ACUERDO 519 DE 1999 

(Junio 3)

“Por el cual se establecen, para los juzgados de ejecución de penas y medidas de seguridad, reglas para el reparto de los procesos provenientes de los juzgados regionales.

La Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura,

En ejercicio de sus facultades constitucionales y legales, especialmente la señalada en el numeral 13 del artículo 85 de la Ley 270 de 1996,

ACUERDA:

ART. 1º—Los procesos en ejecución de sentencia que se encontraban bajo conocimiento de los jueces regionales serán remitidos a los juzgados de ejecución de penas y medidas de seguridad con sede o competencia territorial donde deba ejecutarse la sentencia.

Los procesos en los que exista condenado no detenido o hubiere condena de ejecución condicional, se remitirán a los juzgados de ejecución de penas y medidas de seguridad del lugar en el que se dictó la sentencia.

Los procesos en los cuales el condenado haya recibido el beneficio de libertad condicional, se remitirán al juzgado de ejecución de penas y medidas de seguridad con sede o competencia territorial en donde deba ejecutarse la sentencia.

PAR.—En el evento en que no existan juzgados de ejecución de penas y medidas de seguridad en los lugares referidos en el artículo anterior, los procesos serán asumidos por el juez penal del circuito con sede o competencia territorial en el lugar donde se dictó la sentencia, previo reparto efectuado por la oficina judicial, a partir del día primero (1º) de julio del año en curso.

(Nota: El presente parágrafo fue modificado por el Acuerdo 567 de 1999 del Consejo Superior de la Judicatura).

ART. 2º—Los procesos con sentencia definitiva serán remitidos por los juzgados regionales a la coordinación de la respectiva regional, previo diligenciamiento del formulario JR-E-001, a más tardar el día 15 de junio de 1999, quien los pondrá a disposición de la oficina judicial o de apoyo de la sede de destino, según corresponda. La oficina judicial o de apoyo hará el reparto de los procesos entre los juzgados de ejecución de penas y medidas de seguridad según lo dispuesto en el artículo anterior a más tardar el día 18 de junio de 1999.

El reparto se efectuará en proporción de uno (1) a tres (3) entre los juzgados existentes y los transformados, respectivamente.

ART. 3º—En las sedes de los circuitos penitenciarios y carcelarios en las que venía funcionando un (1) juzgado de ejecución de penas y medidas de seguridad y en las cuales se crean nuevos despachos de la misma categoría y especialidad, los procesos que venían conociendo, serán redistribuidos entre ellos.

ART. 4º—Para garantizar el control y la equidad del reparto, éste se efectuará de manera aleatoria a través de los mecanismos manuales o sistematizados con que cuente la oficina judicial o de apoyo, una vez agrupados, en el siguiente orden: se repartirán en primer lugar el grupo de procesos con sentenciado detenido, luego el de los procesos con condenado no detenido debido a la existencia de un subrogado penal o de una orden de captura sin cumplir; por último, se repartirá el grupo de procesos cuyas penas sean distintas a las privativas de la libertad, los despachos comisorios y los demás asuntos.

Una vez agotados los negocios de un grupo, se pasará al otro sin interrumpir el orden consecutivo de los despachos. Se deberá tomar nota de la diferencia en el número de procesos repartidos según grupo con el fin de equilibrarlos en posteriores repartos. Igual cuidado se tendrá respecto a los procesos que sean devueltos a la oficina judicial o de apoyo y requieran ser repartidos nuevamente.

ART. 5º—La oficina judicial, o de apoyo llevará un control estricto del procedimiento, las fechas y el número de procesos repartidos y rendirá un informe a la respectiva dirección seccional de administración judicial, a más tardar el siete (7) de julio del presente año.

ART. 6º—Hasta el día treinta (30) de junio de 1999, los originales de los procesos cuyas copias han sido remitidas a los juzgados de ejecución de penas y medidas de seguridad serán enviados, previo diligenciamiento del formulario JR-E-001, a las coordinaciones de las respectivas regionales.

ART. 7º—Este acuerdo deroga las disposiciones que le sean contrarias, en particular el parágrafo del artículo primero, y artículo cuarto del Acuerdo 508 de 1999.

ART. 8º—El presente acuerdo rige a partir de la fecha de su publicación en la Gaceta de la Judicatura.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dado en Santafé de Bogotá, D.C., a 3 de junio de 1999.

________________________________