ACUERDO 8 DE 1999 

(Agosto 31)

“Por el cual se acuerda la política de atención a las viviendas en propiedad horizontal afectadas por el terremoto del 25 de enero de 1999 en la zona del Eje Cafetero”.

El Consejo Directivo del Fondo para la Reconstrucción y Desarrollo Social del Eje Cafetero,

en uso de sus facultades legales en especial las que le confieren los decretos 197 y 350 de 1999, y

CONSIDERANDO:

Que para poder disfrutar de las áreas privadas de un inmueble sometido a propiedad horizontal se requiere que las áreas comunes estén debidamente habilitadas estructural y funcionalmente, por tanto hacen parte integral de la vivienda,

ACUERDA:

ART. 1º—Valor del daño en vivienda sometida al régimen de propiedad horizontal. Se entiende por valor del daño en vivienda sometida al régimen de propiedad horizontal, la suma del valor del daño del área privada de la vivienda más el producto del valor del daño de las zonas comunes por el porcentaje de copropiedad correspondiente al inmueble, es decir:

VDV(PH) = VDAP + % CP (VDAC)

Donde:

VDV(PH) = Valor del daño de la vivienda en propiedad horizontal.

VDAP = Valor del daño del área privada.

% CP = Porcentaje de copropiedad correspondiente a la vivienda evaluada.

VDAC = Valor del daño del área común de la propiedad horizontal.

El valor del subsidio directo por vivienda se dará respecto al valor del daño de la vivienda, y tendrá los mismos límites establecidos en las normas vigentes.

PAR. 1º—La parte del subsidio que sobrepase el daño del área privada será destinada exclusivamente a la reparación del área común.

PAR. 2º—Los desembolsos de los recursos para reparación del área privada estarán condicionados a la existencia y avance mínimo del 30% de un contrato que cubra al menos la reparación de las áreas comunes, en lo que corresponde a daños estructurales y aquellas obras requeridas de acceso a las áreas privadas.

PAR. 3º—En aquellos casos en los cuales la parte del subsidio a otorgar con destino a las áreas comunes sea menor al aporte que el solicitante debe realizar a la copropiedad para su reparación, será condición para desembolsar el subsidio haber aportado a la copropiedad los recursos complementarios o haberse comprometido con ese aporte, de acuerdo con lo reglamentado por la asamblea de copropietarios, debidamente certificado por la administración de la copropiedad.

PAR. 4º—Cuando los copropietarios, de acuerdo con su reglamento o por orden administrativa, decidan abandonar la copropiedad, el valor del subsidio directo se calculará y pagará exclusivamente con base en el daño sufrido por el área privada, sin perjuicio del subsidio que pueda corresponder por relocalización, en los casos de área de alto riesgo.

ART. 2º—Giro de los recursos de las áreas comunes. El giro de los recursos que dentro de cada subsidio individual correspondan a las áreas comunes se realizará directamente por el fondo a la cuenta que establezca el consejo de administración de la copropiedad, o quien haga sus veces, siempre y cuando ese consejo ya cuente con los recursos complementarios para la realización de las obras.

PAR. 1º—Se considerará que el consejo de administración cuenta con los recursos complementarios, si dichos recursos:

• Están consignados en una cuenta de ahorros o corriente.

• Están colocados en una inversión temporal.

• Provendrán de un crédito ya aprobado.

• Habrá lugar al giro, sin la demostración de la disponibilidad de los recursos, si la obra de reparación de las áreas comunes, en lo que se refiere a las estructuras y áreas de acceso, tiene un avance igual o superior al 30%.

ART. 3º—Vigencia. El presente acuerdo rige a partir de su expedición.

Publíquese.

Dado en Santafé de Bogotá, D.C., a 31 de agosto de 1999.

_____________________________________________________________