Auto 2011-00483 de noviembre 13 de 2015

 

Auto 2011-00483 de noviembre 13 de 2015

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN TERCERA

SUBSECCIÓN B

Consejero Ponente:

Dr. Ramiro Pazos Guerrero

Exp.: 52910

Rad.: 760012331000201100483 01

Actor: Carlos Hernán Zapata Bermúdez y otros

Demandado: Nación Fiscalía General de la Nación

Naturaleza: Acción de Reparación Directa.

Bogotá D.C., trece de noviembre de dos mil quince.

Antecedentes

1. El 29 de abril del 2013, el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca profirió sentencia dentro del proceso de reparación directa, iniciado por el señor Carlos Hernán Zapata Bermúdez y otros, en contra de la Nación Fiscalía General de la Nación, mediante la cual se declaró a la entidad demandada administrativa y patrimonialmente responsable por los perjuicios causados a los demandantes, por la privación injusta de la libertad de que fue sujeto el aquí demandante y se negaron las demás pretensiones (fls. 363-380, cdno. 2).

2. El día 23 de septiembre de 2013, el apoderado de la parte demandante interpuso en término, recurso de apelación contra la sentencia mencionada (fls. 381-386, cdno. 2).

3. El día 24 de septiembre de 2014, La Fiscalía General de la Nación, por medio de apoderada judicial interpuso en término recurso de apelación en contra de la misma sentencia, en la que solicitó que se revocara la decisión del Tribunal Administrativo del Valle del Cauca. Junto al recurso se allegó poder debidamente otorgado a las abogadas Valeria Helena García Monroy y Luz Elena Ossa David, como apoderadas principal y sustituta, respectivamente, de la Fiscalía General de la Nación (fls. 387-396, cdno. 2).

4. Mediante auto del 30 de septiembre del 2013, el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca reconoció personería a la abogada Valeria Helena García Monroy (fl. 407, cdno. 2).

5. El 15 de octubre de 2013, a la audiencia de conciliación judicial ante el Tribunal Contencioso Administrativo del Valle del Cauca, asistió la abogada Luz Elena Ossa David, a quien se le reconoció personería jurídica para actuar como apoderada de la Fiscalía General de la Nación. En virtud del poder a ella otorgado como abogada sustituta, con las mismas facultades de la abogada principal (fl. 397, cdno. 2).

6. Durante la audiencia de conciliación la apoderada de la Fiscalía General de la Nación manifestó que el comité de conciliación de dicha entidad no se ha reunido, por tanto no les asiste ánimo conciliatorio. En consecuencia, solicitó que se continúe con el trámite del recurso de apelación interpuesto.

7. A su vez, el apoderado de la parte demandante solicitó declarar desierto el recurso de apelación interpuesto por la Fiscalía General de la Nación, toda vez que quien interpuso el recurso de apelación fue la abogada Valeria Helena García Monroy, quien actuó como apoderada principal, por lo que la abogada sustituta no cuenta con la capacidad para tomar la determinación de no conciliar y continuar con el trámite del recurso (fls. 417-419, cdno. 2).

8. Mediante auto del 16 de junio de 2014, el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca, negó la solicitud elevada por el apoderado de la parte demandante de declarar desierto el recurso presentado por la apoderada de la Fiscalía General de la Nación, por cuanto consideró que la actuación de la apoderada sustituta se encuentra validada en el poder a ella otorgando obrante a folio 397 del cuaderno 2 (fls. 444-446, cdno. 2).

9. En memorial del 24 de junio de 2014, el apoderado de la parte demandante interpuso recurso de reposición y en subsidio el de apelación, contra el auto mencionado. Alegó que la abogada principal no había autorizado de manera expresa a la abogada sustituta para actuar y que el Código de Procedimiento Civil prohíbe la actuación simultánea de apoderados en el proceso (fl. 447-449, cdno. 2).

10. En auto del 28 de octubre de 2014, el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca decidió no reponer el auto del 16 de junio de 2014. Manifestó que el apoderado de la parte actora realizó una interpretación errónea del artículo 66 del Código de Procedimiento Civil, pues en el poder de la abogada sustituta no fue otorgado por la principal, sino directamente por la entidad, Fiscalía General de la Nación, con las mismas facultades de desistir, conciliar total o parcialmente, y adelantar todas las diligencias del proceso a ambas. Finalmente, aclaró que el recurso de apelación en subsidio de el de reposición solicitado por el actor, no procede, de acuerdo a lo establecido en el artículo 51 inciso tercero del Código Contencioso Administrativo, que establece esta figura solamente en la vía gubernativa. Por lo anterior, concedió en efecto suspensivo los recursos de apelación interpuestos contra la sentencia del 29 de abril del 2013 (fls. 462-463, cdno. ppal.).

11. El 5 de noviembre de 2014, el apoderado de la parte demandante interpuso recurso de apelación, contra el auto que decidió no reponer la decisión de no declarar desierto el recurso de apelación interpuesto por la Fiscalía, en contra de la sentencia del 29 de abril de 2013. Reiteró la ilegalidad de la actuación simultánea de las dos abogadas de la Fiscalía General de la Nación, por lo que nuevamente solicitó que se declare desierto el recurso de apelación interpuesto por dicha entidad en contra de la sentencia del tribunal (fls. 465-469, cdno. ppal.).

9.(sic) En auto del 12 de noviembre de 2014, el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca concedió recurso de apelación contra el auto del 28 de octubre de 2014, proferido por el mismo tribunal (fls. 477, cdno. ppal.).

Consideraciones

Advierte el despacho que el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca, concedió en efecto suspensivo el recurso de apelación interpuesto por la parte actora, contra el auto que negó la reposición y, la concesión del recurso de apelación, teniendo en cuenta lo dispuesto en el artículo 322 del Código General del Proceso.

Lo anterior resulta contrario a la aplicación del Acuerdo SAA1310073 de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, que expuso que la aplicación del Código General del Procedimiento en los asuntos administrativos opere desde el 1º de enero de 2014, siempre y cuando se hubiere manejado el proceso desde la radicación de la demanda con dicha normatividad.

Así las cosas, teniendo en cuenta que el presente proceso no cumple con el presupuesto temporal mencionado, la cualidad de apelable del auto recurrido deberá estudiarse de acuerdo con lo establecido en el artículo 181 del Código Contencioso Administrativo.

En atención a la aplicación del mencionado artículo 181 del Código Contencioso Administrativo, se tiene que el auto que decide no declarar desierto el recurso de apelación no se encuentra establecido en una las causales taxativas de la norma para que proceda recurso de apelación en su contra, y por lo tanto dicho recurso no debió haber sido concedido por el tribunal.

Así, este despacho concluye que el recurso de apelación presentado por la parte demandante contra el auto del 28 de octubre de 2014, mediante el cual el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca decidió no reponer la decisión del auto que resolvió no declarar desierto el recurso de apelación presentado por la Fiscalía General de la Nación no es procedente.

No obstante lo anterior, advierte el despacho que mediante auto del 28 de octubre del 2014, el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca concedió en efecto suspensivo los recursos de apelación interpuestos por las partes en contra de la sentencia del 29 de abril del 2013, por tanto, en virtud del principio de celeridad y economía procesal se ordenará a la secretaría que se realice el reparto respectivo para que se estudie la admisión de los referidos recursos de apelación.

RESUELVE:

1. DECLARAR improcedente el recurso de apelación interpuesto por la parte demandante contra el auto del 28 de octubre de 2014, proferido por el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca, mediante el cual no se repuso el auto del 16 de junio de 2014.

2. ORDÉNESE por secretaría, realizar un nuevo reparto para esta sección con el fin de resolver sobre la admisibilidad los recursos de apelación interpuestos por la parte accionante y la Fiscalía General de la Nación contra la sentencia del 29 de abril de 2013, admitidos en el auto del 28 de octubre de 2014 por el a quo.

Notifíquese y cúmplase.

Magistrado: Ramiro Pazos Guerrero.