del 23 de junio de 1995 del consejo nacional de técnicos electricistas,

ACUERDA:

ART. 1º—(Derogado).* Adóptase el Código de buen gobierno del consejo nacional de técnicos electricistas “Conte” el cual es del siguiente tenor:

1. Objeto y alcance.

El consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, es una entidad de derecho privado con funciones públicas, de nacionalidad colombiana, creada mediante la Ley 19 de 1990.

En desarrollo y cumplimiento de las normas establecidas en la Ley 19 de 1990, sus decretos reglamentarios y los acuerdos internos del Consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, el consejo adopta el presente “Código de buen gobierno”, el cual regirá las actuaciones, del presidente, vicepresidente, tesorero, jefe de inspectorías, secretario ejecutivo, consejeros, miembros de los comités seccionales y demás empleados de la entidad; y compila normas de administración, conducta e información a las cuales se encuentran sometidos.

De esta manera se busca garantizar una adecuada administración y el conocimiento público de su gestión.

El consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, divulgará el Código de buen gobierno, así como los demás que en el futuro apruebe el consejo, de tal manera que se garantice su conocimiento por parte de los distintos grupos de interés.

El control externo lo ejercen los órganos competentes del Estado y de la sociedad, conforme a la ley.

2. Órganos de dirección y estructura de la administración.

2.1. Organigrama general del consejo nacional de técnicos electricistas.

 

2.2. Órganos de dirección.

2.2.1. Consejo nacional de técnicos electricistas, Conte.

De acuerdo con el artículo 5º de la Ley 19 de 1990, el consejo nacional de técnicos electricistas estará integrado así:

a) Un (1) representante del Ministerio de Minas y Energía;

b) Un (1) representante de las escuelas o institutos técnicos de electricidad;

c) Dos (2) técnicos electricistas, profesionales y matriculados, nombrados por la Federación nacional de técnicos electricistas y afines de Colombia, Fenaltec;

d) Un (1) ingeniero electricista titulado y matriculado designado por la Asociación Colombiana de Ingenieros Electricistas.

Los comités seccionales departamentales creados por el consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, tienen la participación del gobierno seccional, las escuelas o institutos técnicos seccionales y las filiales de Fenaltec.

2.3. Órganos de dirección y administración del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte.

El consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, cuenta con los siguientes órganos de dirección y administración:

a) El consejo;

b) El comité técnico;

c) El comité disciplinario y de fomento educativo;

d) El presidente;

e) El vicepresidente;

f) El tesorero;

g) El jefe de inspectorías;

h) La secretaría ejecutiva, y

d) (sic) Los comités seccionales.

2.3.1. Del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte.

2.3.1.1. Constitución, organización y funciones.

El consejo tendrá la composición, organización y funciones establecidas en la Ley 19 de 1990, el Decreto Reglamentario 991 de 1991, las resoluciones expedidas por el Ministerio de Minas y Energía 8 1868 del 10 de octubre de 1994 y 8 0263 del 22 de febrero de 1995 y todos los acuerdos administrativos aprobados por el consejo.

Para efecto de la elección de los miembros al consejo, las entidades definidas en el artículo 5º de la Ley 19 de 1990 serán quienes evalúen las características y el perfil de los candidatos propuestos y se nombre a quien cumpla los requisitos.

2.3.1.1.1. Criterios de selección e integración del consejo.

El proceso de selección de los miembros del consejo deberá garantizar que el perfil de sus miembros se ajuste a las necesidades del momento estructural y coyuntural que viva el consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, siguiendo los parámetros de la Ley 19 de 1990.

Para efectos de la evaluación y selección de los miembros potenciales al consejo, las entidades definidas en el artículo 5º de la Ley 19 de 1990, podrán utilizar los siguientes criterios:

• Principios generales.

• Altas calidades morales y éticas.

• Formación técnica, tecnológica o profesional.

• Conocimientos básicos contables y administrativos.

• Conocimientos básicos jurídicos.

• Participación en otros consejos directivos.

• Independencia.

• Disponibilidad.

• Restricciones.

Principios generales. En lo posible, se procurará que cada miembro del consejo aporte alguna especialidad profesional diferente de otros cargos directivos.

Altas calidades morales y éticas. Los miembros del consejo deben, en primer término, ser garantía del respeto a los más altos principios éticos y morales, por constituir un paradigma de conducta para todos los funcionarios de la entidad y por ser depositarios de la confianza de los distintos grupos de interés que tienen relación con la entidad. En consecuencia, no pueden ser personas con antecedentes cuestionables.

Formación técnica, tecnológica o profesional. Los miembros del consejo deberán contar con las habilidades básicas necesarias que les permitan desempeñar su cargo y ejercer sus funciones de manera adecuada. Dentro de estas habilidades básicas necesarias se encuentran:

a) Habilidades analíticas y gerenciales;

b) Una visión estratégica de las obligaciones de la entidad;

c) Objetividad y capacidad para presentar su punto de vista, y

d) Habilidad para evaluar cuadros gerenciales superiores.

Adicionalmente deberán tener la capacidad de entender y poder cuestionar información financiera y propuestas de negocios y de trabajar en un entorno internacional. De otra parte, además de las competencias básicas, cada miembro del consejo deberá tener otras competencias específicas, que le permitan contribuir en una o más dimensiones, por su especial conocimiento de la industria, de aspectos financieros y de riesgos, de asuntos jurídicos, de experiencias internacionales o de manejo de crisis, entre otras. En consecuencia, al evaluar cada uno de los miembros del consejo en esta materia debería ser necesario tener en cuenta los siguientes aspectos concretos.

Conocimientos básicos contables y administrativos. Dentro del criterio de universalidad de conocimientos con el cual debe contar el consejo también es importante contar con personas versadas en materias contables y administrativas que puedan servir de apoyo en estos campos a la administración de la entidad.

Conocimientos básicos jurídicos. Con el propósito de lograr una composición que brinde aportes multidisciplinarios e integrales, también es importante contar con por lo menos un miembro cuya formación sea del campo del derecho.

Participación en otros consejos directivos. Es un elemento relevante para tener en cuenta, pues implica experiencia, profesionalismo y conocimiento de otros sectores, lo cual enriquece el intercambio de opiniones y la discusión multidisciplinaria del Consejo. No obstante, esta participación no podrá ser en organismos que generen restricciones.

Independencia. Implica que los miembros del consejo no tengan relaciones comerciales respecto de la entidad de la cual son miembros.

De otra parte, el criterio de independencia implica que no podrán ser miembros del consejo aquellas personas que tengan algún conflicto de interés, o tales como:

a) Estar vinculados en cualquier forma como proveedor de la entidad;

b) Ser contraparte en algún litigio contra la entidad o estar vinculados en forma alguna con quienes lo sean, o

c) Estar en una posición de la cual se pudiera beneficiar de manera importante como resultado de decisiones adoptadas dentro del seno de la entidad.

Además de lo anterior, se deberá considerar que un miembro del consejo es dependiente cuando tiene una relación directa con la entidad, entre otras, de la siguiente naturaleza:

i) Es dueño, accionista o empleado de un proveedor importante de servicios o asesorías;

ii) Es dueño, accionista o empleado de un importante proveedor de bienes de la entidad;

iii) Es cónyuge, compañero o familiar hasta en segundo grado de consanguinidad, segundo de afinidad o civil, respecto de cualquiera de las personas señaladas en los numerales inmediatamente anteriores;

iv) Es subalterno o tiene alguna dependencia con cualquiera de los demás miembros del consejo.

Disponibilidad. Los miembros del consejo deben tener la disponibilidad de tiempo suficiente para atender debidamente los asuntos de la entidad. Dicha disponibilidad implica una dedicación superior a la simple asistencia a las sesiones del consejo y/o comité técnico.

Restricciones. Así como se especifican una serie de competencias para los miembros del consejo, también es necesario determinar un conjunto de restricciones, entre las cuales se podrían citar las siguientes:

i) Los miembros del consejo deberán estar sometidos a un régimen de retiro forzoso a partir de cierta edad que será a los setenta y cinco (75) años;

ii) Renunciar cuando su estatus de miembro del consejo cambie de manera relevante frente a los criterios de referencia que se tuvieron en cuenta para designarlo.

2.3.1.1.2. Procedimiento de elección del consejo.

La designación del consejo se hará por parte de las entidades conforme al artículo 5º de la Ley 19 de 1990.

2.3.1.1.3. Remuneración.

Las sesiones del consejo no generarán pago alguno a sus miembros por parte del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, con excepción de los aspectos contemplados en el Acuerdo 4 de 2003.

2.3.1.1.4. Quórum.

El consejo deliberará y decidirá válidamente con el quórum requerido, el que de acuerdo con el artículo 5º de la Ley 19 de 1990 deberá ser de la mitad más uno.

2.3.1.2. Principios de actuación y responsabilidades de los miembros del consejo.

2.3.1.2.1. Principios de actuación.

De acuerdo con lo establecido en el artículo 23 de la Ley 222 de 1995 y con base en los principios generales del buen gobierno corporativo, los miembros del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, deben obrar de buena fe, con lealtad y con la diligencia de un buen hombre de negocios.

Sus actuaciones se cumplirán en interés de la entidad, teniendo en cuenta las obligaciones definidas en la Ley 19 de 1990, los decretos reglamentarios 991 de 1991 y 277 de 1993, las resoluciones expedidas por el Ministerio de Minas y Energía 8 1868 del 10 de octubre de 1994 y 8 0263 del 22 de febrero de 1995 y todos los acuerdos administrativos aprobados por el consejo.

En consecuencia, en el cumplimiento de su función los miembros del consejo nacional de técnicos electricistas tendrán en cuenta los siguientes principios, para el ejercicio de sus funciones y para mantener la mayor objetividad, independencia y conocimiento en la toma de decisiones:

• Realizar los esfuerzos conducentes al adecuado desarrollo de su misión.

• Velar por el estricto cumplimiento de las disposiciones legales.

• Velar por que se permita la adecuada realización de las funciones encomendadas a la revisoría fiscal.

• Informar adecuadamente a las entidades vinculadas y a todos los demás grupos de interés del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, sobre el desarrollo y el desenvolvimiento de la entidad.

• Abstenerse de utilizar indebidamente información privilegiada.

• Dar un trato equitativo justo a todos los grupos de interés y respetar el ejercicio del derecho de inspección que les pueda corresponder de acuerdo con la ley.

• Garantizar el cumplimiento de las leyes aplicables y del código de ética y tener en cuenta las consideraciones de los diferentes grupos de interés relacionados con el consejo nacional de técnicos electricistas, Conte.

• Ejercer en forma objetiva e independiente su propio criterio respecto de todos los asuntos relacionados con la administración del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte.

• Abstenerse de participar por sí o por interpuesta persona en interés personal o de terceros, en actividades que impliquen competencia con la entidad.

A partir de los principios generales de la buena fe, diligencia y lealtad, se pueden desprender los siguientes deberes adicionales a los contemplados por el artículo 23 de la Ley 222 de 1995.

A. Principio de la buena fe.

El principio de la buena fe se encuentra consagrado en el artículo 83 de la Constitución Política y en los artículos 1603 del Código Civil, 863 y 871 del Código de Comercio.

El principio de la buena fe se traduce en un proceder recto, solidario y leal del miembro del consejo, así como en la posibilidad de ampliar las obligaciones expresamente contraídas por dicha persona, en función de la preservación de la confianza como valor ético fundamental, todo lo cual busca la consecución de la finalidad, que no es otra distinta, en la práctica, a la de desarrollar adecuada y armónicamente la misión y visión del consejo nacional de técnicos electricistas.

El deber según el cual los administradores deben actuar de buena fe constituye uno de los pilares fundamentales del buen gobierno corporativo. En efecto, toda vez que el propósito fundamental del establecimiento de prácticas de buen gobierno corporativo es el de recuperar y mantener la confianza en las entidades, no se puede estructurar un sistema de recuperación de la confianza pública que no parta del compromiso real y exigible de las entidades en el sentido de actuar de buena fe. Por otra parte, la transparencia en las actuaciones de una persona, natural o jurídica, supone necesariamente el acatamiento estricto de los postulados de la buena fe.

Los miembros del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, deben ser considerados como representantes o mandatarios de las entidades definidas en el artículo 5º de la Ley 19 de 1990, razón por la cual su relación se fundamenta en una relación jurídica soportada en la confianza depositada por estos en aquellos. Dicha relación implica que la entidad deposita su confianza en el juicio y consejo de aquel. En dicha relación, el derecho impone la regla de que ninguna de las partes se puede aprovechar de su encargo en forma egoísta o negociar con el objeto de su encargo para beneficio propio o perjudicar al otro, salvo, en el ejercicio de la mejor buena fe y con conocimiento y consentimiento de la otra.

El consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, como sujeto de las obligaciones dispuestas en la Ley 19 de 1990 y sus decretos reglamentarios, tiene el deber legal y ético de respetar el deber de buena fe y sus deberes corolarios, dada su influencia en la vigilancia y desarrollo de la profesión de los técnicos electricistas y, por consiguiente, en la estabilidad de su economía y en el bienestar de sus ciudadanos.

B. Del deber de lealtad.

El deber de lealtad consiste en la realización de una conducta, por parte del miembro del consejo, que consulte los mejores intereses de la entidad.

Esta consulta por los mejores intereses de la entidad conforma uno de los fundamentos del buen gobierno corporativo, en sí mismo y en consideración a su estrecha relación con la consulta de las obligaciones dispuestas y de los demás grupos de interés.

Este deber se concreta en una serie de obligaciones de acción u omisión, orientadas hacia la protección de secretos de la entidad, la abstención de actuaciones que resulten conflictivas con las de la entidad, el respeto por las oportunidades de negocios en cabeza de la entidad y la abstención de incurrir en actuaciones fraudulentas, entre otras.

Adicionalmente, el deber de lealtad tiene unas manifestaciones concretas en el ámbito de los deberes profesionales de los miembros del consejo, las cuales se señalan y se sintetizan a continuación:

Información. La información que debe suministrar el miembro del consejo a la entidad debe ser inteligible, cierta, pertinente y adaptada a la situación concreta.

Vigilancia. Este deber se traduce en una conducta dinámica y activa por parte del miembro del consejo y en la anticipación razonable de las situaciones nocivas inherentes a la actividad realizada.

Transparencia. Este deber establece la obligación de una permanente interacción entre el miembro del consejo y la entidad en desarrollo de su vínculo conforme a la Ley 19 de 1990.

Perseverancia. De acuerdo con este deber, el miembro del consejo ha de afrontar las dificultades inherentes a su actividad y llegar hasta la culminación de la tarea encomendada, lo cual se debe analizar según criterio de lo razonable, vale decir, atendiendo a las condiciones concretas que revista su vinculación con la entidad.

Fidelidad. Según este deber, el miembro del consejo debe cumplir con las obligaciones propias de su cargo.

Respeto por los intereses del técnico electricista/sociedad. Este deber dispone que el miembro del consejo está obligado a preferir y privilegiar los intereses de la entidad, frente a cualquier otro, razón por la cual, debe adoptar las medidas más favorables para la sociedad.

C. Diligencia de un buen hombre de negocios.

El deber de diligencia del buen hombre de negocios surge de la relación de mandato que existe entre el miembro del Consejo y las entidades vinculadas con la entidad según el artículo 5° de la Ley 19 de 1990, en la medida en que estos depositan en aquel su confianza, con el fin de que dicho miembro del consejo realice sus mejores esfuerzos para que la entidad cumpla sus objetivos.

El respeto por la confianza depositada en él y la realización de sus mejores esfuerzos para que la entidad cumpla sus objetivos constituyen deberes que los estándares del buen gobierno corporativo exigen a los miembros del consejo.

La actuación diligente de un buen hombre de negocios es la equivalencia a la prudencia y diligencia del profesional.

Del deber de diligencia se derivan otros deberes de todos los administradores y, entre ellos, de los miembros del consejo de la entidad. Entre estos deberes se encuentran los deberes de eficacia y de cuidado, a los cuales se hace referencia a continuación:

Deber de eficacia.

La eficacia se traduce en un comportamiento del profesional que esté encaminado a la culminación satisfactoria de la labor encomendada.

Esta obligación especial tiene los siguientes corolarios:

i) Los miembros del consejo deben conocer las funciones y responsabilidades de su actividad, conforme a la ley, sus decretos reglamentarios y todas aquellas normas que se relacionen, así como sus modificaciones;

ii) Los miembros del consejo deben actuar con prontitud, y

iii) Los miembros del consejo deben actuar en forma imaginativa, evitando las conductas irreflexivas o mecánicas.

Deber de cuidado.

El deber de cuidado se traduce en que las determinaciones que adopten los miembros del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, deben ser cumplidas con la particular diligencia que implica una forma de actuar propia de personas conocedoras de la administración.

2.3.1.2.2. Responsabilidad.

Las responsabilidades de los miembros del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, se clasifican en las cinco (5) áreas principales que se exponen a continuación:

A. Gobierno.

Los miembros del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, tienen la responsabilidad de velar por su propio desempeño, realizar un estricto seguimiento del código de buen gobierno y supervisar las comunicaciones, el suministro de información y la transparencia de su gestión.

B. Alta gerencia.

En relación con la alta gerencia, los miembros del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, realizarán evaluaciones periódicas del resultado de la gestión y los negocios, de acuerdo con el plan estratégico y el plan de acción.

C. Obligaciones.

En lo referente a las obligaciones de la entidad, los miembros del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, tienen la responsabilidad de orientar y revisar las estrategias, los principales proyectos de acuerdo con lo establecido en los acuerdos administrativos, la política de riesgos, los presupuestos y los planes de gestión, fijar las metas de desempeño y hacer seguimiento a las principales inversiones y activos del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte.

D. Control.

Los miembros del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, deberán solicitar periódicamente la evaluación de la integridad de los sistemas contables, de información administrativa, financiera y de auditorías y del adecuado funcionamiento de los sistemas de seguimiento de riesgos y de cumplimiento legal.

E. Ética.

Los miembros del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, deberán ser informados sobre la existencia de conflictos de interés de la administración, del consejo y las entidades vinculadas con la entidad según el artículo 5º de la Ley 19 de 1990, el uso inapropiado de activos corporativos, los abusos en transacciones con partes relacionadas y del efectivo cumplimiento de todas las normas de buen gobierno.

2.3.1.3. Del soporte a la gestión del consejo.

Con el propósito de que los miembros puedan realizar un seguimiento más detallado y contar con recomendaciones específicas para su deliberación y aprobación, el consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, podrá solicitar a la administración la elaboración y presentación de estudios, soportes y evaluaciones en materia financiera, técnica, jurídica y administrativa para cada uno de los asuntos sometidos a su competencia.

De igual manera, el consejo podrá solicitar en cualquier tiempo, los informes de revisoría fiscal para evaluar el desempeño de la entidad y su equipo de trabajo en cada una de las áreas.

Será responsabilidad del presidente, el tesorero, el jefe de inspectorías, la secretaría ejecutiva y presidentes de los comités creados por el consejo, velar por la exactitud, idoneidad y oportunidad de los informes que se presenten al consejo, teniendo en cuenta que en ellos se soportan la evaluación, análisis y decisión de la misma.

A decisión del consejo o de alguno de sus integrantes, cualquier funcionario de la entidad podrá ser requerido para ilustrar al consejo sobre los asuntos sometidos a su consideración, debiendo aportar la total diligencia y cuidado en el cumplimiento de esta solicitud.

A petición también del presidente del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, podrá constituir comités transitorios de funcionarios, para trabajar conjuntamente en el estudio y evaluación de temas específicos. Una vez concluido el estudio, los comités quedarán disueltos.

2.3.1.4. Sesiones del Consejo.

El Consejo se reunirá al menos una vez al mes.

A las reuniones asistirán los miembros del consejo y la secretaría ejecutiva; a las reuniones también se invitará a los asesores o al personal requerido para el desarrollo de las sesiones. El consejo definirá su agenda de temas a tratar.

No obstante lo anterior, con el propósito de desarrollar oportunamente la proyección estratégica de las obligaciones definidas al consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, existen temas claves que serán incluidos en las agendas de las reuniones del consejo, con la periodicidad y en el momento que se considere pertinente, tales como:

a) Informes de gestión a cargo del presidente, tesorero, jefe de la división de inspectorías y comité disciplinario y de fomento educativo;

b) Informe de revisoría fiscal;

c) Avance del plan estratégico;

d) Seguimiento indicadores del proceso estratégico;

e) Estados financieros (balance general; estado de resultados).

2.3.2. De la presidencia del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte.

El presidente del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, es nombrado por los consejeros de conformidad con lo establecido en los acuerdos de la entidad.

2.3.2.1. Funciones de la presidencia del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte.

Las funciones del presidente del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, son las establecidas en los acuerdos aprobados por el consejo para dicho cargo.

El presidente aplicará los manuales de funciones, procedimientos y los demás que sean necesarios para la reglamentación y formalización de los procesos de la entidad, previamente aprobados por el consejo.

2.3.2.2. Principios de actuación y responsabilidades de la presidencia del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte.

El presidente del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, estará sujeto, en aquello que le corresponda, a los mismos principios de actuación y responsabilidades señaladas en el presente Código de buen gobierno.

2.3.3. De la tesorería, jefatura de inspectorías, secretaría ejecutiva, consejeros, miembros de los comités seccionales y empleados del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte.

La tesorería, la jefatura de inspectorías y la secretaría ejecutiva del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, constituyen los órganos ejecutivos de la entidad, encargados de su gestión global. A partir de la sana y eficiente administración de los recursos financieros, humanos y tecnológicos, con el objeto de incrementar valor y generar utilidades que provean los recursos suficientes para el cumplimiento de las funciones y obligaciones de acuerdo con la Ley 19 de 1990.

El secretario(a) ejecutivo(a) del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, actuará como secretario de las sesiones del consejo y comité técnico, llevando los libros de actas respectivos y cumpliendo los mandos o funciones y procedimientos y las demás que le atribuya el consejo y/o el presidente. En consecuencia, el presidente informará al consejo las decisiones que tome sobre el secretario ejecutivo.

La tesorería, la jefatura de inspectorías, consejeros, miembros de los comités seccionales y los empleados del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, estarán sujetos a los mandos o funciones y procedimientos en aquello que les corresponda, y a los mismos principios de actuación y responsabilidades señalados en el presente Código de buen gobierno.

3. Sistema de control de calidad.

El sistema de control de calidad del consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, se define como un proceso que involucra al consejo, el presidente, el secretario ejecutivo, el tesorero, El jefe de inspectorías, y a los demás empleados de la entidad; diseñado para proporcionar seguridad razonable en la búsqueda del cumplimiento de los objetivos.

El sistema de control de calidad está conformado por cada acción que garantice que los principios, funciones, actividades y operaciones de la administración se cumplan:

a) De acuerdo con las normas constitucionales y legales, así como con los acuerdos administrativos;

b) Dentro de las políticas, objetivos, planes y proyectos establecidos;

c) Para satisfacer las necesidades de la entidad.

3.1. Objetivos generales del sistema de control de calidad.

i) Garantizar la existencia de herramientas de verificación, evaluación y seguimiento de la gestión organizacional;

ii) Asegurar la oportunidad y confiabilidad de la información;

iii) Definir y aplicar medidas para la prevención de riesgos y detectar y corregir desviaciones;

iv) Velar porque se disponga de procesos de planeación y de mecanismos adecuados para el desarrollo organizacional.

3.2. Características del sistema de control de calidad.

• Es un elemento inherente a las funciones de todos los empleados existentes, y especialmente de los cargos con responsabilidad de mando.

• Está concebido como un ejercicio permanente de autocontrol y autoevaluación de cada empleado y de cada dependencia para alcanzar sus metas y proyectos.

• Implica la práctica permanente de instrumentos de gestión, control de riesgos y procesos, y evaluación de resultados.

3.3. Beneficios del sistema de control de calidad.

1. Claridad de dirección.

2. Cultura de control y gestión.

3. Proceso adecuado de toma de decisiones.

4. Óptimos sistemas de información y comunicación.

5. Desarrollo del talento humano.

6. Vitalidad organizacional.

7. Trabajo en equipo.

8. Planes estratégicos dinámicos.

9. Estilo gerencial orientado a la productividad.

4. Del revisor fiscal.

El consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, cuenta con un revisor fiscal el cual es elegido por el consejo y sus funciones son las establecidas en los acuerdos y en la ley.

El revisor fiscal estará sujeto, en aquello que le corresponda, a los mismos principios de actuación y responsabilidad señalados en el presente Código de buen gobierno.

5. Suministro de información.

El consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, reconoce que el suministro adecuado de información es una obligación de origen legal consagrada:

i) Expresamente en el artículo 20 de la Constitución Política, y

ii) Tácitamente, como deber corolario del principio general de la buena fe consagrado en el artículo 1603 del Código Civil, en los artículos 863 y 871 del Código de Comercio.

En cumplimiento de la obligación legal de suministro de información, el consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, asegura que la información relevante sobre las cuestiones materiales de la entidad será divulgada de manera precisa y de forma regular, de acuerdo con los parámetros legales establecidos y siempre y cuando se proteja la reserva administrativa, sus libros y documentos, así como su información privilegiada.

6. Grupos de interés.

El consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, reconoce que su éxito como entidad y su proyección en la comunidad dependen, tanto de las buenas relaciones al interior de la entidad, como de las externas con los diferentes grupos de interés.

6.1. Objetivos.

El consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, reconoce que cada una de las relaciones con los distintos grupos de interés constituidos por las personas o entes relacionados con la entidad cuenta con una filosofía y con lineamientos generales de manejo y coordinación, que tiene como propósito otorgarles plenas garantías acerca del buen funcionamiento de la sociedad y de la adecuada protección de sus derechos.

Los objetivos del manejo de cada uno de los grupos de interés son los siguientes:

• Reconocer y asegurar el respeto de los derechos que la ley ha establecido para protegerlos.

• Fomentar una activa participación y cooperación para la creación de valor, riqueza, trabajo y la sostenibilidad para que la entidad sea financieramente viable.

• Desarrollar mecanismos de mejoras de desempeño que puedan involucrar a cada uno de los grupos de interés.

• Compartir la información relevante para los temas en los que estos participan, de acuerdo con la normatividad y las leyes vigentes.

6.2 Elementos para el manejo.

De manera consistente con los objetivos planteados, el consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, cuenta con tres (3) elementos para la administración de las relaciones con los distintos grupos de interés, cuyo propósito es la búsqueda del mutuo beneficio entre las partes y la garantía de que se encuentren enmarcadas dentro de la debida transparencia y formalidad que estas ameritan.

Los referidos elementos son los siguientes:

A. Filosofía.

El consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, tiene claramente establecido el espíritu, el objetivo y los parámetros que regirán el manejo de la relación, sobre una base de mutuo beneficio con cada uno de los grupos de interés. Allí se plasma el papel que se espera de cada grupo dentro de la cadena de valor de la entidad y viceversa.

B. Veedor.

Será muy importante que cada grupo pueda contar con un veedor o coordinador de la relación dentro de la entidad, el cual es responsable de implantar, divulgar y mantener el modelo de relaciones que garantiza el cumplimiento de los mecanismos establecidos para una mutua generación de valor.

C. Protocolo.

Cada relación está regida y se apoya en un protocolo, el cual incluye de manera explícita los objetivos de la relación, en términos del aseguramiento de sus derechos y deberes, de los mecanismos de participación en el consejo, de los mecanismos para mejoras de desempeño y de la información que el consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, debe suministrar a cada grupo de interés.

Los protocolos serán actualizados permanentemente en la medida en que se desarrollen cambios en las relaciones con los diferentes grupos de interés.

De igual manera, y para el caso concreto de los proveedores, el consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, cuenta con la definición de los criterios de selección y contratación necesarios, de modo que se garantice transparencia en dichos procesos y en la administración de estas relaciones.

7. Medios de resolución de conflictos.

El consejo nacional de técnicos electricistas, Conte, respeta y acoge todos los medios legales, alternativos de solución de conflictos, tales como conciliación, arbitramento e intervención de buenos componendos.

8. Responsabilidad en el cumplimiento del código de buen gobierno.

El incumplimiento de las normas contenidas en el Código de buen gobierno corporativo; el Código de Ética; o los manuales de funciones y procedimiento en el ejercicio, se considerará una falta gravísima que será sancionada por la instancia competente.

Para efectos de la aplicación de lo establecido en los mismos, en caso que se presenten disposiciones en contrario a las contempladas en la Ley 19 de 1990 y sus decretos reglamentarios.

*(Nota: Derogado por el Acuerdo 4 de 2010 artículo 2° del Consejo Nacional de Técnicos Electricistas)

ART. 2º—(Derogado).* El presente acuerdo rige a partir de su publicación.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Bogotá, D. C., a 28 de mayo de 2004.

*(Nota: Derogado por el Acuerdo 4 de 2010 artículo 2° del Consejo Nacional de Técnicos Electricistas)

______________________________________