Auto 14579 de mayo 4 de 2000 

• CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN PENAL

CASACIÓN PENAL

REQUISITOS DE TÉCNICA

EXTRACTOS: «Ninguna vocación de prosperidad puede tener una demanda de casación cuando no cumple en lo más mínimo, como acontece en el asunto a examen, con los requisitos formales relacionados para el efecto en el artículo 225 del Código de Procedimiento Penal, sustituido por el hoy vigente artículo 8º de la Ley 553 del 13 de enero del presente año.

Ciertamente, si bien hoy en día admite esta Corte que no le es imperioso al actor el empleo de expresiones convencionales que denoten el sentido de la violación argüida —exclusión evidente, aplicación indebida e interpretación errónea—, y la especie de error en el que supuestamente incurrió el sentenciador —error de hecho o de derecho—, lo que sí le resulta absolutamente imprescindible además del señalamiento de la causal por medio de la cual pretende el derrumbamiento del fallo, es la indicación clara y precisa de sus fundamentos, como también la de las normas que el censor estima infringidas. Ello significa que en el desarrollo de la censura se debe acreditar a través de un juicio técnico-jurídico la real existencia del yerro alegado y la incidencia de un tal vicio en la sentencia impugnada, a tal punto trascendente que de no haberse cometido, otra muy distinta hubiese sido la decisión.

Ninguno de los mentados presupuestos acata el libelista, pues como si se tratara de otro alegato de instancia, previo señalamiento de los argumentos que a bien tuvo exponer ante el ad quem como fundamento de refutación de los cargos reprimidos, apenas si atina a indicar la causal por cuyo medio pretende se case la sentencia recurrida, pero omitiendo especificar si el ataque lo dirige por la vía de la violación directa o la indirecta, lo que conforme con el desarrollo de la censura tampoco resulta claro como lo impone el ordinal 3º del artículo 225 del Código de Procedimiento Penal».

(Auto de mayo 4 de 2000. Radicación 14.579. Magistrado Ponente: Dr. Jorge Aníbal Gómez Gallego).

___________________________________