Auto 2009-00399 de febrero 7 de 2011

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN TERCERA

SUBSECCIÓN C

Radicación número: 68001-23-31-000-2009-00399-01(38588)

Consejero Ponente:

Dr. Jaime Orlando Santofimio Gamboa

Actor: Martha Lucia Moreno Medellín y otros.

Demandado: Nación - Ministerio de Defensa y otros

Referencia: Reparación directa

Bogotá, D.C., siete de febrero de dos mil once.

Resuelve la subsección el recurso de apelación interpuesto por la parte demandante contra el auto del 28 de agosto de 2009, proferido por el Tribunal Administrativo de Santander, mediante el cual se rechazó la demanda por haber operado la caducidad de la acción.

I. Antecedentes

1. En demanda del 23 de julio de 2009, los señores Pedro Mariano Moreno Bermúdez, Marta Lucía Moreno Medellin, Pedro Moreno Moreno y Danilo Moreno Moreno, en ejercicio de la acción de reparación directa, solicitaron declarar administrativamente responsable a la Nación – Ministerio De Defensa Nacional – Policía Nacional por la muerte del agente de la Policía Nacional Jairo Enrique Moreno Moreno, acaecida el 9 de mayo de 2007 en la Vereda San Vicente del Municipio de Landázuri Santander, y que se les condene a pagar los perjuicios morales, materiales y por el daño a la vida de relación.

2. Se refirió en la demanda que la muerte del agente de la Policía Nacional Jairo Enrique Moreno Moreno se produjo el 9 de mayo de 2007, como consecuencia de la activación de un artefacto explosivo por parte de miembros del Frente 23 de las FARC y del Frente Guillermo Antonio Vásquez Bernal del ELN, en momentos en que policías del Escuadrón Móvil de Carabineros 52 se trasladaban en un camión por la vía que conduce de la Vereda San Vicente hacia el municipio de Landázuri.

3. En auto del 28 de agosto de 2009 el Tribunal Administrativo de Santander rechazó de plano la demanda por caducidad de la acción de reparación directa, señalando que los hechos que dieron lugar a la muerte del agente de la Policía Nacional Jairo Enrique Moreno Moreno ocurrieron el 9 de mayo de 2007, fecha a partir de la cual comenzó a contabilizarse el término de dos (2) años de caducidad de la acción de reparación directa; que el 24 de abril de 2009 la parte demandante presentó solicitud de conciliación extrajudicial, de cuya celebración se expidió constancia el 2 de junio de 2009; que el término de caducidad de la acción se interrumpió por un (1) mes y nueve (9) días, lo cual implica que la acción caducó el 19 de junio de 2009, y que la demanda se presentó el 23 de julio de 2009.

4. En escrito del 24 de mayo de 2010, la parte demandante sustentó el recurso de apelación interpuesto contra el auto del 28 de agosto de 2009, aduciendo que no había operado la caducidad de la acción pues el término de la misma debe entenderse adicionado en tres (3) meses continuos, al verse fracasada la etapa conciliatoria, tal y como lo ha determinado el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Tercera, Subsección B, siendo magistrado ponente el Dr. Ramiro Pazos Guerrero.

II. Consideraciones

1. El recurso de apelación interpuesto por el demandante se concreta en la contabilización de la suspensión del término de caducidad de la acción de reparación directa a que hacen referencia el artículo 21 de la Ley 640 de 2001 y el Decreto 1716 de 2009.

Conforme a dichas disposiciones, la presentación de la solicitud de conciliación extrajudicial en derecho ante el conciliador suspende el término de caducidad de la acción, hasta que se logre el acuerdo conciliatorio “o” hasta que el acta de conciliación se haya registrado en los casos en que este trámite sea exigido por la ley “o” hasta que se expidan las constancias a que se refiere el artículo 2º de la misma ley “o” hasta que se venza el término de tres (3) meses a que se refiere el artículo anterior, “lo que ocurra primero”.

La redacción de dicha disposición no deja duda alguna respecto de la forma en que opera la suspensión del término de caducidad de la acción, como consecuencia de la presentación de la solicitud de conciliación extrajudicial ante el agente del ministerio público, pues la utilización de la conjunción disyuntiva “o” entre los diversos eventos que le ponen fin a la misma implica que el acaecimiento de cualquiera de ellos reanuda la contabilización del término respectivo.

Además, el uso de la expresión “lo que ocurra primero” impide que se invoque arbitraria y convenientemente alguno de los eventos que dan lugar a la reanudación de la contabilización del término de caducidad, cuando hubieren ocurrido varios de ellos, como quiera que se incluye un elemento temporal que lo determina, esto es, el primero en el tiempo es el que genera el efecto procesal en referencia.

Así las cosas, no es posible afirmar que el término de caducidad de la acción “debe entenderse adicionado en tres (3) meses continuos, al verse fracasada la etapa conciliatoria”, como sostiene el recurrente.

2. En el presente caso se encuentra que la muerte del agente de la Policía Nacional Jairo Enrique Moreno Moreno se produjo el 9 de mayo de 2007, razón por la cual el término de dos (2) años para presentar la demanda de reparación directa se contabiliza entre el 10 de mayo de 2007 y el 10 de mayo de 2009.

No obstante, la solicitud de conciliación extrajudicial fue presentada por la parte demandante el 24 de abril de 2009 (fls. 39 a 44, cdno. ppal.) y la constancia de ausencia de acuerdo conciliatorio fue expedida el 2 de junio de 2009 (fl. 49, cdno. ppal.), lo cual significa que el término de caducidad de la acción de reparación directa se suspendió entre el 24 de abril y el 2 de junio de 2009, las dos fechas inclusive.

En consecuencia, se encuentra que entre el 10 de mayo de 2007 y el 23 de abril de 2009 transcurrieron un (1) año, once (11) meses y trece (13) días, restando diecisiete (17) días para que operara la caducidad de la acción, los cuales transcurrieron entre el 3 y el 19 de junio de 2009.

Esto significa que el 23 de julio de 2009, fecha de presentación de la demanda de reparación directa, ya había operado la caducidad de la acción y, por tanto, se imponía su rechazo como acertadamente lo dispuso el a-quo, en decisión que debe ser confirmada.

En mérito de lo expuesto, la Subsección C de la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Consejo de Estado,

RESUELVE:

1. CONFÍRMASE el auto del 28 de agosto de 2009, proferido por la Sala de Decisión del Tribunal Administrativo de Santander, mediante el cual se rechazó la demanda por haber operado la caducidad de la acción.

2. Ejecutoriado este auto, devuélvase el expediente al tribunal de origen.

Notifíquese y cúmplase.

Magistrados: Olga Mélida Valle de De la HozEnrique Gil BoteroJaime Orlando Santofimio Gamboa.