Auto 1996-12023 de julio 7 de 2011

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN TERCERA

SUBSECCIÓN C

Radicación: 25000-23-26-000-1996-12023-01 (26.316)

Consejero Ponente:

Dr. Enrique Gil Botero

Actor: Alcira Chitiva Beltrán y otros.

Demandado: Municipio de Soacha.

Referencia: Incidente de regulación de honorarios

Bogotá, D.C., siete de julio de dos mil once.

Resuelve el despacho el incidente de regulación de honorarios formulado por el ex apoderado de la parte demandada, de conformidad con lo señalado por el artículo 69 del Código de Procedimiento Civil.

I. Antecedentes

El 12 de enero de 2010, el doctor Hernando Benavides Morales, solicitó la apertura de incidente de regulación de honorarios, por la gestión realizada como apoderado de la parte demandada en el proceso de la referencia.

Según el incidentalista, el 14 de abril de 1997, el Alcalde Municipal de Soacha, le confirió poder especial para adelantar, hasta su culminación, la defensa en el proceso ordinario de reparación directa, en contra del municipio de Soacha.

En virtud del poder otorgado, el 14 de abril de 1997, el abogado contestó la demanda y presentó algunos escritos.

II. Consideraciones

1. Conforme a la normatividad aplicable, los incidentes de regulación de honorarios que cursan dentro de un proceso no suspenden el mismo, sin embargo, la sentencia definitiva no puede proferirse si la decisión de éste se encuentra pendiente(1). Así las cosas, el despacho abordará el estudio del incidente presentado dentro de la oportunidad legal señalada por el artículo 69 del Código de Procedimiento CiviI(2), por el abogado Hernando Benavides Morales, honorarios generados en la gestión como apoderado judicial de la parte demandada.

2. De conformidad con el poder allegado al expediente (fl. 34, cdno. 1), se tiene que el Alcalde Municipal de Soacha designó como mandatario judicial al abogado Hernando Benavides Morales, el 14 de abril de 1997, para asumir la defensa del municipio de Soacha, en el proceso de reparación directa iniciado en su contra, por la muerte del menor Néstor Joaquín Chitiva Chitiva.

En proveído del 21 de octubre de 2003 el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, negó las pretensiones de la demanda; el apoderado de la parte demandante interpuso recurso de apelación contra la sentencia proferida el cual fue admitido mediante auto del 5 de febrero de 2004.

El Alcalde Municipal del municipio de Soacha, señor José Ernesto Martínez Tarquino, el 11 de agosto de 2009 otorgó poder a la abogada Concepción Castañeda Jiménez, para que asumiera la defensa del municipio de Soacha en el proceso de la referencia (fl. 141, cdno. 2); mediante auto del 30 de octubre de 2009 se le reconoció personería jurídica a la apoderada de la demandada.

El 12 de enero de 2010, el abogado Hernando Benavides Morales, presentó solicitud de regulación de honorarios, reclamando por tal concepto, la suma de treinta millones de pesos ($ 30'000.000) teniendo en cuenta que las pretensiones de la parte actora al momento de interposición de la demanda e indexada a la fecha superaría la suma de doscientos millones de pesos ($ 200'000.000).

El 14 de febrero de 2011, el Alcalde encargado del municipio de Soacha, señor Iván Mauricio Moreno Escobar, otorgó poder a la abogada Hermelinda López de Pardo para que asumiera la defensa del municipio (fl. 8, cdno. ppal.); mediante proveído del 2 de junio del mismo año se le reconoció personería jurídica.

Conforme a lo anterior, está demostrado, entonces, que el abogado Hernando Benavides Morales representó los intereses de la parte demandada en primera instancia. Sin embargo, no es posible, en este momento, fijar el valor exacto de los honorarios adeudados por las gestiones realizadas mediante incidente, pues de conformidad con lo pactado por las partes, el pago de los mismos se encuentra condicionado al resultado del proceso. Por tal razón la regulación de los honorarios se hará en la sentencia, siempre y cuando sea favorable a los intereses de la demandada.

3. El despacho, para determinar el porcentaje tarifario aplicable a los emolumentos del abogado, debe tener en cuenta el Acuerdo 1887 del 26 de junio de 2003 proferido por el Consejo Superior de la Judicatura, en el cual se establecen las respectivas tarifas para tal efecto.

El artículo sexto, de la normativa en cita, determinó que las tarifas aplicables en agencias en derecho, para los procesos contencioso administrativos en primera instancia y que tengan cuantía, serán hasta el 20% del valor de las pretensiones reconocidas o negadas en la sentencia y, en segunda instancia, hasta el 5%.

4. Como se encuentra demostrada la actuación realizada por el profesional del derecho en primera instancia, el porcentaje del 20% será la base aplicable para regular sus honorarios en primera instancia; el despacho señalará la labor realizada por el profesional del derecho en el transcurso del proceso.

En primera instancia, está acreditado que el proceso en el cual el demandado es el municipio de Soacha, la defensa la inició el abogado Benavides Morales, quien contestó la demanda y presentó una solicitud de perención que fue denegada.

Sin embargo, es evidente que el profesional del derecho, Hernando Benavides Morales, limitó su labor a la contestación de la demanda, por tal razón, no se le otorgará el 100% del 20% sino el 10%, es decir, el 2% del valor actual de las pretensiones.

Así las cosas, el despacho regulará los honorarios, de conformidad con lo establecido en el Acuerdo 1887 del Consejo Superior de la Judicatura, con la reducción ya señalada, condicionados, claro está, al resultado exitoso del proceso.

Por lo expuesto anteriormente se,

RESUELVE:

Se regulan los honorarios del doctor Hernando Benavides Morales, en forma condicionada, esto es, en el evento futuro de que el resultado del proceso en segunda instancia, sea favorable a la parte demandada. De cumplirse esta condición, ésta estará obligada a remunerar al doctor Hernando Benavides Morales, la suma equivalente en pesos, al 2% de la condena impuesta.

Cópiese, notifíquese y cúmplase.

Magistrado: Enrique Gil Botero.

(1) Artículo 137, numeral cuarto del Código de Procedimiento Civil: “...Por regla general los incidentes no suspenden el curso del proceso, pero la sentencia no se pronunciará mientras haya alguno pendiente, sin perjuicio de los que se deban resolver en ella y de lo dispuesto en los artículos 354 y 355...”.

(2) “... El apoderado principal o el sustituto a quien se le haya revocado el poder, sea que esté en curso el proceso o se adelante alguna actuación posterior a su terminación, podrá pedir al juez, dentro de los treinta días siguientes a la notificación del auto que admite dicha revocación, el cual no tendrá recursos, que se regulen los honorarios mediante incidente que se tramitará con independencia del proceso o de la actuación posterior. El monto de la regulación no podrá exceder del valor de los honorarios pactados...”.