Auto 12935 de abril 15 de 1997 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

•SALA DE CASACIÓN PENAL

CASACIÓN POR LA VÍA EXCEPCIONAL

FUNDAMENTACIÓN Y DEMANDA

EXTRACTOS: «1. Cuando el artículo 218 del Decreto 2700 de 1991 autoriza a la Sala de Casación Penal de la Corte, para aceptar el recurso de casación de manera discrecional como mecanismo de impugnación de las sentencias que en segunda instancia profieran los juzgados penales del circuito o los tribunales superiores, siempre y cuando en este último evento el delito de que se trate no contemple sanción privativa de la libertad o ésta sea inferior a seis años de prisión, no se está liberando la casación de aquellos requisitos que le son comunes en su concepción ordinaria, sino que antes bien, como efecto de su naturaleza excepcional, la propia interposición del recurso se ha condicionado, además de aquellos, al cumplimiento de algunas otras exigencias por medio de las cuales se debe acreditar o justificar su procedibilidad en estos casos.

2. Así, la conceptualización que la Sala ha hecho de este novedoso instituto, ha permitido fijar aquellos requerimientos que le son propios y lo caracterizan, los que además son constantemente reiterados y que en términos generales pueden escindirse así: a) debe el impugnante fundamentar, así sea en forma sumaria y breve, cuáles son los motivos que sustentan la viabilidad del recurso, enunciando en forma clara y precisa las razones en que se apoya la necesidad de buscar un pronunciamiento de la Corte para el desarrollo jurisprudencial o la garantía de los derechos fundamentales, y b) la remisión de los originales del expediente, a través de los cuales estudia la Sala si concurren los motivos aducidos como sustento para aceptar la casación excepcional en tales casos.

3. No se exige, entonces, que el impugnante presente al momento de interponer el recurso extraordinario en estos supuestos, que al propio tiempo incluya el libelo correspondiente. La finalidad del escrito sustentatorio a que se ha hecho referencia, tiende a respaldar lógica y jurídicamente la real presencia de alguna de las dos referidas causas que hacen conducente la casación excepcional, huelga repetir: el desarrollo de la jurisprudencia en una específica y concreta temática que debe puntualizarse, o la necesidad de que la Corte se pronuncie con miras a salvaguardar las garantías fundamentales de los sujetos procesales que se reputan quebrantadas.

4. Entonces, no puede confundirse este requisito que debe cumplir el recurrente, consistente en respaldar el objeto de su inconformidad y explicar fundamentalmente el origen de su discrepancia con la sentencia dentro de los referidos límites, cuya finalidad es orientar a la Corte en la valoración de los motivos a ser tenidos en cuenta en procura de la decisión de conceder o inadmitir el recurso, con la demanda que con posterioridad y de ser positiva su respuesta, debe igualmente aducir para formular los cargos específicos contra la sentencia, la cual en esta hipótesis sería igualmente objeto de análisis a efecto de determinar si satisface o no las exigencias formales señaladas en el artículo 225 del Código de Procedimiento Penal».

(Auto de abril 15 de 1997. Radicación 12.935. Magistrado Ponente: Dr. Carlos Augusto Gálvez Argote).

_______________________________