Sentencia 2012-00645 de junio 3 de 2014

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Rad.: 050012333000201200645 01 (20552)

Consejero Ponente:

Dr. Jorge Octavio Ramírez Ramírez

Proceso: devolución por pago de lo no debido - impuesto de registro y estampilla Pro Desarrollo Antioquia

Demandante: Colinversiones S.A. ESP

Demandada: departamento de Antioquia

Asunto: apelación interlocutorios

Bogotá, D.C., tres de junio de dos mil catorce.

EXTRACTOS: «II. Consideraciones

2.1. Correspondería al despacho, decidir el recurso de apelación interpuesto contra el auto que rechazó la demanda. Pero como observa que en la primera instancia el ponente carecía de competencia para darle curso a dicho recurso, ya que se subsanó la irregularidad advertida por el tribunal, se dejará sin efectos el auto que declaró de oficio la nulidad de todo lo actuado y concedió el recurso, por las razones que pasan a explicarse.

2.2. Al observarse con detalle el trámite procesal de primera instancia se constata, con absoluta claridad, que el auto que rechazó la demanda fue revocado mediante el auto del 15 de febrero de 2013, y en su lugar, se admitió la demanda.

En efecto, en esa providencia se precisó que la omisión que condujo al rechazo de la demanda —falta de envió de los traslados de la demanda—, no impedía que se profiriera una decisión de fondo, y por tal motivo, ordenó su admisión(1).

Así mismo, debe tenerse en cuenta que la falta de trámite del recurso de apelación no fue alegada por la parte demandante durante las demás etapas del proceso, amén de que ha seguido el trámite previsto en el Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo. Por tanto, se entiende saneada conforme a lo dispuesto en el numeral 4º del artículo 144 del Código de Procedimiento Civil(2).

1.3. En ese sentido, no resulta procedente tramitar el recurso de apelación por cuanto el mismo carece de objeto, en tanto no existe una irregularidad por recurrir.

1.4. En esas condiciones, el magistrado ponente no tenía competencia, como juez de primera instancia para anular lo actuado y ordenarle darle trámite al recurso. Falta de competencia que es insubsanable al tenor del artículo 140 numeral 2º del Código de Procedimiento Civil(3), que en concordancia con el artículo 357 ibídem(4), supone que tiene que anularse dicha providencia.

Podría ser discutible la existencia de dicha causal de nulidad pero lo que si es cierto y no está llamado a duda es que en virtud de la potestad del artículo 207 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo(5) y del artículo 25 de la Ley 1285 de 2010(6), el juez tanto de primera como de segunda instancia tiene amplias potestades para sanear las irregularidades o vicios que se presenten en el proceso como ocurre en el presente caso.

1.5. En consecuencia, se rechazará el recurso de apelación por improcedente y se dejará sin efectos el auto del 11 de septiembre de 2013, por medio del cual se concedió el recurso de apelación y se declaró la nulidad de todo lo actuado desde la admisión de la demanda. Por tanto, el Tribunal Administrativo de Antioquia debe seguir conociendo y tramitando el proceso de la referencia, dictando, como debe ser, la sentencia correspondiente.

En mérito de lo expuesto,

SE RESUELVE:

1. DEJAR SIN EFECTOS el auto del 11 de septiembre de 2013, proferido por el Tribunal Administrativo de Antioquia, por lo motivos expuestos en la parte motiva de esta providencia.

2. RECHÁZASE POR IMPROCEDENTE el recurso de apelación interpuesto contra el auto del 28 de enero de 2013, que rechazó la demanda.

3. Devuélvase el expediente al tribunal, para que siga conociendo del trámite del presente proceso».

(1) Folios 62-63, c.p.

(2) ART. 144.—Saneamiento de la nulidad. Artículo modificado por el artículo 1º, numeral 84 del Decreto 2282 de 1989. La nulidad se considerará saneada, en los siguientes casos:

(...).

4. Cuando a pesar del vicio, el acto procesal cumplió su finalidad y no se violó el derecho de defensa.

(3) ART. 140.—Causales de nulidad. Artículo modificado por el artículo 1º, numeral 80 del Decreto 2282 de 1989. El proceso es nulo en todo o en parte, solamente en los siguientes casos:

(...).

2. Cuando el juez carece de competencia.

(4) ART. 357.—Competencia del superior. Artículo modificado por el artículo 1º, numeral 175 del Decreto 2282 de 1989. La apelación se entiende interpuesta en lo desfavorable al apelante, y por lo tanto el superior no podrá enmendar la providencia en la parte que no fue objeto del recurso, salvo que en razón de la reforma fuere indispensable hacer modificaciones sobre puntos íntimamente relacionados con aquella. Sin embargo, cuando ambas partes hayan apelado o la que no apeló hubiere adherido al recurso, el superior resolverá sin limitaciones.

En la apelación de autos, el superior solo tendrá competencia para tramitar y decidir el recurso, liquidar costas y decretar copias y desgloses. Si el superior observa que en la actuación ante el inferior se incurrió en causal de nulidad que no fuere objeto de la apelación, procederá en la forma prevista en el artículo 145. Para estos fines el superior podrá solicitar las copias adicionales y los informes del inferior que estime conveniente.

Cuando se hubiere apelado de una sentencia inhibitoria y la revocare el superior, este deberá proferir decisión de mérito aun cuando fuere desfavorable al apelante.

(5) ART. 207.—Control de legalidad. Agotada cada etapa del proceso, el juez ejercerá el control de legalidad para sanear los vicios que acarrean nulidades, los cuales, salvo que se trate de hechos nuevos, no se podrán alegar en las etapas siguientes.

(6) ART. 25.—Agotada cada etapa del proceso, el juez ejercerá el control de legalidad para sanear los vicios que acarrean nulidades dentro del proceso, los cuales, salvo que se trate de hechos nuevos, no se podrán alegar en las etapas siguientes en aras de evitar dilaciones injustificadas.