Auto 2012-00403 de octubre 7 de 2013

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Consejo Ponente:

Jorge Octavio Ramírez Ramírez

Bogotá, D.C., siete (7) de octubre de dos mil trece (2013)

Proceso Impuesto sobre la renta

Demandante Banco Comercial AV Villas S.A.

Demandado UAE-DIAN

Radicado 25000233700020120040301 (20321)

Asunto Apelación del auto que negó prueba

Decisión Rechazar por improcedente el recurso de apelación

EXTRACTOS: «IV. Consideraciones

En primer término, corresponde al despacho determinar si es procedente el recurso de apelación contra el auto que negó la práctica de las pruebas solicitadas(1).

El artículo 243 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, consagra las providencias contra las cuales procede el recurso de apelación, en los siguientes términos:

“Son apelables las sentencias de primera instancia de los tribunales y de los jueces. También serán apelables los siguientes autos proferidos en la misma instancia por los jueces administrativos:  

“1. El que rechace la demanda.  

2. El que decrete una medida cautelar y el que resuelva los incidentes de responsabilidad y desacato en ese mismo trámite.  

3. El que ponga fin al proceso.  

4. El que apruebe conciliaciones extra judiciales o judiciales, recurso que solo podrá ser interpuesto por el Ministerio Público.  

5. El que resuelva la liquidación de la condena o de los perjuicios.  

6. El que decreta las nulidades procesales.  

7. El que niega la intervención de terceros.  

8. El que prescinda de la audiencia de pruebas.  

9. El que deniegue el decreto o práctica de alguna prueba pedida oportunamente.

Los autos a que se refieren los numerales 1º, 2º, 3º y 4º relacionados anteriormente, serán apelables cuando sean proferidos por los tribunales administrativos en primera instancia.

El recurso de apelación se concederá en el efecto suspensivo, salvo en los casos a que se refieren los numerales 2º, 6º, 7º y 9º de este artículo, que se concederán en el efecto devolutivo.  

“PAR.—La apelación solo procederá de conformidad con las normas del presente Código, incluso en aquellos trámites e incidentes que se rijan por el procedimiento civil”.(Negrillas fuera del texto).

De conformidad con el 243 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, únicamente serán apelables ante el Consejo de Estado, las providencias dictadas por los tribunales administrativos en los asuntos a que se refieren los numerales 1º, 2º, 3º y 4º de la norma ibídem, estos son los autos: (1) que rechace la demanda, (2) que decrete una medida cautelar y el que resuelva los incidentes de responsabilidad y desacato en ese mismo trámite, (3) el que ponga fin al proceso y (4) el que apruebe conciliaciones extrajudiciales o judiciales; recurso que solo podrá ser interpuesto por el Ministerio Público.

En este sentido, el auto a que se refiere el numeral 9º de artículo 243 “El que deniegue el decreto o práctica de alguna prueba pedida oportunamente”. Podrá apelarse únicamente cuando la decisión sea proferida por los jueces administrativos y la apelación la conozcan los tribunales administrativos.

Sobre la procedencia del recurso de apelación contra providencias, la Sección Tercera del Consejo de Estado se pronunció en providencia 2012-34 del 31 de enero de dos mil trece 2013, C.P. Enrique Gil Botero, y dijo:

“La forma de imprimirle un efecto útil a la norma mencionada, es entender que el legislador quiso que la procedencia del recurso estuviera integralmente regido en el Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, es decir, qué providencias son susceptibles de apelación, de conformidad con la enumeración contenida en el mismo  

(...) De otro lado, de conformidad con la interpretación histórica de la disposición, una vez consultados los antecedentes de la misma, se tiene que el objetivo o finalidad era que la procedencia de la apelación —es decir, los autos susceptibles de este recurso— estuviera única y exclusivamente definidos en la Ley 1437/2011, aunque el procedimiento o trámite se rija por el Código de Procedimiento Civil o normas concordantes”.(2) 

De conformidad con todo lo expuesto, la Ley 1437 de 2011 modificó las reglas aplicables a la apelación de autos proferidos por los tribunales administrativos. Por esta razón, el auto que negó la práctica de pruebas no se encuentra dentro de los apelables.

En consecuencia, el despacho rechazara por improcedente el recurso de apelación contra la providencia del 13 de junio de 2013, por medio de la cual el Tribunal Administrativo de Cundinamarca negó el decreto de algunas pruebas.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta,

V. Resuelve

SE RECHAZA por improcedente el recurso de apelación interpuesto por el demandante contra el auto del 13 de junio de 2013 del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, que negó el decreto de algunas pruebas.

Cópiese, notifíquese, y cúmplase. Devuélvase el expediente al Tribunal de origen».

(1) Fl. 482 del expediente.

(2) Antecedentes consultados en el borrador de la transcripción del acta de la sesión Nº 84 del 23 de abril de 2010, de la Comisión de Reforma del Código Contencioso Administrativo, documento que aún no ha sido objeto de publicación oficial, en el que textualmente se lee: “(...) Doctora Correa: Pero yo entendí que eso era lo que habíamos acordado, cierto? Que eso era lo que se iba a proponer. Es decir, que no va a haber más apelaciones que las que decimos nosotros y punto. No importa que el trámite se adelante por el procedimiento civil...” (Negrillas del original).