Auto 11768 de febrero 18 de 1997 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

•SALA DE CASACIÓN PENAL

TÉCNICA DE CASACIÓN

EN CASO DE ERRADA CALIFICACIÓN JURÍDICA DEL HECHO

EXTRACTOS: «Cuando el juez, al dictar sentencia, se equivoca en la calificación jurídica de los hechos precitados en la acusación, porque adecua la conducta investigada dentro de un tipo penal distinto del que la describe, la causal aducible en casación dependerá de la naturaleza del yerro. Si compromete el nomen iuris, entendido por tal la denominación genérica bajo la cual se agrupan distintos tipos penales dentro de un mismo capítulo de la parte especial del Código Penal, la causal alegable será la tercera. Pero si el nomen iuris, se mantiene dentro del género, la causal que debe invocarse será la primera.

Cada causal de casación, como se sabe, se inspira en unos determinados motivos, está sometida a una precisas técnicas en su demostración y tiene adscritas sus propias consecuencias jurídicas. Si la causal planteada es la primera o la segunda, la Corte, debe dictar fallo de sustitución, pero si es la tercera, y el vicio trasciende la sentencia, la solución será indefectiblemente la nulidad de la actuación en todo o parte (art. 229, C. de P.P.).

Una de las razones por las cuales la errada calificación jurídica del hecho por fuera del nomen iuris debe atacarse dentro del ámbito de la causal tercera de casación, y no de la primera, está directamente vinculada con la consecuencia legalmente prevista para cada caso, pues si el casacionista escoge esta última, y la censura prospera, la Sala estaría obligada a dictar fallo de sustitución, lo cual implicaría entrar a condenar por un delito distinto del imputado en la resolución acusatoria, incurriendo de esta manera en un nuevo error judicial, denunciable dentro de los marcos de la causal segunda, por disconformidad de la sentencia con los cargos formulados en la resolución de acusación.

Sobre la forma como su demostración debe asumirse, la Corte ha dicho que es obligación hacerlo siguiendo los lineamientos técnicos de la causal primera, con indicación de las normas de derecho sustancial que el juzgador aplicó indebidamente y de las que correlativamente dejó de aplicar, las razones jurídicas de este desacierto y, si la indebida calificación se originó en errores de apreciación probatoria, el señalamiento de cada uno de ellos, si de existencia, identidad, legalidad o convicción, y de su trascendencia o incidencia en la parte dispositiva del fallo.

En el caso que es objeto de estudio, el actor, aun cuando expresamente no lo dice, plantea incorrecta calificación jurídica de los hechos, pues sostiene que existió aplicación indebida de los artículos 323 y 324 del Código (29 y 30 de la Ley 40 de 1993), que describen el homicidio agravado, y falta de aplicación del artículo 331 del Código Penal, que trata de las lesiones personales.

Frente a la calificación demandada por el censor, el ataque, por los motivos ya expuestos, debió intentarse por la vía de la causal tercera, no por los cauces de la primera, puesto que la Corte no podría entrar a dictar fallo de sustitución por el delito de lesiones personales, estando llamado a juicio el procesado por el homicidio, sin incurrir en el motivo de casación previsto en la causal segunda».

(Auto de febrero 18 de 1997. Radicación 11.768. Magistrado Ponente: Dr. Fernando E. Arboleda Ripoll).

________________________________________