Aportes parafiscales sobre vacaciones

Revista Nº 169 Ene.-Feb. 2012

Cristian David Suárez M. 

Abogado Godoy Córdoba Abogados 

1. Los aportes parafiscales en eventos de compensación de vacaciones y en vacaciones de trabajadores
con salario integral

a) Compensación de vacaciones

A la luz del recorrido histórico realizado de los aportes parafiscales, se puede evidenciar que solamente en un tercer momento del desarrollo normativo, el legislador colombiano amplió mediante el artículo 17 de Ley 21 de 1982 los factores en virtud de los cuales son tenidos en cuenta al momento de liquidar aportes, incluyendo los descansos remunerados.

Dentro de la definición contenida en el artículo 17, para determinar los factores sobre los cuales los empleadores se encuentran obligados a realizar aportes parafiscales, solamente hace referencia a los salarios y a los descansos remunerados. En la definición legal no se hizo referencia a la inclusión de los dineros pagados por compensación de vacaciones como factor a tener en cuenta al momento de liquidar aportes parafiscales.

De conformidad con el análisis de las normas contenidas en el Código Sustantivo del Trabajo (CST) las empresas al momento de liquidar los aportes parafiscales, se encuentran en la obligación de verificar los pagos hechos en los eventos de descansos remunerados contenidos en el título VII del CST, razón por la cual, se concluye que, los eventos de compensación de vacaciones en dinero fueron excluidos por el legislador a la hora de fijar los factores que deben ser tenidos en cuenta al momento de liquidar aportes parafiscales.

La compensación de vacaciones es un tema que ha tenido un desarrollo jurisprudencial por parte del Consejo de Estado, en virtud de este se considera que la compensación de vacaciones debe tomarse en cuenta al momento de liquidar aportes parafiscales, no obstante, no es acertado afirmar esa posición por las siguientes razones:

El pago por compensación de vacaciones obedece a lo que debió ser un descanso remunerado, razón por la cual, es claro que no se trata propiamente de un descanso, sino de un pago alternativo que se paga por parte de la empresa al trabajador por el hecho de no haber podido disfrutar de aquel descanso remunerado establecido por nuestra legislación laboral.

Así mismo, las vacaciones compensadas en dinero no retribuyen un servicio prestado ni extienden la vigencia del contrato de trabajo. Este pago es solo la compensación económica que obliga nuestra legislación laboral a realizar al empleador por el hecho que el trabajador no hubiese podido disfrutar de su descanso, situación que no genera incidencia en ningún otro derecho o prestación.

En consecuencia, la compensación de vacaciones no puede considerarse como salario ni como un descanso remunerado a la luz del artículo 186 del CST. A la luz de las normas del derecho laboral debe ser considerado como la entrega de un pago alternativo de lo que era un derecho que no pudo disfrutarse. En este sentido, el concepto de compensación de vacaciones, no se puede enmarcar dentro de los elementos definidos en el artículo 17 de la Ley 21 de 1982, en cuanto a la clasificación de nómina mensual.

b) Los aportes parafiscales en vacaciones de los trabajadores con salario integral

Los aportes parafiscales durante el periodo de vacaciones de los trabajadores que perciben salario integral, en la actualidad es evento que presenta gran controversia entre el recaudo realizado por parte del ICBF y los aportes efectuados por las empresas.

Esta situación ha generado actuaciones administrativas y judiciales por parte de las empresas, debido a la interpretación que desde el seno del ICBF se está realizando, en la que se ha venido sosteniendo que en los caso de las vacaciones de los trabajadores que perciben salario integral se deberá efectuar la liquidación de aportes sobre el 100% del valor del salario integral. En nuestra consideración esta interpretación es claramente errada por las siguientes razones:

Según el artículo 1º del Decreto 1174 de 1991 el salario integral es una sola suma que es la base para las cotizaciones del ISS, la liquidación de las indemnizaciones y la remuneración por vacaciones.

El salario integral a que se refiere el numeral segundo del artículo 132 del CST, será una sola suma convenida libremente y por escrito entre el trabajador y el empleador, suma que será la base para las cotizaciones del ISS, la liquidación de las indemnizaciones a que se refiere el artículo 64 del CST y la remuneración por vacaciones.

Nótese que las vacaciones y las indemnizaciones, son pagadas con 100% del salario integral (es decir, componente remunerativo + el 30% prestacional) se deber proceder a cancelarle al trabajador la misma suma que cuando se encuentra trabajando, incluyendo el factor prestacional.

Así, si un trabajador devenga un salario integral de $ 15.000.000, durante el periodo de disfrute de sus vacaciones, el trabajador continúa devengando el 100% de su salario, es decir, los mismos $ 15.000.000. La naturaleza de este pago, según el artículo 192 del CST ya estudiado, continúa siendo de salario. Este aspecto resulta fundamental, puesto que al continuar devengando el trabajador durante el periodo de sus vacaciones la totalidad de su salario, no se entendería la razón por la cual durante el periodo de descanso tendría que cancelarse un valor mayor por concepto de aportes parafiscales.

Por su parte, el numeral 3º del artículo 132 del CST estipula que los aportes al SENA, ICBF y CCF disminuyen en un 30%, desarrollado con el artículo 49 de la Ley 789 del 2002.

El salario integral está compuesto por dos componentes: el factor salarial y el factor prestacional. Lo anterior implica que el pago único, abre la posibilidad al empleador de pagar anticipadamente las prestaciones, además es posible diferenciar los diferentes porcentajes que lo integran.

Encontrándose el trabajador activo o en vacaciones, siendo que su remuneración descanso se reconoce con la totalidad del salario integral, debe aplicarse la norma que dispone la disminución de la base en un 30%.

No debe olvidarse que se expiden las normas sobre estos aportes y en sus bases de referencia no existía el integral.

2. Concepto del Consejo de Estado y tendencias jurisprudenciales

Sobre los interrogantes planteados por llamado MPS, lastimosamente, el Consejo de Estado, solamente reiteró su criterio, en relación a los factores que deben ser tomados en cuenta al momento de liquidar los aportes parafiscales.

La Sala de Consulta Civil, para referirse a los emolumentos que deben entenderse como “nómina”, analizó el contenido del artículo 127 y 128 del CST. En una verdad de Perogrullo afirmó que por el término nómina deben entenderse todos los pagos que constituyan salario a la luz del artículo 127, salvo lo que expresamente las partes han otorgado: la característica de no ser constitutivo del salario a la luz del artículo 128 del CST.

En relación con la compensación de vacaciones en dinero, expresó que el artículo 17 de la Ley 21 de 1982 no realizó precisión que pudiera identificar sí dichos pagos debían tomarse en cuenta al momento de liquidar los aportes parafiscales por parte de las empresas.

En consecuencia, para el Consejo de Estado, el concepto de descanso remunerado contenido en el artículo 17 de la Ley 21 de 1982, enmarca el derecho que tiene el trabajador a que le sean compensados en dinero en cualquier tiempo los descansos remunerados.

Así las cosas, para la base para la liquidación de los aportes parafiscales hace parte todo lo que se pague por descansos remunerados, sin consideración a la discusión que se da en torno a que su naturaleza sea calificada como indemnizatoria, compensatoria (en vigencia o en la terminación del contrato), que se pague por el empleador.

3. Actualidad reglamentaria sobre aportes en vacaciones con salario integral

Debido a los problemas que las empresas vienen presentado en la práctica del recaudo del aporte parafiscal respecto de las vacaciones de los trabajadores que devengan salario integral, el ICBF ha escuchado gremios y actualmente encamina esfuerzos en procura de tramitar un decreto reglamentario donde se aclara que en todo caso el aporte parafiscal en periodos de vacaciones de trabajadores en salario integral es sobre el 70% y no sobre el 100%.

4. Conclusión

Desde la perspectiva sustantiva laboral, el concepto del Consejo de Estado continúa siendo desacertado al dar un alcance errado al término de nómina, contenido en el artículo 17 de la Ley 21 de 1982, mediante una indebida interpretación extensiva del concepto de descanso remunerado a la compensación de vacaciones en dinero, cuyo sustento es la respuesta del ordenamiento jurídico a entregar al trabajador un pago alternativo por el hecho de no haber podido disfrutar un derecho.

En definitiva, la tendencia del Consejo de Estado es encontrar la compensación de vacaciones como base para liquidar aportes parafiscales por más que su naturaleza jurídica no corresponde a un descanso remunerado.

Si bien se debe considerar desacertada la posición adoptada por el Consejo de Estado en este concepto y la del ICBF en todo lo relacionado con estos casos, tomando en consideración la reiteración de su criterio, en definitiva consideramos que el manejo sobre la liquidación de aportes parafiscales debe definirse con un criterio práctico y estratégico para las compañías.

Sera necesario continuar apoyando a las asociaciones empresariales, para que continúen encaminando sus esfuerzos para lograr sacar avante el proyecto de decreto reglamentario anteriormente mencionado.