Auto 12484 de febrero 18 de 1997 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

•SALA DE CASACIÓN PENAL

DENUNCIA PENAL

NO DEBE SER ANÓNIMA

EXTRACTOS: «Lo que primeramente se advierte en la presente denuncia, es la ausencia de identificación de la persona que ha puesto en conocimiento de la autoridad los hechos antes relatados que eventualmente podrían constituir infracciones a la ley penal.

De la exigencia contenida en el artículo 27 del Código de Procedimiento Penal, en cuanto a que quien formule una denuncia lo haga bajo juramento, implícitamente se deriva la de su entidad, pues lo que con ello se pretende es que la acción penal se ejercite con seriedad y responsabilidad.

No cumpliéndose este presupuesto en el caso presente, dable es concluir que se trata de un denunciante anónimo quien no está en disposición de responder en caso de ser requerida su intervención, como necesaria es, dada la generalidad de los cargos que en el escrito de denuncia se formulan contra el parlamentario. Simplemente se evidencia la intención del ignoto personaje de ocultar su verdadera entidad, presumiblemente para abstenerse de asumir responsabilidades que puedan derivarse del ejercicio abusivo del derecho-deber de denunciar.

De otra parte, la Ley 190 de 1995 dispuso en su artículo 38 que en materia penal y disciplinaria sería aplicable el artículo 27 numeral 1º de la Ley 24 de 1992, a menos que existan medios probatorios suficientes sobre la comisión de un delito o infracción disciplinaria que permitan adelantar la actuación de oficio. La norma en cita, que regula el trámite y la recepción de quejas en la dirección respectiva de la Defensoría del Pueblo, dispone que se inadmitan las quejas que sean anónimas o que carezcan de fundamento.

Ello implica que las denuncias anónimas no tienen el mérito suficiente para activar la jurisdicción penal, bien para investigar preliminarmente o bien para abrir formal instrucción.

Y denuncia anónima es tanto aquella que carece de signatario como en general cualquiera respecto de la cual no se conoce quién la suscribe. Para el evento, no figura identidad alguna del denunciante. Por ello la Corte encuentra que se está ante la situación reglada por la precitada disposición.

En consecuencia, ha de inadmitirse el escrito de denuncia anónima contra el congresista F..., con fundamento en el artículo 27 de la Ley 24 de 1992, aplicable por remisión del artículo 38 del estatuto anticorrupción, toda vez que en el caso a estudio no se cuenta con ningún otro elemento de prueba que permita adelantar la investigación de oficio».

(Auto de febrero 18 de 1997. Radicación 12.484. Magistrado Ponente: Dr. Jorge Aníbal Gómez Gallego).

________________________________________