Auditoría de calidad de las ganancias

Revista Nº 15 Jul.-Sep. 2003

Guillermo Casal 

(Argentina) 

Contador Público, Master en Economía y Administración (ESEADE). Auditor interno, investigador de fraudes, auditor de sistemas informáticos, especialista en gestión de riesgos. Presidente del Instituto de Auditores Internos de Argentina. 

Metodología para la auditoría de calidad de las ganancias - Introducción

Diversas son las presiones que la gerencia superior de una organización experimenta para “maquillar” los resultados económicos reales de sus operaciones:

La demanda de rentabilidad y dividendos de los accionistas.

La presión de las entidades financieras para resguardar su cartera de créditos y dirigirla solamente a las organizaciones más rentables.

Sus propios bonos ligados a resultados económicos y la estabilidad de sus puestos bien remunerados.

Afortunadamente, así como muchos son los mecanismos que pueden emplearse en el referido “maquillaje” de los resultados económicos, muchos son también los procedimientos que el auditor experimentado puede emplear para detectar la manipulación de los resultados económicos de una organización. Y, utilizando la figura del maquillaje, podemos decir que así como el maquillaje se emplea generalmente para mejorar el aspecto u ocultar ligeras imperfecciones, no hay nada más comprometedor que una marca o mancha de maquillaje. Y en ciertas circunstancias, una mancha de ese tipo es inexcusable. Investigadores brasileños especializados en delitos económicos me referían en cierta ocasión que existen transacciones que constituyen lo que ellos denominan “a marca do baton na cueca”. Que traducido significa “una mancha de rouge en el calzoncillo...”. Así como una señal de ese tipo es inexcusable, es el deber del auditor diligente buscar y encontrar tales señales cuando ellas existen y están registradas en los estados contables.

Comenzaremos por exponer en los capítulos iniciales solamente la enunciación de técnicas que pueden emplearse en la revisión de los estados contables en sí mismos y en comparación con otros estados contables, sin incursionar en revisión de documentación, existencias físicas de bienes o confirmaciones de terceros.

El motivo de este proceder es que, normalmente, los estados contables son la única información de que dispone el inversor o quien, estando interesado en la gestión, no está involucrado en la administración de la organización.

Frecuentemente, éste es también el caso de auditores internos o externos de una organización que desean evaluar los estados contables de una empresa en cuya administración no tienen injerencia.

Si el auditor que tuviera interés en un grupo de estados contables tuviera acceso a información adicional, son aplicables los procedimientos adicionales de revisión mencionados a partir del capítulo D.

Finalmente, una última salvedad a mencionar respecto de este trabajo es que todos los índices y comparaciones que se mencionan pueden acompañarse con su aplicación al caso práctico provisto. Tal cómputo ayuda al lector a conceptuar mejor y le permite la formación de un criterio propio, adaptado a sus propias circunstancias.

A. Revisión de los estados contables en sí mismos

1. Análisis vertical y horizontal de los estados contables

El análisis vertical de los estados contables es el que se practica sobre un estado contable en sí mismo, sea éste un cuadro de resultados, la hoja de balance patrimonial, el estado de evolución del patrimonio neto, el estado de flujo de fondos o cualquier otro estado contable. Se lo denomina vertical porque los rubros se van examinando conforme aparecen en el estado, desde el tope hasta el final.

El análisis horizontal de los estados contables, en cambio, relaciona los rubros de un estado contable con estados contables anteriores y posteriores. Tales estados posteriores pueden ser estados contables propiamente dichos o meramente presupuestos o pronósticos formulados para períodos futuros y que consecuentemente no han dado lugar a registros sino simplemente a estimaciones.

B. Análisis vertical de los estados contables

1. Aspectos generales

Determinación del “costo de capital”. El costo de capital es una medida inherentemente subjetiva y expresa la rentabilidad porcentual que los accionistas esperan obtener respecto de una empresa determinada.

El costo de capital se establece como la sumatoria entre rentabilidad libre de riesgo + prima de riesgo, como veremos más adelante

Determinación de la rentabilidad:

 

rev151.JPG
 

 

Una salvedad importante que debemos formular llegados a este punto, y que mantiene su validez para todo este trabajo, es que los indicadores basados en relaciones entre rubros estáticos y dinámicos de los estados contables puede ser engañosa. En efecto, el patrimonio neto es una medida estática, una “fotografía” a un momento dado. Como tal, al día siguiente de haberla tomado, lo que hemos retratado pudo haber desaparecido o cambiado sustancialmente...

En cambio, las ganancias corresponden a hechos registrados a lo largo del ejercicio, una “película”.

A la rentabilidad en exceso del costo de capital se le denomina “generación de valor”, en tanto que a la diferencia negativa entre costo de capital y resultados obtenidos se le llama “destrucción de valor”. De modo que compañías que generan rentabilidad pueden estar destruyendo valor, en la medida en que tal rentabilidad sea inferior al costo de capital definido por los accionistas.

Cabe mencionar que el costo de capital, si bien subjetivo, no puede ser arbitrario. Esto es, los accionistas debieran fundamentar sus expectativas de rentabilidad en el desempeño ya obtenido por otras compañías en condiciones comparables, o en algún antecedente válido y oponible a la gerencia a la cual se habrá de medir con base en tal indicador.

Determinación de la “prima de riesgo”. La prima de riesgo es la diferencia que los accionistas esperan obtener por invertir en un negocio que tiene un riesgo mayor a cero. Corresponde entonces identificar una inversión que se asuma de riesgo cero. Típicamente, bonos del Tesoro estadounidense.

Prima de riesgo: Costo de capital - Rentabilidad de inversión libre de riesgo.

2. Revisión del cuadro de resultados

a) El primer aspecto a abordar es comparar la rentabilidad obtenida con el costo de capital, a efectos de establecer si se ha generado o destruido valor en términos globales;

b) Si se ha generado valor, el examen del cuadro de resultados se detiene en este paso. En caso contrario,

1. Se determina si la ganancia obtenida es superior o inferior a la rentabilidad libre de riesgo, para evaluar si la destrucción de valor logra compensar al menos parcialmente, la prima de riesgo definida, o si no lo logra en absoluto.

2. Definido este aspecto, se continúa para establecer en qué instancia se produce la destrucción de valor. Las alternativas son:

I. En las ventas totales

II. En el margen bruto

III. Después de detraer al margen bruto los gastos de comercialización

IV. Después de detraer al margen bruto los gastos de comercialización, administración y financiación

V. Finalmente, la destrucción de valor puede producirse:

1. Como producto de operaciones extraordinarias

2. Como efecto del impuesto a las ganancias

3. Conclusiones de la revisión del cuadro de resultados

Si el cuadro de resultados revela la destrucción de valor, deben explorarse las siguientes alternativas:

Alternativa I

Si las ventas totales, antes de deducirles cualquier costo ya destruyen valor, implica que el volumen de ventas no justifica el mantenimiento del patrimonio neto invertido. Puede ser coyuntural y superarse por medio del crecimiento en la actividad comercial, y se requiere evaluar los planes establecidos al efecto.

Alternativa II

Precio de venta indebidamente establecido, y que no permite obtener una rentabilidad.

Fraude. Robo de mercaderías, o prestación de servicios no facturados, que generan costo de ventas pero no ingresos.

Alternativa III

Costos comerciales variables no debidamente ponderados en el precio de venta, que destruyen la rentabilidad de las operaciones. Por ejemplo: garantías, devoluciones, descuentos, excesiva dependencia o utilización de promoción y publicidad.

Alternativa IV

Excesivos costos administrativos para el volumen operativo de la compañía.

Alternativa V

Inapropiada estructura de financiamiento. Endeudamiento en exceso de lo conveniente para la compañía, o indebida estructuración de la deuda. Volveremos sobre este punto en un capítulo posterior.

Alternativa VI

Destrucción de valor por operaciones extraordinarias. Si descontado su efecto y neteados los efectos impositivos el cuadro de resultados revierte a generación de valor en lugar de destrucción del mismo, solamente quedará por evaluar las razones de tales quebrantos extraordinarios y prevenir su posible recurrencia.

Si en cambio la destrucción de valor se produce por efecto impositivo, hay que diferenciar dos situaciones:

Si tal carga impositiva es normal o extraordinaria. Si es normal, el efecto impositivo debe ser reconsiderado en la ecuación del negocio.

Si es extraordinaria, debe evaluarse si el costo fiscal extraordinario será revertido en períodos futuros o no. Si será revertido en períodos futuros, se trata de un simple problema de diferencias transitorias de impuesto diferido, respecto del cual solamente concierne analizar su efecto financiero. Si el efecto impositivo extraordinario no será revertido y es una diferencia permanente en términos de impuesto diferido, entonces debe ser evaluada su probable recurrencia futura.

4. Revisión del estado patrimonial

4.1. Revisión general de los rubros de activo

Un concepto importante es la relación entre los indicadores de retorno sobre el patrimonio o return on equity (ROE) y retorno sobre activos o return on assets (ROA).

El ROE se expresa simplemente como la medición de rentabilidad global:

 

rev15auditoría2.JPG
 

 

El ROA requiere un refinamiento adicional. El concepto a aplicar es el siguiente:

El activo genera el rendimiento para atender la rentabilidad de los accionistas, más el pago de los servicios de deuda (intereses).

Los dividendos se computan después del pago de intereses, en tanto los intereses se computan antes.

De modo que el rendimiento de los activos es igual a:

 

rev15auditoría3.JPG
 

 

La comparación del ROA con el costo de capital permite establecer si, habiendo destruido valor, la empresa en cuestión lo ha hecho por una deficiente gestión de sus activos o por una inadecuada estructura de financiamiento.

4.1.1. Análisis detallado de los rubros de activo

Si se ha producido destrucción de valor en la gestión de activos, y dado que los rubros del activo se ordenan por su liquidez, corresponde aplicar el costo de capital por orden. De este modo pueden detectarse las siguientes situaciones:

Destrucción de valor por excesivo mantenimiento de disponibilidades líquidas. La administración financiera se encuentra lo suficientemente avanzada como para que esta situación sea infrecuente, pero en ocasiones existen imposiciones regulatorias de mantenimiento de activos líquidos que derivan en esta circunstancia.

Más frecuente es que la destrucción de valor se produzca por:

Excesivas cuentas por cobrar

Excesivos inventarios

Excesivo activo fijo

Cada una de estas tres situaciones obedece a motivos diferentes:

Excesivas cuentas por cobrar: 

— Se ocultan cuentas incobrables para mejorar el resultado final

— Las circunstancias de mercado obligan a vender a plazos muy largos para poder mantener el volumen de ventas, con el consiguiente costo financiero oculto de financiamiento a los clientes.

Excesivos inventarios: 

— Inventarios obsoletos, dañados o directamente inexistentes por haber sido sustraídos se registran dentro de las existencias para mejorar el resultado de las operaciones.

— Las circunstancias de mercado hacen que:

i. deban adquirirse tales magnitudes de inventarios para concretar las ventas que el flujo de fondos derivados de ventas-compras resulta negativo por períodos prolongados.

ii. se detengan las ventas y se demore el reconocimiento de las pérdidas experimentadas por productos comprados para abastecer una demanda que ya no habrá de producirse.

Excesivo activo fijo: 

El comportamiento del activo fijo productivo es similar al de los inventarios, al igual que las razones para su mantenimiento.

El activo fijo no productivo (inmuebles, instalaciones, rodados de la gerencia), en cambio, es diferente. La gerencia se ve incentivada a adquirir costosas oficinas para sí misma porque así experimenta un grado mayor de confort y satisfacción laboral, sin verse obligada a registrar tales desembolsos como pérdidas. El costo financiero de mantener tales activos excesivos se mantiene oculto en los estados contables.

4.2. Revisión general de los rubros de pasivo

Así como puede establecerse un ROA podemos hacer una estimación global del costo del endeudamiento que pondere el hecho de que determinadas deudas tienen carga de intereses y actualizaciones y otras no. Tal indicador podemos denominarlo “costo del endeudamiento” o ROL (return of liabilities), y lo expresaremos como:

 

rev15auditoría4.JPG
 

 

5. Relaciones entre indicadores patrimoniales

ROE - ROA: Apalancamiento. Este indicador nos señala si la deuda favorece o perjudica a la compañía.

ROE - ROL: Este indicador nos muestra si los accionistas están obteniendo una rentabilidad superior o inferior a los acreedores libres de riesgo (prima de riesgo positiva o negativa). Este indicador puede refinarse excluyendo de la base de cómputo del ROL a las deudas libres de costo (típicamente, las comerciales). Esta relación nos señala el nivel óptimo de endeudamiento, que es el punto en el cual el costo de financiamiento neto del efecto impositivo iguala al costo del capital neto de la prima de riesgo. Por debajo de tal nivel la compañía tiene oportunidades de apalancamiento adicional, en tanto que por encima de tal nivel, el costo del endeudamiento comienza a comprometer la prima de riesgo establecida por los accionistas. A cierto nivel de endeudamiento, el apalancamiento se convierte en negativo y son los acreedores financieros quienes se apalancan con el patrimonio de los accionistas.

Rotación de cuentas por cobrar y cuentas por pagar comerciales 

La rotación de cuentas por cobrar puede establecerse como:

 

rev15auditoría5.JPG
 

 

Mientras que la rotación de cuentas por pagar puede establecerse como:

 

rev15auditoría6.JPG
 

 

Como aproximación, una pregunta pertinente es indagar por qué motivo puede darse en ocasiones que la rotación de cuentas por pagar sea superior a la de cuentas por cobrar.

6. Relación entre resultados económicos y flujo de fondos

La primera medición pertinente es comparar el % de desvío entre resultados económicos y flujo de fondos generados:

 

rev15auditoría7.JPG
 

 

En el caso de que tal desvío resulte sumamente significativo, es pertinente recalcular todos los indicadores precedentemente mencionados sobre base financiera de flujo de fondos en lugar de sobre base económica contable.

7. Examen de los indicadores en sub-períodos

Es conveniente extender el análisis vertical de estados contables a períodos menores que el anual, ajustados por inflación si fuera pertinente, para asegurar su comparabilidad y desestacionalización.

8. Revisión del estado de evolución del patrimonio neto

Uno de los aspectos esenciales de la administración financiera, aunque resulte frecuentemente desatendido, es la política de dividendos. Sin embargo, el análisis del estado de evolución del patrimonio neto reviste fundamental importancia para los accionistas o propietarios de las organizaciones. Los aspectos mínimos a examinar al respecto son:

Porcentaje de las utilidades destinadas al pago de dividendos

Relación entre los dividendos pagados en efectivo y los fondos generados por la organización.

Si los dividendos totales fueran muy inferiores a las ganancias, o los dividendos en efectivo a los flujos de fondos generados, las razones posibles son:

a) Un fuerte crecimiento de la empresa que hace conveniente reinvertir las ganancias. Esta alternativa requiere ser corroborada en períodos futuros en dos aspectos:

i. El crecimiento proyectado

ii. La rentabilidad obtenida

b) Una retención indebida de la rentabilidad de los accionistas

c) Ganancias ficticias que no permiten ser distribuidas como dividendos.

Inversamente, la distribución de dividendos totales en exceso de las ganancias, o de dividendos en efectivo por encima del flujo de fondos generados, puede comprometer la liquidez de la compañía y/o revelar que los resultados realmente obtenidos son superiores a los fiscalmente declarados.

Otro de los aspectos a examinar en cuanto al estado de evolución del patrimonio neto son los aumentos de capital. Tales aumentos de capital:

Deben estar fundamentados en el período actual por un grado de endeudamiento que se ubica en el límite superior y que no puede aumentar sin comprometer la rentabilidad de los propietarios.

Deben justificarse en períodos sucesivos por un incremento en las ventas que al menos mantenga los niveles de rentabilidad del período en curso.

Debe tenerse en cuenta, en todos los casos, que el análisis del estado de evolución del patrimonio neto es el estado contable cuyas limitaciones de análisis vertical son mayores. Es en el análisis del estado de evolución del patrimonio neto cuando el análisis horizontal adquiere mayor relevancia.

C. Análisis horizontal de los estados contables

El análisis horizontal de los estados contables es conceptualmente más simple que el análisis vertical, pero no por ello menos valioso.

Tal análisis permite:

Validar la confiabilidad de los pronósticos a la luz de:

— La relación histórica entre pronósticos y cifras históricas posteriores.

— La tendencia en la evolución del rubro bajo análisis.

Relacionar la evolución de rubros vinculados. Por ejemplo, ventas respecto de:

— Costo directo de las ventas.

— Costos de comercialización.

— Gastos de administración.

1. Comparación de los indicadores con compañías similares

Otro aspecto pertinente para asegurar la objetividad de conclusiones es comparar los indicadores obtenidos, y su evolución a lo largo del tiempo, con:

— Compañías del mismo rubro en otros países

— Compañías de otros rubros en el mismo país

— Compañías del mismo rubro en el mismo país

2. Comparación de los indicadores con información relacionada de uso público

El examen exhaustivo de los indicadores, y los descargos provistos por la gerencia, permiten establecer un diagnóstico preliminar bastante preciso de la salud financiera de la compañía. Es relevante en tal momento:

— Evaluar si las debilidades, problemas o preocupaciones detectadas han sido documentadas en memoria a los estados contables, asambleas de accionistas o actas de directorio.

— Verificar si han sido tratadas en el planeamiento estratégico y evaluación de riesgos de la compañía.

D. Análisis de estados contables con información interna

En ocasiones, el auditor o analista de estados contables tiene acceso a documentación adicional, o la consigue con posterioridad al análisis de los estados contables en sí mismos. En muchas ocasiones, debido precisamente a la formulación de preguntas o cuestionamientos surgidos de tal análisis preliminar. En tales casos, es pertinente planificar exactamente qué información requerir y qué análisis desarrollar.

1. Cuentas contables detalladas

Determinados análisis globales pueden refinarse si se obtiene información adicional detallada de cuentas contables, con un grado de desagregación mayor al presentado en los estados contables. Algunos de estos análisis son los siguientes:

Análisis detallado de antigüedad de las cuentas por cobrar, para la detección de clientes con abultada deuda y con los cuales posiblemente la compañía continúa operando. Al respecto, es necesario evaluar en detalle las políticas empleadas para la refinanciación de deudas vencidas. En ocasiones, tales deudas vencidas se refinancian con documentos a cobrar que se ingresan en la contabilidad como deudas no vencidas. Consecuentemente, es pertinente examinar para una muestra de clientes que han refinanciado deudas su flujo neto de fondos, esto es, el neto entre ventas y pagos anuales. En caso de flujos netos negativos, es pertinente extender este análisis a períodos mayores al anual.

Análisis detallado de los inventarios. Al respecto, así como las refinanciaciones de deuda pueden intentar ocultar las cuentas incobrables, las ventas ficticias y las consecuentes posteriores devoluciones pueden emplearse para ocultar inventarios obsoletos. En consecuencia deberá profundizarse el análisis respecto de:

— Los ítems que registren significativa obsolescencia (entendida ésta como la relación entre el valor final en existencias y las ventas del período) y/o

— Los ítems que registren significativa cantidad de devoluciones respecto de sus ventas anuales.

Para estos ítems, es pertinente analizar su flujo neto de fondos, haciendo la salvedad de que este análisis es más laborioso que el flujo de fondos de clientes. Ello se debe a que habrá que comparar compras anuales de tales ítems con sus cobranzas, no con sus ventas anuales.

Análisis de las fuentes de financiamiento. El costo global del pasivo surge, naturalmente, del promedio ponderado del costo de diversas fuentes de financiamiento. El costo de tales fuentes de financiamiento puede oscilar desde cero (en el caso de algunas cuentas por pagar comerciales), hasta un costo financiero superior al costo de capital y en ocasiones superior a la rentabilidad obtenida en exceso del costo de capital establecido. En consecuencia, complementariamente a evaluar el costo promedio del financiamiento es pertinente analizar el costo de cada una de las fuentes de financiamiento para:

— Analizar si aun cuando el costo promedio sea aceptable no existen fuentes de financiamiento de costo excesivo.

— Evaluar la razonabilidad de los diferentes costos de las fuentes de financiamiento. Un costo mayor puede justificarse porque:

Las garantías ofrecidas sean inferiores.

La deuda haya sido tomada con posterioridad a otra ya existente y de menor costo.

— La deuda de mayor costo sea deuda de corto plazo y requerida de urgencia. Este último punto es particularmente preocupante porque resulta indicativo de que los pronósticos de flujo de fondos no han resultado correctos.

Rentabilidad por líneas de producto, análisis de punto de equilibrio y proyecciones futuras. Un análisis detenido de este aspecto puede revelar que:

— Aun cuando la rentabilidad global sea satisfactoria, pueden existir líneas de productos que no lo son.

— Existen productos cuyo punto de equilibrio requiere una demanda tan alta que impone una participación de mercado excesivamente elevada para resultar rentable, con los consecuentes riesgos de competencia.

— La rentabilidad global de la compañía se concentra en uno o pocos productos, con el consiguiente riesgo de que tales productos:

Pudieran alcanzar un techo de ventas.

Pudieran ser objeto de acción de la competencia.

Pudieran ser reemplazados por productos alternativos más baratos o tecnológicamente superiores.

2. Conocimiento de hechos posteriores al cierre de estados contables

Cuando se tiene conocimiento y acceso a las transacciones inmediatamente posteriores al cierre de estados y previas a la emisión del dictamen de auditoría correspondiente a los mismos, puede constatarse si se corresponden con la información posterior al cierre de estados contables:

Las estimaciones de incobrabilidad de clientes.

Los cálculos de impuestos a abonar al fisco.

Los estimados de compras recibidas pero aún no facturadas por los proveedores.

Adicionalmente, pueden existir otros aspectos acontecidos (o así presentados por la gerencia) como posteriores al cierre de estados contables, pero previos a la fecha de emisión del correspondiente dictamen de auditoría:

Siniestros tales como incendios o daños naturales.

Sentencias judiciales adversas con costo económico significativo.

Devoluciones masivas de productos por parte de clientes.

Devoluciones masivas de insumos a proveedores.

Falencia de clientes con cuentas a cobrar significativas.

En todos estos casos, será pertinente para el analista o auditor asegurarse de que se hayan practicado los correspondientes ajustes a los estados contables o, eventualmente, mención de los hechos acontecidos en declaraciones de la gerencia como la memoria que acompaña a los estados contables.

3. Comparación con valores de mercado

El análisis detallado de la información contable puede revelar que determinados activos productivos no están en condiciones de generar rentabilidad futura. Por ejemplo, maquinarias integrantes del activo fijo destinadas a la producción de productos cuya existencia en depósito indica dificultades para su venta.

En tal caso, es pertinente comparar el valor de tales activos fijos con una tasación de mercado, para evitar una sobrevaluación si es que se produciría si dicho valor de mercado fuera inferior al contabilizado, precio de adquisición neto de depreciaciones.

La comparación con valores de mercado es asimismo aplicable a inventarios obsoletos y cuentas por cobrar de dudoso cobro, y la omisión en castigar tales depreciaciones una de las formas más frecuentes de manipulación de los estados contables.

4. Aplicación de la ley de Benford a datos contables

La ley de Benford es una formulación estadística que dice que el dígito más significativo de una cifra tiene mayores probabilidades de permanecer invariable a lo largo del tiempo cuanto menor sea tal dígito. La explicación intuitiva de este enunciado surge claramente del siguiente ejemplo:

Si al inicio de un período dado una ciudad tiene 100.000 habitantes, el cambio del 1 por un 2 requiere un 100% de aumento de la población. En cambio, cuando llegue a 900.000 habitantes, bastará un incremento ligeramente superior al 11% para que llegue a 1.000.000 y el primer dígito vuelva a cambiar. Dada una tasa de crecimiento constante a lo largo del tiempo, las posibilidades de encontrar un 1 como primer dígito significativo debieran ser mucho mayores a las de encontrar un 9.

Implicancias de la ley de Benford: 

Dada una cantidad suficientemente grande de observaciones, poblaciones de números de crecimiento presumiblemente constante que no siguen la ley de Benford pueden indicar:

Sub - declaración de utilidades para no alcanzar un nivel a partir del cual la tasa de impuesto aumenta.

Sobre - declaración de utilidades o resultados para alcanzar un objetivo a partir del cual la gerencia consigue un bono o gratificación.

Partición de transacciones para eludir el monto a partir del cual el nivel de autorización pasa a un nivel superior.

E. Conclusiones

El término “auditoría forense”, es frecuentemente criticado y objetado por remitir al término “medicina forense”, asociado a su vez con cadáveres, morgue y muerte. Aun cuando estos conceptos sean desagradables, es útil que reflexionemos acerca de:

a) Lo inevitable de la muerte, y que evitemos negarla como posibilidad. Esta es la mejor manera de proteger la vida. De modo similar, el aceptar la posibilidad de que los estados contables hayan sido intencionalmente distorsionados, y estar atentos a señales en tal sentido es la mejor forma de reducir al mínimo la posibilidad y alcance de tal distorsión fraudulenta.

b) El comentario de los médicos forenses. “Los cadáveres hablan”. Solo que no le hablan a cualquiera, sino a quien sabe interpretar las señales que dan, como el pelo del asesino entre las uñas de la víctima...

En tal sentido, la distorsión intencional de estados contables deja claras señales de indicadores y/o registros inusuales, contradictorias, sin sentidos que el auditor forense experto utilizará para rastrear la causa real de falsedades en la información contable...

F. Caso práctico auxiliar

Los estados contables e información contable adicional que se presentan a continuación han sido intencionalmente elaborados para demostrar cómo una secuencia de estados contables que aparece perfectamente normal y satisfactoria encierra una serie de indicios de gestión irregular. No se corresponden con información real de ninguna compañía. En tal sentido, cualquier semejanza con datos reales de alguna organización es pura coincidencia.

 

 

I. Análisis vertical de los estados contables de ACME para el año 2002

1. Establecimiento del costo de capital

a) Rentabilidad libre de riesgo = 5%

b) Prima de riesgo establecida por los accionistas = 12%

c) Costo de capital resultante = 17% (a+b)

2. Correlación entre resultados económicos y flujo de fondos generados

El primer aspecto a evaluar es la correlación entre resultados económicos y flujo de fondos generados:

 

rev15auditoría8.JPG
 

 

Existe una correlación casi total, de modo que pueden asumirse como totalmente veraces los resultados económicos a efectos de los subsecuentes análisis de indicadores.

3. Revisión del cuadro de resultados

3.1. Cómputo de la generación / destrucción de valor

Patrimonio neto al inicio x costo de capital = Rentabilidad esperada:

443.786 x 17% = 75. 443, 62

Resultado obtenido – Rentabilidad esperada =

Generación / (destrucción de valor)

27.001,28 - 75.443,62 = (48.442,34)

Resultado obtenido – Rentabilidad libre de riesgo =

Prima de riesgo generada:

27.001,28 - 22.189,30 (443.786 x 5%) = 4.811,98

Un cómputo útil es relacionar la prima de riesgo con el patrimonio inicial, para comparar tal porcentaje con la prima de riesgo definida como objetivo por los accionistas o propietarios:

 

rev15auditoría9.JPG
 

 

Este 1,08% de prima de riesgo realmente obtenida debe compararse con el 12% establecido como meta por los accionistas o propietarios. En capítulos posteriores de este trabajo estableceremos también la relación de este indicador con el costo financiero de la deuda, y con el análisis horizontal de los estados contables.

3.2. Análisis del valor generado

Ventas: 986.700,00

Supera el costo de capital establecido, y lleva a proseguir el análisis

Margen Bruto: 423.228,00

Supera el costo de capital establecido, y lleva a proseguir el análisis.

Margen bruto neto de gastos de comercialización: 

+ Margen bruto 423.228,00

- Gastos de comercialización 194.275,20

Margen bruto neto de gastos de comercialización 228.952,80

Supera el costo de capital establecido, y lleva a proseguir el análisis.

Margen bruto neto de gastos de comercialización y administración: 

+ Margen bruto neto de gastos de comercialización 228.952,80

- Gastos de administración 128.000,00

Margen bruto neto de gastos de comercialización y administración 100.952,80

Supera el costo de capital establecido, y lleva a proseguir el análisis.

Margen bruto neto de gastos de comercialización, administración y financiación 

+ Margen bruto neto de gastos de comercialización y administración 100.952,80

- Gastos de financiación 62.379,52

Margen bruto neto de gastos de comercialización, administración y financiación 38.573,28

Es en este punto en el cual las utilidades alcanzan un nivel menor que el costo de capital, y por lo tanto, es éste el punto en el cual corresponde profundizar el análisis.

La pregunta pertinente, en este caso, por obvio que resulte formularla, es: ¿es excesivo el costo financiero, o meramente la destrucción de valor se produce en este punto por una mera cuestión de acumulación de costos? Al efecto, veremos cuál es el costo efectivo del financiamiento, y lo compararemos con el costo de capital.

 

rev15auditoría10.JPG
 

 

Para efectuar tal cálculo, y dado que la tasa de impuesto a las ganancias no es un dato de los estados contables, y pudiera haber diversas tasas impositivas aplicables a distintas actividades, calcularemos la tasa efectiva de imposición a las ganancias del ejercicio:

 

rev15auditoría11.JPG
 

 

Retomando la fórmula anterior:

 

rev15auditoría12.JPG
 

 

Lo cual, de por sí, indica un costo muy alto del endeudamiento, ya que los accionistas habían definido un tope del 5% como rentabilidad libre de riesgo, que es lo que se asume que son los acreedores financieros respecto de una empresa que se presume en marcha...

Esta fórmula podría refinarse si existiera la convicción (como suele ser el caso), de que las deudas comerciales no tienen costo financiero. (Más allá de excepcionales pagos de intereses compensatorios o punitorios por pagos de facturas vencidas).

En tal caso, resultará que:

 

rev15auditoría13.JPG
 

 

En el caso de nuestro ejercicio práctico, la diferencia entre ambos modos de calcular el costo financiero no resultan relevantes, pero si lo fueran, darían lugar a inquirir respecto del específico costo de cada tipo de deuda. Por ejemplo, solicitando la apertura de costos de financiación entre los correspondientes a deudas financieras y los originados por deudas comerciales.

Finalmente, es de aplicación lo mencionado al inicio de este trabajo: las deudas al cierre pueden no reflejar una aproximación realista a su evolución a lo largo del ejercicio.

Consecuentemente, el practicar este cálculo respecto de períodos intermedios (trimestrales/mensuales), será de gran ayuda para refinar las conclusiones. Y la forma definitiva de zanjar dudas al respecto será practicar el cálculo de numerales. Esto requiere acceso a todos los registros contables del período y no solo a los estados contables de cierre. En determinadas instancias, sin embargo, es precisamente el cuestionamiento a las cifras de los estados contables el que abre la puerta a la obtención de información adicional.

En otras circunstancias, sucede exactamente lo opuesto. La actitud de la gerencia, dispuesta o reticente a brindar más información es también un valioso indicador respecto de la confiabilidad de la compañía y de su conducción empresarial.

4. Revisión del estado patrimonial o balance

4.1. Relación entre indicadores vinculados

La rentabilidad global de una compañía (ROE, return on equity o retorno sobre el patrimonio) puede conceptuarse como el neto entre dos fuerzas en pugna: el rendimiento de sus activos (ROA - return on assets), vs. el costo de su financiamiento (ROL - return on liabilities). Los accionistas obtendrán la máxima rentabilidad potenciando el rendimiento de sus activos y apalancando a la compañía tomando una deuda cuyo costo y volumen sean óptimos para la rentabilidad y crecimiento de la organización. De allí que el primer aspecto a abordar en la revisión del estado patrimonial, sea el cálculo de estos tres indicadores: (ROE - ROA - ROL).

ROE La rentabilidad de los accionistas o propietarios. Se calcula como:

 

rev15auditoría14.JPG
 

 

ROA El rendimiento de los activos de la compañía. Se calcula como:

 

rev15auditoría15.JPG
 

 

Expresado numéricamente:

 

rev15auditoría16.JPG
 

 

ROL El costo de los pasivos de la compañía:

 

rev15auditoría17.JPG
 

 

Una vez obtenidos estos tres indicadores, estamos en condiciones de calcular el apalancamiento y la prima de riesgo de los accionistas.

Apalancamiento: 

ROE – ROA=6,08% – 9,84%= -3,76%

El apalancamiento negativo indica que la compañía está pagando un costo por su deuda que consume parte de su rentabilidad básica. En lugar de apalancar el crecimiento, la deuda lo compromete. Es un indicador preocupante.

Prima de riesgo: 

La prima de riesgo representa el diferencial de rentabilidad que los accionistas o propietarios esperan obtener respecto de los acreedores de la compañía:

Se calcula como:

ROE – ROL=6,08% – 15,90% = -9,82%

Este indicador, más que preocupante es decididamente alarmante. Los acreedores financieros, supuestamente inversores libres de riesgo, obtienen de la compañía una rentabilidad casi tan alta como el costo de capital establecido por los accionistas o propietarios, rentabilidad que equivale a 2,5 veces el rendimiento que tales accionistas o propietarios reciben de la organización, en la cual asumen un riesgo que, supuestamente, tales acreedores financieros no están corriendo...

4.2. Costo de capital y flujos de fondos generados por los rubros del activo

En este caso particular, es de esperar que ni el costo de capital de los rubros de activo, ni la inmovilización de fondos generada sean preocupantes. Esto surge de:

a) Un cuadro de resultados satisfactorio a excepción del elevado costo financiero

b) Una alta correlación entre resultado económico y fondos generados, que hace presumir que no se han “maquillado” en exceso los resultados. De todas formas, es importante aplicar la metodología para estos cálculos, tanto a efectos pedagógicos como de corroboración de la presunción que hemos formulado

 

Se concluye que, si bien el costo de capital de estos tres rubros no es inapropiado, porque los activos generan un margen bruto de 423.228, respecto del cual son razonables los 103.933, 75 que el costo de capital aplicable a tales rubros representa.

Sin embargo, y respecto de la calidad de las ganancias registradas, es importante observar que se está registrando una inmovilización de fondos de 27.603,75 representada por el incremento neto de estos tres rubros no monetarios al cierre del ejercicio.

5. Revisión del estado de evolución del patrimonio neto

Es relevante examinar:

a) Dividendos totales como porcentaje de los resultados del ejercicio anterior

23.786,64 / 26.823,12 = 88,68%

b) Dividendos en efectivo como porcentaje del flujo de fondos generados en el ejercicio anterior

23.786,64 / (7.000,00 + 16.537,12) = 101,06%

El hecho que esta relación represente un exceso sobre el 100% constituye un llamado de atención. Pero tal llamado de atención no es severo en este caso, pues el 1,06% excedente puede ser financiado cómodamente con fondos propios generados en el ejercicio corriente, que han sido de 3.210 + 23.786,64 = 26.996,64.

c) Dividendos en efectivo como porcentaje de dividendos totales. En este caso, son coincidentes

d) Honorarios a directores como porcentaje sobre dividendos totales. No existen datos en este caso para efectuar el cálculo, que intenta establecer si la rentabilidad de los accionistas es superior o inferior a la de los directores de la compañía.

II. Análisis horizontal de los estados contables

El análisis horizontal de los estados contables permite evaluar la tendencia en la evolución de los principales indicadores y rubros del cuadro de resultados, estado patrimonial, flujo de fondos y estado de evolución del patrimonio neto. Veamos en la planilla adjunta un análisis horizontal de los estados contables de ACME:

 

 

Algunas claves que revela el análisis horizontal de los estados contables:

a) La situación general de la compañías es cada vez peor, porque el apalancamiento y la prima de riesgo negativas continúan en aumento.

b) La gestión global de resultados se revela eficiente:

1. Un aumento del 26,5% en el volumen de ventas derivó en un incremento en la rentabilidad antes de impuestos del 38,75% y después de impuestos del 31,25%, más que proporcionales al crecimiento de las ventas.

2. La mayor clave para este éxito parece haber sido la contención de gastos administrativos, constantes a lo largo del trienio examinado.

3. Sin embargo, todos los demás costos han aumentado más que proporcionalmente al aumento de las ventas, lo cual resulta preocupante

4. Particularmente alarmante es el crecimiento de los costos de financiación en un 32%, en tanto que el monto de la deuda ha crecido apenas un 18%. Este punto requiere un detallado análisis posterior y probablemente pedido de explicaciones por los propietarios a la administración.

c) La gestión global de activos se revela así mismo eficiente:

1. El aumento de más del 26% en las ventas se logró con apenas un crecimiento global del activo de algo más del 5%.

2. La clave de este éxito parece ser el mantenimiento del activo fijo en los niveles iniciales.

3. Sin embargo, las cuentas por cobrar han crecido en un 69% y los inventarios en un 75%, más que duplicando el incremento de las ventas. Esta es una señal preocupante de obsolescencia de los activos.

d) Un rápido vistazo al flujo de fondos revela que entre el 2001 y el 2002 los fondos generados han disminuido en un 54%. No solo no hay justificación para ello en una compañía cuyas ventas crecieron, sino que esta circunstancia puede revelar problemas futuros de liquidez.

III. Conclusiones finales

Tal como dijimos al inicio de este trabajo, es mucho lo que los estados contables pueden ocultar, pero mucho también lo que pueden revelarle al auditor que los examina con atención. Debemos tener en cuenta que en este punto, es posible que el auditor tenga u obtenga acceso adicional a información detallada de análisis de cuentas y documentación referida a los rubros que han llamado su atención, pudiendo de esta forma refinar su análisis.

Adicionalmente, la auditoría tendrá una base sólida para examinar:

— Memoria y notas a los estados contables

— Actas de directorio

— Planes estratégicos y de evaluación de riesgos

Y de esta forma, evaluar cuál es la correlación entre las áreas de preocupación que revelan los estados contables y las que ocupan la atención de la administración empresarial.

¿Qué mejor base para elaborar un plan de auditoría y para evaluar al management?

Bibliografía

Charles W. Mulford (Author); Eugene E. Comiskey (Author) (Hardcover). The financial numbers game: detecting creative accounting practices by.

Thornton O’glove. Quality of earnings.