Auto 16565 de diciembre 16 de 1999 

• CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN PENAL

Aprobado Acta Nº 200

Rad.: 16.565

Magistrado Ponente:

Dr. Édgar Lombana Trujillo

Santafé de Bogotá, D.C., dieciséis de diciembre de mil novecientos noventa y nueve.

EXTRACTOS: «La Sala expresado reiteradamente que “la estafa” se consuma en el lugar donde se obtiene el provecho patrimonial como consecuencia de la inducción en error” (CSJ, jun.20/88, citada por el colisionante), no necesariamente este lugar, en el que se aumenta el patrimonio a través de maquinaciones fraudulentas coincide con el sitio o lugar en donde se encuentra físicamente los bienes o derechos objeto material del ilícito.

La estafa se consuma en el propio instante en que debido a la inducción en error, el sujeto activo incorpora a su haber patrimonial bienes o derechos que hasta ese momento pertenecían a la víctima o a un tercero, y de los cuales el estafado se desprende, no por expresión de su libre voluntad, sino de su distorsionada comprensión de la realidad, situación a la que se llega a través del ardid, el engaño, las palabras o los hechos fingidos.

(...).

La noción de proyecto ilícito cuando se trata del bien jurídico del patrimonio, no se retire exclusivamente a dinero físico y en efectivo, sino también a otros derechos, como los de uso, goce y disposición sobre lo conseguido a través del delito que no siempre ni en todos los casos pueden de inmediato reducirse a sumas específicas, por lo cual el provecho ilícito podría concretarse antes de que se obtengan físicamente unos bienes o el valor monetario de los mismos e inclusive sin que esto ocurra.

(...).

3. En autos de 2 de diciembre de 1993, M.P. Dr. Jorge enrique Valencia M. de 5 de noviembre de 1994. M.P. Dr. Nilson Pinilla Pinilla y de 18 de febrero de 1998. M.P. Jorge Aníbal Gómez Gallego, la sala ha venido reiterando que en general los delitos contra el patrimonio, como la estafa, por ser de ejecución instantánea se consuman en el momento y en el lugar en el que efectúa el agente un acto externo de disposición de la cosa mueble ajena que demuestre claramente su intención de apropiarse de ella o de incorporarla a su patrimonio será competente el juez de esa misma jurisdicción. En el caso examinado el acto de incorporación del cultivo al patrimonio del procesado coincidió con la firma del “compromiso de partes” en la ciudad Valledupar».

____________________________________