Auto 2011-00341 de diciembre 10 de 2012

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

Proceso: 250002331000-2011-00341-03

Rad. interno: 2011-0341

Consejera Ponente (e):

Dra. Susana Buitrago Valencia

Demandante: José Ignacio Lacouture Armenta

Demandado: Mario Solano Calderón

Bogotá, D.C., diez de diciembre de dos mil doce.

Auto que decreta nulidad electoral

En el momento de decidir sobre la admisión del recurso de apelación que interpuso el señor José Ignacio Lacouture Armenta contra la sentencia de 28 de junio de 2012 proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, advierte el Despacho que se configura una causal de nulidad insaneable por dar trámite a la demanda a través de proceso diferente al que corresponde.

I. Antecedentes

Con escrito de 8 de junio de 2011 (fls. 1-13), el señor José Ignacio Lacouture Armenta ejerció acción de nulidad electoral contra la expresión “por resto del período legal 2008-2011” contenida en el acta 24 de 11 de mayo de 2011 del Concejo de Bogotá D.C., por medio de la cual se eligió al señor Mario Solano Calderón, como Contralor Distrital.

Posteriormente, presentó el 26 de julio de 2011 memorial de corrección de la demanda e incluyó como pretensión adicional la nulidad parcial de los acuerdos 1 de 8 de marzo de 2011, adicionado por el 2 del 15 del mismo mes y año y el 008 de 2 de marzo de la misma anualidad, por medio de los cuales el Tribunal Administrativo de Cundinamarca y el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, respectivamente, convocaron a los interesados a integrar la terna de candidatos a la Contraloría de Bogotá, por contener una expresión similar respecto del período a la del acto de elección.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Primera, Sala de Conjueces, con auto de 24 de agosto de 2011, admitió la demanda como de simple nulidad, porque consideró que la misma estaba dirigida contra expresiones generales contenidas en los actos administrativos demandados a cuestionar solamente la legalidad del elemento temporal del acto de elección del señor Mario Solano Calderón como contralor de Bogotá, D.C., y negó la solicitud de suspensión provisional.

El 31 de agosto de 2011, el demandante presentó recurso de apelación contra el auto admisorio, porque no compartió la decisión de la Sala de Conjueces del Tribunal de adecuar la demanda a la acción de simple nulidad, ya que a su juicio “... no se trata de una expresión general sino particular referida al lapso por el cual fue elegido el contralor distrital: Mario Solano, y que por consiguiente, hace parte integral de dicho acto de elección, dado que el elemento temporal es inherente a la elección hasta el punto de que no es posible escindir aquella del tiempo para el cual se hace la misma como tampoco se puede escindir de la competencia de quien elige y mucho menos del régimen de calidades exigidos a los candidatos y el de incompatibilidades que enmarcan las aspiraciones de los candidatos” (fl. 177).

Surtido el recurso de alzada, el demandante señor Lacouture Armenta presentó oficio de 9 de febrero de 2012 con el que insistió ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Primera, Sala de Conjueces que “se readecúe la acción en trámite conforme a su verdadera naturaleza, esto es la de nulidad electoral...” (fl. 264).

Sin embargo, el tribunal profirió auto de 15 de febrero de 2012, en el cual dispuso atenerse a lo resuelto en el auto de 24 de agosto de 2011, por medio del cual se admitió la acción interpuesta por el señor Lacouture Armenta como de simple nulidad, pese a que lo pretendido fue que se diera curso a la demanda como proceso de nulidad electoral por tratarse de un asunto de esta naturaleza.

Con sentencia de 28 de junio de 2012 el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Primera, Sala de Conjueces, resolvió:

“Primero: declarar que la (sic) expresión por el resto del periodo legal 2008-2011 contenida en el Acuerdo 1 del 8 de marzo de 2011 aclarada por el Acuerdo 2 de 15 de marzo de 2011 del Tribunal Contencioso Administrativo, así como en el Acuerdo 8 del 2 de marzo de 2011 del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá y en acto administrativo contenido en el acta 24 del 11 de mayo de 2011 por medio del cual se eligió al señor Mario Solano Calderón por el Concejo de Bogotá, se encuentran ajustadas a la Constitucional Nacional y a la ley.

Segundo: negar la nulidad solicitada por el señor José Ignacio Lacouture respecto de la expresión por el resto del periodo legal 2008-2011 contenida en el Acuerdo 1 del 8 de marzo de 2011 aclarada por el Acuerdo 2 de 15 de marzo de 2011 del Tribunal Contencioso Administrativo, así como en el Acuerdo 8 del 2 de marzo de 2011 del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá y en acto administrativo contenido en el acta 24 del 11 de mayo de 2011 por medio del cual se eligió al señor Mario Solano Calderón” (fl. 350-351).

El demandante con escrito 9 de julio de 2012 impugnó la sentencia de primera de instancia por los siguientes motivos: (i) el trámite que se debido dar a la demanda es el de nulidad electoral, toda vez que esta “no se encuentra dirigida contra expresiones generales contenidas en los actos que regularon el procedimiento y elección del organismo de control sino particulares referidas al lapso por el cual fue elegido el contralor distrital, Mario Solano” (fl. 352); y (ii) el a quo, no puede aplicar las normas generales de los municipios al Distrito Capital, en razón a que este tiene su propio régimen político, administrativo y fiscal.

II. Consideraciones

En el caso en concreto, desde el auto admisorio de la demanda se le dio al proceso el trámite ordinario como si se tratara de una demanda de simple nulidad, pero el señor José Ignacio Lacouture Armenta demandó la nulidad del acto de elección el señor Mario Solano Calderón como contralor de Bogotá, D.C., en tanto consideró que se había producido por un periodo inadecuado.

Dada la naturaleza del acto acusado su control constitucional y legal a las voces del artículo 223 del Código Contencioso Administrativo, vigente para la época solamente es posible ejercerlo por la vía judicial del contencioso electoral que está regido por normas propias y especiales. En ese sentido, el trámite que debió dársele al proceso es el de acción de nulidad electoral.

Por lo anterior, se declarará la nulidad de todo lo actuado a partir del auto admisorio de la demanda, inclusive, con fundamento en el artículo 140, numeral 4º del Código de Procedimiento Civil, que dispone:

“ART. 140.—Causales de nulidad. El proceso es nulo en todo o en parte, solamente en los siguientes casos:

(...).

4. Cuando la demanda se tramite por proceso diferente al que corresponde”.

En mérito de lo expuesto, se

RESUELVE:

1. Declarar la nulidad de todo lo actuado, dentro del proceso 250002331000201100341-03, a partir del auto admisorio de la demanda, inclusive, proferido por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Primera, Sala de Conjueces.

2. Envíese inmediatamente el expediente al Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Primera, Sala de Conjueces.

Magistrada: Susana Buitrago Valencia.