ACUERDO 6 DE 2002

(Diciembre 12)

“Por el cual se recodifica el reglamento general de la corporación”.

La Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia,

en ejercicio de la facultad conferida en los numerales 6º del artículo 235 de la Constitución Política y 4º del artículo 17 de la Ley 270 de 1996 “estatutaria de la administración de justicia”, y agotado el trámite previsto en el artículo 47 del Acuerdo 22 de 1998, actual reglamento de la corporación,

ACUERDA:

Unificase en un solo texto, el reglamento general de la Corte Suprema de Justicia, adoptado por el Acuerdo 22 de 1998, modificado mediante acuerdos de la Sala Plena, números 1 de 2002, 2 de 2002, 4 de 2002, y 5 de 2002, cuyas disposiciones y numeración de artículos serán las siguientes:

De la Corte Suprema de Justicia

ART. 1º—Integración. La Corte Suprema de Justicia, como máximo tribunal de la jurisdicción ordinaria, para el cumplimiento de sus funciones constitucionales, legales y reglamentarias, consta de cinco salas integradas de la siguiente manera: Sala Plena, por todos los magistrados de las diferentes salas especializadas de Casación; Sala de Gobierno, por el Presidente y el Vicepresidente de la Corporación y los presidentes de las Salas de Casación; Sala de Casación Civil y Agraria, por siete magistrados; Sala de Casación Laboral, por siete magistrados; y Sala de Casación Penal, por nueve magistrados (L. 270/96, arts. 15 y 16).

CAPÍTULO I

De la Sala Plena

ART. 2º—Presidente. La Sala Plena tendrá un presidente, que será el de la Corte Suprema de Justicia, elegido por sus integrantes para un período de un (1) año.

ART. 3º—Reuniones. Deberá reunirse ordinariamente cada quince (15) días, y extraordinariamente cuando la convoque el presidente o al menos siete (7) de sus integrantes.

La convocatoria a sesiones extraordinarias se hará por escrito, indicando el día, la hora y el objeto de la reunión. En caso de urgencia la citación podrá hacerse verbalmente, de lo cual se dejará constancia en el acta de la respectiva sesión.

Las reuniones extraordinarias que se realicen sin cumplir con lo dispuesto en este artículo, y las decisiones que en ellas se tomen, serán ineficaces de pleno derecho.

ART. 4º—Sesiones ordinarias. Las reuniones ordinarias se llevarán a cabo los días jueves de cada dos semanas a partir de las nueve de la mañana (9:00 a.m.) o en el día y hora previamente acordado por la mayoría de los integrantes de la corporación.

Deberá sesionar durante el tiempo necesario para agotar el correspondiente orden del día, pero sin excederse de cuatro horas continuas; sin embargo, podrá declararse en sesión permanente cuando así lo determine la mayoría de los integrantes de la corporación (L. 270/96, art. 54, inc. 3º).

ART. 5º—Modificado. Acu. 5/2002, art. 2º. Quórum. El quórum para deliberar será la mayoría de los miembros de la corporación. Las decisiones se tomarán por igual mayoría, salvo en los siguientes casos en los cuales se requerirá del voto favorable de las dos terceras partes (2/3) de sus integrantes: elección de Presidente y Vicepresidente de la Corte, de magistrados de la Corte Suprema de Justicia, de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, del Fiscal General de la Nación, de los magistrados de los Tribunales Superiores de Distrito Judicial y de los integrantes de las ternas para magistrados de la Corte Constitucional, Procurador General de la Nación, Contralor General de la República y Auditor de la Contraloría; las reformas al presente reglamento y los proyectos de ley de iniciativa de la Corte.

ART. 6º—Votaciones. La votación para elegir funcionarios y empleados y para escoger candidatos a ternas o para integrar éstas será secreta. Para las demás decisiones, serán públicas y nominales, a petición de cualquiera de los asistentes.

ART. 7º—Dirección de las sesiones. En ausencia del presidente, el vicepresidente presidirá las sesiones; a falta de ambos, las presidirá el magistrado a quien corresponda según el orden alfabético de apellidos.

ART. 8º—Sitio de reunión. Las reuniones de la Sala Plena de la Corte se harán en su sede oficial de la capital de la República. Sin embargo, por razones de seguridad o de conveniencia, podrán celebrarse en el sitio que acuerden la mayoría de sus integrantes.

ART. 9º—Asistencia. Durante el desarrollo de las sesiones ningún magistrado podrá abandonar el recinto, salvo causa justificada y previa autorización de la presidencia.

ART. 10.—Funciones. Tendrá las siguientes funciones principales:

1. Elegir, en el mes de enero, presidente y vicepresidente de la corporación para el período reglamentario.

2. Elegir magistrados de la Corte Suprema de Justicia previo estudio, por la Sala de Casación Especializada a la que corresponda la vacante por proveer, de las hojas de vida de los integrantes de la lista enviada por la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura (C.N., art. 231 y L. 270/96, art. 53).

PAR.—Nombrar magistrados de la Corte y de los tribunales superiores en provisionalidad o en encargo, en los casos autorizados por la ley, siempre que fuere necesario a juicio de la respectiva Sala de Casación.

3. Elegir Fiscal General de la Nación, previo estudio de los candidatos de la terna que envíe el Presidente de la República. Para tal fin, podrá celebrar audiencias donde se escucharán los planteamientos programáticos de los integrantes de la misma.

4. Integrar ternas para la elección de magistrados de la Corte Constitucional, de los candidatos que acuerden las salas de casación o que postulen individualmente los magistrados, y enviarlas al Senado de la República.

5. Elegir los magistrados correspondientes de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura (C.N., art. 254-1).

6. Seleccionar un integrante de la terna para la elección de Procurador General de la Nación y enviarlo al Senado de la República (C.N., art. 276).

7. Seleccionar y enviar al Congreso Nacional candidato integrante de la terna para la elección de Contralor General de la República (C.N., art. 267, inc. 5º).

8. Integrar terna para la elección de Auditor de la Contraloría General de la República y enviarla al Consejo de Estado (C.N., art. 274).

9. Elegir magistrados de los tribunales superiores de distrito judicial, previo estudio por la respectiva sala de casación especializada, de los candidatos que integren la lista remitida por la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura (C.N., art. 256, ord. 2º y L. 270/96, art. 162).

PAR.—Suprimido. Acu. 5/2002, art. 2º.

10. Elegir los empleados de la Corte cuyo nombramiento no corresponda a otra Sala o a los magistrados (L. 270/96. art. 131).

11. Dar posesión al Presidente de la República, cuando éste no pudiere hacerlo ante el Congreso Nacional (C.N., art. 192).

12. Ejercer la iniciativa legislativa que le otorga el artículo 156 de la Constitución Política, comisionando a cualquiera de sus salas o a un grupo de magistrados para la elaboración del anteproyecto que será puesto a su consideración antes de ser llevado al Congreso Nacional.

13. Modificado. Acu. 4/2002, art. 2º. Investigar bajo la conducción exclusiva y directa del Presidente, y juzgar disciplinariamente al Procurador General de la Nación, cuando hubiere lugar a ello.

14. Conocer de los procesos contenciosos relativos a los actos administrativos que expida el Consejo de Estado (CCA, art. 130-16).

15. Resolver los conflictos de competencia que se presenten en la jurisdicción ordinaria, que no correspondan a otra Sala o a otra autoridad judicial (L. 270/96, arts. 17-3 y 18).

16. Hacer, previo estudio en cada Sala de Casación, la evaluación del factor cualitativo de la calificación de servicios de los magistrados de los tribunales superiores de Distrito Judicial (L. 270/96, art. 17-5), y calificar a los empleados de carrera cuya designación le corresponda.

17. Imponer, en la forma indicada por la ley, medidas correccionales a particulares (L. 270/96, arts. 58 y ss.).

18. Modificado. Acu. 4/2002, art. 3º. Conocer en segunda instancia de los procesos disciplinarios contra el secretario general y los empleados de la Corte cuya designación le corresponda.

PAR.—Cuando se trate de empleados no adscritos a la planta de personal de la Corte, pero en comisión bajo su dirección, se comunicará la posible falta al competente.

19. Confirmar, cuando fuere necesario, los nombramientos que haga (L. 270/96, art. 133).

20. Otorgar a sus miembros las comisiones especiales a que se refiere el artículo 140 de la Ley 270 de 1996, y asumir la iniciativa correspondiente cuando se trate de comisiones especiales del artículo 139 ibídem para magistrados de tribunales.

21. Otorgar comisiones ordinarias a los miembros de la Sala de Gobierno para atender actividades propias de la misma.

22. Modificado. Acu. 5/2002, art. 2º. Aceptar las renuncias que presenten los magistrados de la Corte, de los tribunales superiores de distrito judicial y de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura que hubiere nombrado, del Fiscal General de la Nación y de los empleados de la Corte por ella designados.

23. Delegar en la Sala de Gobierno, cuando legalmente sea dable, algunas funciones administrativas.

24. Adoptar, interpretar y modificar el Reglamento General de la Corte (L. 270/96, art. 17-4). (Nota: Modificado por el Acuerdo 1055 de 2017 artículo 1° de la Corte Suprema de Justicia)

25. Las demás que le prescriba la Constitución, la ley o este reglamento.

26. (Nota: Adicionado por el Acuerdo 1055 de 2017 artículo 2° de la Corte Suprema de Justicia)

(Nota: Los numerales 24 y 25 del presente artículo pasaron a ser el numeral 25 y 26 en su respectivo orden por la modificacion del Acuerdo 1055 de 2017 artículo 2° de la Corte Suprema de Justicia)

CAPÍTULO II

De la Sala de Gobierno

ART. 11.—Presidencia. Será presidida por el presidente de la Corte y en ausencia de éste por el vicepresidente.

ART. 12.—Reuniones. Se reunirá ordinariamente en la sede de la corporación, por lo menos una vez cada dos semanas, o extraordinariamente por iniciativa del presidente de la corporación o de cualquiera de sus integrantes, en el lugar, día y hora que indicare la respectiva convocatoria, señalando en todo caso el motivo de la reunión.

ART. 13.—Funciones. Sus funciones serán las siguientes:

1. Ocuparse de los asuntos administrativos de la Corte que sean de su competencia, y proponer a la Sala Plena la adopción de las medidas que estime convenientes para la buena marcha de la corporación.

2. Cumplir las funciones delegadas por la Sala Plena y las comisiones que le imparta.

3. Modificado. Acu. 5/2002, art. 2º. Conceder licencia a los magistrados de la Corte, a los de los tribunales superiores de distrito judicial, y a los empleados de la Corte cuya designación corresponda a la Sala Plena.

4. Adoptar el manual de funciones de los empleos de la Corte, fijando las obligaciones y deberes de quienes los ocupan, sin perjuicio de las que asigne el magistrado, Sala o jefe respectivo.

5. Elaborar para aprobación de la Sala Plena, los proyectos de ley que acuerde presentar la Corte, con su correspondiente exposición de motivos, sin perjuicio de las facultades de la Sala Plena previstas en el numeral 12 del artículo 10 de este reglamento.

6. Examinar la capacidad e idoneidad de los diversos aspirantes a cargos de empleados públicos de libre nombramiento y remoción de la Sala Plena y presentar a ésta el candidato o candidatos, según el resultado de dicha evaluación.

7. Modificado. Acu. 5/2002, art. 2º. Conferir las comisiones ordinarias de servicios que soliciten los magistrados de la Corte, de los tribunales superiores de distrito judicial, y los empleados dependientes de la Sala Plena.

8. Integrar el comité de publicación y redacción de la revista de la Corte.

9. Las demás funciones que le asigne la ley o el reglamento general.

PAR.—Suprimido. Acu. 5/2002, art. 2º.

ART. 14.—Secretario general. El secretario general de la Corte será el secretario de la Sala Plena y de la Sala de Gobierno.

CAPÍTULO III

De las salas de casación

ART. 15.—Reglamentos. Cada una de las salas de casación se dará su propio reglamento, de acuerdo con las respectivas leyes de procedimiento y el Reglamento General de la Corte.

ART. 16.—Funciones. Son atribuciones y deberes de cada una de las salas de casación:

1. Adoptar las reglas para el reparto, trámite, deliberación y decisión oportuna de los asuntos de su competencia.

2. Elegir, en el mes de enero, un presidente para el período de un año.

3. Reunirse, por lo menos, una vez a la semana para deliberar y decidir los asuntos de su competencia, elaborando las actas correspondientes.

4. Elegir oportunamente los empleados de la Sala a que hubiere lugar, quienes tomarán posesión ante el respectivo presidente.

5. Elegir oportunamente los correspondientes conjueces, colaboradores o auxiliares de la justicia a que hubiere lugar. Cuando fuere necesario designar un conjuez en Sala Plena, se sorteará de la lista de conjueces de la Sala de Casación a la que pertenezca el magistrado o magistrados que no puedan participar.

PAR.—Posesionado en propiedad un nuevo magistrado, desplazará de plano al conjuez designado.

6. Presentar ante la Sala Plena o la Sala de Gobierno, por conducto de su presidente, las iniciativas de todo orden que en los ámbitos normativo, técnico o de organización estime necesarias y convenientes para mejorar la calidad de la administración de justicia en general o en materias correspondientes a su especialidad.

7. Modificado. Acu. 4/2002, art. 4º. Conocer en segunda instancia los procesos disciplinarios contra los empleados de la Sala cuya designación le corresponda y los de los empleados de libre nombramiento y remoción de los despachos de los magistrados, para lo cual designará por reparto un ponente.

El presidente de la respectiva Sala de Casación conocerá en primera instancia de los procesos disciplinarios contra los abogados asistentes, el secretario y el relator.

PAR. 1º—Corresponde a los magistrados investigar y juzgar disciplinariamente a los empleados de su libre nombramiento y remoción en primera instancia.

PAR. 2º—Cuando se trate de empleados cuya designación le corresponda a la Sala, conocerá de los procesos disciplinarios en primera instancia el superior inmediato o, en su defecto, el secretario de la respectiva Sala cuando se trate de empleados adscritos a la secretaría.

PAR. 3º—Cuando se trate de empleados no adscritos a la planta de personal de la Corte, pero en comisión bajo su dirección, se comunicará la posible falta al competente.

8. Imponer, en la forma indicada en la ley, medidas correccionales a particulares (L. 270/96, arts. 58 y ss.).

9. Evaluar el rendimiento de los empleados a su cargo (L. 270/96, art. 171).

10. Las demás que les asignen la ley o los reglamentos.

ART. 17.—Invitaciones especiales y solicitud de informes. Con el fin de obrar con suficiente conocimiento de causa en asuntos jurisdiccionales o administrativos de su competencia, cada Sala podrá escuchar el parecer de magistrados de las restantes salas y, de acuerdo con la ley, solicitar por escrito a otras autoridades públicas o a entidades particulares, los datos e informes que juzgue necesarios para lograr el propósito señalado.

ART. 18.—Reemplazo del presidente. En caso de ausencia temporal o definitiva del presidente, sus funciones las asumirá de inmediato el magistrado designado como vicepresidente y, a falta de esta designación, el que corresponda siguiendo el orden alfabético, de apellidos de los miembros de la respectiva Sala.

CAPÍTULO IV

Del presidente de la Corte

ART. 19.—Funciones. Son funciones principales las siguientes:

1. Representar a la Corte Suprema de Justicia social y legalmente.

2. Convocar las salas Plena y de Gobierno a reuniones tanto ordinarias como extraordinarias.

3. Elaborar el orden del día correspondiente a cada reunión.

4. Presidir, en la forma señalada por el reglamento, las sesiones de las salas Plena y de Gobierno.

5. Efectuar el reparto, por lo menos una vez por semana, de los asuntos de competencia de la Sala Plena y velar porque sean tramitados, substanciados y decididos oportunamente.

6. Velar por que los debates se desarrollen dentro del orden, cordura y respeto debidos a la alta dignidad que se desempeña.

7. Rendir a la Sala Plena los informes sobre las actividades desarrolladas.

8. Designar, previa consulta con los magistrados que han de integrarlas, comisiones ocasionales que por determinación de la Sala Plena y en circunstancias de excepción, sean necesarias para cumplir cometidos específicos de interés para la corporación.

9. Dar posesión a los empleados designados por la Sala Plena.

10. Delegar en el vicepresidente algunas de las funciones que reglamentariamente son propias de su cargo, siempre que tal delegación no sea de carácter permanente y medien razones que la justifiquen, de las cuales dará oportuna cuenta a la Sala Plena.

11. Poner en conocimiento de la Sala Plena las notas oficiales que reciba y las invitaciones que se cursen a la corporación o al presidente, así como las decisiones que sobre el particular adopte la Sala de Gobierno.

12. Designar comisiones escrutadoras de las votaciones que se efectúen para elegir funcionarios o empleados o para escoger candidato a terna o ternas; anunciar el resultado que la comisión le suministre y proclamar la elección o la escogencia del candidato.

13. Disponer lo necesario para que reciba oportuna y apropiada redacción, toda proposición verbal aprobada por la Sala Plena, cuando quien la haya formulado no la redacte antes de finalizar la respectiva sesión.

14. Modificado. Acu. 4/2002, art. 5º. Poner en conocimiento de la autoridad competente, toda irregularidad funcional que amerite causa disciplinaria o penal de los empleados, funcionarios y magistrados pertenecientes a la Corte Suprema de Justicia, o la conducta de los particulares o la de los funcionarios públicos de distinto orden que lesione o pueda lesionar el buen nombre y prestigio de la corporación. Además, conocerá en primera instancia los procesos disciplinarios contra el secretario general de la corporación y demás empleados que no estén adscritos a la secretaría general.

15. Conceder permiso escrito a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia para dejar de asistir al despacho en días laborales hasta por cinco (5) días en un mes, por razones que lo ameriten; y hasta por tres (3) días, a los demás empleados cuya designación corresponda a la Sala Plena.

16. Manejar, a través del abogado asistente de la presidencia para asuntos administrativos, los dineros que correspondan a la caja menor asignada a la presidencia de la Corte Suprema de Justicia.

17. Atender las visitas protocolarias u oficiales que efectúen a la Corte personalidades nacionales o extranjeras o en casos especiales, sugerir a la Sala de Gobierno o a la Plena recibirlas.

18. Las demás que le asigne la Constitución, la ley o el reglamento.

ART. 20.—Faltas absolutas. La falta absoluta del presidente o del vicepresidente dará lugar a nueva elección para el resto del período.

ART. 21.—Disminución del reparto. A quien sea designado presidente, se le reducirá el reparto de asuntos de Sala Plena y Especializada en un 75 %.

CAPÍTULO V

Del vicepresidente

ART. 22.—Funciones. Son funciones especiales del vicepresidente:

1. Preparar el proceso de calificación cualitativa de servicios de los magistrados de tribunales superiores y el de calificación definitiva de los empleados de la Corte que deban ser calificados por la Sala Plena.

2. Coordinar el registro de proyectos de acto legislativo y de leyes en curso sobre materias de que conocen las salas de casación.

3. Compilar los actos legislativos, leyes y sentencias de constitucionalidad, de utilidad para la función que corresponde a las salas.

4. Cumplir las delegaciones que, en los términos del numeral 10 del artículo 19, le haga el presidente.

5. Coordinar con los secretarios de las salas de casación y los relatores la informática de gestión y la documental que adopte la corporación.

PAR.—En caso de ausencia temporal del vicepresidente, asumirá sus funciones por orden alfabético de apellidos, el magistrado de la Sala de Casación a la cual aquél pertenezca.

6. Adicionado. Acu. 4/2002, art. 6º. Conocer en primera instancia de los procesos disciplinarios contra el secretario y demás empleados de la vicepresidencia.

PAR. 1º—Cuando se trate de empleados no adscritos a la planta de personal de la Corte, pero en comisión bajo su dirección, se comunicará la posible falta al competente.

ART. 23.—Disminución del reparto. A quien sea designado vicepresidente, se le reducirá el reparto de asuntos de Sala Plena y especializada en un 50%.

CAPÍTULO VI

De la secretaría general y de los demás empleados designados por la Sala Plena

ART. 24.—Funciones. Son funciones principales del secretario general:

1. Hacer las citaciones a los magistrados para las reuniones ordinarias y extraordinarias.

2. Proyectar, bajo la dirección inmediata del presidente, el correspondiente orden del día.

3. Elaborar las actas de las sesiones y ponerlas en conocimiento del presidente antes de ser sometidas a consideración de la respectiva Sala, en la reunión siguiente, para su aprobación.

4. Efectuar con el presidente el reparto de los asuntos de conocimiento de la Sala Plena, y de los demás que por acuerdo le correspondan.

5. Llevar los libros de la secretaría; custodiar y mantener en orden el archivo, los muebles y enseres asignados a la secretaría.

6. Modificado. Acu. 5/2002, art. 2º. Llevar el archivo de las hojas de vida de los funcionarios y de los empleados de la Corte; la de los magistrados de los tribunales superiores de distrito judicial, y actualizar, en coordinación con la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, el Registro Nacional de Servidores Judiciales en cuanto se refiere a la Corte.

7. Coordinar la posesión de los funcionarios y la de todos los empleados de la Corte Suprema de Justicia.

8. Responder por el manejo y legalización de la caja menor asignada a secretaría.

9. Cuidar que el personal asignado a la secretaría cumpla con sus funciones, mantener la disciplina interna, amonestar privadamente de manera verbal o por escrito a quienes no observen sus deberes, e informar al presidente de la Corte cualquier situación que pueda tener incidencia negativa en el orden y buena marcha de los servicios a cargo de la secretaría general de la corporación.

10. Suministrar oportunamente los informes requeridos para evaluar el rendimiento del personal subalterno adscrito a la secretaría general, o que encontrándose en comisión, labore bajo su control y vigilancia.

11. Ejercer las funciones auxiliares a que haya lugar en los procesos jurisdiccionales o administrativos cuyo conocimiento sea de competencia de la Sala Plena de la corporación, y dar fe pública en dichos asuntos de acuerdo con las normas legales pertinentes.

12. Comunicar los nombramientos, recibir los documentos para acreditar cumplimiento de requisitos en los casos que correspondan y librar los oficios respectivos.

13. Adicionado. Acu. 4/2002, art. 7º. Conocer en primera instancia de los procesos disciplinarios contra los empleados de la Corte que estén bajo su dirección.

14. Las demás funciones que le asigne la ley, el reglamento, las salas Plena o de Gobierno, el presidente o los magistrados de la Corte Suprema de Justicia

ART. 25.—Funciones empleados. Los empleados que designa la Sala Plena de la Corte tendrán las funciones que les asigne el correspondiente manual y las que les imparta el presidente.

CAPÍTULO VII

De las sesiones

ART. 26.—Convocatoria. La convocatoria a sesiones tanto ordinarias como extraordinarias se hará de acuerdo con lo referido en el capítulo primero de este reglamento.

ART. 27.—Actas. Al menos un día antes de cada sesión la secretaría general deberá entregar a los presidentes de las salas de casación un proyecto de acta de la reunión precedente, el cual quedará a disposición de cualquiera de los magistrados en la secretaría.

Llegado el día y la hora de la reunión se llamará a lista, si hubiere quórum se declarará abierta y se someterá a consideración y aprobación el orden del día, que se observará a menos que fuere aprobada su alteración o adición por solicitud de cualquier magistrado.

El proyecto de acta se aprobará al inicio de la sesión si ningún magistrado le hiciere observaciones. En caso contrario se dará lectura y se someterán a consideración las propuestas de modificación o adición, que si fueren aprobadas integrarán el texto definitivo, el cual será suscrito por el presidente y el secretario general.

ART. 28.—Asuntos aplazados. Cuando no hubiere sido posible agotar el orden del día en la reunión correspondiente, se incluirá lo pendiente en el de la siguiente, inmediatamente después de la lectura, consideración y aprobación del acta, salvo que hubiere asuntos de prelación legal.

ART. 29.—Intervenciones. Para las deliberaciones, el presidente concederá el uso de la palabra en el orden que hubiere sido solicitada; el expositor podrá conceder las interpelaciones que a bien tenga con la venia de la presidencia. La extensión y número de las intervenciones dependerán de la naturaleza y complejidad del caso debatido, debiéndose fijar un límite si fuere necesario; pero, en todo caso, garantizándose el derecho de réplica.

ART. 30.—Ponencias. Cuando por la naturaleza del asunto se requiera ponencia escrita, ésta deberá ser repartida a cada uno de los integrantes por lo menos con un día de anticipación, salvo fuerza mayor o urgencia manifiesta. El ponente entregará oportunamente el proyecto a la secretaría para los fines aquí indicados.

ART. 31.—Explicación de ponencias. Concedida la palabra al ponente, podrá hacer las explicaciones, aclaraciones o precisiones verbales que desee, antes de dar lectura al correspondiente proyecto.

ART. 32.—Discusión. Terminada la lectura, se pondrá a consideración de la Sala la ponencia para la deliberación correspondiente. Se entenderá agotado el debate cuando hayan terminado las intervenciones de los que solicitaron la palabra y así lo declarará el presidente, previa advertencia de su clausura, o cuando se declare la suficiente ilustración por la mayoría de los asistentes a pedido de cualquiera de los magistrados.

ART. 33.—Votación. Clausurado el debate la ponencia será sometida a votación. Si de la discusión hubieren surgido discrepancias de fondo, se votará primero la parte resolutiva y si fuere aprobada, se votará la motiva. Si hubiere disentimiento en la parte resolutiva habrá salvamento de voto y si ocurriese en la motiva, simplemente aclaración. Si la ponencia fuere derrotada, se encargará la elaboración de una nueva al magistrado que conformando la mayoría siguiere en turno por orden alfabético, quien deberá elaborar el fallo de acuerdo con lo decidido para que sea firmada por los que participaron.

PAR.—Se entiende que un magistrado ha participado cuando asistió al debate y votó la ponencia (L. 270/96, art. 54).

ART. 34.—Salvamento y aclaraciones. El término para salvar o aclarar el voto será el que determine la ley y en su defecto de cinco (5) días hábiles para cada uno de los disidentes, sin perjuicio de la publicidad de la decisión (L. 270/96, art. 56).

ART. 35.—Aplazamiento. Los debates, a petición fundamentada de alguno de los magistrados, pueden aplazarse, si así lo decidiere la mayoría de los asistentes, cuando los términos legales o la complejidad del caso lo permitieren. En todo caso, todos los magistrados que deseen pueden examinar el expediente o consultarlo las veces que fuera necesario, dentro o fuera de los debates.

ART. 36.—Reserva. Las deliberaciones serán reservadas; se efectuarán a puerta cerrada con la sola asistencia de los magistrados y del secretario. Sin embargo, por la mayoría de los asistentes, podrá decidirse que se oiga a otra persona, servidor público o particular, o que el secretario no esté presente en ciertas deliberaciones. La divulgación de las decisiones corresponde al presidente; cualquiera infidencia, antes de ser tomada la decisión, constituye violación al deber referido en el artículo 153-6 Ley 270 de 1996.

ART. 37.—Reserva de actas. Las actas en las cuales consten actuaciones y decisiones judiciales o disciplinarias de carácter individual, de grupo o colectivos, son reservadas, excepto para los sujetos procesales, sin perjuicio de las autoridades competentes (L. 270/96, art. 57, inc. 3º).

CAPÍTULO VIII

De las elecciones

ART. 38.—Requisitos. Las elecciones en propiedad requerirán señalamiento de fecha con no menos de cinco días de anticipación. Se proporcionará a los magistrados la lista y hojas de vida respectivas.

PAR.—En las elecciones en provisionalidad y en encargo, bastará que consten en el orden del día.

ART. 39.—Análisis de candidatos. Los nombres de los candidatos serán puestos a consideración para que se delibere sobre los distintos aspectos relacionados con sus hojas de vida; terminada la deliberación, se someterán a votación, designándose la respectiva comisión escrutadora.

PAR.—Sólo se escrutarán los votos de los magistrados presentes al momento de la votación.

ART. 40.—Obligatoriedad del voto. El voto es obligatorio pero podrá votarse en blanco, voto que no se agregará a ningún candidato.

ART. 41.—Trámite de la votación. Si en una primera votación ninguno de los candidatos obtuviere el número de votos requerido para su elección, se efectuará seguidamente una segunda, circunscrita a los dos que hayan obtenido la mayor votación. Si en esta tampoco resultare ninguno electo, se someterá a cada uno de ellos separadamente a una tercera votación en sesión posterior, si fuere solicitada por alguno y aprobada por la mayoría de los asistentes.

ART. 42.—Término para comunicación, aceptación, confirmación y posesión. Prórroga. La designación se comunicará al elegido dentro de los ocho (8) días siguientes y éste deberá aceptarla o rechazarla en un término igual, contado a partir de la fecha del recibo de la comunicación. Si requiere confirmación, la documentación correspondiente deberá allegarse dentro de los veinte días siguientes al recibo de la comunicación; producida la aceptación o comunicada la confirmación, el elegido cuenta con quince (15) días para tomar posesión, término prorrogable por una sola vez, por mayoría de los asistentes, siempre que se considere justa la causa invocada y que se haya hecho la solicitud antes de su vencimiento (L. 270/96, art. 133).

CAPÍTULO IX

Deberes de los funcionarios y empleados

ART. 43.—Deberes. Son deberes de los funcionarios y empleados de la Corte Suprema de Justicia:

1. Respetar, cumplir y dentro de la órbita de su competencia, hacer cumplir la Constitución, las leyes y los reglamentos.

2. Desempeñar con honorabilidad, solicitud, celeridad, eficiencia, moralidad, lealtad e imparcialidad las funciones asignadas por la Constitución, la ley y los reglamentos.

3. Obedecer y respetar a sus superiores, dar un tratamiento cortés a sus compañeros y subordinados y realizar sus tareas con espíritu de solidaridad y unidad de propósito.

4. Observar permanentemente en sus relaciones con el público la consideración y cortesía debidas.

5. Realizar personalmente y de manera correcta y eficaz las tareas que le sean confiadas y responder del uso de la autoridad otorgada o de la ejecución de las órdenes que pueda impartir, sin que en ningún caso quede exento de la responsabilidad que le incumbe por la que corresponda a sus subordinados.

6. Guardar la estricta reserva que requieran los asuntos relacionados con su trabajo, aun después de haber cesado en el ejercicio del cargo y sin perjuicio de la obligación de denunciar cualquier hecho delictuoso.

7. Observar estrictamente el horario de trabajo así como los términos para atender los distintos asuntos o diligencias.

8. Dedicar la totalidad del tiempo reglamentario del trabajo al desempeño de las funciones encomendadas.

9. Permanecer en el desempeño de sus funciones mientras no se haya hecho cargo de ellas quien deba reemplazarlo, salvo autorización del respectivo nominador.

10. Atender regularmente las actividades de capacitación y perfeccionamiento y efectuar las prácticas y los trabajos que se les impongan.

11. Responder por la conservación de los documentos, útiles, equipos, muebles y bienes confiados a su guarda o administración y rendir oportunamente cuenta de su utilización y por la decorosa presentación del despacho.

12. Poner en conocimiento del superior los hechos que puedan perjudicar la administración y las iniciativas útiles para el mejoramiento del servicio.

13. Antes de tomar posesión del cargo, cada dos años, al retirarse del mismo, cuando la autoridad competente se lo solicite o cada vez que su patrimonio o rentas varíen significativamente, declarar, bajo juramento, el monto de sus bienes y rentas.

14. Cuidar de que su presentación personal corresponda al decoro que debe caracterizar el ejercicio de su elevada misión.

15. Denunciar ante las autoridades competentes los casos de ejercicio ilegal de la abogacía.

16. Rechazar de plano los pedidos maliciosos y las sugerencias indebidas e informar de ello al respectivo superior.

17. Permanecer voluntariamente en la oficina fuera del horario establecido en disponibilidad, cuando por razones del servicio sea requerido por la función que desempeña.

18. Custodiar y responder por los expedientes, correspondencia y elementos que permanezcan a su cargo en razón de las funciones.

19. Presentar los informes que, sobre el desempeño de sus funciones, le solicite su superior o la autoridad competente.

20. Adicionado. Acu. 2/2002, art. 1º. Es obligatoria la aplicación de la tabla de retención documental presentada por la corporación y aprobada por el consejo directivo del Archivo General de la Nación, para todas las dependencias que forman parte de la Corte Suprema de Justicia

21. Los demás que le asignen la ley o los reglamentos.

PAR.—Constituyen faltas disciplinarias, además de las señaladas en las leyes correspondientes, el desconocimiento doloso o culposo de cualquiera de los deberes señalados.

CAPÍTULO X

Adicionado. Acu. 1/2002, art. 1º. Salas de decisión en materia de tutela

ART. 44.—La acción de tutela dirigida contra uno o varios magistrados de la misma Sala de Casación Especializada, o contra la respectiva Sala, se repartirá a la Sala de Casación que siga en orden alfabético. La impugnación contra la sentencia se repartirá a la Sala de Casación Especializada restante.

La que sea interpuesta contra la corporación en pleno o contra magistrados de distintas salas será repartida al magistrado que se encuentre en turno de la Sala Plena y la conocerá la Sala de Casación Especializada de la cual forma parte dicho magistrado. La impugnación será resuelta por la Sala de Casación Especializada siguiente, por orden alfabético.

PAR.—En los incidentes de desacato se aplicarán las reglas de reparto establecidas en este artículo.

ART. 45.—Cuando la acción de tutela se promueva directamente contra un magistrado o la Sala de un Tribunal Superior de Distrito Judicial o del Tribunal Militar, será repartida a la Sala de Casación que sea su superior funcional. La impugnación contra la sentencia, lo mismo que la consulta de las sanciones que se impongan por desacato, se repartirá a la Sala Especializada siguiente, por orden alfabético.

ART. 46.—De las impugnaciones contra las sentencias dictadas por los tribunales superiores de distrito judicial que resuelvan las acciones de tutela en que sea accionada cualquier autoridad pública del orden nacional, conocerá la Sala de Casación que sea el respectivo superior funcional de quien las haya dictado.

ART. 47.—En cumplimiento de lo establecido en el parágrafo del artículo 1º del Decreto 1382 de 2000, cuando a la Corte Suprema de Justicia no le corresponda el reparto de una acción de tutela presentada ante ella o alguna de sus salas, la remitirá a más tardar el día hábil siguiente de su recibo, mediante auto suscrito por el magistrado ponente o el respectivo presidente, al juez o corporación que le corresponda, de preferencia atendiendo la especialidad que se deduzca del contenido de la solicitud, lo cual de inmediato se comunicará a los interesados.

CAPÍTULO XI

Disposiciones varias

ART. 48.—Órganos de difusión. La corporación tendrá como órgano de difusión la Gaceta Judicial, donde se publicarán las providencias que acuerde cada Sala, y la revista trimestral Corte Suprema, de divulgación jurídica.

ART. 49.—Proposiciones. Toda proposición deberá ser presentada preferencial por escrito.

ART. 50.—Prohibición especiales. Es prohibido a los magistrados conceder audiencias particulares o privadas sobre los asuntos que cursen en su despacho, en la Sala respectiva o en la Corte.

ART. 51.—Modificado. Acu. 4/2002, art. 8º y Acu. 5/2002, art. 4º. La Corte Suprema de Justicia, como integrante de la Cumbre Iberoamericana de Presidentes de Cortes Supremas y Tribunales Supremos de Justicia, de la Cumbre Judicial de las Américas y demás asociaciones internacionales a las que llegare a pertenecer, debe participar activamente en el desarrollo de los diferentes temas acordados en las agendas, y contribuir dentro de su competencia a la ejecución de los acuerdos que en dichas reuniones sean aprobados.

ART. 52.—Reformas. Las reformas al presente reglamento podrán proponerse por cualquiera de los presidentes de Sala o por lo menos por dos magistrados y deberán sustentarse por escrito. Serán discutidas y aprobadas en dos reuniones ordinarias.

ART. 53.—Vigencia. El presente acuerdo rige a partir de la fecha de su publicación en el Diario Oficial y deroga el Acuerdo 22 de 1998 y sus complementarios.

ART. 54.—(Nota: Adicionado por el Acuerdo 1 del 2005 de la Corte Suprema de Justicia)

Dado en Bogotá, D.C., a 12 de diciembre de 2002.

Corte Suprema de Justicia Secretaría General

El presente acuerdo fue aprobado por la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia en dos debates, conforme lo disponía el artículo 47 del Acuerdo 22 de junio 18 de 1998, en sesiones celebradas los días 28 de noviembre y 12 de diciembre de 2002.

Secretaría General.

______________________