Auto 2002-01312 de mayo 19 de 2011

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

SUBSECCIÓN B

Rad. 190012331000200201312 02 (0609-2010)

Consejero Ponente:

Dr. Víctor Hernando Alvarado Ardila

Actor: José Gregorio Duarte Durán

Demandado: Instituto Colombiano De Reforma Agraria - Incora

Recurso ordinario de súplica

Decide la Sala el recurso ordinario de súplica interpuesto por la parte demandada contra el auto de 13 de julio de 2010, mediante el cual la Consejera Ponente Bertha Lucía Ramírez de Paéz declaró desierto el recurso de apelación interpuesto por la parte demandada, contra la sentencia del 10 de diciembre de 2009 en la que el Tribunal Administrativo del Cauca accedió a las pretensiones de la demanda instaurada por José Gregorio Duarte Durán.

La decisión de la Consejera Ponente tuvo como fundamento el inciso 2º del artículo 212 del Código Contencioso Administrativo que dispone que si el recurso no se sustenta oportunamente, se declarará desierto y ejecutoriada la sentencia objeto del mismo.

Teniendo en cuenta lo anterior, se ordenó correr traslado a la parte recurrente por el término de 3 días, para que sustentará el recurso de apelación interpuesto.

El expediente quedó a disposición de la parte demandada para tales efectos, a partir del 4 de junio de las 8:00 a.m. por lo que el término para sustentar vencía el 9 de junio del mismo año a las 5:00 p.m. y la parte recurrente envió vía fax el escrito de sustentación el 9 de junio a las 9:09 p.m.

El recurso

El apoderado de la parte demandada, interpuso recurso ordinario de súplica contra el auto de 13 de julio de 2010, mediante el cual se declaró desierto el recurso de apelación interpuesto.

Si el memorial es recibido vía fax antes de la media noche del día que vence el término para determinada actuación, ha de entenderse su aducción al proceso como oportuna, conforme al artículo 59 del Código de Régimen Político y Municipal, y los artículos 1º y 6º de la Ley 527 de 1999.

En el caso sub lite el escrito de sustentación fue enviado vía fax, una vez finalizado el horario de atención al público, empero, esto no lo convierte en extemporáneo, por cuanto, llegó antes de que terminará el día en que fenecía el término para ello, es decir, fue recibido el mismo 9 de junio de 2010.

Para resolver, SE CONSIDERA

Corresponde a la Sala decidir el recurso ordinario de súplica interpuesto por la parte demandada contra la providencia del día 13 de julio de 2010, mediante la cual se declaró desierto el recurso de apelación interpuesto.

La Sala es competente para conocer del recurso ordinario de súplica de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 183 del Código Contencioso Administrativo, modificado por el artículo 57 de la Ley 446 de 1998.

El inciso 2º del artículo 212 del Código Contencioso Administrativo prevé que una vez recibido el expediente y efectuado el reparto, se dará traslado al recurrente por el término de tres días para que sustente el recurso, ahora bien, si el recurso no se sustenta dentro de la oportunidad, se declarará desierto y ejecutoriada la sentencia objeto del mismo.

Se observa, que la sustentación del recurso de apelación, se recibió en el despacho de la doctora Bertha Lucía Ramírez de Páez vía fax, el día 9 de junio de 2010 a las 9:09 p.m., por lo cual la secretaría lo radicó con sello de presentación del día siguiente, esto es, del 10 de junio.

Sobre la oportunidad de los documentos enviados vía fax en horas posteriores a las establecidas para la atención al público, el Consejo de Estado, Sección Tercera, Magistrada Ponente: Ruth Stella Correa, mediante auto de 25 de octubre de 2006(1) dentro del proceso 32210, Actor: Distrito Capital de Bogotá, manifestó:

“Cabe precisar que el hecho de que el escrito haya llegado vía fax 26 minutos después de haber cerrado la atención al público, no lo convierte en extemporáneo por cuanto llegó antes de que terminará el día en que venció el término (...).

(...).

“El estudio sistematizado de las normas que establecen la preclusión de los términos a la media noche del día en que se vencen, con aquellos que otorguen validez a los mensajes de datos, los cuales para su llegada al juzgado o tribunal de destino, no requiere que el juzgado se encuentre en el horario hábil o en el horario de atención al público, permite concluir que si el memorial llega vía fax antes de la media noche del día en que se vence el término, ha de entenderse su aducción al proceso como oportuna”.

Así las cosas, el término que tenía para sustentar el recurso de apelación la parte demandada, inició a partir del 4 de junio de 2010(2), es decir vencía el 9 de junio de 2010 y, aun cuando la Secretaría puso sello de recibido de 10 de junio, lo cual en principio haría extemporánea la sustentación del recurso por la hora de recibo, de acuerdo con la tesis trascrita anteriormente, los escritos y memoriales que se envíen vía fax a los diferentes despachos judiciales, se entenderán recibidos el día en que fueron enviados aún cuando se hayan recibido con posterioridad a las 5:00 de la tarde, hora en que termina la atención al público.

La Sala concluye que la parte demandada sustentó el recurso de apelación dentro de su oportunidad, esto es, el 9 de junio de 2010, no obstante el informe secretarial indique haberlo recibido el 10 de los mismos mes y año.

Finalmente, a través de la Ley 527 de 1999 “por la cual se define y reglamenta el acceso y uso de los mensajes de datos, del comercio electrónico y de las firmas digitales y se establecen las entidades de certificación y se dictan otras disposiciones” que a pesar de haber enunciado la importancia de los mensajes de datos, entre otros, y constituir un paso importante en materia de tecnologías, no desarrolló particularmente el valor de las pruebas documentales enviadas a través de fax; ahora bien, el Consejo Superior de la Judicatura mediante el Acuerdo PSAA06-3334 de marzo 6 de 2006, reglamentó la utilización de medios electrónicos e informáticos en el cumplimiento de las funciones de administración de justicia(3), señalando que respecto de los documentos enviados vía fax, no era aplicable la noción de mensaje de datos, generando un vacío legal y una contradicción con la misma Ley 527 de 1999 que en su artículo prevé este concepto para la información generada, enviada, recibida, almacenada o comunicada a través de telefax.

En consecuencia, a pesar de que existe una regulación en el tema de los mensajes de datos, no hay una reglamentación en materia de documentos enviados vía fax, no obstante lo anterior, esto no puede conducir al desconocimiento de los avances de la ciencia en pro de la administración judicial.

Las consideraciones que anteceden llevan a la Sala a revocar la decisión suplicada, para en su lugar admitir el recurso de apelación interpuesto por la parte demandada contra la sentencia del 10 de diciembre de 2009 proferida por el Tribunal Administrativo del Cauca.

Por lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda, Subsección B,

RESUELVE:

REVÓCASE el auto suplicado del 13 de julio de 2010 proferido por la doctora Bertha Lucía Ramírez de Páez, y en su lugar se dispone:

ADMÍTASE el recurso de apelación interpuesto por la parte demandada, contra la sentencia del 10 de diciembre de 2009 proferida por el Tribunal Administrativo del Cauca que accedió a las pretensiones de la demanda.

RECONÓCESE al abogado John Lincoln Cortés, identificado con C.C. 79.950.516 de Bogotá, y T.P. 153.211 del Consejo Superior de la Judicatura, como apoderado de la parte demandada en los términos y para los efectos del poder otorgado visible a folio 86 del expediente.

DEVUÉLVASE el expediente al despacho de origen para que continúe con el trámite, una vez notificado y en firme este auto.

Cópiese, notifíquese y cúmplase.

Esta providencia fue estudiada y aprobada por la Sala en sesión de la fecha.

(1) Posición que fue reiterada en providencia del 15 de agosto de 2007, M.P. Ramiro Saavedra Becerra. Radicación 30514. Actor: Yolimar Mora Mora y otro.

(2) Ver folio 91 (reverso).

(3) “ART. 1º—Mensaje de datos: es la información generada, enviada, recibida, almacenada o comunicada por medios electrónicos, ópticos o similares, como el correo electrónico e internet. Para efectos de la aplicación de este acuerdo la noción de mensaje de datos no aplica a documentos enviados vía fax”.