ACUERDO 7 DE 1991 

(Abril 1º)

"Por el cual se dictan disposiciones sobre el otorgamiento y administración del subsidio familiar de vivienda''''.

La Junta Directiva del Instituto Nacional de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana, Inurbe,

en uso de sus facultades legales y estatutarias, particularmente las establecidas en los numerales 7º y 9º del artículo 14 de la Ley 3ª de 1991 y en los artículos 1º y 9º del Decreto 599 de 1991,

ACUERDA:

CAPÍTULO I

De la calificación de planes elegibles

ART. 1º—Los programas o planes de soluciones de vivienda, que se desarrollen en áreas urbanas, a los cuales los beneficiarios del subsidio familiar de vivienda podrán aplicarlo, deberán ser previamente calificados como elegibles por el Instituto Nacional de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana, Inurbe, previo el cumplimiento de los requisitos que se establecen en este acuerdo.

ART. 2º—Se entiende que existe un programa o plan de soluciones, cuando las unidades proyectadas son cinco (5) o más soluciones de vivienda de la misma naturaleza, según las definiciones establecidas en el capítulo III del Decreto 599 de 1991.

ART. 3º—Para que un plan o conjunto de soluciones de viviendas nuevas ubicadas en zona urbana, pueda ser declarado como elegible, deberá cumplir con las siguientes condiciones:

a) Que las soluciones de vivienda que lo integren, al momento de ser otorgada la respectiva escritura de transferencia del dominio, tengan un precio igual o inferior a los establecidos en el artículo 5º del Decreto 599 de 1991;

b) Que las soluciones de vivienda que integren el plan, tengan las características de las soluciones subsidiables, de acuerdo con lo dispuesto en el capítulo III del Decreto 599 de 1991;

c) Que el plan disponga del permiso o licencia de construcción o de urbanización, según sea el caso, expedido por la autoridad municipal, distrital, metropolitana o intendencial competente, y

d) Que el plan disponga del permiso de enajenación de inmuebles o del permiso para desarrollar planes y programas de autoconstrucción, según sea el caso, expedido por las autoridades competentes, de acuerdo con lo establecido por los artículos 57 de la Ley 9ª de 1989, 2º del Decreto-Ley 78 de 1987 y las normas y resoluciones reglamentarias.

PAR.—De acuerdo con las características de la zona en la que se proyecte la realización del plan o programa, el Instituto Nacional de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana, Inurbe, antes de declarar la elegibilidad del respectivo plan, podrá exigir la presentación de certificación del alcalde respectivo o del intendente de San Andrés y Providencia, en el sentido de que el lote de terreno sobre el cual se proyecta el programa no esta ubicado en zona de alto riesgo.

ART. 4º—Para que un plan de mejoramiento o habilitación de soluciones de vivienda ubicadas en zona urbana, pueda ser declarado como elegible, deberá cumplir con las siguientes condiciones:

a) Que el valor de las soluciones de vivienda que lo integran, una vez mejoradas o habilitadas, no exceda de los valores establecidos en el artículo 5º del Decreto 599 de 1991;

b) Que el plan se desarrolle por una de las entidades se~aladas en el artículo 24 del Decreto 599 de 1991, y

c) Que el mejoramiento o la habilitación permita que la solución de vivienda supere una o varias de las carencias en las condiciones básicas, conforme con lo establecido en el artículo 24 del Decreto 599 de 1991.

PAR.—De acuerdo con lo dispuesto por el artículo 44 de la Ley 9ª de 1989, el Instituto Nacional de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana, Inurbe, podrá solicitar en cualquier momento al Instituto Geográfico Agustín Codazzi o a la entidad que cumpla sus funciones, que establezca mediante avalúo si una vivienda o un grupo de viviendas objeto de un plan de mejoramiento y habilitación, tiene o no el carácter de vivienda de interés social.

ART. 5º—La persona natural o jurídica responsable de un plan urbano de soluciones de vivienda de interés social, deberá solicitar la calificación de elegibilidad del plan al Instituto Nacional de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana, Inurbe, mediante la suscripción y presentación del formulario único de inscripción para planes o programas de vivienda de interés social, diseñado por esta misma entidad, acompañando todas las certificaciones, planos aprobados y las demás informaciones exigidas en este acuerdo.

ART. 6º—Los formularios de inscripción de planes o programas de vivienda de interés social se distribuirán gratuitamente a los interesados por el Instituto Nacional de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana, Inurbe. La presentación de los fomularios podrá hacerse ante el nivel central o ante las regionales del Instituto, las cuales verificarán el correcto y completo diligenciamiento de las solicitudes y de acuerdo con los procedimientos internos definidos por la gerencia general del Instituto Nacional de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana, Inurbe, las remitirán al nivel central para la declaración de elegibilidad.

PAR.—Mientras se consolida el proceso de reestructuración general del instituto y durante un término máximo de un año contado a partir de la vigencia del presente acuerdo, la gerencia general declarará la elegibilidad de los planes. El gerente general queda facultado para delegar gradualmente en los directores regionales dicha facultad.

ART. 7º—El Instituto Nacional de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana, Inurbe, resolverá sobre la calidad de elegible del plan dentro de los treinta (30) días hábiles siguientes a la fecha de presentación del formulario.

El Instituto Nacional de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana, Inurbe, divulgará masivamente la lista de los planes declarados elegibles, relativos a los procedimientos individuales de acceso al subsidio, indicando las personas naturales o jurídicas responsables del plan, la ubicación, la naturaleza y características de las soluciones de vivienda que lo conforman, los precios de las mismas y su vigencia. En lo relativo con programas asociativos o dirigidos, la divulgación se realizará en los mismos términos, ajustada al esquema de operación de estos programas.

CAPÍTULO II

De las postulaciones

ART. 8º—Los aspirantes al subsidio familiar de vivienda postularán para la adjudicación, mediante la suscripción del formulario único de inscripción para postulantes y su presentación a la respectiva entidad otorgante del subsidio, de acuerdo con lo establecido en el artículo 29 del Decreto 599 de 1991.

Serán aceptables los formularios obtenidos mediante cualquier forma de reproducción del formulario único de inscripción para postulantes.

Cuando se trate de programas asociativos o dirigidos, se presentarán conjuntamente los formularios individuales de los postulantes y el formulario de inscripción del plan o programa.

ART. 9º—Los postulantes, al suscribir el formulario único de postulación, deberán indicar el plan elegible del cual hace parte la solución de vivienda a la cual aspiran. No obstante, una vez realizada la adjudicación, los postulantes tendrán libertad de modificar la elección del plan, antes de la entrega del subsidio. El adjudicatario deberá notificar a la entidad otorgante la modificación en la elección del plan, siendo en todo caso entendido que el plan finalmente escogido ha de tener la calificación elegible.

ART. 10.—En las postulaciones que deban ser conocidas por el Instituto Nacional de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana --Inurbe--, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 29 del Decreto 599 de 1991, los formularios se presentarán ante las regionales, las cuales verificarán el correcto y completo diligenciamiento de las solicitudes y, de acuerdo con los procedimientos internos definidos por la gerencia general del Inurbe, las remitirán al nivel central para la calificación, adjudicación y entrega de los subsidios.

PAR.—Las facultades de calificación, adjudicación y entrega del subsidio familiar de vivienda se descentralizarán en las regionales del instituto, por decisión de la misma junta directiva, de acuerdo con la consolidación del proceso de reestructuración general de la entidad y conforme a las posibilidades de distribución regional del subsidio.

CAPÍTULO III

De los aportes previos

ART. 11.—Los postulantes al subsidio familiar de vivienda, en los procedimientos individuales y colectivos de acceso al subsidio, deberán acreditar un aporte para la presentación de la postulación, correspondiente al monto de los valores disponibles por los solicitantes para la obtención de la solución de vivienda, los cuales en ningún caso podrán ser inferiores al cinco por ciento (5%) del precio o valor de la solución de vivienda propuesta en la postulación.

ART. 12.—El aporte para la adquisición de soluciones de vivienda a través de procedimientos individuales deberá estar representado en cesantías certificadas por los fondos de cesantías de que trata la Ley 50 de 1990, o por los respectivos patronos; en ahorros del siete por ciento (7%) de su salario efectuados por los miembros de las Fuerzas Armadas, y/o en saldos certificados por entidades financieras vigiladas por el Estado, a través de sus diferentes organismos, debidamente autorizadas para captar ahorro. Estos aportes deberán permanecer disponibles hasta el momento de la entrega del subsidio, salvo que, con posterioridad a la adjudicación, se utilicen para el pago de parte del precio de la solución de vivienda.

PAR. 1º—Las cesantías y los ahorros del siete por ciento (7%) de sus salarios efectuados por los miembros de las Fuerzas Armadas, se computarán hasta el diez por ciento (10%) del valor de la solución de vivienda propuesta o elegida por el postulante. El monto que exceda de este porcentaje no será tenido en cuenta para la calificación de los aportes que defina el orden secuencial de asignación de los subsidios.

PAR. 2º—Las certificaciones sobre cesantías expedidas por personas naturales, deberán acompañarse de certificación sobre afiliación del empleado al Instituto de Seguros Sociales.

ART. 13.—El aporte en los procedimientos colectivos de acceso al subsidio, podrá estar representado en tierra, materiales de construcción, trabajo, ahorro y/o cesantías.

ART. 14.—El aporte en tierra se certificará mediante la presentación del certificado de libertad y tradición, expedido por la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos del círculo correspondiente, en el cual conste que el aportante es el titular del derecho de dominio del inmueble aportado. El valor del inmueble aportado que se tendrá en cuenta para la calificación de la postulación será el del avalúo catastral.

ART. 15.—Los aportes en materiales de construcción deberán ser acreditados con los registros contables de la entidad responsable del plan o programa de soluciones de vivienda.

ART. 16.—Los aportes en trabajo, medidos en horas/hombre, se estimarán de acuerdo con el valor del salario mínimo legal vigente. En todo caso, la sumatoria de estos aportes no deberá exceder del treinta por ciento (30%) del valor total del plan o programa.

ART. 17.—Los aportes en ahorro y/o cesantías, para los procedimientos colectivos, se certificarán en la forma prevista en el artículo 12 de este acuerdo.

CAPÍTULO IV

Del orden secuencial para recibir la asignación del subsidio

ART. 18.—En los procedimientos individuales de acceso al subsidio, el orden secuencial de adjudicaciones se establecerá en forma descendente, conforme al porcentaje que resulte de dividir la suma del subsidio y el aporte acreditado por cada postulante al momento de la postulación, entre el valor de la solución de vivienda propuesta.

Frente a situaciones de igualdad de porcentajes, el orden secuencial se establecerá de acuerdo con la antigüedad de la postulación.

Para las postulaciones individuales, los porcentajes que excedan del treinta por ciento (30%) del valor de la solución de vivienda propuesta por el postulante, se evaluarán como iguales, y en consecuencia el ordenamiento sólo tendrá en cuenta la antigüedad de la postulación.

ART. 19.—En los procedimientos colectivos de acceso al subsidio, el orden secuencial de adjudicaciones se establecerá de acuerdo con la menor dependencia de crédito complementario por solución de vivienda, teniendo en cuenta los aportes en tierra, materiales de construcción, trabajo, ahorro y/o cesantías y el subsidio a otorgar.

Frente a situaciones de igualdad, el orden secuencial se establecerá de acuerdo con la antigüedad de la postulación. Los recursos para estos procedimientos se dirigirán, al menos en un noventa por ciento (90%), a soluciones de vivienda con precio inferior a los cincuenta (50) salarios mínimos legales mensuales.

CAPÍTULO V

De la adjudicación del subsidio

ART. 20.—Conforme con la disponibilidad de los recursos, las adjudicaciones del subsidio familiar de vivienda se efectuarán como mínimo bimestralmente.

ART. 21.—En los procedimientos individuales de acceso al subsidio, el plazo máximo entre la fecha de adjudicación y la fecha de entrega será de doce (12) meses. En los procedimientos colectivos de acceso al subsidio, el plazo máximo para la entrega será de dieciocho (18) meses contados a partir de la fecha de adjudicación.

Las entidades otorgantes deberán en todo caso entregar el subsidio una vez se cumplan las condiciones establecidas para tal evento.

ART. 22.—Vencidos los plazos establecidos sin que se hayan cumplido las condiciones, se extinguirá la obligación de entrega de subsidio, de pleno derecho, sin necesidad de declaración alguna.

ART. 23.—Las entidades otorgantes divulgarán masivamente las adjudicaciones efectuadas y comunicarán el otorgamiento del subsidio a los beneficiarios. En la comunicación se dejará constancia expresa del plazo de que dispondrán los beneficiarios para la obtención de las soluciones de vivienda, los requisitos que deberán satisfacerse para obtener la entrega del subsidio, incluyendo los trámites de otorgamiento y registro de las escrituras de compra o declaración de mejoras, el precio máximo de la solución de vivienda a la cual se puede aplicar el subsidio, que deberá corresponder como máximo al precio señalado en el formulario de postulación, ajustado por el índice de precios al consumidor, y las sanciones previstas para quienes no cumplan las condiciones.

ART. 24.—Desde el momento de la adjudicación del subsidio hasta la fecha de otorgamiento de la escritura pública respectiva, el monto del subsidio será ajustado con el equivalente mensual de la tasa de variación del salario mínimo legal en el año inmediatamente anterior. En la escritura pública correspondiente deberá dejarse constancia expresa del monto del subsidio y de la fecha de adjudicación del mismo.

CAPÍTULO VI

De la entrega del subsidio

ART. 25.—La entrega del subsidio familiar de vivienda, por cuenta del beneficiario y a quien suministro la solución de vivienda propuesta por aquél, sólo procederá por petición expresa del beneficiario y una vez se acredite ante la entidad otorgante, la inscripción en la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos de la escritura de transferencia del derecho de dominio del inmueble o de la escritura que contenga la declaración sobre las mejoras efectuadas, conforme con lo dispuesto en los artículos 43 y 44 del Decreto 599 de 1991.

ART. 26.—Las entidades otorgantes tendrán la facultad de revisar en cualquier momento la veracidad de las informaciones suministradas por los postulantes. Si antes de la entrega del subsidio se comprueba que existio falsedad o imprecisión en las declaraciones efectuadas por los postulantes al suscribir el formulario único de inscripción para postulantes, se resolverá de pleno derecho la adjudicación del subsidio. Si la comprobación es posterior a la entrega, procederá la exigencia de restitución del subsidio, conforme a lo previsto en el artículo 8º de la Ley 3ª de 1991.

ART. 27.—El presente acuerdo rige desde su publicación.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Bogotá, D.E., a 1º de abril de 1991.

__________________________________________________________