Auto 2012-00333 de febrero 26 de 2014

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Ref.: Expediente 25000232700020120033301 (20038)

Magistrado Sustanciador:

Dr. Hugo Fernando Bastidas Bárcenas

Demandante: Concretos y Pavimentos Ltda. contra DIAN.

Asunto: Apelación auto que declaró el desistimiento tácito de la demanda.

Bogotá, D. C., febrero veintiséis de dos mil catorce.

EXTRACTOS: «Consideraciones

En los términos del recurso de apelación, le corresponde a la Sala decidir si había lugar a declarar el desistimiento tácito de la demanda por no acreditar el pago de los gastos procesales fijados en el auto admisorio de la demanda. Para el efecto, la Sala se referirá, en general, al desistimiento tácito de la demanda previsto por la Ley 1395 de 2010.

Del desistimiento tácito de la demanda

La Ley 1395 de 2010 introdujo medidas en materia de descongestión judicial, entre otras, para la jurisdicción de lo contencioso administrativo. El artículo 65(1) de dicha ley modificó el numeral 4 del artículo 207 del Decreto 1 de 1984 y creó la figura del desistimiento tácito, con el fin de descongestionar los despachos judiciales y de garantizar los principios de eficacia y prontitud de la administración de justifica.

Esa norma dispuso que si dentro del mes siguiente al vencimiento del plazo otorgado por el juez no se acredita el pago de los gastos procesales, se entenderá que el demandante ha desistido de la demanda. En ese caso, aunque no existe una declaración formal y expresa de la intención de desistir, esa declaración se infiere por la inactividad del demandante.

En todo caso, debe precisarse que el término previsto en el numeral cuarto del artículo 207 del Decreto 1 de 1984 es perentorio, no preclusivo. De modo que así esté vencido el plazo para acreditar el pago de los gastos procesales, el demandante puede pagarlos y ese pago se entiende válido y eficaz.

El vencimiento del plazo perentorio puede implicar la mora en el trámite del proceso por la inactividad del demandante, pero no trae como consecuencia la pérdida del derecho de impulsar el proceso con el pago de los gastos procesales.

Adicionalmente, para que opere el desistimiento tácito de la demanda se requiere de una declaración judicial, pues se trata de una forma de terminación anormal del proceso, si se tiene en cuenta que implica la renuncia del derecho.

Del caso concreto

En el caso concreto, el Tribunal, mediante auto del 18 de abril de 2012, fijó los gastos ordinarios del proceso a cargo de la demandante y para que acreditara el pago le concedió un término de diez días, contados a partir de la notificación de esa providencia.

Según se advierte del expediente, ese auto se notificó por Estado el 10 de mayo de 2012, luego, el término para pagar los gastos del proceso corrió hasta el 25 de mayo de 2012, y el mes para decretar el desistimiento tácito venció el 25 de junio de 2012(2). Para el 13 de febrero de 2013, cuando el Tribunal Administrativo de Cundinamarca expidió el auto que decretó el desistimiento tácito, no existía prueba en el expediente de que el demandante hubiera realizado el pago de los gastos ordinarios del proceso.

Esa omisión, en principio, configuraría los presupuestos previstos en el numeral cuarto del artículo 207 del Decreto 1 de 1984 y facultaría al juez para declarar el desistimiento tácito de la demanda, como en efecto lo declaró el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en la providencia recurrida.

No obstante el 1º de marzo de 2013, la parte actora aportó al proceso, vía fax, dos memoriales. Uno en el que informaba el pago de los gastos procesales ordenados en el auto admisorio de la demanda. Y el otro que era una copia del comprobante de consignación(3), que da cuenta de que el 25 de mayo de 2012 pagó los gastos ordinarios del proceso. En ese memorial se ve el sello de recibido del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Cuarta, de fecha 25 de mayo de 2012.

Adicionalmente, el 13 de marzo de 2013, el apoderado de la sociedad actora aportó nuevamente el memorial que radicó el 25 de mayo de 2012 y el comprobante de consignación de esa misma fecha y alegó que el tribunal no tuvo en cuenta que “el pago de los gastos procesales ordenados en el auto notificado por Estado el 10 de mayo de 2012, fueron cancelados y allegados oportunamente al proceso el 25 de mayo de 2012, y desconozco la razón por la cual dicho memorial con la prueba del pago no obra dentro del expediente. Adjunto nuevamente la copia”.

Con ocasión del fax enviado por la sociedad actora, que daba cuenta del pago de los gastos procesales, la secretaría del Tribunal expidió la siguiente constancia:

“La secretaría informa al despacho que el memorial por el cual se informa sobre la cancelación de los gastos ordinarios del proceso no se encuentra incorporado al expediente y por esta razón se informó sobre el incumplimiento de tal obligación”(4).

Para la Sala, la sociedad actora probó que el 25 de mayo de 2012 aportó el comprobante de consignación que da cuenta del pago de los gastos procesales. El memorial aportado al expediente tiene sello de recibido por parte de la secretaría de la Sección Cuarta del Tribunal y, por ende, se presume que lo recibieron. La responsabilidad de que el memorial no se haya anexado no puede endilgarse a la sociedad actora.

Se concluye, entonces, que la parte actora acreditó el pago de los gastos procesales. Luego, el proceso debe continuar.

En consecuencia, la Sala revocará el auto que declaró el desistimiento tácito de la demanda y, en su lugar, ordenará al Tribunal que continúe con el trámite del proceso.

Por lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta,

RESUELVE:

1. Revócase el auto del 14 de febrero de 2013. En su lugar, ordénase al Tribunal Administrativo de Cundinamarca que continúe con el trámite del proceso, conforme con las razones expuestas en esta providencia.

2. Reconózcase personería para actuar, en representación de la DIAN, a la abogada Gloria Amparo Ramírez Peñuela, en los términos y para los fines del poder a ella conferido. Folio 268 del expediente.

3. Devuélvase el expediente al tribunal de origen.

Cópiese, notifíquese y cúmplase».

(1) “ART. 65.—El numeral 4 del artículo 207 del Código Contencioso Administrativo quedará así:

4. Que el demandante deposite, en el término que al efecto se le señale, la suma que prudencialmente se considere necesaria para pagar los gastos ordinarios del proceso, cuando hubiere lugar a ellos. El remanente, si existiere, se devolverá al interesado, cuando el proceso finalice.

Si dentro del mes siguiente al vencimiento del plazo previsto en el inciso anterior no se acredita el pago de los gastos procesales, se entenderá que el demandante ha desistido de la demanda y se procederá en forma inmediata al archivo del expediente”.

(2) De conformidad con el artículo 65 de la Ley 1395 de 2010 (derogado a partir del 2 de julio de 2012 por la Ley 1437 de 2011) Si dentro del mes siguiente al vencimiento del plazo previsto para el pago de los gastos del proceso, este no se acredita, se entenderá que el demandante ha desistido de la demanda y se procederá en forma inmediata al archivo del expediente.

(3) Folios 254 y 255 del expediente.

(4) Folio 256 del expediente.