Auto 2007-00041 de noviembre 11 de 2010

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

SUBSECCIÓN “B”

Rad.: 25000-23-25-000-2007-00041-01 (0260-09)

Consejero Ponente:

Dr. Gerardo Arenas Monsalve

Actor: María Stella Lancheros Torres

Demandado: Hospital de Engativá ESE

Bogotá, D.C., once de noviembre de dos mil diez.

Procede la Sala a resolver el impedimento manifestado por el magistrado Víctor Hernando Alvarado Ardila, de conformidad con lo establecido en el numeral 2º del artículo 160A del Código Contencioso Administrativo.

El magistrado Víctor Hernando Alvarado Ardila, manifiesta su impedimento para conocer de la presente acción, por cuanto puede estar incurso en la causal segunda prevista en el artículo 150 del Código de Procedimiento Civil, aplicable por remisión expresa del artículo 160 de Código Contencioso Administrativo, ya que su sobrino, el abogado Reinaldo Alvarado Bermúdez, fue apoderado en primera instancia del Hospital de Engativá ESE II en el presente proceso, a quien se le aceptó la renuncia del poder mediante auto de 27 de abril de 2009.

La Sala considera necesario resaltar que las causales de impedimento son taxativas y de aplicación restrictiva, comportan una excepción al cumplimiento de la función que le corresponde al juez, en el presente caso, y como tal, están debidamente delimitadas por el legislador y no pueden extenderse o ampliarse a criterio del funcionario judicial o de las partes.

En ese orden de ideas, el numeral 2º del artículo 150 del Código de Procedimiento Civil, establece como causal de impedimento o recusación “haber conocido del proceso en instancia anterior, el juez, su cónyuge o alguno de sus parientes indicados en el numeral precedente”, es decir, los parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad o primero civil.

La Sala considera que la expresión haber conocido el proceso en instancia anterior, se refiere a quien estando investido de las calidades de funcionario judicial(1) se haya pronunciado mediante providencia sobre el fondo de la controversia o sobre asuntos accidentales pero esenciales de la misma(2).

En ese orden de ideas y de conformidad con la disposición estudiada, la Sala observa que no se configura la causal alegada, pues esta no puede aplicarse por analogía o extenderse al caso de autos, lo anterior en virtud a que el abogado Reinaldo Alvarado Bermúdez, sobrino del Magistrado Sustanciador del proceso de la referencia, no ostentaba la calidad de funcionario judicial al momento en que intervino en el proceso, pues era apoderado de una de las partes en la controversia.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sección Segunda, Subsección B,

RESUELVE:

DECLÁRASE infundado el impedimento manifestado por el magistrado Víctor Hernando Alvarado Ardila.

DEVUÉLVASE el expediente al despacho de origen para lo de su competencia.

Notifíquese y cúmplase.

Magistrados: Bertha Lucía Ramírez de Páez—Gerardo Arenas Monsalve.

(1) El artículo 125 de la Ley 270 de 1996, Estatutaria de la Administración de Justicia, señala que tienen la calidad de funcionarios los magistrados de las corporaciones judiciales, los jueces de la República y los fiscales.

(2) En similar sentido ver, López Blanco, Hernán Fabio. Procedimiento Civil, Tomo I. Dupré Editores. Bogotá D.C, 2005. Pág. 234; Azula Camacho, Jaime. Manual de Derecho Procesal. Tomo II. Temis S. A. Bogotá D.C. 2000. Pág. 272.