Auto 2009-00027 de noviembre 30 de 2009 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Rad. 11001-03-27-000-2009-00027-00

Número interno: 17742

Consejera Ponente:

Dra. Martha Teresa Briceño de Valencia

Actor: Sociedad Industrias del Maíz S.A. - Corn Products Andina

Bogotá, D.C., treinta de noviembre de dos mil nueve.

Auto

Decide el despacho el recurso de reposición interpuesto por la apoderada de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales contra el auto de 21 de agosto de 2009, mediante el cual se admitió la demanda de nulidad y restablecimiento del derecho instaurada contra la Resolución 04951 de 17 de junio de 2005 que revocó la Resolución 3041 de 27 de abril de 2005 en la cual la entidad demandada clasificó el producto Corn Gluten Meal en una subpartida arancelaria diferente.

El recurso

En escrito visible a folios 215 a 219 del expediente obra el recurso de reposición interpuesto por la apoderada de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales quien considera que la acción de nulidad y restablecimiento del derecho debe rechazarse por caducidad.

Advierte que contrario a lo afirmado en la demanda, la notificación de la resolución atacada se surtió en debida forma, si se tiene en cuenta que mediante oficio 7000247-04483 de 20 de junio de 2005 la jefe del grupo de notificaciones y correspondencia remitió copia de la Resolución 4951 de 17 de junio de 2005 al interesado, pero Adpostal el 28 de junio de 2005 devolvió la citación, razón por la cual se publicó el aviso de notificación del acto en un diario de amplia circulación (portafolio) el día 12 de julio de 2005.

Por lo anterior, concluye que el término de caducidad de la acción empieza a contarse a partir del día siguiente a la publicación en el diario y no a partir de la fecha en que se le entregó copia del acto administrativo atacado, es decir el 9 de febrero de 2009, como lo considera la actora. El aceptarse esa fecha implicaría reabrir términos procesales ya vencidos, lo cual desconoce el debido proceso.

Finalmente se refiere a la definición del fenómeno jurídico de la caducidad de la acción, el cual es un presupuesto procesal para que proceda y en este caso no se cumple, por lo que no puede pretenderse prolongar en el tiempo la oportunidad para instaurar las acciones correspondientes, argumentando una irregularidad en la notificación que es inexistente.

Por lo anterior, solicita que se rechace la demanda presentada por caducidad de la acción.

El auto recurrido

El despacho en providencia de 21 de agosto de 2009 admitió la demanda instaurada, a través de apoderado, por la Sociedad Industrias del Maíz S.A. - Corn Products Andina, en ejercicio de la acción nulidad y restablecimiento del derecho contra la Resolución 04951 de 17 de junio de 2005.

En la misma providencia se ordenó notificar a la parte demandada y al Ministerio Público, fijar en lista el proceso y solicitar los antecedentes administrativos. Además se reconoció personería al apoderado de la parte actora.

PARA RESOLVER SE CONSIDERA:

La Sociedad Industrias del Maíz S.A. - Corn Products Andina, por intermedio de apoderada, pretende, con la acción instaurada, la nulidad de la Resolución 04951 de 17 de junio de 2005 dictada por la división de arancel de la subdirección técnica aduanera de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, por la cual se revocó la Resolución 3041 de 27 de abril del mismo año que clasificó un producto en una subpartida arancelaria diferente.

Procede, en primer lugar, precisar que según el inciso tercero del artículo 143 del Código Contencioso Administrativo, la demanda será rechazada de plano cuando la acción hubiere caducado. Para el caso, la acción que se instaura es la de nulidad y restablecimiento del derecho, por lo que el término para demandar en ejercicio de dicha acción es de cuatro (4) meses contados a partir del día siguiente al de la notificación del acto, según lo exige el numeral 2º del artículo 136 ibídem.

Teniendo en cuenta lo anterior, podría decirse en principio que, le asiste razón a la parte recurrente, quien afirma que el acto demandado se notificó por aviso publicado en un diario de amplia circulación, por lo que el término de caducidad empezaría a contarse a partir del día siguiente a la publicación (jul. 12/2005) y como la demanda se presentó solo hasta el 8 de junio de 2009, la acción estaría caduca.

No obstante, es precisamente la forma en que se notificó la resolución demandada la que se discute en la demanda, toda vez que en la misma se advierte que: i) la DIAN no notificó la resolución de revocatoria conforme a las normas de notificación señaladas en el estatuto aduanero (art. 563 y ss.), ii) la sociedad actora no recibió la notificación por correo, ni fue citada para realizar la notificación personal de la resolución de revocatoria que se demanda, iii) la notificación por aviso publicado en un periódico de amplia circulación nacional solo procede cuando la DIAN ha intentado en debida forma la notificación a la dirección correcta y iv) la publicación en el Diario Oficial no es una de las formas de notificación de las resoluciones de clasificación arancelaria a petición de particular. En el libelo inicial se sostiene que la resolución atacada no surtió efectos jurídicos ante la inexistencia de notificación en debida forma y que "solo tuvo conocimiento del contenido de la resolución ... cuando la DIAN entregó la fotocopia auténtica el 9 de febrero de 2009".

Se concluye de lo expuesto que uno de los puntos que alega la sociedad actora y que pretende discutir es la indebida notificación de la Resolución 04951 de 17 de junio de 2005, razón por la cual no es posible examinar el presupuesto de caducidad de la acción para admitir la demanda, tal como lo indicó este despacho sustanciador en el auto de 15 de julio de 2009 (fls. 26-27).

En este tema la Sala de sección ha considerado que en los procesos en los que se discute la notificación de los actos demandados, no procede el rechazo de plano de la demanda, toda vez que debe probarse dentro del trámite la forma cómo se surtió la notificación y la fecha de la misma, de manera que es al momento de proferir sentencia que corresponde al juez determinar si la acción interpuesta caducó o no(1).

En consecuencia, al discutirse en este caso la indebida notificación del acto demandado, asunto que deberá analizarse al dictarse decisión de fondo, no se repondrá el auto de 21 de agosto de 2009.

En mérito de lo expuesto, el despacho,

RESUELVE:

No reponer el auto de 21 de agosto de 2009.

Reconocer personería a la doctora María Cristina Arias Hernández como apoderada de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, conforme al poder que obra a folio 220.

Notifíquese.

Magistrada: Martha Teresa Briceño de Valencia.

(1) Ver autos de: 29 de octubre de 2009, Expediente 17811 y 13 de abril de 2005, Expediente 14960, M.P. Héctor J. Romero Díaz y de 1º de diciembre de 2000, Expediente 11326, M.P. Daniel Manrique Guzmán.