Auto 12517 de febrero 13 de 1997 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN TERCERA

Consejero Ponente:

Dr. Carlos Betancur Jaramillo

Ref.: Exp. 12.517

Apelación de Auto

Actor: Kamal Cariuty Asprilla.

Santafé de Bogotá, D.C., febrero trece de mil novecientos noventa y siete.

Demandada: Municipio de Istmina

EXTRACTOS: «La aprobación judicial de la conciliación no puede entenderse sino dentro de un marco que le permita al juez controlar el acuerdo nacido de la voluntad autónoma de las partes. Como una de ella resulta titular del interés general, la conciliación de conflictos entre ese interés y el de particulares, debe ser siempre examinada de modo tal que queden bien asegurados el equilibrio y la legalidad de ese acuerdo.

La sala destaca cómo en el presente asunto, no está debidamente demostrado el derecho del actor sobre el inmueble en el que está la construcción municipal. Hay dudas serias sobre la identidad del bien ocupado definitivamente por el municipio, tanto que el alcalde, en el acto de conciliación, afirma que “si en verdad está comprobado que los terrenos donde se está construyendo el matadero del municipio de Istmina, están en los terrenos del demandante yo propongo...”. Es decir que el representante de la entidad pública demandada jamás estuvo seguro de que el actor tenía derecho a la indemnización y condicionó su pago a la existencia de prueba clara sobre ese punto. Así “acepta” la propuesta la parte actora.

La afectación del tesoro principal, en este caso, sólo tendrá legitimación entre la comunidad, si la indemnización se paga al legítimo titular de derechos reales sobre el inmueble ocupado por la plaza de mercado de Istmina.

Como este extremo no está acreditado, no se aprobará la conciliación. Por lo demás, los tribunales, al presidir la conciliación no deben permanecer impasibles ante el acuerdo que pretenden lograr las partes. Y así por ejemplo, deben evitar conciliaciones que impliquen obligaciones condicionadas, sin mecanismos expresos que verifiquen el cumplimiento de la condición; deben procurar textos claros y precisos; y fomentar la justicia y la equidad del acuerdo. El asunto deberá continuar su trámite para su definición en el fallo, en el cual deberán despejarse las dudas que se observan. (C.E., Sec. Tercera, Auto feb. 13/97, Exp. 12517, M.P. Carlos Betancur Jaramillo)».

_______________________________________