ACUERDO 835 DE 2000 

(Julio 26)

Por medio del cual se adopta el reglamento de los comités de necesidades, de planificación y de docencia y autoevaluación creados por el Acuerdo 800 de 2000”.

La Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura,

En ejercicio de sus facultades constitucionales y legales en especial de las conferidas por el artículo 177 de la Ley 270 de 1996,

ACUERDA:

ART. 1º—Denominación y naturaleza. Los comités de necesidades de planificación y de docencia y autoevaluación creados por el Acuerdo 800 de 2000 se constituyen a nivel nacional, con el fin de apoyar las actividades de formación y capacitación de la Escuela Judicial Rodrigo Lara Bonilla, desde la formulación de los planes y programas hasta su ejecución y evaluación.

ART. 2º—Funciones generales. De conformidad con el artículo 15 del Acuerdo 800 de 2000, corresponde a los comités de necesidades de planificación, y de docencia y atuevaluación, bajo la orientación y coordinación de la dirección de la Escuela Judicial Rodrigo Lara Bonilla, el cumplimiento de las siguientes funciones:

1. Colaborar con la dirección de la escuela judicial en el diagnóstico de las necesidades y en la formulación de los planes y programas de capacitación y formación de los funcionarios y empleados de la rama judicial, de los aspirantes a ingresar a la misma y de quienes por su profesión u oficio, colaboran con la administración de justicia.

2. Atender regularmente las actividades que se desprendan de los planes y programas de formación y capacitación judicial.

3. Levantar las actas de las reuniones de trabajo e impulsar los planes y programas que se desprendan de las funciones y roles de los respectivos comités.

4. Rendir los informes de las actividades que desarrollen sobre la identificación de necesidades, planificación y docencia.

5. Colaborar con la dirección de la Escuela Judicial en la evaluación de los planes y programas de formación y capacitación de conformidad con las directrices señaladas por la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura.

6. Asistir a las reuniones convocadas tanto por la dirección de la escuela judicial como por la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura.

7. Presentar la propuesta de reglamento interno de cada comité.

8. Las demás que dentro del ámbito de su competencia, le sean asignadas por la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura.

ART. 3º—Funciones específicas. En desarrollo de las funciones asignadas por el Acuerdo 800 de 2000 y bajo la orientación y coordinación de la dirección de la Escuela Judicial Rodrigo Lara Bonilla, Ios comités deberán realizar las siguientes actividades:

Comité de necesidades

1. Apoyar a la escuela judicial en la determinación de las necesidades de formación y capacitación de los funcionarios y empleados al servicio de la rama judicial y de las personas que aspiren a ingresar a la misma o que en ejercicio de su profesión u oficio colaboran con la administración de justicia. Al efecto, estudiará las sugerencias y propuestas de los grupos seccionales de apoyo.

2. Colaborar con la escuela judicial en la priorización de las necesidades de formación y capacitación.

3. Conjuntamente con los grupos seccionales de apoyo, colaborar con la escuela judicial en la elaboración del plan anual de formación y capacitación para la rama judicial.

Comité de planificación

1. Apoyar a la escuela judicial en el diseño de los objetivos educacionales de los programas académicos que, en desarrollo del plan anual de formación y capacitación, deban realizarse.

2. Colaborar con la escuela judicial en el análisis y determinación de los recursos metodológicos que deban aplicarse para el desarrollo de las actividades académicas de la rama judicial

3. Proponer a la escuela judicial líneas de trabajo fundamentales para la elaboración de los paquetes educativos.

4. Colaborar con la escuela judicial en la identificación de los criterios de selección de quienes deban asistir a los distintos eventos de formación y capacitación.

Comité de docencia y autoevaluación

1. Apoyar a la escuela judicial en la identificación de los criterios de selección de los capacitadores, facilitadores o docentes.

2. Ser capacitador o facilitador dentro de procesos sistemáticos de capacitación.

3. Colaborar en la identificación de los mejores servidores judiciales en la práctica.

4. Participar activamente en los procesos de formación de capacitadores.

5. Apoyar a la escuela judicial en el proceso de evaluación de los planes y programas de formación y capacitación.

6. Colaborar con la escuela judicial en la identificación de los criterios de evaluación de los eventos de formación y capacitación.

7. Apoyar a la escuela judicial en la revisión de los textos, módulos, guías y demás ayudas necesarias para el desarrollo de los eventos de formación y capacitación.

ART. 4º—Conformación. Los comités de necesidades, de planificación, y de docencia y autoevaluación se conformarán por funcionarios de la rama judicial pertenecientes a las distintas jurisdicciones, distritos y corporaciones judiciales nacionales, seleccionados de acuerdo con el procedimiento establecido en el presente acuerdo.

ART. 5º—Convocatoria y selección de los miembros de los comités. En el mes de julio anterior al vencimiento del período de los integrantes de los comités, la escuela judicial con la colaboración de los grupos seccionales de apoyo, convocará a todos los funcionarios de la rama judicial para que se inscriban y participen en el proceso de selección como miembros de los comités de necesidades, de planificación y de docencia y autoformación.

En la convocatoria se señalarán los criterios de selección entre los cuales se incluirán la vinculación en propiedad a la rama judicial: la calificación de servicios, tratándose de servidores de carrera judicial; la antigüedad en el servicio; rendimiento del despacho a su cargo. Ia formación académica: la experiencia docente; las publicaciones realizadas; la participación y compromiso en los eventos academices o de formación desarrollados por la Escuela Judicial Rodrigo Lara Bonilla, y la ausencia de sanciones disciplinarias o anotaciones como resultado de la vigilancia judicial administrativa.

PAR.—Sólo se considerarán las solicitudes presentadas dentro del término establecido al efecto en la convocatoria.

ART. 6º—Designación de los integrantes de los comités. Cumplido el proceso de convocatoria y aplicados los criterios de selección, la dirección de la escuela judicial Rodrigo Lara Bonilla, hará la preselección de los integrantes de los comités y los someterá a aprobación de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura.

PAR.—La Sala Administrativa determinará el numero de integrantes de cada comité atendiendo a la cantidad de aspirantes y a la disponibilidad presupuestal para el funcionamiento de los mismos.

PAR. TRANS.—La convocatoria para la integración de los comités de necesidades, de planificación, y de docencia y autoevaluación creados por el Acuerdo 800 de 2000, se realizará en el mes de agosto del año 2000.

ART. 7º—Período de los miembros de los comités. El período de los integrantes de los comités de necesidades, de planificación, y de docencia y autoevaluación será de dos (2) años, con posibilidad de reelección, de acuerdo con el resultado de la evaluación de la gestión individual.

ART. 8º—Reuniones de los comités. La escuela judicial convocará a los comités de necesidades, de planificación, y de docencia y autoevaluación a nivel nacional en tres oportunidades: la primera, con el fin de hacer su instalación y realizar un seminario taller de formación sobre las actividades de cada comité para los nuevos integrantes de los mismos: la segunda, un año después de la instalación, para efectos de seguimiento y reforzamiento de los comités, y la tercera, dos meses antes del vencimiento del período, para evaluar la gestión cumplida por cada uno de ellos.

Ordinariamente, los comités se reunirán en su región con los coordinadores nacionales de la zona a la cual pertenecen en la última semana de los meses de enero y julio, y de manera extraordinaria, cuando sean convocados por la dirección de la escuela judicial o por la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura; no obstante, sus miembros mantendrán comunicación permanente con los demás integrantes, coordinadores nacionales y la escuela judicial por los medios más expeditos.

ART. 9º—Coordinadores nacionales. En la reunión de instalación, los integrantes de los comités de necesidades, de planificación, y de docencia y autoevaluación por cada una de las zonas en que se ha organizado el territorio nacional para el desarrollo de los proyectos de formación y capacitación, elegirán por mayoría sendos coordinadores, para un total de quince, cada uno de ellos con un suplente que lo reemplazará en las faltas temporales y definitivas.

ART. 10.—Funciones de los coordinadores. Corresponde a los coordinadores:

1. Actuar como voceros y representantes de los comités ante la Escuela Judicial Rodrigo Lara Bonilla y la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura.

2. Velar por el buen funcionamiento de los comités

3. Informar a los demás integrantes de los comités sobre los planes, proyectos y decisiones relacionadas con las actividades de los mismos.

4. Presentar en las distintas reuniones y cuando se lo solicite la escuela judicial o la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, los informes correspondientes a las actividades realizadas por el respectivo comité y al cumplimiento de los responsabilidades asignadas a los distintos miembros.

5. Coordinar, dentro del ámbito de competencia establecido por el Acuerdo 800 de 2000, las acciones de los comités con los grupos seccionales de apoyo.

6. Apoyar a la escuela judicial en la coordinación de las actividades relacionadas con la evaluación de las actividades de los comités.

ART. 11.—Reuniones de los coordinadores. Los coordinadores se reunirán de manera ordinaria el primer lunes hábil de cada mes, o el primer martas hábil si aquél es festivo, con el propósito de evaluar el proceso de capacitación y formación del cual son apoyo y verificar el cumplimiento de las funciones propias de cada comité, en el sitio y con la agenda previamente señalada por la dirección de la escuela judicial. Extraordinariamente, cuando los convoque el director de la escuela judicial, o la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura.

ART. 12.—Quórum y actas. Las reuniones de los comités y los coordinadores serán presididas por el director de la escuela judicial o su delegado y las deliberaciones se llevarán a cabo con la mitad más uno de los miembros. Las decisiones se adoptarán por mayoría simple de los asistentes.

De todas las reuniones se levantará un acta por parte del secretario ad hoc designado por el director de la escuela judicial o su delegado.

ART. 13.—Estímulos. Los integrantes de los comités y los coordinadores cumplirán sus responsabilidades ad honore, pero su participación en las actividades de la Escuela Judicial Rodrigo Lara Bonilla será factor determinante para la concesión de becas e invitaciones tanto a nivel nacional como internacional y, en general, en el otorgamiento de estímulos para la rama judicial.

ART. 14.—Suspensión. Los integrantes de los comités podrán manifestar su intención de apartarse temporalmente de su actividad en los mismos por causas debidamente justificadas ante la escuela judicial. En todo caso, previamente, deberán acordar con el respectivo coordinador las acciones tendientes a garantizar la continuidad de los programas a su cargo.

ART. 15.—Pérdida de la condición de miembro de los comités o de coordinador. El carácter de miembro de los comités o coordinador de los mismos, se pierde por las siguientes razones:

1. Renuncia a la designación

2. Inasistencia injustificada a dos o más reuniones ordinarias

3. Incumplimiento de las responsabilidades asignadas

4. Sanción disciplinaria o anotación por vigilancia judicial administrativa

5. Calificación insatisfactoria de servicios

6. Retiro del servicio judicial

En estos eventos, el director de la escuela presentará el informe correspondiente a la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, la cual adoptará la decisión.

PAR.—En ningún caso la remoción del funcionario como integrante de cualquiera de los comités o como coordinador acarreará consecuencias administrativas adicionales; no obstante, en los casos a que se refieren los, tres primeros numerales, el servidor quedará inhabilitado para integrar nuevamente dichos comités durante los dos períodos siguientes.

ART. 16.—Vigencia. Este acuerdo rige a partir del primero de agosto del año en curso.

Comuníquese, publíquese y cúmplase.

Dado en Santafé de Bogotá, D.C., a los veintiséis ( 26 ) días del mes de julio de dos mil.

Magistrados: Alfonso Guarín Ariza—Tulia Adelaida Ruiz Ruiz.

_____________________________