Auto 2012-01848 de mayo 2 de 2013

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN CIVIL

Ref.: 11001-0203-000-2012-01848-00

Magistrado Ponente:

Dr. Arturo Solarte Rodríguez

Bogotá, D.C., dos de mayo de dos mil trece.

Con fundamento en lo establecido en los artículos 86 y 383 del Código de Procedimiento Civil, y como el libelo cumple las exigencias de rigor, se admite la demanda presentada por los señores Claudia Catalina, Carlos Roberto y María Fernanda Waldraff Escobar, a fin de que se revise la sentencia proferida el 11 de agosto de 2010 por la Sala Civil del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, dentro del proceso ejecutivo impulsado por Claudia Silvana y Eduardo Giuseppe Francisco Vernier Waldraff en representación de la sucesión ilíquida de la señora Helena Waldraff de Vernier contra Claudia Catalina, Carlos Roberto y María Fernanda Waldraff Escobar como herederos determinados del señor Francisco de Sales Waldraff Romero, los herederos indeterminados del mismo causante y el señor Jorge Leonardo Waldraff Romero.

No se accede a ordenar la práctica de las medidas cautelares solicitadas por los recurrentes, toda vez que no se encuentran ajustadas a los preceptos legales que permiten el decreto de las mismas en el trámite del recurso extraordinario de revisión (CPC, arts. 385 y 690).

Obsérvese que la medida cautelar de inscripción de la demanda en los procesos ordinarios —a los que remite el citado artículo 385 del Código de Procedimiento Civil— únicamente procede cuando la demanda “verse sobre dominio u otro derecho real principal, en bienes muebles o inmuebles, directamente o como consecuencia de una pretensión distinta o en subsidio de otra, o sobre una universalidad de bienes, de hecho o de derecho”.

Se destaca al respecto que la demanda de revisión no versa sobre dominio u otro derecho real principal, ni en forma directa ni como consecuencia de una pretensión distinta o en subsidio de otra, toda vez que la aspiración de la parte recurrente no apunta a obtener una declaración de certeza sobre la titularidad de ninguna clase de bienes —que además no precisa en su demanda—, sino para que se revise la sentencia que ordenó seguir adelante con la ejecución en el proceso antes identificado.

Por lo anterior, como la titularidad de los bienes respecto de los que se solicita el decreto de medidas cautelares no es consecuencia del pronunciamiento judicial que se impugna, no resulta procedente el decreto de las cautelas pedidas.

De conformidad con lo previsto por el artículo 87 del Código de Procedimiento Civil, y por el término de cinco (5) días, córrase traslado de la demanda a Claudia Silvana y Eduardo Giuseppe Francisco Vernier Waldraff en calidad de herederos de Helena Waldraff de Vernier, al señor Jorge Leonardo Waldraff Romero y a los herederos indeterminados del señor Francisco de Sales Waldraff Romero.

En los términos del artículo 318 del Código de Procedimiento Civil, emplácese a los herederos indeterminados del señor Francisco de Sales Waldraff Romero.

Notifíquese y cúmplase.

Magistrado: Arturo Solarte Rodríguez.