Análisis de la implementación de estándares de contabilidad y auditoría en empresas de interés público en Colombia.

Divergencias entre la normativa del IASB y la normativa contable colombiana

Revista Nº 27 Jul.-Sep. 2006

Consejo Técnico de la Contaduría Pública 

(Colombia) 

1. Presentación

El proceso de reforma contable iniciado hace ya varios años, para conseguir que la información elaborada por las organizaciones se rija por un único cuerpo normativo, se encuentra en un grado de avance importante en todo el mundo. Así se vislumbró en las decisiones adoptadas por la Unión Europea donde se concluyó que el cuerpo normativo contable para los grupos empresariales consolidados cotizantes en bolsa, debe basarse en las NIIF. Es decir, en el modelo regulatorio de la International Accounting Standard Board (IASB).

En las actuales circunstancias, uno de los retos que están enfrentando las empresas es redefinir su sistema de comunicación con los usuarios y grupos interesados en la información organizacional. Este cambio es especialmente importante en las empresas participantes en los mercados de valores, así como en aquellas interesadas en acceder al mismo; sin duda, el proceso de homologación contable internacional representa una guía fundamental de transparencia y de eficiencia para los mercados financieros y la economía en general.

El Consejo Técnico de la Contaduría Pública se planteó como estrategia de trabajo, el desarrollo de un conjunto de estudios tendientes a realizar análisis, contrastaciones y evaluaciones, sobre los caminos derivados de la transición hacia el modelo regulativo de las NIIF. En tal sentido, se constituyó un equipo amplio de trabajo, a fin de realizar una juiciosa contrastación del marco normativo general nacional, con varias de las NIIF más significativas por su impacto económico y financiero. El presente documento recoge el estado actual de ese trabajo y reconoce el grado de desarrollo que resta por realizar, dada la magnitud, complejidad y constante evolución del tema.

Dada la necesidad de avanzar sobre el análisis y evaluación de los caminos en la transición del marco regulatorio contable nacional al internacional, el Consejo Técnico está desarrollando procesos investigativos y de estudio, tendientes a la consolidación de dos documentos adicionales(1):

Uno de ellos con el objeto de acercarse a los posibles impactos concretos de la aplicación de las NIIF en las empresas de interés público locales, por sectores económicos, cotizantes en los mercados de valores.

En segundo lugar, un primer acercamiento a la problemática regulatoria de las micro, pequeñas y medianas empresas —Mipymes—, que representan un importantísimo porcentaje de las organizaciones empresariales nacionales y que, por sus particulares características, escapan al rango de acción de las NIIF, actualmente estructuradas.

El Consejo Técnico aspira proporcionar a la opinión pública, a la profesión y al gobierno nacional, un marco evaluativo de las posibilidades regulatorias para empresas de interés público(2) y Mipymes que sea consistente con los procesos similares adelantados en el ámbito internacional y que sea útil a estas organizaciones y a los usuarios de la información, para su interacción en los mercados globales y locales.

Dentro de las opciones que la reforma contable presenta, el equipo de trabajo se planteó como objetivo del presente estudio, enfatizar en aspectos que interesan a las organizaciones y a los analistas a fin de identificar las posibles consecuencias de las nuevas normas en el conjunto de las grandes empresas, prestando especial atención a los efectos para las compañías pertenecientes al mercado de valores.

La propia generalidad de las normas hace que su aplicación a las distintas ramas de actividad o sectores económicos deje importantes interrogantes en aspectos que son relevantes por sus efectos en los estados de resultados o en el valor del patrimonio de las empresas que deben aplicarlas. Por ejemplo, en este trabajo se presentan algunos indicios empíricos de los efectos financieros e impositivos que puede tener la aplicación de las Normas Internacionales de Información Financiera NIIF.

Para las organizaciones y los usuarios de la información contable será muy positiva la incorporación de nuevos instrumentos de información e informes contables que permitan conocer con más precisión la actividad desarrollada por las empresas y sus resultados. Igualmente, los niveles de calidad y transparencia de dicha información aumentarán, gracias a informes como: los estados de flujos de tesorería, el estado de cambio del valor del patrimonio, el estado de información segmentada o la obligación de información más completa sobre partes vinculadas, informes desarrollados con profundidad por el marco internacional.

El equipo de trabajo que desarrolló este estudio estuvo integrado por profesionales de las áreas contable, financiera y tributaria de importantes compañías en diversos sectores económicos, así como por profesores universitarios y miembros de los gremios profesionales.

Para la consolidación de la base conceptual y documental que permite el análisis, se tomaron como referencia importantes estudios realizados en el ámbito nacional(3) y en otros países sobre la estandarización contable mundial(4) y sus efectos locales. El estudio tomó como base de referencia de la regulación nacional, el Decreto 2649 de 1993 y las normas específicas más relevantes sobre instrumentos financieros, leasing, combinación de negocios, entre otros.

El documento presentado a la opinión pública es un esfuerzo que comprometió una completa consolidación y revisión técnica coherente, en la mayoría de los casos, con la plataforma estable emitida en marzo del 2004, proceso que siguió a la presentación de los primeros trabajos que aportaron las diversas comisiones.

2. Metodología

Organización del trabajo. Inicialmente el grupo se reunió en sesión plenaria para la designación y organización por comisiones de trabajo, nombrando un coordinador para cada una de ellas. Posteriormente las comisiones sesionaron semanalmente por separado.

Las comisiones se constituyeron por áreas de trabajo y, a más del coordinador, se designó a un secretario para cada una de ellas. Las comisiones sesionaron en las distintas sedes establecidas y elaboraron un documento escrito de cada reunión que fue remitido al Consejo Técnico, de acuerdo con especificaciones oportunamente detalladas.

Grupos de trabajo. El desarrollo del estudio se efectuó mediante los siguientes grupos de trabajo:

Divulgación. Este grupo se encargó de promover el tema de la transición hacia las NIIF. Todas las inquietudes recogidas sobre el particular, provenientes de los diferentes actores involucrados, fueron transmitidas a cada una de las comisiones.

Análisis del efecto de estándares de contabilidad. El estudio del efecto de la implementación de las NIIF para empresas de interés público en Colombia, requirió la constitución de los siguientes subcomisiones: i) presentación de estados financieros, ii) consolidación y combinación de negocios, iii) determinación de resultados, iv) efecto impositivo, v) activos, vi) pasivos, vii) instrumentos financieros y viii) operaciones de leasing. Cada comisión incorporó a su análisis los lineamientos de la implementación por primera vez y las enmiendas en proceso.

Redacción del informe. Para la redacción del documento final, se solicitó a cada comisión el informe definitivo de su trabajo y las conclusiones a que llegaron. Tales informes fueron presentados siguiendo los lineamientos estipulados en un documento guía denominado documento central. Para la revisión final se nombró un grupo de revisión técnica, conformado por los señores Luis Alfredo Caicedo Ancines, Ricardo Vásquez Bernal y Gabriel Vásquez Tristancho, apoyados por los asesores del Consejo Técnico de la Contaduría Pública Martha Liliana Arias B., Ramiro Pardo, Mauricio Gómez V.

Las comisiones sesionaron 9 veces de julio a noviembre del 2003 y el promedio de asistencia fue de 7 personas por grupo. Cada reunión se tomó en promedio 4 horas, además del tiempo dedicado a preparar los temas materia del compromiso adquirido por las comisiones.

Posteriormente a la consolidación del documento final, se adelantaron reuniones con los coordinadores de cada comisión, a fin de evaluar y ajustar la sustancialidad técnica del informe. Se realizó luego una revisión completa al documento en sesión plenaria del Consejo y se adelantaron los últimos ajustes técnicos, conceptuales y de estilo. Este proceso estuvo apoyado por el grupo de asesores del Consejo Técnico.

A lo largo de los años 2005 y 2006, este trabajo fue sometido a revisiones y ajustes hechas por los asesores del Consejo Técnico de la Contaduría, Martha Liliana Arias B y Mauricio Gómez Villegas, bajo la supervisión de Harold Álvarez Álvarez, Presidente del Consejo en el 2005 y Vicepresidente en el 2006.

Integrantes de los grupos. Las personas participantes en el proyecto, profesionales con trayectoria, reconocimiento e idoneidad, dedicaron desinteresadamente parte de su tiempo al desarrollo de esta labor que resulta trascendental para el país y la profesión. En el numeral 4 se presenta una relación de los participantes en el proyecto por cada una de las comisiones.

3. Introducción

3.1. Fundamentos del estudio

Los países miembros de la OMC —actualmente 140 economías—, a su vez integrante del AGCS —Acuerdo General del Comercio de Servicios—, han venido asumiendo compromisos específicos relacionados con el comercio internacional y la globalización económica y financiera. El AGCS se inspiró, básicamente, en los mismos objetivos que su equivalente en el comercio de mercancías. Estos acuerdos se consolidan como el principal logro de la Ronda de Uruguay, que comienza a tener vigencia a partir de 1995, con la tarea de buscar un sistema fiable y creíble de normas comerciales, principios de no discriminación, y la liberalización progresiva del comercio mundial.

Las políticas de globalización de las actividades económicas se están reflejando también en la consolidación de normas y principios contables de aplicación uniforme en los distintos mercados internacionales. Se busca que tales normas sean un instrumento común de entendimiento por los diferentes usuarios de la información económica-financiera de las empresas cotizantes en bolsas de valores, para que se facilite la comparación de la información en un contexto de transparencia de los mercados.

Esfuerzos similares se vienen haciendo en el ámbito regional. Así lo evidencia el Reglamento de la Unión Europea relativo a la aplicación de las NIIF para la presentación de estados financieros consolidados por parte de los grupos europeos que emiten títulos de renta variable en los mercados regulados. Otros países, entre los que destacan Australia, Brasil, Canadá, Noruega, Suiza y Rusia, han establecido distintos planes de convergencia de sus normas contables con las NIIF.

En el mismo sentido, el acuerdo de convergencia de las normas americanas y las NIIF representan, en una primera fase a corto plazo, un esfuerzo que pretende eliminar las diferencias más significativas derivadas de la emisión de la nueva normatividad contable emitida tanto por el IASB —organismo emisor de las NIC-NIIF— como por el FASB —organismo emisor de normas contables en USA—, para posteriormente dar los pasos necesarios para la convergencia de la normatividad. Estos procesos económicos y de convergencia regulativa tendrán significativos impactos para Colombia, amén del reciente proceso de negociación adelantado frente al Tratado de Libre Comercio, que impondrá potenciales requerimientos en materia de regulación contable y servicios profesionales.

La armonización de las normas nacionales de contabilidad con los estándares internacionales es, en este contexto, un tema de especial trascendencia que implicará un fundamental cambio en la regulación, la economía empresarial, los flujos de información, la tecnología, los mercados, el sistema fiscal, entre otros. Con el propósito de entregar herramientas de juicio para el debate, el Consejo Técnico de la Contaduría Pública —CTCP— lideró un estudio que buscó reflexionar sobre las divergencias y las posibles consecuencias de la adopción de las NIIF en la economía nacional.

Dada la magnitud de tal propósito, este documento se constituye en una primera parte, necesaria de divulgarse a la opinión pública en este momento, pero que indudablemente requiere mayor profundización y amplitud. La actual plenaria del Consejo Técnico, es consciente de la importancia de continuar y profundizar en este trabajo, en la línea de los proyectos futuros comentados en la presentación.

Este proyecto se emprendió con base en las funciones señaladas en el artículo 33 de la Ley 43 de 1990, que faculta al CTCP para adelantar investigaciones técnico-científicas sobre temas relacionados con los principios de contabilidad y su aplicación en Colombia. Igualmente se justifica en el artículo 63 de la Ley 550 de 1999, que ordena la armonización de las normas de contabilidad, auditoría y revisoría fiscal con las normas internacionales.

Este proyecto contó con la participación de representantes de los organismos del Gobierno, a través de las superintendencias Bancaria, de Valores, (hoy fusionadas en la Superintendencia Financiera de Colombia), de Sociedades y de Economía Solidaria; la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales; el Departamento Nacional de Planeación; algunas facultades de Contaduría Pública, por medio de decanos y reconocidos docentes; los miembros del Consejo Técnico de la Contaduría Pública; varios gremios económicos, tales como ANDI, Fenalco, Acopi, Fedecámaras, Asofondos, Asobancaria, Fedeleasing, Feimpresores, Cámara Colombiana del libro, Cámara de Comercio de Bogotá, entre otros; algunas asociaciones profesionales de contadores públicos, varias firmas de auditores y/o contadores y profesionales independientes. En general, un importante número de profesionales en diferentes áreas colaboraron de manera directa e indirecta.

El presente estudio tiene unos propósitos amplios y quizás sus conclusiones sean insuficientes. No obstante, busca dotar de elementos de juicio comparativos, que permitan evidenciar las profundas asimetrías presentes en el contexto de la información contable y financiera producida por las empresas de interés público en el ámbito nacional. De esta manera, se documentan varios aspectos que permiten evidenciar la necesidad de una estructura regulatoria más acorde a las perspectivas de internacionalización económica de los mercados, enfocada hacia criterios de alta calidad, comparabilidad y transparencia.

Este es un paso decisivo para el desarrollo de un esquema regulatorio eficiente, útil y confiable. Con este documento se avanza en el propósito de diagnosticar los cambios necesarios y posibles divergencias de los marcos regulatorios, cumpliendo así una de las funciones fundamentales del Consejo Técnico de la Contaduría Pública, en el campo de la orientación técnico-científica de la profesión y la disciplina contables.

3.2. Antecedentes

La Ley 550 de 1999, “por la cual se establece un régimen que promueva y facilite la reactivación empresarial y la reestructuración de los entes territoriales para asegurar la función social de las empresas y lograr el desarrollo armónico de las regiones y se dictan disposiciones para armonizar el régimen legal vigente con las normas de esta ley”, consagra, en el numeral 8.º de su artículo 2.º, la intervención para “asegurar la calidad, suficiencia y oportunidad de la información que se suministre a socios o accionistas y a terceros”.

Orientado a ese objetivo, el artículo 63 de la misma ley enuncia la necesidad de reglamentar la armonización de las normas contables con los usos y reglas internacionales. Para ello establece como responsabilidad del Gobierno Nacional la revisión de las normas actuales en materia de contabilidad, auditoría, revisoría fiscal y divulgación de información, con el objeto de ajustar tal reglamentación a los parámetros internacionales.

Distintos diagnósticos presentan la tarea de ajuste regulatorio contable como imperativa. La reestructuración del marco reglamentario de la contabilidad, la auditoría y el ejercicio de la profesión deben atender a los siguientes elementos:

Normas contables. Varios diagnósticos —ROSC, Universidad Javeriana, entre otros— señalan que las normas de contabilidad actuales referidas a las entidades privadas, se encuentran ampliamente dispersas. Actualmente, se encuentran recogidas en disposiciones de distinta jerarquía, a partir de unas normas básicas constitucionales complementadas con normas en materia de derecho de sociedades y derecho tributario.

En materia reglamentaria, acompañan al Decreto Reglamentario 2649 de 1993, “Por el cual se reglamenta la contabilidad en general y se expiden los principios o normas de contabilidad generalmente aceptados en Colombia”, distintas resoluciones expedidas por entidades gubernamentales que ejercen inspección, vigilancia o control. La dispersión normativa se expresa en planes únicos de cuentas diversos, así como en resoluciones o circulares que emiten instrucciones en materia contable de aplicabilidad a sectores específicos. Es particularmente importante, por la tradición jurídica nacional, la relación de la contabilidad con la fiscalidad, ya que ocasiona la emisión de directrices de normativa tributaria por parte de la DIAN que influyen profundamente en la contabilidad empresarial y generan serias distorsiones a la utilidad económica de la información organizacional.

La presencia de múltiples reguladores con intereses y objetivos específicos, no responde a una estructura conceptual que atienda a distintas necesidades, sino a un conjunto de reglas específicas para ciertas industrias. De igual manera, esta dispersión no responde debidamente la problemática contable e informativa de las micro, pequeñas y medianas empresas —Mipymes—.

En suma, varios tópicos no están soportados en adecuados entendimientos conceptuales. Buenos ejemplos son los ajustes por inflación, la consolidación de estados financieros, los activos intangibles como el crédito mercantil (adquirido y formado) y otros, los flujos de efectivo, el método de participación patrimonial, los instrumentos financieros, la valoración de inversiones, activos no corrientes mantenidos para la venta, etc.

Normas de auditoría. El marco normativo de la auditoría es prácticamente inexistente en Colombia. Algunas disposiciones en el artículo 7.º de la Ley 43 de 1990 y mínimas reglas dispersas y muy específicas constituyen las exiguas bases de una actividad primaria para la verificación, control y aseguramiento de la información contable y financiera. Sobre este particular, el Consejo Técnico de la Contaduría Pública ha expedido varios pronunciamientos sobre la materia, sin perjuicio de carecer de fuerza legal obligatoria, de acuerdo con la sentencia de la Corte Constitucional C-530 del 10 de mayo del 2000.

Revisoría fiscal. El marco jurídico de la revisoría fiscal está contenido básicamente en la Ley 145 de 1960 y en el Código de Comercio. Con la Ley 145 se organizó la profesión del contador público, la cual mantuvo la exigencia de que los revisores fiscales fueran profesionales en su área. Esta ley y el Decreto 410 de 1971 o Código de Comercio —normas vigentes a la fecha— han regulado íntegramente la materia y la estructura legal que hoy rige en la revisoría fiscal. Igualmente, estas normativas se complementan con el artículo 20 de la Ley 43 de 1990.

La figura central de la revisoría fiscal está orientada, en un orden económico, a desarrollar funciones de colaboración con las entidades gubernamentales que ejercen la inspección y vigilancia. Para ello, debe rendir los informes a que haya lugar cuando tales instancias se lo soliciten.

Normas sobre divulgación de información. La comunidad internacional, de la mano de varios organismos supranacionales, viene promoviendo la difusión de información pertinente para el desarrollo de los mercados. No existe en Colombia un cuerpo sistemático de disposiciones regulador de la divulgación de información. Sin embargo, existe la convicción generalizada de que los mercados de capitales requieren información de orden macro y microeconómica.

Tratándose de la difusión de información microeconómica, es claro que el acento o énfasis del ordenamiento colombiano ha estado centrado en la información de carácter contable. Dentro del ordenamiento pueden distinguirse normas previstas en el Código de Comercio, en la Ley 222 de 1995, otras consagradas por el Estatuto Orgánico del Sistema Financiero y algunas disposiciones aplicables al mercado de valores derivadas, por lo general, de la Ley 32 de 1979.

Como sucede con los otros grupos de normas, existe una apreciable cantidad de directrices para la presentación de información dispersas, contenidas en resoluciones y circulares, de aplicación específica y usualmente proferidas por las entidades gubernamentales que ejercen inspección, vigilancia y control.

La significativa dispersión regulatoria, en materia de contabilidad y presentación de información económico-financiera, es un factor que imposibilita el seguimiento de su adecuada aplicación, y el cumplimiento de las obligaciones legales sobre la materia.

3.3. Objetivos del estudio

Los lineamientos trazados en los párrafos previos advierten la necesidad de acometer acciones orientadas a la revisión, estudio y replanteamiento del marco regulatorio de la contabilidad, la auditoría y la revisoría fiscal, en un contexto en el cual el Gobierno se propone, mediante una Ley de Intervención Económica, desarrollar un fuerte cambio estructural en el modelo regulatorio tendiente a la adopción de los estándares internacionales.

Los objetivos específicos formulados para este estudio son:

• Identificar las características principales del modelo contable propuesto por el IASB, y analizar las diferencias más significativas entre las NIIF y las normas de contabilidad vigentes en Colombia.

• Analizar el efecto global de la implementación de las NIIF en las empresas colombianas de interés público, aportando elementos que orienten la posible aplicación, de acuerdo con las excepciones permitidas por la NIIF 1 y las condiciones contextuales empresariales.

4. Comisiones de trabajo y miembros del Consejo Técnico de la Contaduría Pública

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5. Contenido del estudio sobre las divergencias entre la normativa del IASB y la normativa contable colombiana

El presente documento contiene un análisis de las principales diferencias existentes entre la normativa contable colombiana y los estándares e interpretaciones publicadas por el IASB, acompañado de una reflexión sobre las implicaciones que tendrá la adopción de la base regulatoria internacional para los grupos cotizados en bolsa, en función de sus particularidades sectoriales.

El análisis de los principales cambios que la normativa del IASB impone en las prácticas contables observadas por las empresas en la actualidad, se ha estructurado atendiendo a los elementos de los estados financieros, así:

1. Marco conceptual

2. Normas aplicables a los activos, pasivos y resultados

• Inventarios

• Activos fijos – propiedades, planta y equipo

• Propiedades de inversión

• Gastos financieros

• Activos intangibles

• Activos agrícolas

• Provisiones y activos contingentes

• Deterioro de valor de los activos

• Beneficios de empleados

• Contabilización e informes financieros de planes de beneficios por retiro de los empleados

• Provisiones y pasivos contingencias

• Ingresos

• Contratos de construcción

3. Instrumentos financieros

4. Leasing

5. Presentación de información financiera

6. Combinaciones de negocios

7. Aplicación por primera vez de las NIIF

8. Análisis de la aplicación de las NIIF 2, 4, 5 y 6

9. Impacto de las NIIF en la determinación de las cargas tributarias

10. Análisis de la aplicación de las Normas Internacionales de Auditoría en Colombia

La presentación sintética de las principales diferencias identificadas entre el marco normativo del IASB y la normativa contable colombiana para cada uno de los elementos anteriores, se presenta de acuerdo con el siguiente esquema: en primer lugar, se identifica la normativa de referencia en vigor a la fecha de elaboración del presente documento. En segundo lugar, se presenta el alcance del análisis realizado. Luego se describen en detalle las diferencias identificadas entre las NIIF aplicables y la normativa colombiana. En algunos casos, se presenta un cuadro que resume las diferencias más significativas y, finalmente, se delinean los probables efectos.

6. Conclusiones

La globalización de los mercados y el proceso de desmonte de las limitaciones que provocaban las fronteras en las relaciones comerciales ha exigido la búsqueda de criterios de representación contable de dichas relaciones comunes a todos los países. En contabilidad, la consolidación de un marco regulatorio unificado que facilite la movilidad de los capitales y que proporcione estabilidad, transparencia, comparabilidad y confianza a los usuarios —inversores financieros— se ha convertido en un propósito primario del modelo contable internacional. Este fenómeno se conoce como la normalización y la regulación contable internacional.

Dos corrientes doctrinales se han impuesto en los últimos treinta años, la doctrina del Financial Accounting Standard Board norteamericana (FASB), principios de los Estados Unidos de enorme influencia al haber sido la fuente profesional de las compañías de auditoría en todo el mundo y las normas del International Accounting Standard Board (IASB), organismo internacional formulador de normas contables con vocación universal, el cual se constituye desde abril del 2001 como el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad con sede en Londres, desarrollándose así la transformación del enfoque y orientación de las NIC hacia las NIIF.

En respuesta a este fenómeno de globalización y estandarización de la información contable financiera, a través de las NIIF emitidas por el IASB, en Colombia el 10 de diciembre del 2003, el Gobierno, en cabeza de un comité técnico interinstitucional, presenta el proyecto de ley de intervención económica, por medio del cual se señalan los mecanismos por los cuales se adoptan los estándares internacionales de contabilidad, auditoría y contaduría; se modifican el Código de Comercio, la normatividad contable y se dictan otras disposiciones relacionadas con la materia.

Esta intervención económica impone obligaciones a las autoridades públicas, a los entes económicos, a sus administradores, propietarios o controlantes, a quienes ejercen la profesión contable, a las entidades técnicas y disciplinarias de la industria contable y al público en general. Impactando así a los contadores que se desempeñan profesionalmente, a los estudiantes de la ciencia contable, a los comerciantes y a sus estados financieros y, a nivel macro, a la economía en general.

De ser aprobada dicha ley, uno de los retos al que han de hacer frente las empresas cotizantes en bolsas de valores colombianas es el cambiar el sistema de comunicación con el mercado en general (accionistas, otros inversores, proveedores, acreedores, empleados y Estado, entre otros), a través de un proceso de conversión a las NIIF, teniendo como objetivo final conseguir una mayor transparencia en la información.

Este proceso no es un mero ejercicio mecánico de redenominación de los estados financieros de un grupo de sociedades, ni tampoco es solo un cambio de principios contables. Supone una transformación profunda e integral de los procesos de generación de información financiera de las empresas de interés público, que puede afectar tanto a sus componentes internos como a su habilidad para desenvolverse en el mercado en que opera y a su imagen exterior.

En esta adaptación tendrán que participar prácticamente la totalidad de los departamentos de la empresa, ya que los cambios incidirán en:

• La contabilidad y la presentación de la información.

• La comunicación financiera.

• Los contratos y relaciones con terceros que incluyan magnitudes contables.

• Los indicadores de gestión.

• La formación y capacitación de los colaboradores.

• Los sistemas de información y tecnología.

Además, es probable que la adaptación a las NIIF exija, asimismo, que los departamentos de operaciones recojan y analicen información adicional que no se utilizaba previamente en los procesos de generación de información financiera. Por tanto, es importante que todos los departamentos y sistemas de la organización sean conscientes del proceso de adaptación y entiendan la importancia y el alcance de un cambio fundamental en la forma en que la organización, captará, representará y medirá sus resultados, para ser revelados al mundo exterior.

Entendemos, por tanto, que el proceso de adaptación a NIC debe conducir a:

• La mejora potencial de la credibilidad y de las relaciones con los usuarios de los estados financieros y con el mercado, en la medida en que se agilice y aumente la transparencia en la información financiera, excediendo las expectativas de los usuarios.

• La mejora de la calidad de la información financiera y no financiera, consiguiendo así una información más útil y fiable para la gestión de la empresa y para el reporte a terceros.

• La integración de los procesos y sistemas de información de gestión y de reporte financiero, siendo capaz de gestionar e informar de manera más clara, con más frecuencia y más puntual.

• Para el cumplimiento de este proceso y la consecución de los objetivos propuestos se debe tener una gran comprensión del alcance y de los objetivos del IASB, al igual que el entendimiento del proceso de aplicación por primera vez, para lo cual esta entidad emitió la NIIF 1 en junio del 2003, con el propósito de establecer estándares uniformes a todas las empresas en la adopción por primera vez de las NIIF y establecer alternativas de tratamientos en aquellos casos donde la reconstrucción de información histórica es bastante dispendiosa, en aspectos tales como:

— Definición de cuál es el primer año en el que las empresas adoptan por primera vez los estándares internacionales de contabilidad en su totalidad.

— Definición del balance inicial o de apertura de aplicación de las NIIF.

— Principios contables en la preparación del balance inicial y en los estados financieros de los años comparativos que se presenten.

— Reconocimiento de activos y pasivos requeridos por la NIIF 1.

— Excepciones en el balance inicial.

— Cálculos de estimados.

— Deterioro de activos.

— Presentación y revelación de informes financieros.

Como resumen de este documento, en el cuadro siguiente se relacionan algunos de los cambios fundamentales en los diferentes componentes de los estados financieros originados por la implementación de las NIIF.

 

 

 

 

 

 

(1) Los elementos generales que definen el “programa de investigación sobre: El marco regulatorio contable eficiente para Colombia” que ha planteado, y está desarrollando el Consejo Técnico de la Contaduría Pública, puede ser consultado en la página web: www.jccconta.gov.co.

(2) Según es definido en el marco regulatorio internacional. El Consejo reconoce la amplitud y diversidad de perspectivas sobre el concepto de interés público, pero señala que a la fecha el referente tomado es la denominación aceptada internacionalmente y contenida en las normas IASB.

(3) Comparación estándares internacionales, Universidad Autónoma de Bucaramanga. Comparación de normas internacionales de la Universidad de Antioquia, Javier Carvalho y John Cardona, 1999. Comparación Deloitte & Touche Colombia. Comparación Ernest & Young. NIIF 1, Samuel Alberto Mantilla, 2003. Comparación AGN, Néstor A. Jiménez, 2003. Centro de Estudios en Derecho Contable, revisión académica sobre las normas de contabilidad generalmente aceptadas en Colombia, Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá.

(4) Estudio de la Fundación de Estudios Financieros. Estudio sobre los efectos de la aplicación de las normas contables del IASB a los sectores cotizados en la Bolsa Española, dirigido por el Doctor José Luis Sánchez Fernández de Valderrama, Septiembre de 2003, 2001 Libro Blanco de la reforma contable en España. 2002. Revista AECA n.º 65. Octubre - diciembre 2003. Revista AECA n.º 66. Enero - abril de 2004.