AUTO 2011-00158 DE JUNIO 4 DE 2014

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN TERCERA

Rad. 25000-23-26-000-2011-00158-01 (50284)

Consejero Ponente:

Dr. Carlos Alberto Zambrano Barrera

Actor: Caja de compensación familiar de Antioquia —Comfama—

Demandado: Nación – Ministerio de la Protección Social y otro

Ref.: Acción de reparación directa

Bogotá, D.C., cuatro de junio de dos mil catorce

EXTRACTOS: «Consideraciones

En sentir del apelante, las pruebas documentales allegadas al proceso, en copia simple, se deben tener en cuenta, pues resultan útiles para resolver la controversia.

Sobre este aspecto, el despacho observa que el tribunal de primera instancia ordenó (se transcribe tal como aparece en el texto original) “se dará el valor que la ley les otorgue a los documentos allegados con la demanda relacionada en acápite ‘VI. Pruebas - A. Documental’ visible a folio 51 del cuaderno principal” tal como lo disponen los artículos 183 del Código de Procedimiento Civil, en concordancia con el 289 ibídem, para que la parte contra la cual se aduzca pueda ejercer el derecho de contradicción. Así las cosas, tal como lo dispone el artículo 187 del Código de Procedimiento Civil, la valoración probatoria es objeto de pronunciamiento al momento de proferir la sentencia, o cuando se resuelva la controversia de fondo.

Ahora bien, respecto del interrogatorio de parte, se debe tener en cuenta que, ciertamente, a la luz de la nueva jurisprudencia de la Sección Tercera del Consejo de Estado, los consorcios y las uniones temporales pueden ser parte dentro de los procesos. En este asunto, el consorcio Fidufosyga 2005 se halla conformado por las sociedades Fiducolombia S.A., Fiduciaria la Previsora S.A., Fiduciaria Cafetera S.A., Fiducafé S.A., Fiduciaria de Occidente S.A., Fiduagraria S.A., Fiduciaria Bogotá S.A., (Fiducomercio S.A., absorbida por Fidubogotá S.A.) Fiduciaria Popular S.A., y Fiducoldex S.A., y una de tales sociedades (la Fiduciaria la Previsora) es una sociedad de economía mixta de carácter indirecto, del orden nacional, sometida al régimen de las empresas industriales y comerciales del Estado, como lo consagra el artículo 70 del Decreto 919 de 1989, vinculada al Ministerio de Hacienda y tiene como objeto la realización de todas las operaciones autorizadas a las sociedades fiduciarias por el Código de Comercio y el estatuto orgánico del sistema financiero.

Así, Fiduprevisora S.A es una sociedad pública sometida al régimen previsto para las empresas industriales y comerciales del Estado, de conformidad con lo dispuesto en el parágrafo 1º del artículo 38 de la Ley 489 del 1998. En armonía con lo expuesto, el inciso 1º del artículo 87 de la referida ley:

“Las empresas industriales y comerciales del Estado como integrantes de la Rama Ejecutiva del Poder Público, salvo disposición legal en contrario, gozan de los privilegios y prerrogativas que la Constitución Política y las leyes confieren a la Nación y a las entidades territoriales, según el caso”.

A su turno, según el artículo 199 del Código de Procedimiento Civil, “... No vale la confesión espontánea de los representantes judiciales de la Nación, los departamentos, las intendencias, las comisarías, los distritos especiales, los municipios y los establecimientos públicos.

“Tampoco podrá provocarse confesión mediante interrogatorio de dichos representantes, ni de las personas que le lleven la representación administrativa de tales entidades...”

En este orden de ideas, es dable concluir que, en este caso, está prohibida la confesión provocada del representante del consorcio Fidufosyga 2005, a través de un interrogatorio de parte, puesto que de ese consorcio hace parte la sociedad Fiduprevisora S.A., la cual está sometida al régimen previsto para las empresas industriales y comerciales del Estado, por lo cual goza de los mismos privilegios conferidos por la Constitución Política y por la ley a la Nación y a los entes territoriales, como también está sujeta a las prohibiciones del artículo 199 del Código de Procedimiento Civil y, aunque dicho consorcio está conformado por sociedades de carácter privado, la confesión del representante legal involucraría también a las de carácter público, ya que resulta imposible escindir la declaración de este para unas y otras, tal como lo estipula el artículo 200 del Código de Procedimiento Civil(4).

En mérito de lo expuesto, se

RESUELVE:

CONFÍRMASE el auto apelado del 9 de julio de 2013, proferido por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, por las razones expuestas en la parte motiva.

Notifíquese y cúmplase».

(4) “ART. 200.—Indivisibilidad de la confesión y divisibilidad de la declaración de parte. La confesión deberá aceptarse con las modificaciones, aclaraciones y explicaciones concernientes al hecho confesado, excepto cuando exista prueba que las desvirtúe. “Cuando la declaración de parte comprenda hechos distintos que no guarden íntima conexión con el confesado, aquellos se apreciarán separadamente”.