Auto 2006-02041 de diciembre 10 de 2012

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Radicación: 76001233100020060204101

Referencia: 19422

Consejero Ponente:

Dr. William Giraldo Giraldo

Actor: RTS Servicios de Salud Ltda.

Demandado: Municipio de Santiago de Cali

Bogotá, D.C., diez de diciembre de dos mil doce.

Nulidad y restablecimiento del derecho

Nulidad

Auto

Encontrándose el proceso para decidir sobre la admisión del recurso de apelación, interpuesto por la parte demandada, contra la sentencia del 28 de octubre de 2011, proferida por el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca, se advierte que se debe declarar la nulidad de todo lo actuado en el asunto de la referencia, por falta de competencia funcional, de acuerdo con las consideraciones que pasan a exponerse:

La sociedad RTS Servicios de Salud Ltda., por intermedio de apoderado judicial, formuló demanda, en ejercicio de la acción de nulidad y restablecimiento del derecho, contra el municipio de Santiago de Cali, con el objeto de que se declarara la nulidad de la liquidación oficial de revisión 0759 del 29 de octubre de 2004, y la Resolución 1681 del 27 de diciembre de 2005, por medio de la cual se resolvió el recurso de reconsideración interpuesto contra el anterior acto administrativo, proferidas por el Departamento Administrativo de Hacienda Municipal.

La actora estimó la cuantía de sus pretensiones en la suma de $ 89.133.000,00, que corresponde al saldo por pagar y sanción por inexactitud, contenida en los actos administrativos acusados.

La demanda de nulidad y restablecimiento del derecho, fue presentada el 5 de junio de 2006, en vigencia de la Ley 954 de 2005(1), por medio de la cual se modifican, adicionan y derogan algunos artículos de la citada Ley 446 y del Código Contencioso Administrativo, y se dictan otras disposiciones sobre competencia, descongestión, eficiencia y acceso a la administración de justicia.

En la Ley 954 de 2005, se readecuó temporalmente las competencias fijadas en la citada Ley 446, determinado en su artículo 1º lo siguiente:

“El parágrafo del artículo 164 de la Ley 446 de 1998, quedará así:

“PAR.—Las normas de competencia previstas en esta ley se aplicarán, mientras entran a operar los juzgados administrativos, así:

Los tribunales administrativos conocerán en única instancia de los procesos cuyas cuantías sean hasta de 100, 300, 500 y 1.500 salarios mínimos legales mensuales vigentes previstas en el artículo 42, según el caso, y en primera instancia cuando la cuantía exceda de los montos…” (resaltado no es del texto).

A su vez, el artículo 7º de la Ley 954 de 2005, determinó:

“Vigencia de la ley. La presente ley rige a partir de la fecha de su promulgación, en los términos pertinentes del artículo 164 de la Ley 446 de 1998, y deroga todas las disposiciones que le sean contrarias” (resaltado no es del texto).

De la interpretación de las normas transcritas se infiere que el presente proceso quedó de conocimiento del Tribunal Administrativo del Valle del Cauca, en única instancia, pues el valor de la pretensión no superaba los trescientos (300) salarios mínimos legales mensuales vigentes al momento de presentación de la demanda, esto es, la suma de $ 122.400.000(2).

Ahora bien, los juzgados administrativos entraron a operar a partir del 1º de agosto de 2006, según el Acuerdo PSAA06-3409 del 9 de mayo de 2006 de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, lo que significa que en esa fecha entraron en vigencia las competencias establecidas en la Ley 446 de 1998, de tal manera que este proceso debió pasar a conocimiento de los juzgados administrativos al quedar de nuevo de doble instancia, por cuanto para esa fecha el proceso no se encontraba al despacho para fallo, pues, según constancia que obra en el expediente(3), sólo hasta el 9 de noviembre de 2007 ingresó al despacho del magistrado sustanciador para fallo.

De acuerdo con lo dispuesto por el inciso 3º del artículo 164 de la Ley 446 de 1998(4), en consonancia con la fecha de entrada en funcionamiento de los juzgados administrativos, el tribunal debió remitir a dichos juzgados el proceso en el estado en que se encontraba, para que fuera tramitado y decidido en primera instancia.

Por tanto, se declarará la nulidad de todo lo actuado en este proceso, la cual es insaneable, por falta de competencia funcional del Tribunal Administrativo del Valle del Cauca para continuar conociendo del mismo en primera instancia, a partir del 1º de agosto de 2006, fecha para la cual entraron en funcionamiento los juzgados administrativos, de conformidad con lo establecido en los artículos 140 y 144 del Código de Procedimiento Civil, aplicables por remisión expresa del artículo 165 del Código Contencioso Administrativo.

Finalmente, se aclara que, de conformidad con el artículo 146 del Código de Procedimiento Civil, las pruebas debidamente decretadas y practicadas dentro del proceso, conservan su validez y tienen eficacia, respecto de quienes tuvieron oportunidad de contradecirlas.

En mérito de lo expuesto, el suscrito magistrado de la Sección Cuarta del Consejo de Estado,

RESUELVE:

DECLÁRASE la nulidad de todo lo actuado a partir del 1º de agosto del 2006, por lo expuesto en la parte motiva de la presente providencia.

En firme esta providencia, REMÍTASE el expediente a los juzgados administrativos del Circuito Judicial Administrativo de Santiago de Cali (reparto), para lo de su cargo.

Comuníquese esta decisión al Tribunal Administrativo del Valle del Cauca.

Cópiese, notifíquese y cúmplase.

Magistrado: William Giraldo Giraldo.

(1) Promulgada en el Diario Oficial 45.893 de 28 de abril de 2005.

(2) El salario mínimo legal mensual vigente en el año 2006 equivalía a la suma cuatrocientos ocho mil pesos ($ 408.000).

(3) Folio 596, expediente.

(4) “Los procesos en curso que eran de única instancia ante el Consejo de Estado o ante los tribunales y que quedaren de doble instancia se deberán enviar en el estado en que se encuentren al competente, según esta ley, salvo que hayan entrado al despacho para sentencia”.