Auto 2013-00056 de junio 25 de 2014

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO.

SECCIÓN SEGUNDA

SUBSECCIÓN A

Rad.: 44001 23 33 000 2013 00056 01 (1418-2014)

Actor: Edwin Hubelín Almenarez Gómez

Demandada: ESE Hospital San José de Maicao

Autoridades locales / Apelación auto

Medio de control de nulidad y restablecimiento del derecho

Bogotá D.C., veinticinco de junio de dos mil catorce.

EXTRACTOS: «IV. Consideraciones de la Sala

Sea lo primero advertir la procedencia de la alzada interpuesta, ya que se encuentra prevista por el numeral 3º del artículo 243 de la Ley 1437 de 2011, formulada en la misma audiencia en que se profirió la decisión, con la debida sustentación; además, es la Sala competente para decidir de plano el recurso, en acatamiento a lo previsto por el artículo 125 ejusdem.

El asunto que convoca a la Sala se contrae a establecer si el tiempo durante el cual permanecen cerrados los Despachos Judiciales por razón de la vacancia laboral, tiene la facultad de suspender el término consagrado por el numeral 2º del artículo 164 de la Ley 1437 para impetrar válidamente la demanda contenciosa.

Al respecto baste explicar que, acorde con lo previsto por la norma en cita, el término de los cuatro (4) meses a que allí se hace alusión, es un lapso que corre inexorablemente en contra del sujeto activo del derecho reclamado, por lo que a él es a quien le asiste el deber de presentar su reclamación ante la jurisdicción y que, por tal virtud, la posibilidad de provocar la suspensión de su cómputo está prevista expresamente por el artículo 30 del Decreto 1716 de 2009, reglamentario del artículo 13 de la Ley 1285 de 2009, que contempla tal posibilidad mientras se realiza la diligencia de conciliación prejudicial y hasta por un tiempo máximo de tres (3) meses, al cabo del cual continua el cómputo respectivo hasta su vencimiento.

Examinada la actuación que nos ocupa, se muestra evidente que la motivación consignada en la providencia atacada se ajusta a la realidad que brota de los documentos allegados al plenario pues, habiéndose notificado el acto acusado al demandante el mismo día de su expedición, 27 de septiembre de 2012, el término de los cuatro (4) meses corrió inexorablemente hasta el 28 de enero de 2013, siendo suspendido con la formulación de la solicitud de conciliación prejudicial elevada ante el Ministerio Público el 24 de dicho mes, faltando tan sólo 3 días para su vencimiento.

Luego, una vez cumplida la audiencia de conciliación prejudicial declarada fallida el 6 de marzo siguiente, contaba el actor hasta el 10 de marzo de 2013 para impetrar válidamente la demanda contenciosa, fecha que, por tratarse de un día festivo (domingo), habilitaba para su presentación el día siguiente hábil que fue el 11 de marzo del año anterior.

Vistas así las cosas, como la demanda fue presentada por el apoderado del demandante en sede judicial hasta el 13 de marzo de 2013 (fl. 30 del presente cdno.), no le quedaba otro camino al a quo que declarar la caducidad de la acción. No es de recibo el argumento del impugnante, según el cual la vacancia judicial que se dio entre el 20 de diciembre de 2012 y el 10 de enero de 2013 sirve para interrumpir el término de caducidad, ya que en ninguno de esos días se cumplió el término de los 4 meses con que contaba para la presentación de su demanda, pues, como se explicó en precedencia, el término consagrado por el literal d) del numeral 2º del artículo 164 de la Ley 1437 de 2011 corre a cargo y en contra del interesado en reclamar sus derecho y es a este a quien se le deben imputar.

V. Conclusión

No prosperan los argumentos del apelante, por lo que la providencia atacada será confirmada sin modificación. Se dispondrá la devolución del expediente al tribunal de origen.

En mérito de lo expuesto, la Sala

RESUELVE:

CONFÍRMASE ÍNTEGRAMENTE el auto proferido por el Tribunal Administrativo de la Guajira dentro de la audiencia inicial celebrada el 19 de febrero del año en curso, por el cual declaró la nulidad de la actuación y dispuso el rechazo de la demanda por caducidad de la acción, por lo expuesto en la motivación anterior.

DEVUÉLVASE al tribunal de origen el expediente, para lo de su cargo.

Cópiese, notifíquese y cúmplase.

La anterior providencia fue considerada y aprobada por la Sala en sesión celebrada en la fecha».