ACUERDO 660 DE 1999 

(Diciembre 21)

“Por medio del cual se reglamenta la práctica de pruebas en la audiencia pública dentro del proceso penal”.

La Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura,

en uso de las facultades constitucionales y legales, en especial de las establecidas en los artículos 228 y 257 numeral 3º de la Constitución Política; y artículos 85 numeral 13 y 86 de la Ley 270 de 1996, estatutaria de la administración de justicia,

ACUERDA:

ART. 1º—Sin perjuicio de las facultades que el Código de Procedimiento Penal otorga al juez para la práctica de pruebas en la audiencia pública, se tendrán en cuenta las reglas contenidas en este acuerdo.

ART. 2º—Sujetos especiales. El menor de 12 años deberá estar asistido por su representante legal o, en su defecto, por un pariente mayor de edad.

Si se trata de violencia intrafamiliar o de delitos contra el pudor sexual, el menor asistido declarará en lugar distinto de aquel en donde se desarrolle la audiencia o a través de circuito cerrado de televisión.

PAR.—Al testigo menor de doce (12) años no se le recibirá juramento pero se consignarán los datos generales que permitan su identificación.

ART. 3º—Orden para la práctica de pruebas en la audiencia. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 453 del Código de Procedimiento Penal, el orden para la práctica de pruebas en la audiencia pública será el siguiente: En primer lugar las decretadas de oficio por el juez, enseguida las de la Fiscalía General de la Nación, las de la parte civil, el Ministerio Público y finalmente las de la defensa.

ART. 4º—Interrogatorio y contrainterrogatorio. Además de lo dispuesto por el artículo 292 del Código de Procedimiento Penal, para el interrogatorio y contrainterrogatorio a los testigos, en la audiencia pública, el juez observará las siguientes reglas:

a) En primer lugar, permitirá interrogar al sujeto procesal que solicitó la prueba;

b) A continuación, autorizará que los demás sujetos procesales interroguen o contrainterroguen al testigo, procurando que se cumpla con el orden establecido en el artículo tercero del presente acuerdo;

c) El testigo podrá consultar, previa autorización del juez, documentos redactados por él como ayuda de memoria y que tengan relación directa con la pregunta que se le haya formulado;

d) El juez no aceptará preguntas capciosas ni cualquier conducta que sugiera respuestas;

e) En el contrainterrogatorio el juez permitirá preguntas asertivas o sugestivas, solamente si tienen relación con lo declarado por el testigo;

f) Los sujetos procesales podrán utilizar declaraciones de testigos o cualesquiera otros medios de prueba que consten en el proceso, como base para interrogar o contrainterrogar en la audiencia, y

g) Agotados el interrogatorio y el contrainterrogatorio, los sujetos procesales sólo podrán volver a interrogar, previa autorización del juez, sobre aspectos que generen duda sobre la existencia o modalidad de los hechos que se pretendan demostrar o sobre la responsabilidad en la comisión de los mismos.

PAR.—Ubicación de testigos. Para garantizar el interrogatorio separado de los testigos, se debe procurar su ubicación en un sitio que evite la comunicación entre ellos y por ende la preordenación de sus dichos.

ART. 5º—Interrogatorio a los peritos. Para el interrogatorio a los peritos se aplicarán las reglas descritas en este acuerdo.

El juez solicitará al sujeto procesal que haya impetrado el interrogatorio, presentar, con prudente anticipación, el cuestionario pertinente, sin perjuicio de que durante la respectiva diligencia se formulen nuevas preguntas. El cuestionario se hará conocer a los demás sujetos procesales y al perito, también con la debida anticipación, para que puedan documentarse y preparar su intervención en la diligencia.

El juez podrá solicitar que los peritos estén presentes durante el desarrollo de toda la audiencia pública, si considera que su presencia puede ser útil para aclarar las dudas que sean del caso.

Los peritos podrán utilizar los medios mecánicos o electrónicos que estimen convenientes para expresar sus conceptos u opiniones y, si fuere necesario, el juez solicitará a los sujetos procesales su colaboración para el suministro de los mismos.

ART. 6º—Intervención de los asesores especializados. También el juez podrá solicitar que los asesores especializados estén presentes durante el desarrollo de toda la audiencia pública, si considera que su presencia puede ser útil para aclarar las dudas que sean del caso.

Los asesores especializados podrán utilizar los medios mecánicos o electrónicos que estimen convenientes para expresar sus conceptos u opiniones y, si fuere necesario, el juez solicitará a los sujetos procesales su colaboración para el suministro de los mismos.

ART. 7º—Alegatos y decisión. La presentación de los alegatos en la audiencia pública, por parte de los sujetos procesales, se efectuará sin solución de continuidad, y una vez concluida aquella, el juez podrá suspender la audiencia durante un tiempo prudencial, con el fin de meditar sobre la decisión y anunciar el sentido de su fallo, sin perjuicio del término legal establecido para sustentarlo.

ART. 8º—Vigencia. El presente acuerdo rige a partir de su publicación en la Gaceta de la Judicatura.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dado en Santafé de Bogotá, D.C., a 21 de diciembre de 1999.

________________________________