Auto 2009-00028 de abril 22 de 2009 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Ref.: Expediente 11001 03 24 000 2009 00028 00

Magistrada Ponente:

Dra. Martha Sofía Sanz Tobón

Actor: Dagoberto Emiliani Vergara

Bogotá, D.C., veintidós de abril de dos mil nueve.

EXTRACTOS: «Considera

El tribunal consideró que no era procedente conceder el recurso de apelación contra el auto que rechazó la adición de la demanda toda vez que en los procesos de pérdida de investidura el recurso de alzada está previsto para la sentencia que decide la solicitud, según lo dispuesto en el parágrafo 2º del artículo 48 de la Ley 617 de 2000.

La Sala comparte la apreciación del fallador de primera instancia por las razones que se exponen a continuación:

El legislador previó para los procesos de pérdida de investidura un trámite especial y sumario. Es así como la Ley 144 de 1994 lo concibió como un procedimiento de única instancia; normativa esta aplicable a la pérdida de investidura de concejales de conformidad con el artículo 55 de la Ley 134 de 1994.

En virtud de lo anterior, la Sala Plena del Consejo de Estado consideró que las sentencias que decidían la solicitud de pérdida de investidura de concejales no eran pasibles del recurso de apelación pero si del recurso especial extraordinario de revisión previsto en el artículo 17 de la Ley 144 de 1994 (1) .

Posteriormente, la Ley 617 de 2000 en su artículo 48 estableció las causales de pérdida de la investidura de diputados, concejales municipales y distritales y de miembros de juntas administradoras locales y en su parágrafo 2º señaló que la segunda instancia se surtirá ante el Consejo de Estado. Por esta razón, la Sala Plena de la corporación consideró que ante la posibilidad de una segunda instancia, desaparecía el recurso extraordinario de revisión en esta clase de procesos.

Ahora bien, la citada ley no se ocupó de señalar cuáles eran las providencias susceptibles de ser impugnadas por medio del recurso de apelación; no obstante, es evidente que la intención del legislador fue la de permitir que la sentencia que decidiera la solicitud de pérdida de investidura de los diputados y concejales municipales y distritales y miembros de juntas administradoras locales fuera revisada por el Consejo de Estado pero de ninguna manera que este procedimiento se convirtiera en un proceso ordinario y por ello, resulta evidente que dada la naturaleza especial del citado proceso, la única providencia apelable es la sentencia de primer grado.

De manera que, así como no es posible en el trámite de la pérdida de investidura la intervención de terceros y otros asuntos propios de las acciones ordinarias, tampoco es procedente el recurso de apelación contra las providencias diferentes a la sentencia que se dicten durante el proceso, razón por la cual estuvo bien denegado el recurso de apelación contra el auto que rechazó la adición de la demanda de la referencia, conforme se dispondrá en la parte resolutiva de esta providencia.

Por lo expuesto, la Sala

RESUELVE:

DECLÁRASE BIEN DENEGADO el recurso de apelación interpuesto contra el auto del 1º de septiembre de 2008 proferido por el Tribunal Administrativo de Sucre.

Devuélvase el expediente al tribunal de origen.

Cópiese, notifíquese y cúmplase.

La anterior providencia fue considerada y aprobada por la Sala en sesión de la fecha».

(1) Auto del 25 de enero 1995, M.P. Carlos Betancur Jaramillo. Expediente: AC-2220.

_________________________________________