Auto 19228 de marzo 19 de 2002 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN PENAL

COMPETENCIA DE LOS JUECES PENALES DEL CIRCUITO ESPECIALIZADOS

EN CUANTO A LOS DELITOS SEÑALADOS EN LA LEY 733 DE 2002

EXTRACTOS: «La Ley 733 de 2002 tuvo origen gubernamental y entre los motivos de su expedición se señala la necesidad de contar con una normatividad más severa que la prevista en la Ley 599 de 2000, que permita prevenir y sancionar ejemplarmente conductas como el secuestro, la extorsión y el terrorismo que de manera sensible vienen causando gran alarma social.

La citada normatividad que fue publicada en el Diario Oficial 44.693 del 31 de enero del año que avanza establece variaciones en el ámbito de competencia de los jueces penales del circuito especializados.

2.3. En efecto, la Ley 733 de 2002 introdujo modificaciones a los delitos de secuestro, extorsión, concierto para delinquir, omisión de denuncia, fuga de presos en la modalidad culposa y testaferrato, en aspectos tales como: el aumento del quantum punitivo, adicionar nuevas modalidades comportamentales, previsión de circunstancias de agravación y exclusión de beneficios y subrogados. Concluyendo finalmente en el artículo 14, sin que prevea excepción alguna que “el conocimiento de los delitos señalados en esta ley le corresponde a los jueces penales del circuito especializados”.

2.4.1. Competencia que atribuye la Ley 733 de 2002. Del contenido del artículo 14 de la citada disposición ha de colegirse de manera inequívoca que el legislador modificó las normas que atribuían competencia a los jueces penales del circuito especializados, esto es la señalada en el artículo 5º transitorio del Código de Procedimiento Penal, por cuanto, aplicado el artículo 14 en concordancia con lo dispuesto en el artículo 15 de la Ley 733 de 2002 al prever este último que lo dispuesto entrará a regir a partir de la fecha de su publicación y deroga todas las disposiciones que le sean contrarias, ello implica que todo cuanto se oponga a la nueva disposición, incluido para el caso, lo relativo a competencia debe entenderse derogado por la presente ley.

Esta afirmación conlleva a precisar que la competencia de los jueces penales del circuito especializados en cuanto tienen que ver con los delitos señalados en el texto de la nueva ley los comprende todos, independientemente de que se trate de conductas agravadas o no y por unas determinadas circunstancias, pues en este evento las comprende en su totalidad, es decir, el secuestro simple, el secuestro extorsivo, el simple agravado y el extorsivo agravado, la extorsión (independientemente de su cuantía al no haber sido considerado este aspecto como factor de competencia por lo que opera el principio “donde el legislador no ha hecho distinción alguna no le es dable al juez hacerla”), la extorsión agravada, el testaferrato cuando se realice en los eventos referidos por el inciso 2º del artículo 326 del Código Penal, el concierto para delinquir, en su modalidad básica y en cualquiera de los eventos a que se refiere el inciso 2º del artículo 8º de la ley en cuestión, la omisión de denuncia en los casos señalados por el inciso 2º del artículo 441, la fuga de presos en la modalidad culposa simple, inciso 1º, y la referida a los eventos planteados en el inciso 2º del artículo 450 del Código Penal.

2.4.2. Competencia que se conserva artículo 5º transitorio del Código de Procedimiento Penal. La competencia ya atribuida por el artículo 5º transitorio del Código de Procedimiento Penal en cuanto no haya sido objeto de regulación distinta por la nueva Ley 733 de 2002 se mantiene, es decir, que los juzgados penales del circuito especializados conservan la competencia señalada en los numerales 1º, 2º, 3º, 5º (en los términos precisados en la providencia del 28 de septiembre de 2001, ponente doctor Jorge Córdoba Poveda, radicación 18711), 6º, 8º, 9º, 10, 11, 12, 13 y 14 pues siguen conociendo del lavado de activos (C.P., arts. 323 y 324) y enriquecimiento ilícito de particulares (C.P., art. 327) cuando la cuantía sea o exceda de 50 salarios mínimos legales mensuales, límite no previsto para los eventos del inciso 2º del artículo 326 del Código Penal, al no oponerse en forma alguna estas disposiciones al contenido normativo de la Ley 733 de 2002».

(Auto de 19 de marzo de 2002. Radicación 19.228. Magistrado Ponente: Dr. Herman Galán Castellanos).

___________________________